CASACIÓN PENAL Argumentos contrarios al escrito en el que se interpone el recurso

Martes, 14 de julio de 2015

CASACIÓN PENAL

 

Argumentos contrarios al escrito en el que se interpone el recurso

 

 

Autor: Dr. José García Falconí

 

 

En honor a la verdad y por lealtad profesional, en este estudio sobre el recurso de casación penal, también debo anotar argumentos contrarios a los que he manifestado en artículos anteriores sobre este tema.

 

Casación Penal y Civil: Distinciones en la Formalidad del Recurso

 

Esto es, hay que reconocer, que la casación en materia penal, no es tan formalista como la civil, más aún no puede calificarse la casación penal de formalista por el simple hecho de tener una limitación de motivos para interponerla y, por exigirse una serie de requisitos formales para ello, pues en el recurso de casación en materia penal, el legislador considera que no debe existir un puro formalismo jurídico, porque si esto pasara, estos requisitos se darían en desmedro de la justicia objetiva. Así, la técnica del recurso de casación, impone solo estudiar las causales que se invoquen y fundamentarlo en la audiencia pública que contempla el Art. 657.3, del Código Orgánico Integral Penal, como lo señalé en uno de los artículos anteriores.

 

O sea, que se manifiesta que el recurso de casación penal en nuestro país no es tan formal como lo es el de casación civil, pues nuestro legislador parece que ha considerado que el rigor formal no está por encima de la efectividad de un derecho, debiendo recordar que una de las características del Estado constitucional de derechos y justicia, que señala el Art. 1 de la Constitución, es que el derecho sustancial está sobre el derecho procesal, por esa razón el Art. 169 ibídem, establece que no se puede sacrificar la justicia por la mera omisión de formalidades, en igual sentido se pronuncia el Art. 18 del Código Orgánico de la Función Judicial.

COGEP: Fundamentación del Recurso de Casación

 

El Código Orgánico General de Procesos, que se publicó en el Registro Oficial Suplemento No. 506 del viernes 22 de mayo del presente año y que entrará en vigencia el 22 de mayo de 2016; al tratar sobre el recurso de casación y su fundamentación, señala en el Art. 267 que el escrito de interposición del recurso de casación, debe determinar fundamentada y obligatoriamente lo siguiente:

 

1.    Indicación de la sentencia o auto recurrido con individualización de la o del juzgador que dictó la resolución impugnada del proceso en que se expidió, de las partes procesales y de la fecha en que se perfeccionó la notificación con la sentencia o auto impugnado o con el auto que evacúe la solicitud de aclaración o ampliación.

2.    Las normas de derecho que se estimen infringidas o las solemnidades del procedimiento que se hayan omitido.

3.    La determinación de las causales en que se funda.

4.    La exposición de los motivos concretos que se fundamenta el recurso, señalando de manera clara y precisa, la forma en la que se produjo el vicio que sustenta la causal invocada.

 

Recalco que el recurso de casación según el Código Orgánico General de Procesos, se encuentra regulado en los Arts. 266 que trata sobre la procedencia; en el 267 sobre la fundamentación; en el 268 sobre los casos, debiendo señalar que los Nos. 1, 2 y 3 se refieren a los errores in procedendo, y los Nos. 4 y 5 a los errores in iudicando; el Art. 269 trata sobre el procedimiento; el Art. 270 sobre la admisibilidad del recurso; el 271 sobre la caución y suspensión de la ejecución; el 272 sobre la audiencia; el 273 sobre la sentencia; el 274 sobre los efectos; el 275 sobre la devolución y liquidación de la caución; el 276 sobre los efectos de la casación del fallo ejecutado; y el 277 sobre la legitimación para interponer dicho recurso.

 

 

¿INTERROGANTES?

 

 

Además de las interrogantes señalas en los artículos anteriores publicados en esta misma Revista, existen otras que me permito poner en consideración del amable lector de la misma:

 

-       ¿Cuál es el efecto cuando la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y de Tránsito de la Corte Nacional de Justicia, establece que no se ha fundamentado el recurso de casación por escrito?

-       ¿Se deberá declarar en este caso desierto el recurso?

-       ¿En este caso se declarará abandonado el recurso?

