El consumo de drogas

Martes, 10 de diciembre de 2013

Análisis Jurídico

El consumo de drogas

Autor: Dr. José García Falconí

Debo hacer las siguientes acotaciones de orden legal, sobre el presente tema:

Drogas: problema de salud mundial

a)      Las drogas se han constituido en un problema mundial, tanto por los daños a la salud de la población que las consumen, cuanto por los efectos colaterales negativos en la propia institucionalidad de los Estados, y es así que en 1988, se celebró la Convención de las Naciones Unidas contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas en Viena Austria, donde se expresó la profunda preocupación: ?Por la magnitud y al tendencia creciente de la producción, la demanda y el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, que representa una grave amenaza para la salud y el bienestar de los seres humanos y menoscaban las bases económicas, culturales y políticas de la sociedad?;

 

b)      Según la Organización Mundial de la Salud (OMS): ?El nombre de droga resulta aplicable a toda sustancia terapéutica o no, que introducida en el cuerpo por cualquiera de los mecanismos clásicos (inhalación de vapores o humos, ingestión, fricciones, etc.), o nuevos (administración parental, endovenosa, etc.), de administración de los medicamentos, es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central sobre los seres humanos, hasta provocar una alteración física o intelectual, al experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de su estado psíquico.

 

 

c)       Conforme señala el Rector de la Universidad Central del Ecuador, Dr. Edgar Samaniego, en una de sus obras, son ?sustancias naturales o sintéticas que producen alucinaciones, es decir percepciones imaginarias sin causa o estímulo exterior, no obstante, que le sujeto suele distinguir claramente entre sus visiones y al realidad y casi siempre es perfectamente consciente de que dichas visiones se deben a la acciones del producto?.

En cambio sustancias psicotrópicas, son aquellas que alteran en laguna forma la mente humana, es decir que producen efectos ene l estado anímico.

 

Relación  del sujeto con las drogas

 

d)      Por dependencia, se entiende el estado psíquico y, a veces físico, debido a la integración entre un organismo vivo y, una sustancia que se caracteriza por las modificaciones en el comportamiento y por otras reacciones, entre las que siempre se encuentra una pulsión a ingerir por distintas vías esta sustancia, con objeto de volver a experimentar sus efectos psíquicos.

 

La tolerancia, es por el contrario, un efecto eminentemente caracterizado por la necesidad biológica de aumentar en la mente, la cantidad necesaria para obtener el efecto deseado, aclarando que todas las drogas se caracterizan por la creación de dependencia, pero no todas ellas causan dependencia.

 

Por último, la adicción, supone un estado caracterizado por la necesidad física, imprescindible de una adecuada cantidad de droga ene l organismo para el mantenimiento de la normalidad del mismo, llegando a la dependencia  hasta tal punto, que la ausencia de la droga provoca en el mismo una serie de trastornos físicos y mentales.

 

De lo anotado se desprende, que el consumidor adicto, es una persona que debido al consumo de una u otra droga, puede ir creando una situación de dependencia  hacia ésta o éstas circunstancias, que pueden llevar al individuo a una alteración del comportamiento, de los valores y a la pérdida de capacidad en último término; aclarando que la doctrina reconoce varias clases de consumidores, como: experimental, recreativo/utilitario, ocasional, habitual, compulsivo e intensificado;

 

Despenalización del uso controlado de drogas

 

e)      Recalco, que el uso y consumo de drogas se despenalizó, en la ley 25 publicada en el Segundo Suplemento del Registro Oficial Nº 173 de 15 de octubre de 1997, destacando que se realizaron algunos cambios importantes, pero el principal fue al despenalización de la tenencia de sustancias controladas para su propio consumo, o sea que los consumidores dejaron de ser trasgresores de dicha ley, aclarando que la ley se codificó ene l Suplemento del Registro Oficial Nº 490 del 27 de diciembre de 2004; mientras que la ley antes de ser codificada se la publicó en el Registro Oficial Nº 593 de 17 de septiembre de 1990, la cual tuvo varias reformas y es así que la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, posiblemente se la derogue, una vez que se apruebe el Código Orgánico Integral Penal;

 

f)       Respecto a los delitos tipificados y sancionados en la Codificación de la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, debo señalar que la responsabilidad penal está condicionada a la existencia de un delito, y como es de conocimiento general, un delito no es simplemente un hecho material,  el delito es una estructura muy compleja, una estructura mental incluso; pues el delito está compuesto de tres elementos básicos: el elemento material, el elemento que lo tratadistas llaman moral y el elemento jurídico. O sea, el delito es una acción u omisión humana, típica, antijurídica, culpable y sancionada con una pena.

 

Adicción y tráfico de drogas

 

g)      Volviendo a tratar sobre el tema de consumo de drogas, conforme señala la doctrina, la adicción, es un problema de salud, mientras que el tráfico, es un delito de acción penal pública; por esta razón es menester distinguir entre tráfico y consumo de drogas, pues si bien ambos están estrechamente relacionados, sin embargo las acciones eficaces para reducir uno y otro son distintas, ya que mientras el tráfico ilícito de drogas es un problema penal, la drogadicción es un problema de salud, de este modo los trasgresores penales son perseguidos y traídos coactivamente a la justicia, en cambio el único tratamiento eficaz para recuperar a los adictos, consiste en lograr por parte de ellos,  el reconocimiento de su enfermedad y, su consiguiente voluntariedad para someterse a la terapia, por lo que es indispensable la fluida comunicación con el adicto y que éste perciba la posibilidad de recibir por medio de los funcionarios del Estado, la asistencia que necesita y, nunca la amenaza penal;

