Principio de existencia de la Empresa Unipersonal

Jueves, 22 de octubre de 2015

Derecho Societario

 

Principio de existencia de la Empresa Unipersonal

 

 

Autor: Dr. Roberto Salgado Valdez

 

 

Matrícula de Comercio

 

El principio de existencia de la Empresa Unipersonal de Responsabilidad Limitada es la fecha de la inscripción del acto constitutivo en el Registro Mercantil de su domicilio principal.  (Artículo 3, inciso primero de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada). 

 

La inscripción de la Empresa en el Registro Mercantil surtirá los efectos de la matrícula de comercio.  (Artículo 3, inciso tercero de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Libro especial de Empresas Unipersonales en Registro Mercantil

 

 

El Registrador Mercantil llevará un libro especial denominado "Registro de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada", que formará parte del Registro Mercantil, en el que se inscribirán los actos constitutivos de las empresas mencionadas, sus posteriores reformas o modificaciones. (Artículo 3, inciso segundo de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Aumento de capital de Empresa Unipersonal 

 

Si en cualquier momento de su existencia la Empresa resultare tener un capital asignado inferior al mínimo establecido en la Ley, en función de la remuneración básica unificada que entonces se hallare vigente, el gerente-propietario deberá proceder a aumentar dicho capital dentro del plazo de seis meses. Si dentro de este plazo la correspondiente escritura pública de aumento de capital asignado no se hubiere inscrito en el Registro Mercantil, la Empresa entrará inmediatamente en liquidación. (Artículo 21, inciso segundo).  ¿Es causa de disolución?.  Pero se trata, si lo es, de una causa distinta de las previstas en el artículo 51 de la Ley.  ¿Será por eso que se dice que ?entrará inmediatamente en liquidación? sin pasar por disolución?.  No lo creemos así.  Creemos que se trata de una causa de disolución que, producida, hace que la Empresa entre ?inmediatamente en liquidación?.

 

¿Pero, si el capital asignado es siempre fijo, entonces, cómo puede presentarse el caso de que la Empresa pueda tener ?un capital asignado inferior al mismo??.  Posiblemente lo que quiere decirse es que si sube la remuneración básica debe subir el capital empresarial mínimo.  Eso es un absurdo. Lo que puede presentarse es algo diferente: Que haya pérdidas que afecten al capital asignado, como lo prevé el artículo 55, numeral 3º de la Ley, como causa de disolución forzosa.  Pues, en ese caso, el gerente-propietario deberá proceder a absorber las pérdidas o aumentar el capital asignado en la cuantían suficiente para que supere la causa de disolución, incluyendo la posibilidad de capitalizar las reservas o las utilidades.  Por supuesto, estas decisiones deben instrumentarse ?dentro del plazo de seis meses? como lo establece la norma legal del artículo 21, inciso segundo, de la Ley.

 

El capital empresarial podrá aumentarse por cualesquiera de los siguientes medios:

 

Por nuevo aporte en dinero del gerente-propietario (lo cual implica que no pueden aportarse bienes); y,

 

Por capitalización de las reservas o de las utilidades de la Empresa.  (Artículo 22 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

En los aumentos, de capital, la entrega  -debió decirse ?la tradición?-   del aporte dinerario se efectuará una vez que se haga efectivo el numerario o el correspondiente cheque con la debida provisión de fondos, o mediante el respectivo depósito hecho por el gerente-propietario en una cuenta bancaria de la Empresa, antes del otorgamiento de la escritura pública correspondiente. (Artículo 28 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