-       ¿ O se declarara desistido el recurso?

 

Pienso, que se lo debe considerar como no interpuesto por parte del recurrente, pero si es así, la resolución impugnada queda firme como si no hubiera sido atacada, lo cual es gravísimo, porque por un descuido o indolencia se pierde el recurso de casación antes de haberlo tramitado integralmente; esto respecto a los abogados/as indolentes e irresponsables puede pasarles esta circunstancia que señalan los jueces que dictaron el auto tantas veces citado, motivo del presente comentario; y, por supuesto la responsabilidad que cometen es sumamente grave por omitir la fundamentación o expresión de agravios por descuido, y esto es algo que a ninguna abogada o abogado se le debe excusar, por lo que sería interesante que exista una resolución del Pleno de la Corte Nacional de Justicia o del Pleno del  Consejo de la Judicatura en esta materia, y que la misma se la publique en el Registro Oficial, para que se cumpla el principio de seguridad jurídica, que establece el Art. 82 de la Constitución de la República, en concordancia con el Art. 25 del Código Orgánico de la Función Judicial, o en su caso esperar el pronunciamiento de la Corte Constitucional, respecto a las acciones extraordinarias de protección que tengo entendido se han presentado por este punto de derecho en contra del auto dictado por algunos señores jueces de la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y de Tránsito de la Corte Nacional de Justicia, pues no puedo confirmar hasta el momento que se hayan presentado dichas acciones.

 

 

RECOMENDACIONES

 

Me permito hacer las siguientes recomendaciones:

 

1.    Recordemos que el recurso de casación, es un pedido fundado en derecho.

2.    Contiene dos hechos: a) El pedido; y, b) Lo que se pretende.

Lo primero, es la petición del recurso de casación, y lo segundo, es la enunciación  del fundamento jurídico del recurso, que no puede ser si no por las causales señaladas en el Art. 656 inciso primero, del Código Orgánico Integral Penal.

3.    Recordemos, que hay que fundamentar el recurso de casación también  en la audiencia oral, porque en ella se produce el principio de contradicción, conforme disponen los Arts. 168.6 de la Constitución de la República; 19 del Código Orgánico de la Función Judicial; y 657.3 del Código Orgánico Integral Penal; de tal modo, que no cabe decir por esto una, dos o tres veces, pues sería redundar o darse las vueltas, al insistir en lo mismo, si no hay que señalar las razones jurídicas y lógicas de porqué considera que la sentencia dictada por el Tribunal de Garantías Penales o por la Sala de lo Penal de la Corte respectiva ha incurrido en esa circunstancia aducida, de lo contrario la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y de Tránsito de la Corte Nacional de Justicia, puede desechar el recurso de casación, conforme dispone el Art. 657.5, ibídem.

4.    Hay que citar las normas sustanciales o procesales violadas, esto es fundamental, de tal manera que no haya confusiones, el recurrente no puede darse el lujo de equivocarse, pues esto sería fatal, peor si se omite  algo, porque el razonamiento de la acusación quedará trunco y sin demostración del error de derecho aducido, aún cuando como tengo manifestado, existe casación penal de oficio.

5.    Hay que tener cuidado, con incurrir en el error que cometen muchos abogados, de creer que la casación es un recurso de tercera instancia; pues, como he señalado, la casación es recurso extraordinario, técnico y limitado, no es tercera instancia, de tal manera que se trata de un escrito fundamentado, sometido a la más estricta técnica jurídica, que luego por el principio de contradicción, será analizado en la audiencia oral-contradictoria que convoca la Corte en el término de cinco días.

6.    Si bien por el principio dispositivo (Art. 168.6 CR; Art. 19 COFJ; Art. 5.15 COIP), la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y de Tránsito de la Corte Nacional de Justicia, sólo puede analizar lo fundamentado por el recurrente en sus exactas dimensiones, y por tal dicha Sala no debería sino estudiar sólo lo señalado en el escrito en el que se interpuso el recurso de casación; esto es, la Sala no podría corregir equivocaciones del recurrente y del abogado/a que interpuso el recurso de casación, sin embargo como tengo señalado en mi libro ANÀLISIS JURÍDICO TEÓRICO-PRÁCTICO DEL CÓDIGO ORGÁNICO INTEGRAL PENAL, la última parte del Art. 657.3,  del COIP, permite la casación de oficio en esta materia.

