Lunes, 18 de enero de 2016

EL HABEAS CORPUS.

?Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos.

Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos e insistan en ellos.

Nútranlos y enriquézcanlos. Son los mejor de nosotros. Denles vida?

KOFI ANNAN.

Autor: Dr. Augusto Durán Ponce.

 

1.    ETIMOLOGÍA.

 

Habeas Corpus significa ?cuerpo presente? o ?persona presente?.

 

El Habeas Corpus es parte de la frase latina ?habeas corpus subiicendum et recipiendum?, que es una orden al carcelero o a quien tiene detenida a una persona, para que la someta a la autoridad competente y la presente al juez o tribunal, para que resuelva si existe o no motivo de detención.

 

2. ANTECEDENTES.

 

2.1. Imperio Romano.

 

Los antecedentes del Habeas Corpus se remontan al Imperio Romano, que lo consideraba como ?Homine libero Exhibiendo?.

El Pretor decidía si la acción del demandado es o no de mala fe.

EL Derecho Romano ha sido el punto de partida de la protección jurídica a las personas.

El amparo de la libertad se formaliza con la institución de los ?Tribunos de la Plebe?, que eran funcionarios con facultades para vetar las decisiones de los magistrados y de ejercer el ?ius auxilio? para defender a los plebeyos.

 

2.2. Inglaterra.  

 

En el año 1215 se establece el Habeas Corpus en las actas de Inglaterra que garantizan la libertad individual, facultando a la persona presa ilegalmente a comparecer a la Alta Corte de Justicia en defensa de su dignidad.  

El Habeas Corpus aparece en Inglaterra como garantía de la libertad individual.

La Carta Magna fija limitaciones al poder real y consagra el principio de la libertad.

 

2.3. Grecia.

 

Es en la cultura griega donde surge la idea de la libertad.

 

2.4. España.

 

El Habeas Corpus aparece en el derecho histórico español como ?reconocimiento de personas? del Reino de Aragón en el Fuero de Aragón, de 1428.

 

3. ADOPCIÓN DEL HABEAS CORPUS EN AMÉRICA LATINA.

PAÍS

AÑO

PAÍS

AÑO

PAÍS

AÑO

Brasil

 1830

Honduras

 1894

Bolivia

 1938

Costa Rica

 1847

Puerto Rico

 1899

Nicaragua

 1939

El Salvador

 1872

Panamá

 1904

Cuba

 1940

Guatemala

 1879

Uruguay

 1918

República Dominicana

 1940

Argentina

 1889

Chile

 1925

Paraguay

 1940

Perú

 1897

Ecuador

 1929

Venezuela

 1947

 

4. EL HABEAS CORPUS EN ECUADOR.

 

a.    Constitución ecuatoriana de 1830.- Esta Constitución, en su artículo 59 preceptuaba que nadie puede ser preso o arrestado salvo que sea sorprendido cometiendo un delito, caso en el cual será conducido ante un juez, quien dentro de  las doce horas del arresto expedirá una orden firmada, en la que se indicarán los motivos para la detención.

 

b.    Constitución de 1843.- En el artículo 90, prescribía que ningún ecuatoriano puede ser colocado fuera de la protección legal, expatriado, privado de su vida, bienes y libertad, ni despojado de sus privilegios e inmunidades, sino en virtud de los trámites legales y por los tribunales correspondientes y en base a una ley vigente antes del delito o acción.

 

c.    Constitución de 1851.- Contiene el principio de legalidad, es decir que la privación de libertad debe ser anterior al acto ilícito. Esta Constitución garantiza la libertad personal y abolió la esclavitud.

 

d.    Constitución de  1929. Incorporación.- El Habeas Corpus se incorpora en el ordenamiento jurídico ecuatoriano en el año 1929.

 

En el Ecuador de 1929, el Habeas Corpus era considerado  como parte del catálogo de derechos y una garantía para recuperar la libertad.

Este derecho aparece por vez primera en el Ecuador en la Constitución de 1929, cuyo artículo 151, numeral 8 expresa lo siguiente: ?Art.151. 8.

 

El derecho Habeas Corpus.-  ?Todo individuo que, por considerar que se ha infringido lo dispuesto en los numerales anteriores, se creyere indebidamente detenido, procesado o preso, podrá ocurrir, por sí o por cualquiera a su nombre, a la magistratura que señale la ley, en demanda de que se guarden las formalidades legales?.

 

La magistratura decretará que la persona sea traído a su presencia y una vez instruido de los antecedentes dispondrá su libertad inmediata o hará que se reparen los defectos legales o pondrá al individuo a disposición del competente, procediendo en forma breve y sumariamente.

 

e.    Constitución de 1945. La Constitución de 1945 desarrolla el derecho al Habeas Corpus en el artículo 141, al disponer que quien estime que su detención, procesamiento o prisión infringe los preceptos constitucionales o legales acudirá al Presidente del Concejo del cantón en que se encuentre, quien ordenará que el recurrente sea traído a su presencia y, una vez que tenga los antecedentes necesarios decretará la inmediata libertad o hará que se solucionen los defectos legales o pondrá a la persona a órdenes del juez competente.

