La cultura de paz abarca una suma de valores, comportamientos, acciones y actitudes entrelazados con principios éticos y morales que reflejan el respeto a la vida, al ser humano y a su dignidad.