Aprender Derecho a través de Internet

Jueves, 24 de noviembre de 2005


Aprender Derecho a través de Internet

Por: Dra. Esc. María José Viega
Doctora en Derecho y Ciencias Sociales y Escribana Pública por la Universidad Mayor de la República Oriental del Uruguay (UR). Profesora adjunta en el curso de Derecho Telemático y Profesora en el curso en línea Derecho del Ciberespacio en la UR

 

LA ACTIVIDAD EDUCATIVA no ha quedado fuera de los ámbitos que ha revolucionado la gran red Internet. Esta poderosa aplicación tecnológica nos ha permitido entablar una nueva relación entre educador y educando.

Mucho se ha dicho sobre el e-learning, se lo ha calificado como una versión actualizada de la educación a distancia, pero hay que tener en cuenta que las variante son muy significativas, ya que el desarrollo de las telecomunicaciones y las tecnologías disponibles potencializan en calidad y velocidad las posibilidades de comunicación de una manera asombrosa.

La educación a distancia tradicional estaba signada por las distancias geográficas, con la correspondiente demora en la comunicación. El e-learning en cambio, se caracteriza por la posibilidad de instantaneidad, a pesar de las distancias físicas. En el aula virtual podemos encontrarnos desde diferentes partes del mundo, o desde la misma ciudad, y podemos optar por ella en lugar de la educación presencial por una infinidad de razones. Por otra parte, cambian también las necesidades de recursos por parte de las Universidades, ya que aquellas que cuentan con escasos recursos materiales, pueden encontrar en este sistema de enseñanza una solución a sus problemas, priorizando la inversión en recursos humanos, en investigación, en creaciones intelectuales, sobre la infraestructura edilicia .

Un artículo sobre este tema que me resultó sumamente interesante, tenía como título la siguiente pregunta: ¿Se puede enseñar a montar en bicicleta por Internet?

La respuesta afirmativa puede ser cierta según el significado que se dé a las palabras enseñar y aprender. "El punto crítico aquí es que no se puede confundir enseñar con aprender. Se puede enseñar a montar en bicicleta, pero se aprende por uno mismo. Te pueden explicar durarte horas y horas y además tener una gran motivación por aprender, pero al final solo consigues hacerlo cuando te montas en la bicicleta y empiezas a pedalear... y a caerte." "Una persona aprende cuando consigue incorporar e integrar un nuevo conocimiento al conjunto de conocimientos previos que residen en su mente" .
Ahora bien, la pregunta que nos corresponde contestar como docentes en el área del Derecho, es si ¿se puede enseñar Derecho en forma virtual, o a través de Internet?

Desde ya manifiesto que mi respuesta es afirmativa, sobre todo en materias teóricas, creemos que es cien por ciento aplicable. Y en la Universidad, teniendo en cuenta las edades y por ende la madurez del estudiantado, puede ser un ámbito donde realmente se aproveche esta nueva modalidad.

La educación virtual tiene interesantes ventajas, pero también tiene aspectos desfavorables comparada a la educación presencial, siendo relevante analizar pros y contras para cada emprendimiento concreto.

Personalmente, he tenido la oportunidad de utilizar el e-learning desde sus dos facetas, como estudiante y como educador, y desde ambos lados me ha parecido una experiencia extraordinaria.

Como estudiante realicé un curso de la OMPI sobre Introducción a la Propiedad Intelectual y también realicé cursos del Posgrado en Derecho Informático en la Universidad de Buenos Aires. Como docente, he preparado contenidos y he sido tutora del Curso "Derecho del Ciberespacio", un curso para graduados que se ha dictado on line en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República.

Concepto y caracteres

Antes de hablar específicamente de e-learning, creo conveniente realizar una serie de reflexiones acerca del género educación a distancia, de su evolución y caracteres.

La educación a distancia apareció como una forma de educación alternativa, sobre todo para personas que padecen ciertas enfermedades, por problemas de locomoción debido a distancias geográficas, por problemas de horario, por ejemplo de trabajo, etc.