En los aumentos de capital en que se hicieren aportes en dinero no será necesaria la apertura de la cuenta especial, bastando para el efecto que los dineros respectivos sean entregados a la Empresa en los términos de la Ley.  (Artículo 29, inciso segundo de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Con respecto al aumento de capital en estas Empresas, debemos señalar que en nuestro Proyecto de Ley adicionalmente agregamos como medios para hacerlo, aparte del aporte de bienes, lo relativo a ?compensación de créditos? y el de la ?reserva o superávit proveniente de revalorización de activos?, porque ambos casos pueden darse en estas Empresas pero al no permitir la Ley su capitalización, no podría hacérselo.  Así, siendo la Empresa Unipersonal una persona jurídica distinta del titular o gerente-propietario, éste podría dotarle de recursos económicos necesarios para la continuidad de la Empresa, salvaguardando los intereses de los acreedores.  Ese pasivo que surge en la contabilidad de la Empresa en favor del titular bien podría ser posteriormente capitalizado.  De igual manera los aspectos relativos a la reserva o superávit que pudieran generarse en el incremento del valor patrimonial en los bienes de propiedad de la Empresa, reserva o superávit que bien podría ser capitalizado por el titular, volviendo más real al balance, en beneficio de los acreedores empresariales.

 

Prohibición de disminución de capital en Empresa Unipersonal 

 

Por supuesto  la Empresa podrá reducir su capital social pero siempre y cuando no incurra en los siguientes casos:

 

Si el capital de la Empresa, después de la reducción, resultare inferior al mínimo establecido en la Ley; y,

 

Si la disminución determinare que el activo de la Empresa fuera inferior al pasivo. (Artículo 23 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

 

Administración y representación legal en Empresas Unipersonales

 

La Empresa Unipersonal de Responsabilidad Limitada, será administrada por su gerente-propietario, quien a su vez, será su representante legal.

 

La norma legal no permite que el representante legal sea otra persona distinta del gerente-propietario.  En nuestro criterio no cabía tal exigencia si se toma en consideración que la Empresa Unipersonal es una persona jurídica distinta de su constituyente.

 

Para legitimar su personería como representante legal de la Empresa el gerente-propietario utilizará una copia certificada actualizada de la escritura pública que contenga el acto constitutivo de la Empresa con la correspondiente inscripción en el Registro Mercantil, o una certificación actualizada del Registrador Mercantil en la que se acredite la existencia y denominación de la Empresa, domicilio principal, objeto, plazo de duración, capital empresarial y la identidad de su gerente propietario.

 

Se entenderá por copia o certificación actualizada la extendida durante los noventa días anteriores.  (Artículo 38 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Esta norma es absurda. Debería acreditarse la personería jurídica con un simple nombramiento inscrito en el registro Mercantil, como sucede en el caso de las Compañías.  Dios no quiera que deba incluirse como habilitante de una escritura pública a otra escritura pública como lo es la que contiene el acto constitutivo debidamente inscrito.

 

Alcance de la representación legal en Empresas Unipersonales

 

La representación legal de la Empresa se extenderá sin posibilidad de limitación alguna, a toda clase de actos y contratos relacionados directamente con el objeto empresarial y a todos los que tengan como finalidad ejercer los derechos o cumplir las obligaciones de la Empresa que se deriven de su existencia y de su actividad, así como los que tengan por objeto garantizar el cumplimiento de dichas obligaciones, en los términos señalados en el artículo 18 de la Ley.

 

El gerente-propietario no podrá ejecutar ni celebrar, a nombre de la Empresa, ningún acto o contrato distinto de los señalados anteriormente, obligándose en caso de violación, por ese hecho en forma personal e ilimitada.  (Artículo 39 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Apoderados del gerente-propietario

 

El gerente-propietario podrá designar uno o más apoderados generales de la Empresa, de conformidad con la ley.

 

Los poderes que el gerente-propietario otorgue deberán constar por escrituras públicas que se inscribirán en el Registro Mercantil del domicilio principal de la Empresa.

 

Si el poder fuere otorgado para la administración de una sucursal o establecimiento ubicado fuera del domicilio principal de la Empresa, la escritura correspondiente deberá, además, inscribirse en el Registro Mercantil del lugar en que funcione o deba funcionar tal sucursal o establecimiento. (Artículo 40 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

El gerente-propietario podrá también encargar o delegar, mediante el otorgamiento del correspondiente poder especial, una o más de las facultades administrativas y representativas que tuviere, sin necesidad del cumplimiento de las formalidades y procedimientos señalados anteriormente. (Artículo 41 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Gerente-propietario no puede realizar la misma actividad de la Empresa

 

El gerente-propietario y los apoderados no podrán realizar la misma actividad a la que se dedica la Empresa según su objeto empresarial, ni por cuenta propia ni por cuenta de otras personas naturales o jurídicas.

