ESTRUCTURA DE LA NARRACIÓN DE LOS HECHOS

Martes, 23 de agosto de 2016

ESTRUCTURA DE LA NARRACIÓN DE LOS HECHOS

 

Autor: Dr. José Carlos García Falconí

 

El maestro Vicente Alberto Fernández, dice que la estructura de la narración de los hechos, tiene tres partes que son:

1)      La iniciación o planteamiento.- ?Esto es se nos ofrece los antecedentes de la acción principal y se nos ubica en un espacio y tiempo determinado. Por tal hay un planteamiento que dice cuándo y dónde sucedieron unos hechos y quienes son los protagonistas?.

2)      El desarrollo o complicación.- ?Está constituido por una secuencia de acción por los varios episodios enlazados que realizan los sujetos en diferentes circunstancias de tiempo y lugar?; y como dice dicho autor citando a Teun A Van Duk ?Habitualmente lo narrado se compone de episodios y de un mundo que va a llevar a un desenlace a una resolución. Al comer, construir una casa, o ir en coche se pueden observar fácilmente varias acciones básicas. Esto suele significar que el estado final de una acción parcial, es el requisito previo para el logro de la siguiente acción?.

3)      En la resolución o desenlace.- ?Viene la solución final, el resultado de las acciones, por ejemplo en la narración de un homicidio se reúnen los componentes que estamos enunciando. Es el caso de dos individuos en una pelea, discuten, se ofenden, se golpean, y al final uno de ellos termina matando al otro. Hay una trama, una serie o conjunto de acciones, antecedentes, secundarias y principales jurídicamente relevantes que forman un todo. A partir de esta narración, que contiene un planteamiento, el nudo y el desenlace de hechos jurídicamente relevantes, las partes pueden plantear el problema jurídico y las teorías de solución al mismo?. De tal manera que hay que narrar como señala el artículo 142.5, los hechos de manera detallada y pormenorizada que sirven de fundamento a las pretensiones debidamente clasificados y numerados, pues solo de esta manera, los hechos permiten a las partes y a los operadores jurídicos definir las pretensiones y además sobre estos hechos tal como se ha enunciado girará la demostración, el planteamiento de un problema, la tesis, la argumentación, la refutación y la calificación jurídica de la conducta, como señala el maestro Cano.

 

Recordemos que el Art. 95.6 del COGEP señala que la sentencia debe contener el análisis de los hechos, conforme lo analizo en el segundo tomo de la obra antes mencionada

RECOMENDACIONES SOBRE COMO NARRAR LOS HECHOS

El tratadista Cano, señala que no existen reglas fijas para la narración jurídica; sin embargo, para que la narración sea ordenada y coherente sugiere en resumen las siguientes recomendaciones:

a)      Contener los hechos relevantes.- Esto es, debe contener los episodios de los hecho y sus circunstancias de modo, tiempo y lugar que sean jurídicamente relevantes, es decir todos aquellos hechos que tengan la capacidad de producir efectos jurídicos; esto es, se deben narrar los hechos que conduzcan a demostrar las pretensiones o las excepciones, pues de este modo se da cumplimiento a lo establecido en los artículos 142.5 y 151 inciso segundo del COGEP.

Aclara ?normalmente los hechos que se exponen en un proceso por parte de los declarantes o por las partes son muy amplios o numerosos lo cual exige hacer una selección de las acciones principales y accesorias que sean jurídicamente relevantes y omitir la mención de las que no lo son?.

b)      Seguir un orden.- Esto es, como señala el artículo 142.5, la narración de los hechos que sirven de fundamento a las pretensiones deben ser debidamente clasificados y numerados o sea debe seguir una línea secuencial que puede ser lógico, temporal o espacial.

Agrega dicho autor: ?En la narración jurídica, es típico contar los hechos en orden cronológico para lo cual se usan las expresiones: después, posteriormente, luego, a continuación, finalmente, por último.

Para Cicerón la narración es clara, cuando expone primero lo que primero sucedió, luego lo siguiente y se guarda el orden de lugar y de tiempo, reitera que nada se ha de decir confusa ni embrolladamente ni saltar de un hecho a otro ni empezar por el ultimo, ni atropellar el fin.

