Cárcel por vender licor a menores

Jueves, 21 de agosto de 2014

Cárcel por vender licor a menores

 

La clausura del local y la multa económica ya no serán las únicas sanciones que recibirán quienes vendan licor o cigarrillos a menores de edad, según el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Desde el domingo pasado, que entró en vigencia la normativa, esta acción está tipificada en el artículo 396, inciso cuarto, como una contravención de cuarta clase, que tiene una pena privativa de la libertad de 15 a 30 días.

Consultados sobre la nueva normativa, hubo reacciones diversas entre los dueños de tiendas y licoreras que, en su mayoría, apoyan la no venta de alcohol a los menores de edad, pero consideraron que la cárcel es una medida exagerada.

Luis A., que administra una tienda en las inmediaciones de la Universidad Central, señaló que estaba de acuerdo cuando la sanción era el cierre del local por ocho días y la multa económica. ?No conocía que ahora uno puede ir a dar preso, pero me parece algo muy fuerte, a veces los jóvenes nos engañan?, manifestó el comerciante.

En tanto que Elizabeth Amaya, administradora de un abasto cercano al colegio Mejía, aseveró que no vende bebidas alcohólicas ni cigarrillos si el cliente no enseña la cédula que certifique la mayoría de edad.

?Los estudiantes a veces se van insultando y hasta amenazando porque no se les vende licor. Sin embargo, nos hemos dado cuenta que se valen de otra gente mayor para que compren la bebida y luego se quedan tomando por las zonas aledañas?, dijo la vendedora.

Según una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en el 2013, 912 mil personas en el país consumen bebidas alcohólicas. De estas el 2,5% están entre los 12 y 18 años.

El estudio también reveló que el 59% de estudiantes puede conseguir licor en las tiendas sin ningún problema y un 5% se queda consumiendo las bebidas en el mismo local donde las compran. La cerveza, el aguardiente y el vino son las bebidas más consumidas por los menores de edad.

Muchos de ellos tuvieron su primer acceso al licor en su núcleo familiar y luego extienden el consumo en las denominadas fiestas o ?caídas? estudiantiles, que ahora son controladas por la Policía Nacional.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que el consumo de bebidas alcohólicas causa unas 2,5 millones de muertes cada año en el mundo. Alrededor de 320 mil jóvenes de entre 15 y 29 años mueren por causas relacionadas con el consumo de alcohol, lo que representa un 9% de las muertes.

Ayer las autoridades judiciales mantuvieron reuniones para establecer los mecanismos de control en tiendas y abastos del país.

Edwin Castello, intendente de Pichincha, recordó que estos controles se venían realizando con anterioridad, pero aseveró que serán reforzados para garantizar que se cumpla el COIP y se evite que las bebidas alcohólicas lleguen a los niños, niñas y adolescentes.

La ley dice

Art.396

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) señala la venta de licor a menores de edad como contravención de cuarta clase.

Esta será sancionada con pena privativa de la libertad de quince a treinta días para la persona que venda u ofrezca bebidas alcohólicas, de moderación o cigarrillos a niñas, niños o adolescentes.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario El Universo en la edición del 13 de agosto de 2014

                                                                                            

Change password



Loading..