El Proceso de Reforma Judicial en el Ecuador

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

PROJUSTICIA, es la unidad de coordinación creada mediante decreto ejecutivo y publicada en el suplemento del Registro Oficial No. 772, el 1ro. de Septiembre de 1995. Esta unidad fue creada para coordinar todos los esfuerzos de reforma y modernización de la administración de justicia en el Ecuador.

La Unidad está encargada de administrar los recursos provenientes de los convenios que se suscriban o se hayan suscrito con los organismos bilaterales o multilaterales de asistencia técnico - financiera, destinada a la reforma y modernización de la administración de justicia.

Es evidente, que en este marco de modernización judicial, las actividades y proyectos deben continuar en su ejecución para lograr cumplir con los objetivos propuestos, por ello hemos creído conveniente conocer la actual situación de la Administración de Justicia en Ecuador; y, para ello hemos invitado al Director Ejecutivo del Programa Nacional de Apoyo de la Administración de Justicia del Ecuador, Dr. Gustavo Halkh. R., para que nos comente sobre los avances y perspectivas del Programa para el futuro.

¿Cómo evalúa el trabajo realizado por Projusticia, hasta el momento?

Ha sido un proceso de arduo trabajo, difícil pero también muy productivo, como todo proceso de cambio requiere la participación de los involucrados y al ser un tema extremadamente complejo requiere también el pulir los espacios de diálogo y participación de todos los sectores. En los últimos períodos del proceso, se ha logrado fundamentalmente establecer canales adecuados de comunicación entre todos los actores, y esto ha permitido consolidar los avances del proyecto.
En esta última fase se han podido implementar y poner en marcha los objetivos y las metas del Proyecto Projusticia en las diferentes áreas. Esta evaluación no solamente la hemos podido realizar nosotros, sino que los organismos de financiamiento lo han hecho de manera positiva, las instituciones beneficiarias han institucionalizado los productos elaborados, lo cual muestra evidentemente que han calado dentro del interés de la Función Judicial, así mismo, la Contraloría General del Estado ha hecho una evaluación de la gestión de este proyecto, estableciendo recomendaciones justamente para su continuidad y fortalecimiento.

Uno de los logros importantes de esta etapa, es que se está consolidando este proceso de Reforma de la Justicia como una política de Estado. El Comité Consultivo de la Reforma Judicial, integrado por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, un delegado del Presidente de la República, el Presidente del Congreso, la Ministra Fiscal y el Procurador General del Estado, en sus últimas reuniones, han establecido y recomendado la continuidad del Programa de Reforma Judicial.

¿Por qué es necesaria la continuidad de Projusticia?

El proceso no ha terminado, queda mucho por hacer y por lo tanto detenerlo ahora sería retroceder. El programa establecía una primera fase en algunos casos como piloto para ir introduciendo la metodología del cambio y en otros casos como modelos.

Por ejemplo, en el tema de Gestión de Despacho hemos trabajado en materias civil y penal, pero quedan por trabajarse y tecnificarse las demás instancias. Por otro lado, el tema de mediación, que ha sido un proyecto muy éxitos, se ha podido trabajar en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca como ciudades de mayor congestión, pero también es importante llevarlos acabo en las demás ciudades del País.

Hay otras áreas nuevas que abordar; la Constitución establece algunos principios constitucionales referentes a la Administración de Justicia que aún no se los ha podido llevarlos a la práctica, por ejemplo el tema de la oralidad procesal, que es un principio constitucional con el cual el Estado se encuentra tarde en su implementación, por tanto resulta importante acelerar un verdadero plan de elaboración de un nuevo Código de Procedimiento Civil, que permita dar celeridad procesal y descongestión judicial.

Otro campo importantísimo es el fortalecimiento de la Carrera Judicial como columna vertebral del funcionamiento de la Institución y de los programas de mejoramiento y fortalecimiento, que en nuestro criterio implican dos áreas que deben ser atendidas inmediatamente; es decir, el tema de la estabilidad de los funcionarios judiciales dentro del contexto de una Ley adecuada que permita aplicar un sistema de evaluación de su gestión; y, en segundo lugar un sistema permanente de capacitación.

¿Cuales han sido los principales proyectos ejecutados a favor de la modernización de la Administración de Justicia?

En el contorno de trabajo que fue financiada por el Banco Mundial, principalmente abarcan cuatro áreas:

a) Mejoramiento de gestión del despacho.- Se ha introducido un modelo de gestión con tecnificación e informática, con sistemas de reorganización internos más ágiles, Se ha implantado un software como sistema de seguimiento de causas, que permiten al juez y funcionarios controlar permanentemente en que estado se encuentra la causa que se está tramitando, de igual forma se ha puesto al servicio del Abogado un sistema de información de la causa vía Internet. Este proyecto ha tenido un gran éxito en la ciudad de Cuenca y Guayaquil, reconocido por los mismos funcionarios tanto como por el usuario. En Quito se está consolidando ese modelo, que ha encontrado una que otra dificultad, fundamentalmente en cuanto a la estructura funcional del edificio, sin embargo el modelo ha demostrado ser efectivo y eficiente.

b) Implantación de Oficinas de Mediación.- Se ha creado oficinas en Quito, Guayaquil y Cuenca. Es importante mencionar que a partir del mes de julio pasado, la propia Función Judicial está financiando el funcionamiento de los Centros de Mediación, justamente como muestra de que ese espacio a sido de utilidad para el usuario que ahora tiene la opción de resolver sus problemas a través de diálogo, además es también un sistema de descongestión que le permite al Juez estimular a las partes a que vayan al Centro de Mediación y no continúen con el proceso y por lo tanto puedan resolverlo aún más rápido.