 

h)      Como bien lo señala el ex presidente de México, Ernesto López Portillos, hay que alertar sobre los peligros del consumo de drogas a los jóvenes y a sus padres, aumentar las investigaciones sobre las medicinas que consumen indebidamente;

 

i)        El artículo 364 de la Constitución de la República, señala dentro del Título VII,  que trata del Régimen del Buen Vivir, Capítulo Primero, Inclusión y Equidad, Sección Segunda, Salud ?Las adicciones son un problema de salud pública. Al Estado le corresponderá desarrollar programas coordinados de información, prevención y control del consumo de alcohol, tabaco y sustancias estupefacientes y psicotrópicas; así como ofrecer tratamiento y rehabilitación a los consumidores ocasionales, habituales y problemáticos. En ningún caso se permitirá su criminalización, ni se vulnerarán sus derechos constitucionales. El Estado contralará y regulará la publicidad de alcohol y tabaco?.

 

Así, este artículo constitucional, prohíbe castigar penalmente conductas que no supongan daño para otro, pues por razones ontológicas, el Derecho no puede regular tipos de conducta que no supongan algún grado de interferencia en la conducta ajena.

El Art. 46 número 5, de la Constitución de la República, dispone: ?El Estado adoptará, entre otras, las siguientes medidas que aseguren a los niños, niñas y adolescentes: (?) 5. Prevención contra el uso de estupefacientes y psicotrópicos y el consumo de bebidas alcohólicas y otras sustancias nocivas para su salud y desarrollo?; entre otras leyes como el Código Orgánico de la Saludo, la Ley Orgánica de Defensa

del Consumidor, entre otras.

 

 

j)        La prensa nacional hace años atrás, nos informaba que los enfermos de cáncer podrán consumir legalmente marihuana, pues así lo aprobaron los votantes del Estado de Arizona de los Estados Unidos de América, convirtiéndose de este modo en el décimo quinto estado del país norteamericano, que aprueba el uso de dicha hoja bajo prescripción facultativa; obviamente que será el departamento de salud de dicho estado, quien debe revisar a quien dispensará el uso de la mencionada planta, así como las solicitudes delos pacientes; de tal manera que los enfermos de cáncer, sida, hepatitis C y otros males crónicos o debilitantes, podrán adquirir 700 gramos de marihuana cada dos semanas o cultivar la planta.

 

k)      El periodista Rodrigo Tenorio Ambrossi, señala en un artículo: ?(?) que en Honduras, se propuso hace algunos años se legalice la venta de drogas y su uso y, que esta alternativa no es nueva, más aún en Europa ésta tendencia es cada vez mayor en lo mundos académicos e intelectual, considerando que la venta de comida chatarra ocasiona daños más perniciosos  a la salud que ciertas drogas y, legalizando los usos,  así se manifiesta que probablemente la lucha contra el narcotráfico más eficiente y menos dolorosa, recalcando que no es lo mismo legalizar que legitimar, pues habría que hablar de legitimar (?) es decir, de colocar los usos en el deseo y en la capacidad de decisión da cada sujeto. Para ello, también es necesario abandonar la idea de vicio y de enfermedad, criterios que en nada ayudan a entender y afrontar el problema de uso del uso de la droga?; termina señalando dicho periodista,  que son temas para ser analizados con serenidad y coraje, por lo que es menester cambiar criterios antiguos sobre la producción, el tráfico y el uso de la droga.

 

l)        El Dr. Rodrigo Borja Cevallos, ex presidente del Ecuador, en un artículo publicado en un medio impreso del país, sobre la despenalización de la droga, manifiesta que es el segundo mejor negocio del mundo, después del comercio de armas y antes que el petróleo, pues da una altísima rentabilidad.

 

El ex presidente, en dicho artículo señala que: ?La droga es una sustancia de efectos psicoactivos. Puede ser de tres clases: estimulante, alucinógena o hipnótica. La droga estimulante- cafeína, tabaco, alcohol, cannabis, cocaína y anfetamina- producen diversos grados de excitación del sistema nervioso central, con efectos de euforia, hiperactividad y confusión mental. La droga alucinógena tiende a dar alucinaciones visuales, táctiles y auditivas y crea mundos de fantasía para sus adictos (?) la despenalización de la producción, comercialización y consumo de drogas podría ser un mal menor?.

 

Recalca que el tráfico de drogas, beneficia a los grandes carteles y, que las políticas prohibitivas has fracasado, por lo que hay que implementar políticas alternativas, aclarando: ?No está en discusión la conveniencia o inconveniencia del consumo: la droga destruye física, psicológica, afectiva y moralmente a las personas, y causa grave quebranto a las sociedades. Lo que se discute es si han fracasado los arbitrios jurídicos y policiales para combatir este mal, y si la despenalización pudiera ser un método más eficaz para controlarlo y disminuirlo?.

 

Algunos de los argumentos señalados en el presente artículo, los he tomado del libro Legislación de las drogas de Elías Neuman, Editorial Jurídico Andina, Buenos Aires Argentina.

 

Dr. José García Falconí

DOCENTE, FACULTAD DE JURISPRUDENCIA

CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES, UNIVERSIDAD

CENTRAL DEL ECUADOR

Correo: josegarciafalconi@gmail.com

 

 

 

 

 

Change password



Loading..