 

Tengo que insistir, que las y los abogados que interponen recurso de casación, por lo general incurren en defectos o excesos, que la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y de Tránsito de la Corte Nacional de Justicia desechan, porque no encajan en la  causal  alegada o porque a pesar de su correcta enunciación no se demuestran debidamente, o porque se trata de motivos supuestos o concurrentes, como cuando se alega al mismo tiempo, el error de derecho respecto a una disposición legal por las tres causales señaladas en el Art. 656 inciso 1 del COIP; esto es, lo que denomina la doctrina formulación promiscua de la casación, pues resulta una contradictio in terminus, presentar las tres causales al mismo tiempo sobre un punto de derecho, conforme lo analizo en la obra antes mencionada.

 

Si no se justifican estos requisitos, la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y de Tránsito de la Corte Nacional de Justicia, debe desechar el recurso de casación interpuesto, señalando que no existen fallos de lógica jurídica en la sentencia dictada por parte del Tribunal de Garantías Penales o de la Sala de lo Penal de la Corte respectiva; o sea, hay que recalcar, que la sentencia antes mencionada, mantiene un ordenamiento lógico con los hechos relativos y aceptados como verdaderos, esto es desestimando, atento a lo dispuesto en el Art. 657.5, que en su parte pertinente, dice: ?(?) De estimar improcedente, se declarará así en sentencia?.

 

En mi obra, ANÁLISIS TEÓRICO PRÁCTICO DEL CÓDIGO ORGÁNICO INTEGRAL PENAL, en el próximo tomo, trataré sobre la impugnación y los recursos de manera detallada; esto es, sobre la impugnación y sus reglas, además de los recursos horizontales y verticales, ordinarios y extraordinarios que contempla el Código Orgánico Integral Penal, en concordancia con el Código Orgánico General de Procesos, que ya se publicó como tengo manifestado, toda vez que la misma es ley supletoria en materia penal, por así disponerlo la Disposición General Primera del COIP, que dice: ?En lo no previsto en este Código se deberá aplicar lo establecido en el Código Orgánico de la Función Judicial y el Código de Procedimiento Civil, si es aplicable con la naturaleza del proceso penal acusatorio oral?; esto es una vez que deje de tener vigencia el Código de Procedimiento Civil, será el Código Orgánico General de Procesos, ley supletoria del Código Orgánico Integral Penal, pues hay que recordar que la Disposición Primera Reformatoria manifiesta: ?En todas las disposiciones legales o reglamentarias vigentes, sustitúyase en lo que diga:

1.    ?Código de Procedimiento Civil (?), por Código Orgánico General del Procesos?..

 

Debo aclarar que el Código Orgánico General de Procesos en el Art. 251 prevé los siguientes recursos:

 

1.    Aclaración;

2.    Reforma;

3.    Ampliación;

4.    Revocatoria;

5.    Apelación;

6.    Casación; y,

7.    De hecho.

 

Recalcando que: ?Concedido o negado cualquier recurso no se lo podrá interponer por segunda vez?.

 

Luego hace un análisis jurídico sobre los efectos del recurso de apelación, que son los siguientes:

 

1.    Sin efecto suspensivo;

2.    Con efecto suspensivo; y,

3.    Con efecto diferido.

 

Aclara que por regla general, la apelación se concederá con efecto suspensivo; y que el efecto diferido se concederá solamente en los casos que así lo disponga dicho cuerpo de leyes.

 

Luego trata sobre la procedencia según los efectos; la adhesión al recurso de apelación, la apelación parcial y los recursos contra la sentencia de segunda instancia, que es el recurso de casación, en los casos y por los motivos previstos en dicho Código, aclarando que puede proceder solamente la aclaración y la ampliación de la sentencia, antes de presentar por escrito debidamente fundamentado el recurso de casación civil.

 

 

 

Dr. José García Falconí

Docente, Facultad de Jurisprudencia,

Ciencias Políticas y Sociales,

Universidad Central del Ecuador

correo: josegarciafalconi@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Change password



Loading..