c) Acceso a la Justicia de los ciudadanos.-
Se han financiado alrededor de treinta proyectos de beneficio para sectores vulnerables de la sociedad, que implican la difusión y capacitación de derechos ciudadanos, establecer programas de lucha contra la violencia intrafamiliar, financiar la creación de Centros de Mediación Comunitaria en lugares donde no hay acceso fácil a los juzgados, permitiendo de esta manera el acceso a la justicia de los ciudadanos. Este proyecto a sido muy exitoso, que incluso ha merecido el reconocimiento internacional y ha sido replicado en otros países.

d) Remodelación de la infraestructura.- A significado un proyecto exitoso, porque con los recursos que se ha contado, se ha podido remodelar incluso más espacios de los que inicialmente se encontraban previstos, ha sido un componente que ha permitido el funcionamiento del nuevo modelo de gestión, juzgados corporativos y los centros de mediación.

¿Cuáles han sido los avances alcanzados?

Con el financiamiento del BID se han realizado una gran cantidad de actividades en los últimos años; por ejemplo, se ha logrado importantes avances en el área de desarrollo legislativo de algunos principios constitucionales, hemos trabajado conjuntamente con la Corte Suprema de Justicia en la elaboración del anteproyecto de la nueva Ley Orgánica de la Función Judicial, que podría ser ya discutido por el Congreso Nacional; por otra parte se ha desarrollado un anteproyecto de Código de la Familia, que clarifica y moderniza la legislación sobre todos los temas de familia; adicionalmente se ha desarrollado un proyecto de ley relacionado con el principio de la Unidad Jurisdiccional que establece la Constitución, el mismo que se encuentra en conocimiento del Consejo Nacional de la Judicatura como entidad que tiene la iniciativa legislativa sobre ese tema.
En cuanto al tema de la capacitación, logramos un importante avance con el apoyo del Dr. Armando Bermeo, Presidente de la Corte, quien le dio un gran impulso a la creación de una unidad o sistema de capacitación permanente dentro de la Función Judicial, con lo que se han sentado las bases para en el futuro crear una verdadera escuela o academia judicial a nivel nacional. Se ha logrado impulsar la unidad interna dentro de la Función Judicial.
De otro lado, hemos logrados importantes avances en otras áreas que hacia futuro van a significar también un gran aporte social, como son la Defensoría Pública y la Justicia Indígena, que evidentemente tienen que ser discutidos por todos los sectores sociales.

¿Qué tiene Projusticia proyectado para el futuro?

El programa de trabajo continua, hemos obtenido una donación a través del Banco Mundial con fondos del gobierno Japonés, que están orientados al mejoramiento al acceso a justicia de los ciudadanos en algunas áreas específicas.
El área de mayor dimensión y relevancia de esta donación va a ser el trabajo y mejoramiento de la Defensoría Pública, sobre la base de los avances que ya hemos logrado con el anteproyecto borrador que seguirá siendo discutido, vamos a poder implementar este servicio para inmediatamente empezar ampliando la cobertura del servicio de la Defensoría Pública a nivel nacional, acogiendo las exigencias del nuevo Código de Procedimiento Penal y la misma Constitución Política.

Por otro lado, tenemos previsto implementar un amplio proceso de discusión sobre el tema de la Ley de Justicia Indígena, en este caso Projusticia servirá de facilitador en este proceso, que será liderado por los sectores directamente involucrados que son los sectores indígenas y evidentemente con la participación de las Universidades, de la Función Judicial, del Consejo Nacional de la Judicatura y juristas, que a través de un proceso de discusión amplio y participativo vaya definiendo como empatar algo que es técnicamente necesario de hacer, es decir, todo lo que implica el derecho consuetudinario con los principios constitucionales tal como lo establece la Constitución. Estamos convencidos que al poder obtener una legislación sobre este tema será una muestra clara que institucionalmente el Estado está garantizando el respecto cultural para todos los ciudadanos.

También vamos a trabajar el tema de Cultura de Paz, en la que dos áreas son relevantes; trabajar en la justicia de paz y la creación de más centros de mediación.

Así mismo, dentro de este proceso hay un espacio de vinculación con escuelas, universidades, colegios, donde vamos a trabajar dentro de lo que implica la capacitación de la educación en valores sobre la justicia y sobre la paz; vamos a diseñar espacios de mediación escolar.

Paralelamente, con el Banco Interamericano de Desarrollo nos encontramos planificando la ejecución de un Programa de Actualización de la Modernización de Justicia, vamos hacer una evaluación de todo lo que se ha hecho y todo lo que falta por hacer, para en función de ese gran plan como base de la política de Estado, se pueda seguir obteniendo recursos nacionales e internacionales para continuar con estos programas. Así mismo, culminar con la ejecución e implementación de un plan para el tema de la oralidad.

Por otro lado con la cooperación española, hay interés de apoyar al Ecuador en el área de capacitación y en el área de creación y fortalecimiento de un Centro de Información, en el que podamos identificar claramente la jurisprudencia y sacar una gaceta informática que podrá ser ampliamente consultada.

Finalmente, vamos a trabajar conjuntamente con la Procuraduría General del Estado, como una de las entidades importantes del sector de la Justicia, lo que va implicar la difusión de derechos ciudadanos, además del fortalecimiento y creación de más centros de mediación y arbitraje en todo el país, para que en su mayoría todos los sectores de la sociedad puedan beneficiarse de esta figura.

 

 

Change password



Loading..