Es decir, que las acciones iniciales se relatan primero que las acciones intermedias o últimas. No obstante este orden no es rígido porque se puede empezar por el ultimo, pero consiente de seguir un orden, en novelas, como la Crónica de una Muerte Anunciada, de Gabriel García Márquez, desde el principio se sabe cuál es el desenlace de la historia?

c)      Indicar los participantes.-Esto es, como dice dicho autor ?La narración exige señalar a los individuos principales y a los secundarios que hayan tenido injerencia en los hechos?.

d)      Diferenciar los episodios.- Esto es necesario, cuando la acción principal se desarrolla en varias acciones parciales, de tal modo que el artículo 142, del COGEP, insisto, señala que los hechos deben estar clasificados y numerados; y esto tiene su razón de ser como dice el autor citado ?Cuando los hechos son complejos porque hay muchos sucesos o se trata de un concurso o conjunto de hechos, hay que considerar la secuencia de las diversas actividades en estos casos, es recomendable clasificarlos y enumerarlos?, así lo exige el artículo 142.5 del COGEP, al señalar los requisitos de la demanda, lo cual tiene la ventaja de facilitar la comprensión y la contestación de los hechos de la demanda por parte de la contraparte que es el demandado. Aclaro que en el segundo tomo de la presente obra señalo cuál es la clasificación de los hechos conforme dispone el Art. 142.5.

Añade: ?Cuando se narran hechos con diversos episodios, es importante, condensar la información en notas. Un episodio es cada una de las acciones parciales o partes integrantes de la acción principal? al respecto, sugiere un gráfico por el cual se obtiene buenos resultados cuando se trata de relatar hechos como muchos episodios o acciones parciales; y manifiesta ?Dividimos una hoja en tres columnas: la fecha, las acciones y las observaciones. A medida que vayamos encontrando un episodio, lo iremos anotando en orden cronológico dejando siempre renglones en blanco intermedio por si aparece un episodio nuevo que debamos intercalar, la columna de observaciones la podemos ocupar para anotar folios o datos que complementen la información?.

e)      Especificar los antecedentes.- Esto es, la narración puede especificar los antecedentes cuando estos sean necesarios para comprender el desarrollo y desenlace de los sucesos.

f)        Ser breve y claro.-  Esto es, la narración debe ser breve, clara y verosímil. Dicho autor, señala: ?Se es breve, explica  Cicerón, cuando se toma el principio por donde se debe; sino nos extendemos en el narrar más de lo que sea suficiente para clara inteligencia, sino repetimos el asunto más de una vez, ni recalcamos sobre una misma circunstancia, si evitamos la evidencia superflua de hechos y de palabras.

El problema jurídico que se discuta, las razones que se ofrezca no tiene sentido, si los hechos relevantes se ignoran o nadie sabe: cuándo, donde, como, y para que, se dieron, si no hay hechos claros y precisos cuando la narración los exige no hay narración.

Carece de claridad, la narración cuando es lacónica o se pasa al exceso de los detalles superfluos, se omiten hechos y pormenores relevantes necesarios para construir los problemas jurídicos; falta vinculación entre los hechos o se contradicen. No siguen un orden regular y cronológico. También cuando el orador o escritor menciona hechos ajenos al asunto, o repite u omite los que son relevantes, obligando al auditorio (juzgador) a poner en orden semejante desorden?.

g)      Responder las preguntas claves.- El maestro citado señala, la narración es completa, cuando atiende a las siguientes preguntas, que orientan la misma narración y la adecuada reconstrucción de los hechos:

¿Quién?. Esto es, identifica al sujeto activo, al agente, al responsable o ejecutante de la acción. Ejemplo Pedro incumplió el contrato.

¿Qué?. Esto es, señala la acción realizada, por ejemplo comprar, arrendar, son acciones que contienen unos elementos constitutivos, así para que haya compra venta se exigen unos requisitos.

¿A quién?. Identifica al beneficiado o perjudicado, al sujeto pasivo o paciente, a quien recibe daño o provecho con la acción.

¿Cómo?. Cuestiona el modo como sucede

¿Con qué?. Indica el instrumento.

¿Cuándo?. Indica la ubicación temporal: año, mes, día, hora. Los elementos de cohesión que se pueden usar para el tiempo son entre otros: luego, a continuación, antes que, a partir de, después, desde ese momento, contemporáneamente, posteriormente, una vez, mientras, simultáneamente etc,.

¿Dónde?. Señala el lugar la ubicación espacial: provincia, municipio (cantón), ciudad, barrio, dirección (parroquia), poblado, despoblado etc.

¿Cuánto?. Esto es indica la cantidad.

¿Para qué?. Mira el motivo, la finalidad del hecho. En este caso los elementos de coerción que se pueden usar son: para, a fin de, con el objeto de.