Un poco de historia

La evolución histórica nos da la pauta de que verdaderamente estamos ante un caso de vino añejo en nuevas tinajas, ya que sus orígenes datan del siglo XIX. En Gran Bretaña, Isaac Pitman comenzó a enseñar por correspondencia en el año 1840. Gustav Langenscheidt, en Alemania, utilizó el correo postal para enseñar idiomas en el año 1856. En el año 1883 el abaratamiento del servicio de correo llevó a que el Instituto Cahutauqua (Nueva York) emitiera títulos a distancia.

Podemos hablar de la existencia de varias generaciones:
Primera generación: en la cual se utilizaba el correo como forma de comunicación y los textos escritos métodos didácticos, los cuales incluían guías de estudio.
Segunda generación: comienza a finales de los años 60 con la aparición de Universidades abiertas. Estas utilizaron la radio y la televisión como medios educativos adicionales. En la década del 80, se comienza a utilizar el teléfono como medio de contacto con los tutores, videos, cassettes y en 1990 se comienza a utilizar Internet.

Concepto y caracteres

Relan y Gilliani definen la formación mediante Internet como "la aplicación de un repertorio de estrategias instruccionales orientadas cognitivamente y llevadas a cabo en un ambiente de aprendizaje constructivista y colaborativo, utilizando los atributos y recursos de Internet" .

La definición que dio en 1996 la Dirección General de Telecomunicaciones de Teleeducación es: "el desarrollo del proceso de formación a distancia (reglada o no reglada), basado en el uso de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, que posibilitan un aprendizaje interactivo, flexible y accesible a cualquier receptor potencial. En este informe entendemos la teleeducación como una enseñanza a distancia, abierta, flexible, e interactiva, basada en el uso de las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones, y sobre todo, aprovechando los medios que ofrece la red Internet" .

Según Lorenzo García Aretio, Coordinador de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia, las características de dicha forma de educación son:

- Distancia física entre el alumno y el profesor
- Utilización de medios técnicos para comunicaciones
- Apoyo con tutorías
- Los alumnos pueden aprender de forma flexible e independiente, lo que no necesariamente significa aprender en solitario.
- Comunicación bidireccional: profesor alumno y alumnos entre sí.
- Enfoque tecnológico en las decisiones referidas a la planificación, el desarrollo y evaluación de las acciones de educación a distancia.
- Comunicación masiva e ilimitada con alumnos en contextos geográficamente dispersos.

La educación a través de Internet

Según Khan las características de la formación a través de Internet son :

a) Interactiva: la interacción puede darse a través de chat (sincrónico ­ en el mismo momento) y el e-mail (asincrónico).

b) Multimedia: las herramientas multimedia, como por ejemplo: textos , gráficos, audio, video, animaciones, son un elemento valioso a la hora de definir las técnicas didácticas que se van a utilizar en un curso.

c) Sistema abierto: los alumnos son libres para moverse dentro del programa, siguiendo su propio ritmo y sus propias opciones.

d) Búsqueda on line: desde la faceta de búsqueda de material complementario, pero también es un aspecto en el cual apoyarnos a la hora de evaluar al alumno, proponiéndole aplicar los conocimientos teóricos en la búsqueda de casos en la prensa o jurisprudenciales.

e) Independencia de espacio, tiempo y dispositivo: Este es un aspecto interesante, en el cual me interesa destacar que la educación a distancia estaba signada por la distancia geográfica y la concerniente demora en las comunicaciones, mientras que hoy día, Internet nos permite la instantaneidad de las comunicaciones, con independencia del lugar físico en que nos encontremos. Además, podemos conectarnos las 24 horas los 365 días del año y desde cualquier lugar, desde cualquier computador.

f) Publicación electrónica: es sumamente sencilla la publicación en Internet, de forma tal que alumnos y profesores pueden hacer públicos sus trabajos, aunque lógicamente los cursos a distancia no son abiertos, sino que es necesario matricularse.

g) Recursos on line: Internet proporciona acceso instantáneo e ilimitado a una gran cantidad de recursos de formación que pueden ser almacenados en el ordenador del usuario. Tenemos que tener en cuenta aquí el respeto de los Derechos de Autor, a la hora de seleccionar contenidos, como también las reproducciones que los alumnos puedan realizar.

h) Distribución: como cualquiera puede publicar, normalmente no hay un control, elemento este que favorece la distribución. Por tanto, debemos tener presente que material utilizan los estudiantes, ya que justamente por las características mencionadas, en Internet podemos encontrar obras de diferente calidad.