 

La violación a la norma establecida en el inciso que antecede, será sancionada con la pena establecida en el artículo 364 del Código Penal. (Artículo 42 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).  El Código Penal fue derogado por el Código Orgánico Integral Penal, con vigencia desde el 10 de agosto del 2014.

 

Prohibición de otorgar cauciones o fideicomisos mercantiles por cuenta propia 

 

El gerente-propietario y los apoderados no podrán otorgar ningún tipo de caución por cuenta propia para asegurar el cumplimiento de las obligaciones de la Empresa Unipersonal de Responsabilidad Limitada.

 

Tampoco lo podrán sus respectivos cónyuges ni sus ascendientes ni descendientes.

 

Toda caución otorgada con violación a la prohibición señalada carecerá de valor y no surtirá efecto alguno.

 

La prohibición también comprende a los fideicomisos mercantiles sobre bienes propios que de alguna manera tuvieren por finalidad garantizar las obligaciones de la Empresa.  (Artículo 43 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Prohibición de contratación con la propia Empresa

 

Salvo las excepciones establecidas en la Ley, es prohibido al gerente-propietario y a los apoderados negociar o contratar por cuenta propia, directa o indirectamente, con la Empresa Unipersonal de Responsabilidad Limitada que ellos administraren.

 

Se presume de derecho que existe negociación o contratación indirecta del administrador o del gerente propietario o del apoderado con la Empresa Unipersonal de Responsabilidad Limitada, cuando la operación se realizare con el cónyuge o cualquier pariente hasta el segundo grado de consanguinidad de éste o aquel.  (Artículo 44 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Se exceptúan de la referida prohibición los siguientes actos o contratos:

 

Las entregas de dineros hechas por el gerente? propietario a favor de la Empresa que administre, a título de mutuo o de simple depósito, sin intereses;

 

El comodato en que la Empresa fuere la comodataria y cualquier otro acto o contrato gratuito ejecutado o pactado en beneficio exclusivo de la empresa; y,

 

La prestación de servicios personales. (Artículo 45 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Relación de Empresa con gerente-propietario no es laboral

 

La relación entre el gerente-propietario y la Empresa no tendrá carácter laboral, por lo que dicha relación y la asignación mensual anteriormente mencionada no estarán sujetas al Código del Trabajo ni a la Ley del Seguro Social Obligatorio.  (Artículo 30, inciso tercero de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Contabilidad, utilidades, fondos de reserva de la Empresa Unipersonal

 

 La Empresa Unipersonal de Responsabilidad Limitada, deberá llevar su contabilidad de conformidad con la ley y reglamentos respectivos en la forma que más se adecue al giro de sus negocios.  (Artículo 46 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Anualmente, dentro de los noventa días posteriores a la terminación de cada ejercicio económico, la Empresa deberá cerrar sus cuentas y preparar su balance general y su cuenta de pérdidas y ganancias, siguiendo las normas establecidas en la Ley de Compañías y en los reglamentos correspondientes expedidos por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros en cuanto fueren aplicables.

 

He aquí una razón, establecida en la propia Ley, que reconoce que la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada se asemeja indudablemente a la Compañía de Responsabilidad Limitada, de modo que, al igual que en ella, dentro de los noventa días posteriores a la terminación de cada ejercicio económico, la Empresa deberá cerrar sus cuentas y preparar su balance general y su cuenta de pérdidas y ganancias, siguiendo las normas establecidas en la Ley de Compañías y en los reglamentos correspondientes expedidos por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros.

