Los resultados en el deporte popular son pura objetividad