¿Por qué?. Explica la causalidad, es normal que los hechos tengan un inicio una causa o razón, los hechos se inician porque hay una causa o razón que da lugar a la acción, por consiguiente, cuando se narra es importante considerar las conexiones causales, las relaciones de causa-efecto que normalmente se indican mediante los siguientes correctivos, por lo tanto, como resultado de, puesto que ya que, a causa de, en consecuencia, así, por esta razón de allí que, por consiguiente por tal causa.

h)      Identificar la acción principal.- Dice dicho autor ?Se debe identificar con precisión la acción o las acciones que se están contando, recordemos que la narración jurídica se desarrolla a partir de acciones que se dan en el mundo social y que están previstas de manera general y abstracta en las normas, comprar, vender, arrendar, depositar, girar títulos, construir sociedades (?) son verbos que denotan acciones con significación jurídica.

La narración jurídica, contiene una acción principal prevista en una norma, acción principal realizada por un sujeto alrededor de la cual se presentan todas las circunstancias y los elementos de la estructura sintáctica de la oración.

Por lo anterior, en la narración y, en general, en la elaboración del texto jurídico, la adecuada construcción de la oración es primordial, como ya lo expresamos al referirnos a la claridad del texto jurídico, sobre todo porque los discursos son oraciones conectadas entre sí que conforman estructuras sintácticas que contienen un sujeto y algo que se predica de éste, es por ello irremediable conocer el orden sintáctico de la oración?

Añade dicho autor: ?Hemos podido comprobar que los abogados hemos descuidado entre otros este conocimiento y ello repercute en la producción de textos orales, escritos o confusos. Por tanto, a continuación recordemos como los elementos básicos de la oración expresa la esencia de la conducta que narremos?, y al respecto señala lo siguiente:

1)      Sujeto (Quien)

2)      Verbo (acción)

3)      Objeto directo (Qué)

Complementos

1)      Indirecto (a quien)

2)      Circunstancial del lugar (donde)

3)      Circunstancial del tiempo (cuando)

Como lo he señalado, no es fácil narrar los hechos con los requisitos establecidos en el artículo 142.5, del COGEP, pues, se exigen sustanciación, clasificación y también individualización; razón por la cual, me permito recomendar que los Colegios de Abogados del país, realicen seminarios sobre cómo se debe redactar un escrito de demanda, un escrito de contestación a la demanda con sus excepciones previas, subsanables y no subsanables; en su caso, la reconvención y la contestación  a la misma, pues como he manifestado reiteradamente el COGEP, contempla:

1. Una nueva forma de administrar justicia;

2. Una nueva forma de ejercer la profesión de abogado; y,

3. Revoluciona totalmente la forma en la que se enseña el derecho procesal; esto es enseñar el derecho por instituciones; esto último traté de realizar en la Cátedra de Procesal Civil I en la Facultad de Jurisprudencia de nuestra gloriosa Universidad Central del Ecuador.   

También sugiero de la manera más respetuosa, que en dicho curso se ponga como materia la narración jurídica, que contempla el estudio de: lenguaje, redacción, sintaxis, elementos básicos de la oración, la utilización del verbo al momento de narrar y la utilización de los adjetivos y sustantivos al momento de describir; por este motivo, en la Maestría de Derecho, Mención Derecho Constitucional que seguí y me gradué hace varios años en la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador, una de las materias que tuve la oportunidad de aprender, es lenguaje y redacción, impartida por el distinguido maestro Simón Espinoza, articulista de algunos diarios del país; e igualmente en la redacción y lenguaje en la narración de los hechos y especialmente en los alegatos iniciales y finales en la audiencia de juicio por parte de los abogados en libre ejercicio profesional, sería interesante la implementación  de este tema en dicho curso, con la intervención del distinguido maestro Bernardo Jaramillo Sáenz, autor del libro El Poder de la Palabra. Manual de Oratoria, con su anexo especial sobre orientación forense del distinguido ex profesor de nuestra Universidad.

 

CONCLUSIONES SOBRE LA NARRACIÓN Y DESCRIPCIÓN DE LOS HECHOS

Como señala el maestro Cano: ?Narrar y describir pueden ir juntas, pues cuando se narra se cuenta un hecho para lo cual puede ser necesario describir, cuando se narra se acude al verbo, mientras que cuando se describe se acude al adjetivo y al sustantivo. Al sustantivo, porque ésta es la parte de la oración que designa seres, personas o cosas, bien por abstracción o personificación como perro, Riobamba, belleza, Andrés. Se acude al adjetivo, porque este tiene la función de expresar cualidades o accidentes del nombre, de la persona o cosa nombrada, es decir se une al sustantivo para calificarlo, bueno, malo o para determinarlos: algunos, todos, ya que describir es fijar o pintar las características de una persona o cosa con tal viveza como si la estuviéramos viendo, por tal exige observación atenta para delinear o dibujar una cosa representándola que dé cabal idea de ella. El orador para pintar un suceso un lugar o acción, con viveza selecciona las características más significativas (?).?

