Prevenciones de Tránsito y su Régimen Penitenciario

Viernes, 01 de agosto de 2014

 

 PREVENCIONES DE TRÁNSITO Y SU RÉGIMEN PENITENCIARIO

 

Autor: Abg. Carlos Quinchuela Villacís

 

 

Centros de Privación de Libertad: Vacío jurídico en la LOTTTSV

 

La Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial con el afán de precautelar el Derecho a la Vida, a la Integridad, al Libre Tránsito y a la Movilidad de todos los ciudadanos que hacen uso de la red vial del territorio ecuatoriano y con el objetivo fundamental de garantizar la organización, planificación, fomento, regulación, modernización y control del Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, con el fin de proteger a las personas y bienes que se trasladan de un lugar a otro por la red vial del territorio ecuatoriano y a las personas y lugares expuestos a las contingencias de dicho desplazamiento, contribuyendo al desarrollo socio-económico del país en aras de lograr el bienestar general de los ciudadanos; lamentablemente en su cuerpo normativo, ha dejado un vacío jurídico en cuanto al establecimiento de Centros de Privación de Libertad para Contraventores de Tránsito,  toda vez que la antes citada Ley establece en su articulado todo lo relacionado con la prevención de accidentes de tránsito, la tipificación y juzgamiento de infracciones de tránsito (Delitos y Contravenciones), su procedimiento y sus penas aplicables pero de la revisión minuciosa de la La Ley  Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, no se puede evidenciar precepto legal o argumento jurídico alguno, que determine y establezca el lugar donde los contraventores muy graves en materia de tránsito, deban cumplir el tiempo de la pena  impuesta por el Juez de Tránsito competente,  es decir, la antes citada Ley de Tránsito no establece los ?Centros de Privación de Libertad para Contraventores de Tránsito?, en los  cuales, los transgresores de contravenciones muy graves (únicas contravenciones susceptibles pena privativa de libertad), deban cumplir el tiempo de la condena impuesta mediante sentencia condenatoria debidamente ejecutoriada. 

 

 

Dolo: elemento ausente en las contravenciones de tránsito

 

Analizando prolijamente la conducta del contraventor muy grave en materia de tránsito, podemos deducir que al momento de la comisión de una contravención, en su obrar se encuentra ausente el DOLO (intención de irrogar daño) y únicamente podemos denotar que se encuentra presente la CULPA debido a su actuar no previsible (acción u omisión culposa) que se verifica por negligencia, imprudencia, impericia o por falta de observancia de las Leyes y Reglamentos; en tal sentido debemos tener en consideración que los sentenciados por contravenciones muy graves de tránsito, no son delincuentes, no son autores de delitos penales y menos transgresores de contravenciones de policía, es decir, no son contraventores dolosos que cometieron determinado acto con el fin de irrogar daño, sino que son contraventores culposos, los cuales, por su imprudencia, negligencia, impericia y falta de observancia de las leyes y reglamentos no pudieron prever sus acciones u omisiones al momento de la conducción.

 

 

 

 

 

Infracciones de Tránsito y su Penalidad. Marco Legal

 

La Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial establece la existencia de una serie de  penas para las infracciones de tránsito mismas que se encuentran previstas en el Capítulo III de la ley anteriormente citada y que textualmente prescriben:

 

?CAPITULO III

DE LAS PENAS Y SU MODIFICACION

 

Art. 123.- Las penas aplicables a los delitos y contravenciones de tránsito son:

 

a) Reclusión;

b) Prisión;

c) Multa;

d) Revocatoria, suspensión temporal o definitiva de la licencia o autorización para conducir

Vehículos;

e) Reducción de puntos;

f) Trabajos comunitarios.

 

Una o varias de estas penas se aplicarán de conformidad con lo establecido en cada tipo penal. En todos los casos de delitos y contravenciones de tránsito se condenará obligatoriamente al infractor con la reducción de puntos en la licencia de conducir de conformidad con la tabla contenida en el artículo 97 de la presente ley y sin perjuicio de la pena peculiar aplicable a cada infracción.