i) Comunicación intercultural: la posibilidad de que en un curso existan cursantes de distintos países, da la posibilidad de que desde distintas zonas del mundo se pueda interactuar, lográndose un intercambio cultural, además de la formación en un tema específico.

j) Multiplicidad de expertos: así como no es necesario que los alumnos residan en un lugar físico determinado, también los docentes pueden pertenecer a distintas zonas geográficas, permitiéndonos contar con expertos de otros países a un mínimo costo.

k) El alumno controla su aprendizaje: ya que puede establecer el orden en que aprende, elegir contenidos, tiempo, etc.

l) No discriminación: acceso democrático al conocimiento, sin importar el lugar, etnias, lo que permite una comunicación más abierta y sin inhibiciones.

m) Costo razonable: para alumnos, tutores e instituciones. Reducción de costos de transporte, textos, aulas, etc. En este tipo de emprendimientos, lo más oneroso son los costos de elaboración de contenidos y las tutorías, pero respecto a los primeros los mismos son reutilizables, debiendo realizarse actualizaciones de ser necesario. Otros costos son los de conexión a Internet para los alumnos, los costo de sistema informático en la Universidad (los cuales se pueden tercerizar, para no tener que realizar una inversión importante).

n) Facilidad de desarrollo y mantenimiento de cursos: una vez desarrollado el sistema, debe realizarse la actualización de las páginas, o incorporar nuevas versiones en el desarrollo del software que permitan otras implementaciones.

o) Autonomía: se puede manejar en su totalidad a través de Internet.

p) Seguridad: solo los formadores pueden modificar la información que se presenta. Los alumnos disponen de un usuario y una contraseña. También puede existir foros de tutores a los cuales los alumnos no tienen acceso, que permiten discutir temas docentes, como unificar criterios, evaluaciones, etc.

q) Aprendizaje colaborativo: discusión de ideas y/o actividades, las que pueden realizarse a través de foros, chats, listas de discusión, de forma tal que los alumnos aprendan en conjunto, sintiendo que forman parte de una comunidad.

r) Evaluación on line: y aquí es de destacar que no solo nos referimos a la evaluación de los alumnos, sino también de los formadores y del curso en sí mismo.

Los contenidos educacionales

Una vez que tenemos determinadosobre que materia vamos a dar el curso, y hemos elaborado un programa del mismo, será necesario determinar cuales son los objetivos generales del curso y particulares de cada unidad.
Si bien el es curso es una unidad, es posible dividirlo en módulos y cada uno de ellos puede diseñarse como un Objeto de Aprendizaje o Learning Object.
Ateniéndonos a esta definición un Learning Object sería una unidad mínima de formación que cumple con un único objetivo y que puede ser secuenciada junto con otros Learning Objects para conformar cursos que abarcan objetivos de aprendizaje más amplios.
Los objetivos son el paso previo indispensable a dar contenidos al programa, ya que debemos preguntarnos: ¿qué pretendemos que los alumnos aprendan? En base a esto los alumnos sabrán que pueden esperar del curso, porque conocen su finalidad de antemano, sirviendo como elemento de orientación y/o de autoevaluación en su proceso educativo, y podrán evaluar si se cumplió o no con lo planificado.

Características básicas de los Learning Objects

a la pregunta si podemos asimilar un capítulo o un módulo a un learning object, contestamos que no siempre es así. Es necesario que dicho módulo cuente con una serie de caracteres que expondremos a continuación:

a) Autocontenido: a los efectos de que el mismo tenga independencia debe tener una estructura adecuada, incluyendo presentación y objetivos, el contenido formativo propiamente dicho y finalmente un sistema de evaluación y conclusiones.
b) Breve: Teniendo en cuenta las limitaciones del medio on-line así como la sesión media de auto-estudio de un usuario, un Learning Object debería estar diseñado para una duración media de 15 minutos o menor.
c) Independiente del contexto: no debe precisar de otro contexto que él mismo. Por ello no puede hacer referencia a otros objetos o hacer referencias ambiguas. De este modo el Learning Object desarrolla su propio contexto por combinación con otros Learning Objects.
d) Etiquetado (Metadata): a fin de facilitar su identificación y búsqueda, debe estar adecuadamente definido en sus etiquetas descriptoras (metadata).
e) Interoperable (estándar): deben diseñarse de acuerdo con un estándar que permita su independencia de la plataforma LMS o LCMS, a fin de que pueda ser cargado o lanzado por cualquier plataforma de cualquier fabricante.

