La Conciliación en el COIP

Normativa Constitucional

Autor:
Dr. José García Falconí

El Preámbulo de la Constitución de la
República, en su parte pertinente señala:

?Decidimos
construir:

(?)

Una sociedad que respeta, en todas sus dimensiones, la
dignidad de las personas y las colectividades (?)?.

El Art. 190 en su inciso primero, establece:

?Art. 190.-
Se reconoce el arbitraje, la mediación
y otros procedimientos
alternativos para la solución de conflictos
(las negrillas son mías). Estos procedimientos se aplicarán
con sujeción a la ley, en materias en las que por su naturaleza se pueda
transigir?.

Normativa
Legal

El Art. 17 del Código Orgánico de la Función
Judicial, en lo referente al principio de servicio a la comunidad, en el inciso
segundo, señala:

?El
arbitraje, la mediación y otros medios
alternativos de solución de conflictos establecidos por la ley
(las
negrillas son mías), constituyen una forma de este servicio público (?)?

El
Art. 21 inciso primero ibídem, establece el principio de probidad, al señalar
que:

?La Función Judicial tiene la misión sustancial de
conservar y recuperar la paz social (las negrillas son mías); garantizar
la ética laica y social como sustento del quehacer público y el ordenamiento
jurídico; y, lograr la plena eficacia y acatamiento del ordenamiento jurídico
vigente?

En el Código
Orgánico Integral Penal, tenemos las siguientes disposiciones:

TÍTULO X

MECANISMO ALTERNATIVO DE SOLUCIÓN DE

CONFLICTOS

CAPÍTULO PRIMERO

NORMAS GENERALES

Art.
662.- Normas generales.-
El método alternativo de solución de conflictos se
regirá por los principios generales determinados en este Código y en particular
por las siguientes reglas:

1. Consentimiento libre y voluntario de la víctima,
del procesado. Tanto la víctima como el procesado podrán retirar este
consentimiento en cualquier momento de la actuación.

2. Los acuerdos que se alcancen deberán contener
obligaciones razonables y proporcionadas con el daño ocasionado y la
infracción.

3. La participación del procesado no se podrá utilizar
como prueba de admisión de culpabilidad en procedimientos jurídicos ulteriores.

4. El incumplimiento de un acuerdo no podrá ser
utilizado como fundamento para una condena o para la agravación de la pena.

5. Los facilitadores deberán desempeñar sus funciones
de manera imparcial y velar porque la víctima y el procesado actúen con mutuo
respeto.

6. La víctima y el procesado tendrán derecho a
consultar a una o un defensor público o privado.

Concordancias: Art. 190 CR; Art. 17 y 21
COFJ; Arts. 4, 5, 6, 11, 12, 416, 663, 664, 665 COIP; Arts. 1, 6, 43, 44 y 52
de la Ley de Arbitraje y Mediación.

Concordancias: Art. 190 CR; Art. 17 y 21
COFJ; Arts. 11, 12, 416, 663, 664, 665 COIP; Arts. 1, 6, 43, 44 y 52 de la Ley
de Arbitraje y Mediación.

CAPÍTULO
SEGUNDO

CONCILIACIÓN

Artículo
663.- Conciliación.-
La
conciliación podrá presentarse hasta antes de la conclusión de la etapa de
instrucción fiscal en los siguientes casos:

1.
Delitos sancionados con pena máxima privativa de libertad de hasta cinco años.

2. Delitos
de tránsito que no tengan resultado de muerte.

3.
Delitos contra la propiedad cuyo monto no exceda de treinta salarios básicos
unificados del trabajador en general.

Se
excluye de este procedimiento las infracciones contra la eficiente
administración pública o que afecten a los intereses del Estado, delitos contra
la inviolabilidad de la vida, integridad y libertad personal con resultado de
muerte, delitos contra la integridad sexual y reproductiva y delitos de
violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar.

Concordancias: Art. 78 CRE; 59, 69, 75,
152, 374, 379, 640 COIP.

Artículo
664.- Principios.-
La
conciliación se regirá por los principios de voluntariedad de las partes,
confidencialidad, flexibilidad, neutralidad, imparcialidad, equidad, legalidad
y honestidad.

Concordancias:
Art. 189 CRE; Arts. 247, 250 COFJ; Art. 45 CC; Arts.
5 y 649 del COIP.