Termina señalando ?(?) que en el derecho se acude a la descripción en diversos textos como en la inspección judicial, en las declaraciones, en los informes periciales para identificar el lugar de los hechos, tales como urbano o rural, iluminación, ruidos, distancia, también como el testigo fija los rasgos más característicos de personas u objetos, para fijar las características de un vehículo, de un arma?.

Para terminar este artículo, hay que recalcar lo que manifiesta el Pleno de la Corte Nacional de Justicia del país y el Consejo de la Judicatura, que el fin del COGEP, es acelerar la transformación de la justicia, pues va a profundizar la democratización del acceso ciudadano al sistema judicial, y va a representar un invaluable aporte para la mejor convivencia ciudadana sustentada en la confianza colectiva en el sistema de justicia. En el último número de la Revista publicada por la Corte Nacional de Justicia se menciona que el Presidente del Consejo de la Judicatura Dr. Gustavo Jalkh, manifiesta que en los primeros treinta días de vigencia del COGEP se han resuelto 2.501 procesos.

A propósito, recordemos, que el proceso civil es el conjunto de actos jurídicos procesales llevados a cabo por los sujetos o partes procesales de la relación jurídica; esto es, actor y demandado fundamentalmente. Su objeto es dar solución a un conflicto de intereses o poner fin a una incertidumbre jurídica para así alcanzar la paz social en justicia, que es el objetivo fundamental del nuevo ordenamiento jurídico del país conforme señala el Art. 21 del Código Orgánico de la Función Judicial.

Con este artículo, hemos podido constatar la importancia de la narración del hecho, esto es lo que se llama en materia penal la teoría del caso, que debe realizarse a través de:

1. Iniciación  o planteamiento;

2. Desarrollo o complicación; y,

3. Resolución o desenlace.

Aclaro, que todos estos temas, así como establecer que el COGEP es ley supletoria del COIP, lo analizo en el segundo tomo del trabajo antes mencionado; y esto último, que si bien se ha cuestionado por parte de algunos juristas, considero que es así, porque ambos cuerpos de leyes responden a una unidad sistémica, pues el nuevo ordenamiento jurídico del país, responde a un diseño sistemático; más aún, me adelanto en señalar que el Art. 171 del COGEP, que trata sobre la utilización de la prueba, al manifestar: ?Art. 171.- Utilización de la prueba. La prueba practicada válidamente en un proceso podrá incorporarse a otro en copia certificada. Para su apreciación es indispensable que en el proceso original se haya practicado a pedido de la parte contra quien se la quiere hacer valer o que esta haya ejercido su derecho de contradicción. Se exceptúan los casos en los que la ley expresamente prohíbe este uso procesal.?; de lo cual nace la interrogante: ¿Se puede utilizar la prueba que se practicó en un proceso penal en un proceso civil o viceversa?.

Estos y otros interrogantes deben ser analizados y aclarados por el Pleno de la Corte Nacional de Justicia, vía consulta de los juzgadores, dando cumplimiento a lo establecido en el Art. 185 de la Constitución de la República y 184 del Código Orgánico de la Función Judicial.

Me gustaría conocer la opinión del lector de la Revista Judicial del diario La Hora sobre estos temas planteados; aclarando que en el próximo artículo transcribo la Parábola del Portal de Belén, narrado por el brillante jurista español Alejandro Nieto, en su libro El Arbitrio Judicial y el modelo de demanda y contestación a la demanda que el Grupo No. 1 del Cuarto Semestre D, de la Facultad de Jurisprudencia del Alma Mater ha realizado sobre esta Parábola, recalcando que el juzgador debe atender a que la finalidad concreta del proceso es resolver un conflicto de intereses o eliminar una incertidumbre, ambas con relevancia jurídica, haciendo efectivo los derechos sustanciales y que su finalidad abstracta es lograr la paz social en justicia.; y así veremos ¿Cuál será la decisión del juez de Belén en el caso de los okupas carotas o de esos pobres emigrados sin techo? Pues además de la demanda y contestación a la demanda dictar sentencia, que lo ponemos a consideración de ustedes amables lectores.

Hay que tener en cuenta que a mayor cantidad de medios de prueba que converjan a la misma hipótesis mayor es la probabilidad de ésta, o sea los hechos se tienen por probados cuando existan razones fácticas suficientes aportados al proceso a través de los medios de prueba, como dice el maestro Eduardo J. Couture.

 

Dr. José García Falconi

DOCENTE, FACULTAD DE JURISPRUDENCIA,

CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES,

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

Correo: josegarciafalconi@gmail.com

 

Change password



Loading..