Los contenidos educacionales

¿Qué son los contenidos? Son "el conjunto de creaciones o saberes culturales o técnicos, tales como conceptos, explicaciones de fenómenos, razonamientos, habilidades, lenguajes, valores, creencias, actitudes, intereses, pautas de comportamiento, etc. con que las personas abordan la solución de los problemas que le plantea la vida en un contexto físico y social determinado. Su adquisición favorece el desarrollo personal y profesional" .

A la hora de elaborar los contenidos, no es suficiente con trasladar los materiales en soporte papel que utilizamos para las clases tradicionales, al soporte informático.

Es de destacar que la calidad de experto en la materia que se va a dictar de quien diseña el curso y elabora contenidos, así como del o de los tutores, es sumamente relevante.

Deben tenerse en cuenta a la hora de elaborar los contenidos diferentes aspectos como: conocimientos en las teorías del aprendizaje a los efectos de diseñar la mejor estrategia en cada caso, una actitud creativa en cuanto a descubrir y aplicar las posibilidades que ofrece Internet, capacidad de comunicar y ordenar los contenidos de forma tal que resulte atractiva para el alumno y también que resulten interesantes las tareas que se le encomiendan.

En la educación virtual la organización de los contenidos es trascendente, ya que los mismos pueden estar más dispersos que en el sistema tradicional, en el cual podemos basarnos en un manual y documentos complementarios. Aquí tenemos además informaciones en revistas electrónicas, sitios web, prensa virtual, etc.
Cómo el alumno acceda a los mismos, la forma en que se lo presentemos, los desafíos que le planteemos serán formas de motivarlo a seguir adelante.
Los contenidos pueden realizarse a través de sistema inductivos o deductivos, partiendo o no de la existencia de un experto (deductivo) que guía el proceso de conocimiento, o no, a través de un estructurado hipertextual no estructurado.
A su vez también pueden existir diferentes tipos de estructuras, las cuales simplemente enumeraremos:

a) lineal simple: son aquellas que nos permiten ir hacia adelante o hacia atrás
b) lineal ramificada: es el caso en que cuando los alumno realizan un autoevaluación, si comete un error puede llevarlo a repasar el concepto o si contesta bien, le habilita el próximo nivel.
c) jerárquica: es altamente positiva en temas muy complejos, donde es conveniente subidividirlo en temas y subtemas. Esta forma de organizar el conocimiento ha sido denominada como Mapas Conceptuales.
d) de red: en esta manera de presentar la información, el alumno puede ingresar por cualquier página e ir navegando a su gusto. El problema es que no se sienta perdido y lo ayudemos en su caso a que tenga un hilo conductor.
e) centrada en problemas y casos: el caso puede ser un punto de partida para que los alumnos realicen su propia investigación, de acuerdo a la orientación que el tutor pueda brindarles.

Estrategias didácticas

Se hará hincapié ­en el punto siguiente- en el hecho del relacionamiento entre el profesor y los alumnos, entre los alumnos entre sí y también por supuesto entre éstos y los contenidos que les ofrece el curso. De forma tal que las estrategias didácticas deben estar dadas para lograr una mejor comunicación entre los participantes y el mejor aprovechamiento de los contenidos.
Dentro de las estrategias podemos enumerar la siguientes, (ya que el desarrollo de las mismas no constituye el objeto del presente trabajo): lecturas secuenciadas, explicaciones teóricas acompañadas de casos prácticos, estudios de casos, indagación guíada, trabajo en grupos, búsqueda de información, argumento y refutación, lluvia de ideas, tablón de anuncios, debates a través de chat o foros, etc.