 

Art. 124.- En los delitos de tránsito, cuando se justifique a favor del infractor la existencia de circunstancias atenuantes y ninguna agravante, la pena de reclusión mayor se reducirá a reclusión menor.

Las penas de prisión y de multa, se reducirán hasta en un tercio de las mismas, cuando se justifique a favor del infractor la existencia de circunstancias atenuantes y ninguna agravante.

No se concederá el reemplazo que indica este inciso en el caso de que el infractor haya abandonado a las víctimas, se haya dado a la fuga o haya cometido la infracción en estado de embriaguez o bajo los efectos de drogas o sustancias estupefacientes o psicotrópicas. En los casos de sustitución de la prisión, el juez está obligado a supervisar, periódicamente el cumplimiento de la sanción impuesta.

 

Art. 125.- Los conductores profesionales y no profesionales que hayan perdido la totalidad de los puntos de su licencia de conducir, por infracciones de tránsito y cuya pena haya sido cumplida, podrán recuperar su licencia con 15 puntos, siempre y cuando la vigencia de su licencia haya superado los dos años y medio, y hayan aprobado un curso de capacitación relacionado con la actualización de temas en materia de transporte terrestre, tránsito y seguridad vial no menor a 30 días de duración en las Escuelas o centros autorizados, de acuerdo al Reglamento que se dicte para el efecto.?

 

Conclusión

 

El legislador pese haber conferido el carácter de orgánico a la ya citada Ley de Tránsito y entendiéndose como Ley  Orgánica a "un mandamiento al Congreso en orden a regular su función legislativa, señalándole límites y condicionamientos" según la Gaceta Constitucional No. 79, V, 1991, p. 13.; a criterio del autor, la comisión revisora de la Ley Orgánica de Trasporte Terrestre  Tránsito y Seguridad Vial, no fue nada acertada en cuanto al orden taxativo que una norma de esta jerarquía debe seguir, toda vez que en el capítulo referente a las penas y a su modificación, siendo este un capítulo tan importante, en el cual se establece y materializa el poder punitivo del Estado Ecuatoriano (referente al Transporte Terrestre Tránsito y Seguridad Vial) únicamente consta y contiene tres artículos, de los cuales, el primero (Art. 123 de la LOTTTSV) se limita escueta y pormenorizadamente a enumerar las penas aplicables para infracciones de tránsito; el segundo(Art. 124 de la LOTTTSV) por su parte  única y periféricamente menciona el tema referente a la reducción de las penas de reclusión prisión y multa; y, el tercero (Art. 125 de la LOTTTSV) irrisoriamente menciona la recuperación de los puntos de la licencia de conducir, articulo que a criterio del autor,  debería estar mejor ubicado a continuación del Art 98 referente a los ?Conductores y otorgamiento de licencias?,  en tal sentido, he aquí la problemática de los Centros de Privación de Libertad  para Contraventores de Tránsito ya que dicho capitulo (Capitulo III de la LOTTTSV) denota el vacío jurídico existente en la La Ley  Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, la cual, desde el punto de vista constitucional es necesaria para regular aspectos inherentes a la vida social y tomando en consideración que en la citada Ley de Tránsito, se encuentra comprendido el poder punitivo del estado ecuatoriano en asuntos de transporte  terrestre, tránsito y vial, para los conductores, peatones y usuarios de las vías del Ecuador quienes por su negligente, imprudente obrar y sin respetar las mentada ley y reglamento han incurrido en una infracción de tránsito y tomando en consideración que dentro de la presente Ley se encuentran comprendidas las infracciones de tránsito tanto su naturaleza, su configuración, procediendo, su juzgamiento, sus penas aplicables y su modificación respectiva, es inaudito que la mentada Ley  no establezca ni determine, en su articulado los centros de privación de libertad para contraventores de tránsito o el régimen penitenciario de los contraventores antes mentados, en el cual, se deberá desarrollar y garantizar la rehabilitación integral de los condenados por contravenciones muy graves  de tránsito. 

 

Abg. Carlos Quinchuela Villacís

JUDICIAL 1, JUZGADO TERCERO DE

TRÁNSITO DE PICHINCHA.

 

Change password



Loading..