La Impugnación y los Recursos que contempla el COGEP

Martes, 29 de marzo de 2016

Análisis Jurídico

 

La Impugnación y los Recursos que contempla el COGEP

 

 

Autor: Dr. José García Falconí

 

Este artículo está dedicado a la Universidad Central del Ecuador, centro de estudios superior más importante del país en su fecha de aniversario de fundación, con mi agradecimiento eterno de haberme abierto sus puertas durante más de dos décadas como profesor de la materia Derecho Procesal Civil, reconociendo que he recibido mucho más de lo que he dado al retirarme después de unos pocos meses por haber cumplido setenta años de edad.

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Como señalo en mi obra ANALISIS JURÍDICO TEÓRICO-PRÁCTICO DEL COGEP que está dedicado a mis estudiantes de derecho de la Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Central del Ecuador, con el mayor de los afectos, el país especialmente la Asamblea Nacional con el Consejo de la Judicatura han diseñado e implementado una visión sistémica de política pública, aplicando la garantía normativa del Art. 84 de la Constitución de la República, dictando el COGEP que se encuentra publicado en el Registro Oficial Suplemento No. 506 del 22 de mayo de 2015, el mismo que entrará en plena vigencia el 23 de mayo del presento año, cuerpo de leyes que tiene influencia en el Código Modelo Iberoamericano, en las legislaciones uruguaya, peruana, colombiana, panameña, mexicana y española, en la que se implementan el proceso por audiencias, que ya lo contempla legislaciones como la de Brasil, Perú, Uruguay, España, entre otros.

 

Conforme he manifestado públicamente, el COGEP implica sin duda alguna un reto, pues es:

 

a. Una nueva forma de administrar justicia;

b. Una nueva forma de ejercer la profesión de abogado;

c. Revoluciona totalmente la forma en la que se enseña el derecho; esto es enseñar un derecho por instituciones; y además técnicas para argumentar y adquirir cierta capacidad expositiva y de convencimiento.

 

He aquí la misión de la Escuela Judicial, de las Facultades de Derecho de las Universidades y de los Colegios de Abogados.

 

La tarea prioritaria de la Escuela Judicial es capacitar en las técnicas del nuevo proceso a los juzgadores que van a ser directores del proceso, una vez que entre en vigencia el COGEP, esto es después de menos de dos meses a esta fecha; todo ello sin perjuicio de una intensa actividad curricular, mediante curso directamente vinculados con la práctica forense, poniendo énfasis especial en las reglas y técnicas de nuevos procesos por audiencias, y esto no solo a los juzgadores, sino también a los abogados y más operadores de justicia.

 

Hace falta igualmente una reforma universitaria que desarrolle e incentive las destrezas esenciales en litigación oral en los estudiantes de abogacía.

 

Además la misión de los colegios de abogados es fundamental para que funcione el COGEP, con un trabajo en conjunto con la Escuela Judicial, para que de esta manera tenga éxito el nuevo modelo de justicia.

 

 

 

NORMATIVA CONSTITUCIONAL

 

El Art. 75, de la Constitución de la República, dice: ?Toda persona tiene derecho al acceso gratuito a la justicia y a la tutela efectiva, imparcial y expedita de sus derechos e intereses, con sujeción a los principios de inmediación y celeridad; en ningún caso quedará en indefensión. El incumplimiento de las resoluciones judiciales será sancionado por la ley?.

El Art. 76 No. 7 letra m), de la Constitución de la República, dispone: ?En todo proceso en el que se determinen derechos y obligaciones de cualquier orden, se asegurará el derecho al debido proceso que incluirá las siguientes garantías básicas: (?) 7. El derecho de las personas a la defensa incluirá las siguientes garantías: (?) m) Recurrir el fallo o resolución en todos los procedimientos en los que se decida sobre sus derechos?.

 

NORMATIVA INTERNACIONAL

 

El recurso nace en el siglo XX, con la difusión de las normas, de los pactos, y convenios internacionales.

 

El Art. 8, Sección Segunda, letra h), de la Convención Interamericana de Derechos Humanos, conocido como Pacto de San José de Costa Rica; y, el Art. 14 inciso quinto, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, reconocen el derecho a recurrir a un tribunal superior; recordando que ambas Convenciones se encuentran citadas en el Considerando del Código Orgánico de la Función Judicial, por tal forman parte del bloque de constitucionalidad y del ordenamiento jurídico del país, por disposición de los Arts. 424, 425 y 426 de la Constitución de la República; 4 y 5 del Código Orgánico de la Función Judicial.

 

 

NORMATIVA SUSTANTIVA

 

El Libro III, Título IV, del COGEP trata sobre la impugnación y sus reglas generales desde el Art. 250 al 252; sobre los recursos horizontales de aclaración, ampliación, revocatoria y reforma, desde el Art. 253 al 255; sobre el recurso vertical y ordinario de apelación desde el Art. 256 al 265; sobre el recurso vertical y extraordinario de casación desde el Art. 266 al 277; y sobre el recurso ordinario vertical de hecho desde el Art. 278 al 283.

 

Debo anotar que este cuerpo de leyes no regula al recurso de revisión, que si constaba en el Proyecto del 2012, lo cual merece un análisis jurídico, que lo hago en la obra sobre esta materia.

 

El COIP trata en el libro II, Titulo IX, Capítulo I al V sobre la impugnación en el Art. 652; sobre la apelación en los Arts. 653 al 655; sobre la casación en los Arts. 656 y 657, sobre el de revisión en los Arts. 658 al 660; y sobre el derecho en el Art. 661.