Tutorías telemáticas

Cuenta Shea (1992) que la historia de los tutores comienza en los tiempos de Ulises. Cuando Ulises se va a la guerra de Troya encomienda el cuidado de su hijo Telémaco a un tutor, llamado Mentor. Desde esos lejanos antecedentes, la idea de los tutores y mentores ha estado ligada a la de esas personas de confianza que pueden actuar como consejeros, amigos, maestros, como personas "sabias" y prudentes dispuestas a prestar ayuda. (Zabalza y Cid, 1996) .
Tenemos que partir de la base que, en esta modalidad educativa la enseñanza se encuentra centrada en el alumno, y en el aprendizaje del mismo más que en la enseñanza en sí.

Si bien el papel del tutor es definitorio en cuanto al éxito o fracaso de un curso en la mayoría de los casos, también el alumno debe tener en cuenta cuando inicia un curso de este tipo que le requerirá un esfuerzo mayor que asistir a una clase presencial y nos pareció importante analizar cuales son sus características.

El alumno en la enseñanza virtual

En primer lugar vamos a centrarnos en el alumno y sus características, para pasar posteriormente a analizar los rasgos y la función de los tutores.
La primera característica es la diversidad de los mismos, la cual puede provenir de aspectos geográficos, sociales, culturales; aspectos estos que enriquecen la experiencia de la teleeducación.

En el caso concreto que hoy analizamos vamos a estar ante alumnos de grado o de posgrado, con lo cual debemos analizar las bases y experiencias que poseen y en las cuales podrán apoyarse para realizar el proceso de aprendizaje en nuestra propuesta.

Los motivos por los cuales optan por esta modalidad son variados, algunos para probar el sistema y las nuevas herramientas, otros porque viven en el interior del país y en Uruguay los cursos de graduados en la Facultad de Derecho se centralizan en Montevideo, otros por razones de horarios y la libertad de poder estudiar cuando lo deseen, y en el caso de nuestra materia la motivación principal consiste en formarse en las nuevas tecnologías para no quedar rezagados en este aspecto.

Un estudio desarrollado por FUNDESCO en 1998 establece que existen rasgos de personalidad que determinan una disposición favorable a la hora de aprender por esta modalidad:

a) Tener conciencia de la necesidad de aprender continuamente y aplicar los conocimientos adquiridos.
b) Responsabilidad y madurez para ser constantes en el autoaprendizaje y administrar el tiempo.
c) Disciplina y constancia en el uso de los recursos ofrecidos.
d) Automotivación para el desarrollo propio y deseo de aprender más.
e) Creatividad y capacidad de adaptación ante las nuevas formas de aprendizaje.
f) Autoestima y confianza en sus propias capacidades.
g) Equilibrio en la distribución de tiempos de trabajo, estudio y ocio.
h) Actitud positiva frente a lo nuevo, y capacidad de esfuerzo y autosuperación.
i) Comunicación e interacción con el resto de los alumnos y el tutor.

El tutor en el sistema telemático

El tutor, además de conocer la materia en la cual está formando, tiene que tener conocimientos tecnológicos, si bien se cuenta con un informático en los proyectos, es importante que pueda utilizar el sistema con solvencia.
Los conocimientos didácticos a la hora de diseñar el curso y elaborar los materiales, como ya vimos, también son aspectos a destacar.
Son elementos claves del e-learning :

- Adaptarse a las necesidades y posibilidades del estudiante. Acompañarlo para que se sepa apoyado, que sepa como avanza y hacia donde. Que siente que lo que aprende es útil, tanto los conceptos teóricos como sus aplicaciones prácticas.
- Cursos con un enfoque pedagógico consistente y adecuado. Un entorno y unos docentes que ayuden a crear un sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Una formación basada en una planificación y un contexto más que en materiales dispersos. Teniendo como base estos elementos claves, pensemos en que el tutor cuenta como forma de comunicación: el e-mail, los chats y los foros.
Si bien se ha entendido que los foros son los sitios donde realmente se forma la comunidad, según mi experiencia personal, creo que la herramienta más viva son los chats, porque la comunicación es en simultáneo, además normalmente llegamos antes, como en las clases presenciales y comentamos cosas del curso o de nuestra semana o del día. En los cursos de posgrado de la Universidad de Buenos Aires teníamos dos chat semanales, uno con el profesor y otro con el tutor, y realmente llegamos a conocer a nuestros compañeros, lo que a la hora de utilizar los foros para plantear problemas o para realizar trabajos en conjuntos sabíamos con quien estabamos trabajando. Y a pesar de ser un poco más lentos me inclino por los chats de texto a los de voz (aunque éstos también tienen la otra opción en conjunto), pero me parecen más ordenados, se puede disponer posteriormente del material, de forma tal que si no estamos presente en un chat, podemos recuperar el contenido del mismo en cualquier momento.

