La
Deliberación Judicial en Materia Tributaria

Autor: Dr. José Luis Terán Suárez *

La transparencia de las delibe­raciones judiciales aparece
actualmente como uno de los pilares más importantes del proceso de legitimación
de las decisiones jurisdiccionales.

La deliberación detrás de una sentencia. Tecnicismo en materia
tributaria.

Hay que aclarar que aunque la sen­tencia
refleje un único razona­miento y una única conclusión, detrás de ella hay
discusión, crítica y enriquecimiento recí­proco. Puede ocurrir que exis­tan
opiniones interpretativas adoptadas por los juzgadores que se apartan del
criterio de la mayoría, lo cual también es legítimo, pero lo que no puede
faltar es un debate de altura. En el caso de lo contencioso tribu­tario, la
complejidad, especiali­dad y tecnicismo del Derecho Tributario convierten buena
parte de las deliberaciones en un momento relevante para la racionalización
tanto de las de­cisiones individuales como de las colectivas. Tradicionalmente,
los jueces no deliberaban en absoluto pues­to que ello implicaba quebrar la ?oralidad?.
Esta práctica habi­tual debe cambiar en un Esta­do constitucional de derechos y
justicia donde prevalecen los principios de independencia, imparcialidad,
especialidad, pu­blicidad, celeridad, etc.

Publicidad de los procesos judiciales para una comprensión del
comportamiento judicial

La confi­dencialidad del proceso judicial
no afectaría a la comprensión y valoración del sistema jurídico si las
consecuencias de com­portamiento de los jueces pu­dieran determinarse con ape­go
a los principios y garantías constitucionales. En ese contexto, las delibera­ciones
judiciales que se tomen en el actual sistema jurídico tienen que acabar con la
des­confianza del ciudadano y, en un sentido más amplio, los procesos
judiciales deben ser públicos, es decir que las deli­beraciones judiciales de
las Sa­las Especializadas de la Corte Nacional de Justicia tendrían que ser
públicas. De esta for­ma, alcanzar una comprensión adecuada del comportamien­to
judicial reviste un interés mucho mayor que el mera­mente académico; es una cla­ve
para la reforma del derecho. Que las decisiones judiciales sean buenas o malas
puede depender de aspectos cogniti­vos y psicológicos que tengan los jueces,
así como del resulta­do de una legislación apropia­da sobre la materia.
Estudiar la mentalidad judicial sería de poco interés si los jueces no hi­cieran
otra cosa más que apli­car la ley sin mediar prejuicios ni preconcepciones. De
ser así, los jueces estaríamos a un paso de ser reemplazados por programas
informáticos de in­teligencia artificial.

La casación en materia tributaria

Las juezas y jueces tenemos y ejercemos
discrecionalidad, somos ga­rantes del Derecho. Muchas de las veces la labor del
juez casacionista ha sido mal interpretada, no se consi­dera que los jueces nos
vemos restringidos por las normas que exigen a los juzgadores actuar
exclusivamente en re­lación de los cargos en que se funda la interposición del
recurso de casación. Así las cosas, el Tribunal de Casación no está facultado
para entrar a conocer de oficio o rebasar el ámbito señalado por las cau­sales
citadas por el recurrente aunque advierta que en la sen­tencia impugnada exista
otras infracciones a las normas de derecho positivo. En materia tributaria, el
re­curso de casación lo pueden promover tanto las adminis­traciones tributarias
como los contribuyentes que esti­men que las sentencias de los Tribunales
Distritales de lo Contencioso Tributario se apartan de la Ley, recurso éste que
en consecuencia busca y pretende el imperio de la le­galidad o la vigencia
estricta de la juridicidad en la relación jurídico-tributaria.

Conclusiones

La toma de decisiones en esta materia
implica un gran esfuerzo, no sólo por la naturaleza técnica especializada de la
tributación, sino porque las deliberaciones judiciales deben tomarse en base de
informes técnicos, de argumentos contables y sobre todo de complejos y extensos
procesos que impiden un ma­yor debate acerca de cada uno de ellos. Entonces, el
desafío primordial para la Sala Especializada de lo Contencioso Tributario de
la Corte Nacional de Justicia es lograr una deliberación judicial de calidad, con
mayor debate y razonamiento, que desarrolle los principios constitucionales y
jurídicos de la tributación, que la actitud que tengamos los magistrados de la
Sala en relación con esa resolución sea ilustrada, que consideremos que la
participación de todos sus miembros en todos los ca­sos es importante no sólo
por­que se supone que las juezas y jueces en este período esta­mos abiertos a
la persuasión, sino también porque cada uno de nosotros puede contribuir a la
formación de la opinión de forma que, incluso en el caso de una decisión que se
toma por unanimidad, ésta sea la mejor posible.

* Dr. José Luis Terán Suárez

Presidente Sala de lo Contencioso Tributario de la
Corte Nacional de Justicia

Artículo publicado en el Boletín Institucional Nº 16 de
la Corte Nacional de Justicia