 

Aclaro que el Art. 250 inciso primero del COGEP trata sobre la impugnabilidad subjetiva; el inciso segundo del 250 sobre la impugnabilidad objetiva; el 251 sobre las clases de recursos; y el 252 sobre el requisito especial y el efecto de admisibilidad de recursos sucesivos o subsidiarios; esto es la improcedencia de interponer en el mismo acto procesal, recursos horizontales y verticales sucesivos.

 

Igualmente para entender la impugnación en nuestro ordenamiento jurídico, es fundamental tener en cuenta los siguientes artículos del Código Orgánico de la Función Judicial: 124; 164.2; 195.2.3; 201.2; 333 inciso segundo; 335.2.9, entre otros.

 

 

¿QUÉ ES IMPUGNAR?

 

El Título IV, del Libro Tercero, del COGEP, trata sobre la impugnación, y luego de los recursos, de aquí la interrogante: ¿Qué es impugnación?

 

Impugnar, viene del latín impugnare. Verbo transitivo de combatir, contradecir, refutar. En Derecho: interponer un recurso contra una resolución judicial.

La etapa de impugnación, es un proceso independiente en su régimen, es decir tiene requisitos, procedimientos, y efectos distintos al proceso.

 

Como señala Jorge Clariá Olmedo, impugnar, es no estar de acuerdo con una providencia, auto o sentencia dictada por el juzgador.

 

 

EL DERECHO A RECURRIR

 

El maestro Hernando Devis Echandía en su obra TEORÍA GENERAL DEL PROCESO, señala: ?Puede hablarse de un derecho de recurrir, cuya naturaleza es estrictamente procesal y que es uno de los varios que surgen de la relación jurídica procesal. Se trata de un derecho subjetivo de quienes intervienen en el proceso a cualquier título y condición, para que se corrijan los errores del juez, que le causan gravamen o perjuicio.

 

Los errores de las partes o intervinientes no dan lugar a recursos, sino indirectamente, en cuanto pueden conducir al juez a cometerlos también?.

 

Agrega: ?El recurso es un acto procesal exclusivo de los litigantes (partes e intervinientes), como el proveimiento lo es del juez?.

 

Termina señalando: ?El recurso es un acto del proceso y con ellos se descarta la pertinencia de hablar del recurso cuando se trata de un nuevo proceso (?)?.

 

 

¿QUÉ ES RECURSO?

 

Como señala Eduardo Couture, recurso quiere decir regreso al punto de partida ?Es un recorrer, correr de nuevo el camino ya hecho. Jurídicamente la palabra denota tanto el recorrido que se hace nuevamente mediante otra instancia, como el medio de impugnación por virtud del cual se recurre el proceso?. De tal modo, que los recursos se refieren generalmente a los medios de impugnación de las resoluciones judiciales.

 

De lo anotado se desprende, que el recurso como medio técnico de impugnación y subsanación de los errores que eventualmente pueda adolecer una providencia judicial, dirigido a provocar la revisión de ella, ya sea por el juzgador que la dictó (recursos horizontales) o por otro de superior jerarquía (recursos verticales); esto es, como dicen los tratadistas en la materia que el recurso en su dinámica es un acto de impugnación de resoluciones judiciales.

 

De tal manera que recurso, es el instrumento adecuado y necesario, para que el procedimiento de los actos de la justicia sean realmente una garantía jurídica para los administrados. De tal manera, son remedios procesales para curar enfermedades que adolece el proceso, pues como señala el maestro Carnelutti: ?Son el modo de fiscalizar la justicia de lo resuelto?.

 

Para analizar jurídicamente los recursos, es menester diferenciar, entre acción y recurso; así, acción, es un derecho público subjetivo que requiere la intervención del órgano jurisdiccional para la protección de una pretensión jurídica; mientras que, recursos, son los medios que la ley concede a los sujetos procesales, que en el COGEP son: actor, demandado, terceros, esto es las partes intervinientes y cuando los procesos tengan relación con los intereses patrimoniales del Estado, también está legitimado para impugnar las providencias judiciales, el Procurador General del Estado o su delegado, conforme dispone el Art. 250 inciso primero del COGEP.

 

¿QUIÉN PUEDE RECURRIR?

 

Hernando Devis Echandía, el más grande tratadista del derecho procesal en América Latina, señala: ?En principio todas las personas que figuran en el proceso como partes tienen el derecho de recurrir contra las providencias del juez. Pero como el recurso es un medio para obtener la corrección de los errores del juez que perjudican al recurrente, de una determinada providencia, solo pueden recurrir quienes reciben con ella un perjuicio?.

 

También manifiesta: ?Puede aceptarse como regla general que sin interés no procede el recurso. Se trata del interés especial por resultar perjudicado con la providencia?.

 

Aclara: ?Ese perjuicio puede ser material o moral, así como puede serlo el interés para obrar en el proceso, pero concreto y actual respecto del asunto materia de la providencia. No es suficiente un interés teórico en la recta aplicación de la ley, salvo que se trate del recurso del ministerio público.

 

Al tratar de la intervención principal litisconsorcial y del coadyuvante, vimos la situación de estos diferentes terceros respecto al derecho de recurrir, también estudiamos allí la posición del interventor incidental?, termina señalando dicho maestro.

 

Change password



Loading..