Con relación a los mails, éstos son una gran carga para el tutor, ya que se reciben muchísimos y de distinta índole. Se ha pensado para resolver este problema en otro tipo de tutor simplificado, que es "el asistente en línea, que mantiene "enlatadas" las respuestas a las preguntas más frecuentes en una disciplina dada. Un estudiante teclea una pregunta y el sistema responde. Si el programa no encuentra la pregunta en su lista, la desvía a un asistente de enseñanza humano de guardia, que introduce la respuesta desde un lugar remoto. Esto satisface el aprendizaje y enriquece la biblioteca de respuestas de programa en línea para futuras preguntas de estudiantes. "

Hasta ahora, en todos los cursos que he formado parte nos hemos manejado con tutores humanos. Esto no obsta a que exista una lista de preguntas más frecuentes que podamos consultar.

En relación a los foros, son una herramienta poderosa, pero hay que establecer reglas de uso en los mismos, a los efectos de tener en cuenta, por ejemplo, si éstos van a ser revisados por el profesor o no, ya que pueden circular conceptos erróneos que no sean detectados por el docente . Si se opta por controlarlos, entonces necesitaremos una carga horaria mucho mayor, ya que los mensajes en los mismos pueden desbordarnos.

Además de los foros de noticias tradicionales, o de discusión de temas propuestos por los propios estudiantes, que acabamos de mencionar, podemos abrir foros con la finalidad de realizar trabajos grupales, de manera que podamos ver el proceso de elaboración de un informe sobre un determinado planteo, como razonan y elaboran sus conclusiones, lo cual es sumamente enriquecedor.
Por supuesto que se puede contar también con la herramientas tradicionales como el fax y el teléfono, que no debemos descartar.

Formas de evaluación

La educación virtual permite realizar un seguimiento detallado de las actividades que realiza el alumno en el sitio, desde el tiempo que está conectado al sistema, hasta el tiempo que le han llevado realizar las autoevaluaciones.
Podemos seguir al alumno en su aprendizaje, de manera que a los efectos de la evaluación en este tipo de cursos no es trascendente la evaluación final del curso, sino las diferentes formas que hemos tenido de ir constatando el proceso de aprendizaje.

A través de las diferentes herramientas podemos realizar una evaluación cuantitativa, como el resultado numérico de las autoevaluaciones, o podemos realizar una evaluación cualitativa a través de las tareas escritas y el desempeño en los foros o trabajos en equipo.

El desarrollo de software a nivel de autoevaluaciones y creación de sistema expertos para evaluar es un elemento que se ha desarrollado en el mercado. Al respecto me interesa citar a Rafael Tablas y Sastre quien entiende que: "Es pues, urgente, investigar en las aplicaciones instrumentales de la informática, para conseguir elaborar programas de ordenador capaces de ser aplicados a la enseñanza en torno a estos 3 objetivos fundamentales: 1) la calificación automática. 2) La simulación por ordenador. 3) La enseñanza programada."

Este autor entiende que la calificación automática otorgaría una serie de ventajas que mejoraría la calidad de la enseñanza. La labor de calificar , nos dice, es una de las más importantes que cumple el profesor, por la responsabilidad que conlleva. Pero, por sí misma, es una tarea pesada y aburrida, que no gratifica al profesor. El profesor deja de ser el Maestro que ayuda y orienta a sus alumnos, se convierte en un calificador, al cual el alumno ya no ve como un amigo. Con la calificación automática el profesor sólo tendría que fijar los criterios y parámetros. Y será el ordenador quien calificará, y lo hará manteniendo siempre el mismo nivel de atención y objetividad frente a los alumnos, sin que puedan influirlo, cansarlo o distraerlo. El profesor tendrá más tiempo para dedicar a enseñar e investigar .

Tengamos presente, además, que la posibilidad de autoevaluarse por parte del alumno aumenta la motivación y orienta el proceso de aprendizaje, ya que puede detectar que conceptos no han quedado claros.