 

Una vez conocidos los resultados económicos de la Empresa, si las cuentas arrojaren algún beneficio, el gerente-propietario resolverá sobre el destino de las utilidades líquidas y realizadas que se hubieren obtenido en el año anterior, debiendo asignar para la formación o incremento del fondo de reserva legal de la Empresa por lo  menos un diez por ciento de dichas utilidades, hasta que dicho fondo alcance por lo menos el cincuenta por ciento del capital empresarial. Hecha tal asignación, y las que por mandato legal correspondan, el gerente?propietario podrá disponer libremente del saldo, ora conservándolo en la Empresa como reservas facultativas, ora retirándolo, en todo o en parte.

 

He aquí, una vez más, el reconocimiento que la propia Ley hace en el sentido de que estas Empresas indudablemente se asemejan a las Compañías Mercantiles, como lo es la de Responsabilidad Limitada, en las que también debe tomarse de las utilidades para la formación e incremento de los fondos de reserva legal o reservas facultativas.

 

Las asignaciones al fondo de reserva legal podrán invertirse y conservarse en valores de alta liquidez en el mercado y no podrán retirarse. (Artículo 47 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

De las resoluciones que anualmente tomare el gerente-propietario frente a los resultados económicos del año anterior se deberá dejar constancia en acta fechada y firmada por dicho gerente-propietario y por el contador de la Empresa, dentro del primer trimestre del calendario.

 

Un ejemplar de esta acta se protocolizará en una notaría del cantón en que la Empresa tuviere su domicilio principal, dentro de los noventa días siguientes, junto con el correspondiente balance general y el estado de la cuenta de pérdidas y ganancias de la Empresa.

 

Los notarios públicos deberán llevar un protocolo especial para la conservación de estos documentos, de los cuales sólo podrán conferir copias certificadas por orden judicial o por pedido del gerente-propietario de la correspondiente Empresa.

 

Si el gerente-propietario no protocolizare el acta y los estados financieros referidos anteriormente dentro del primer semestre del año correspondiente, responderá personal y solidariamente por todas las obligaciones que la Empresa hubiere contraído a partir del uno de enero del año anterior hasta que se efectúe la protocolización debida.  (Artículo 48 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).  

 

El gerente-propietario no podrá retirar las utilidades de la Empresa mientras las pérdidas  de años anteriores no hubieren sido totalmente amortizadas o compensadas. (Artículo 49 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

Las utilidades de las Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada y lo que retiren de ellas sus gerentes-propietarios, tendrán el mismo tratamiento tributario que establece la ley de la materia para las utilidades de las Compañías Anónimas y para los dividendos que ellas distribuyan entre sus accionistas, respectivamente. (Artículo 67 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

He aquí otro reconocimiento que la Ley hace con respecto a la semejanza de estas Empresas con las Compañías Mercantiles y, en este caso, con las Compañías Anónimas, en cuanto se refiere al tratamiento simultáneo con respecto a las utilidades anuales.

 

Las pérdidas podrán ser amortizadas o compensadas con reservas, con utilidades, o con aportes a fondo perdido por parte del mismo gerente-propietario, o con cualquier otro recurso permitido para las Sociedades sujetas al control de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros. (Artículo 50 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).


Vuelve la Ley a hacer el reconocimiento de la semejanza de estas Empresas con las Compañías Mercantiles.

 

Los acreedores personales del gerente-propietario no podrán cobrar sus créditos en los bienes de la Empresa, pero sí podrán embargar las utilidades que aquel retire.

 

Si el ejercicio del derecho que queda mencionado no permitiere el cobro de sus créditos vencidos, cualquier acreedor personal del gerente-propietario de la Empresa podrá solicitar al juez que decrete la liquidación de la misma; pero el gerente-propietario podrá impedir que se consuma dicha medida pagando al acreedor o acreedores que lo hubieren solicitado, más las costas judiciales que se hubieren ocasionado. (Artículo 52 de la Ley de Empresas Unipersonales de Responsabilidad Limitada).

 

 

 

Artículo publicado en el ?Tratado de Derecho Empresarial y Societario? Tomo I

 

 

Change password



Loading..