 

f.     Constitución de 1946. Establece sanciones para los funcionarios que obstaculicen que se haga efectivo el Habeas Corpus.

 

g.    Constitución de 1998. Establece un marco constitucional garantista para hacer efectivo el principio pro libertad, manteniendo la acción de Habeas Corpus.

 

h.    Constitución de 2008.  Esta Constitución se halla publicada en el Registro Oficial No.449, de 20 de octubre de 2008.

 

Permite el ejercicio directo del recurso de Habeas Corpus, en defensa del derecho a la libertad de la persona ilegalmente detenida.

Según el artículo 89 el Habeas Corpus tiene como objetivos recuperar la libertad de quien se halle privado de la misma de manera arbitraria, ilegal o ilegítima; y, proteger la vida  y la integridad física de las personas privadas de libertad.

 

5. CARACTERES.

 

a.    Es un recurso muy sumario y corto, que se reduce a una sola audiencia;

 

b.    No se necesita observar requisitos formales;

 

c.    Se sustancia en una sola audiencia pública oral;

 

d.    El fallo se ejecuta en la misma audiencia; y,

 

e.    El juez o tribunal del Habeas Corpus que evidencia la violación de derechos constitucionales debe disponer el enjuiciamiento penal de la autoridad recurrida.

 

6. PROCEDENCIA.

 

a.    Cuando la persona ha sido detenida indebidamente;

 

b.    Si la persona es perseguida ilegalmente;

 

c.    Si la persona se halla procesa indebidamente;

 

d.    Si la persona está presa o encarcelada en forma indebida.

 

 

 

 

7. CONCEPTO.

 

Es una garantía constitucional que garantiza el derecho a  la libertad, a la integridad física y psicológica y el derecho a la vida; es la institución jurídica para proteger la libertad personal, evitando arrestos y detenciones arbitrarias, asegurando los derechos básicos de la víctima.

Es el derecho de toda persona detenida, que espera comparecer de forma inmediata ante un juez o tribunal para que conozca su caso y resuelva en el menor término.

Es una acción pública que protege la libertad personal de un detenido, para que sea puesto a orden judicial.

Para Justiniano era la ?exhibición de un hombre libre para ampararlo en su libertad?

Es la solución inmediata a la detención arbitraria, ilegal e injusta de una persona.

Es el derecho de todo detenido o preso a comparecer en forma inmediata y pública ante un juez o tribunal, para que resuelva si su arresto fue o no legal.

 

 

8. OBJETIVO.

 

El Habeas Corpus tiene como objetivo tutelar los derechos fundamentales, la libertad individual de movimiento y reponer las cosas a su estado anterior a la privación de la libertad.

 

 

9. FINES.

 

a.    Preventivo. Toda persona que ve amenazada su libertad tiene que solicitar que se examine el factor que lo intimida;

 

b.    Reparador. La persona ilegalmente privada de su libertad puede solicitar la rectificación del caso y el juez debe restituirle la libertad; y,

 

c.    Genérico, es una respuesta a las diferentes circunstancias, que permite que la persona afectada pueda solicitar la rectificación de su caso, si ha sido privada de su libertad o seguridad de maneras ilegales.

 

 

10. IMPORTANCIA.

 

El Habeas Corpus tiene su importancia en cuanto es el recurso que tutela la integridad física y psíquica de las personas privadas de la libertad o desaparecidas.

 

El Habeas Corpus surge como una forma de evitar injusticias y agravios de los señores feudales contra los súbditos o personas de clase social inferior.

La Constitución vigente evita que el Habeas Corpus se sujete a formalismos y permite el ejercicio directo de la acción para reparar el derecho a la libertad.

Según esta Constitución, la acción de Habeas Corpus conocen los jueces y juezas del lugar donde la persona fue privada de su libertad y no los alcaldes.

 

Los recursos de Habeas Corpus presentados por varios estudiantes, obreros y ciudadanos ecuatorianos, no han sido atendidos favorablemente y por eso los recurrentes han permanecido y otros aún permanecen privados de su libertad, sin que existan pruebas en su contra.

 

Por lo dicho, queda en evidencia que los jueces no  comprenden que el Habeas Corpus es una herramienta esencial en la defensa de las personas privadas de su libertad sin razones justificadas y legales y quiere evitar arrestos y detenciones arbitrarias, asegurando los derechos básicos de la víctima, protegiendo y permitiendo recobrar la libertad. Por lo mismo, es conveniente devolver a los alcaldes la competencia sobre el Habeas Corpus, en homenaje a la tradición histórica de los municipios, que fueron la tribuna de la rebeldía en las guerras de la independencia y en las luchas libertarias.

 

Change password



Loading..