Ejemplo uruguayo: "Derecho del Ciberespacio

Mi primer experiencia en educación virtual fue un curso de OMPI sobre Introducción a la propiedad intelectual, el mismo contaba con textos explicativos, y archivos de voz, de los cuales contábamos con la trascripción. Se realizaban autoevaluaciones automáticas, que permitían el acceso al examen final. Se nos asignaba un tutor, con el cual teníamos comunicación vía mail. No existía contacto con otros alumnos del curso. La evaluación final era un cuestionario que se recibía por correo electrónico, el cual debía ser enviado al tutor de la misma forma en un plazo determinado. Mi evaluación del mismo fue altamente positiva, ya que descubrí que es una modalidad en la que realmente se aprende.
Posteriormente realicé varios cursos del posgrado on line de la Universidad de Buenos Aires, quienes cuentan con un Campus Virtual de primer nivel. Realmente el sistema es excelente y el apoyo docente y técnico sumamente eficaz. Se contaba con el aula virtual, con la biblioteca virtual, con foros, con pizarrones, con chats escritos y de voz, con un sistema que nos permitía levantar la mano para pedir la palabra. Las clases eran por sistema de video on line, las cuales estaban transcriptas en el aula. Se acompañaban powet point y una cantidad importante de lecturas complementarias. No existían en el mismo autoevaluaciones por temas, sino que se realizaban trabajos en equipos o cuestionarios que se enviaban vía mail al tutor. El examen final en algunos casos se hizo mediante un trabajo monográfico enviado por mail y por correo tradicional a la Universidad y también ­en otros casos- por sistema on line de múltiple opción, con la ventaja de tener el resultado al instante.

He tenido la fortuna ­como docente- de participar en la primera experiencia de curso on line realizada en Facultad de Derecho, que ha sido un curso para graduados llamado Derecho del Ciberespacio. El mismos contó de dos instancias presenciales, una clase introductoria, donde se explicaba el funcionamiento del curso y se dieron nociones generales sobre el soporte informático a utilizar. Esta decisión fue como forma de transición de una metodología a otra, ya que las pautas del curso figuraban publicada en Internet, de manera, que la función de la clase presencial fue romper el hielo a través del conocimiento directo.

La segunda instancia presencial, contó de un examen final, el cual no era obligatorio. Los cursantes tenían la posibilidad de obtener un diploma de asistencia, el cual obtenían con la realización de todas las tareas propuestas en línea, y un examen final optativo en caso de desear aprobar el curso y obtener los créditos correspondientes.

En la página principal podemos observar el menú, en el cual aparecen indicados la Introducción al curso, la clase virtual, un glosario de términos realizado especialmente en virtud de aclarar los contenidos, un anexo normativo, en el que se incluían las normas referidas en el curso y la bibliografía complementaria para el mismo, tanto en soporte papel como virtual.

En esta segunda pantalla, nos encontramos con la clase virtual, donde podemos observar en el menú de la izquierda el ingreso de los participantes, una libreta de apuntes, cuestionarios, ingreso a foros. En la parte inferior un buscador para localizar información dentro del sitio.

A la derecha nos aparecen las novedades del curso y las actividades recientes, en las cuales el sistema incluye todo lo sucedido (tareas enviadas, mensajes en los foros) desde nuestro último ingreso al momento actual.

En la parte central, aparecen las diferentes unidades, que en este caso fueron incorporándose en forma semanal, en la cual se incluían los contenidos, las tareas a enviar a cada tutor, así como autoevaluaciones automáticas (en la modalidad de múltiple opción). Se incluyeron también encuestas evaluatorias de los módulos, las tareas, los tutores, así como materiales complementarios consistentes en trabajo relacionados con el tema en cuestión.

Se contó en el curso con 43 estudiantes, a los cuales se les entregaba un usuario y una password para su ingreso, conteniendo cada uno de ellos una página personal, en la cual podían colocar sus datos personales, su fotografía, figurando en la misma el mail para que quien lo deseara pudiera hacer contacto.

Esta es una de las pantallas de ingreso a foros de discusión de temáticas concretas, donde podemos observar los temas que se incorporaron, a iniciativa de que alumno, cuantos han contestado a dicha pregunta y la fecha y hora de la misma.

La evaluación del curso ha sido muy buena, contando con un nivel muy bajo de abandono del curso, hecho importantísimo, ya que en esta modalidad el porcentaje de abandono es muy superior a los cursos presenciales. Sin lugar a dudas este curso contó con mayores exigencias por parte de los estudiantes que en la modalidad presencial, donde no deben hacer tantas evaluaciones y tareas, herramientas estas que nos permitían ir evaluando el desarrollo del mismo. A la fecha no tenemos aún los porcentajes, ya que están todavía en fecha de cumplir con la entrega de tareas (hasta el 12 de setiembre), siendo el examen presencial el 19 de setiembre del presente.

Se utilizó el mail como herramienta personalizada, y en casos extremos se recurrió al teléfono, con la finalidad de motivar a continuar con el curso y conocer las razones de la falta de comunicación.

No se realizaron chats, ya que al contar con un sistema libre de realización del curso, no todos los alumnos lo cursaron en el orden propuesto, adaptándolo a sus intereses. Personalmente, creo que esta herramienta no puede faltar en futuros cursos, ya que los foros no son a mi entender suficientes para crear vínculos alumno-alumno.

Conclusiones.

Como todo sistema cuenta con ventajas y desventajas.

Como desventajas, y para empezar por la parte negativa, podemos enumerar: la falta de contactos sociales (impersonal), insatisfacción con los usos de las herramientas de foro y chat.

Las ventajas a destacar son: acceso inteligente a la información, personalización del aprendizaje, acceso sin fronteras a la formación y actualización de los contenidos.

Como aspectos a tener en cuenta, podríamos enumerar:

- La preparación del curso requiere más trabajo que en la forma tradicional, por lo que convertir un curso presencial en e-learning requiere más tiempo del esperado.
- Se requiere más esfuerzo por parte del profesor, ya que no tenemos un alumno promedio.
- Por parte de los alumnos se requiere un 50 % más de dedicación que en las clases normales.
- Exige de los alumnos autodisciplina y regulación del tiempo.
- El abandono puede ser alto.
Como conclusión personal, la educación virtual es una experiencia gratificante en cualquiera de las dos facetas que deseen realizarla. Internet es una herramienta poderosísima a la hora de ampliar nuestros conocimientos jurídicos o de compartirlos con otros.

Montevideo, 12 de noviembrere de 2003.

RESUMEN

El presente trabajo pretende realizar un análisis del proceso educación-aprendizaje del derecho a través del e-learning. Para ello parte de conceptuar y caracterizar la educación a distancia y la educación a través de Internet como una modalidad de esta.

Se analizan entonces los contenidos educacionales, las características básicas de los Learning Objects, los contenidos educacionales, las estrategias didácticas y las tutorías telemáticas, haciendo hincapié en las características especiales que debe poseer el alumno en la enseñanza virtual y también el tutor en el sistema telemático. Por último de analizan las posibilidades de evaluación y se concluye con un ejemplo: "El curso on line Derecho del Ciberespacio".



Título de la Ponencia: APRENDER DERECHO A TRAVES DE INTERNET
Autor: Dra. Esc. María José Viega
País: Uruguay
Dirección Postal: Calle 25 de Mayo 477 Esc. 46 Montevideo
E-mail: mjviega@viegasociados.com
Area Temática: Creación de capacidad: Desarrollo de los recursos humanos, educación y capacitación.
Curriculum abreviado: Doctora en Derecho y Ciencias Sociales y Escribana Pública por la Universidad Mayor de la República Oriental del Uruguay (UR). Aspirante a Profesor Adscripto de Informática Jurídica en la misma Universidad. Profesora adjunta en el curso de Derecho Telemático y Profesora en el curso en línea Derecho del Ciberespacio en la UR. Cursos del Posgrado de Derechos Informático: Contratos Informáticos, Contratos Telemáticos y Outsourcing en la Universidad de Buenos Aires. Miembro de la Comisión de Derecho Informático y Tecnológico de la Asociación de Escribanos del Uruguay. Miembro del Instituto de Derecho Informático (UR). Autora de múltiples trabajos de su especialidad.

Change password



Loading..