Artículo
665.- Reglas generales.-
La
conciliación se sustanciará conforme con las siguientes reglas:

1.
La víctima y la persona investigada o procesada presentarán ante la o el fiscal
la petición escrita de conciliación que contendrán los acuerdos.

2.
Si el pedido de conciliación se realiza en la fase de investigación, la o el
fiscal realizará un acta en el que se establecerá el acuerdo y sus condiciones
y suspenderá su actuación hasta que se cumpla con lo acordado. Una vez cumplido
el acuerdo se archivará la investigación de acuerdo con las reglas del presente
Código.

3.
Si el investigado incumple cualquiera de las condiciones del acuerdo o transgrede
los plazos pactados, la o el fiscal revocará el acta de conciliación y
continuará con su actuación.

4.
Si el pedido de conciliación se realiza en la etapa de instrucción, la o el
fiscal sin más trámite, solicitará a la o al juzgador la convocatoria a una
audiencia en la cual escuchará a las partes y aprobará la conciliación. En la
resolución que apruebe el acuerdo ordenará la suspensión del proceso hasta que
se cumpla con lo acordado y el levantamiento de las medidas cautelares o de
protección si se dictaron.

5.
Cumplido el acuerdo, la o el juzgador declarará la extinción del ejercicio de
la acción penal.

6.
Cuando la persona procesada incumpla cualquiera de las condiciones del acuerdo
o transgreda los plazos pactados, a pedido de la o el fiscal o de la víctima,
la o el juzgador convocará a una audiencia en la que se discutirá el
incumplimiento y la revocatoria de la resolución de conciliación y la
suspensión del procedimiento.

7.
En caso de que, en la audiencia, la o el juzgador llegue a la convicción de que
hay un incumplimiento injustificado y que amerita dejar sin efecto el acuerdo,
lo revocará, y ordenará que se continúe con el proceso conforme con las reglas
del procedimiento ordinario.

8.
El plazo máximo para cumplir con los acuerdos de conciliación será de ciento
ochenta días.

9.
Durante el plazo para el cumplimiento de los acuerdos de conciliación se
suspenderá el tiempo imputable a la prescripción del ejercicio de la acción
penal y los plazos de duración de la etapa procesal correspondiente.

10.
No se admitirá prórroga del término para cumplir el acuerdo.

11.
Revocada el acta o resolución de conciliación no podrá volver a concedérsela.

Concordancias:
Arts. 416, 426, 561, 571, 649, 663 COIP.

Introducción

La
conciliación no es una figura nueva en el ordenamiento jurídico ecuatoriano,
pues ya existe en materia civil con la audiencia de conciliación en el juicio
verbal sumario y con la junta de conciliación en los juicios ordinarios y
ejecutivos, cuyo análisis lo hago de manera detallada en varios trabajos que en
materia civil he publicado; más aún el Código de Procedimiento Penal del 2000,
contemplaba la conciliación en los juicios en delitos de acción privada con la
intervención de amigables componedores; hoy se contempla en el Código Orgánico
Integral Penal en los artículos antes mencionados, además en el Código Orgánico
de la Niñez y Adolescencia, a raíz de las reformas introducidas por el Código
Orgánico Integral Penal.

Definición Etimológica

El
Diccionario de la Real Academia Española señala que conciliación proviene del
latín conciliatio, -onis). //1. f. Acción y efecto de conciliar. 2.f.
Conveniencia o semejanza de una cosa con otra. 3. f. Favor o protección que
alguien se granjea. 4. f. Der. Acuerdo de los litigantes para evitar un pleito
o desistir del ya iniciado.

¿Qué es la Conciliación?

Conforme
señala la Corte Constitucional colombiana, en la sentencia No. C-893-2001, con
ponencia de la magistrada Lara Inés Vargas: ?La
conciliación es una de las herramientas ofrecidas por el aparato jurisdiccional
del Estado como opción alternativa para la resolución de los conflictos
jurídicos. La filosofía que soporta este tipo de alternativas pretende que los
particulares resuelvan las contiendas que comprometen sus derechos disponibles,
por fuera de los estrados judiciales,
apelando a la búsqueda del acuerdo antes que al proceso formalmente entablado.

Con ello se busca involucrar
a la comunidad en la resolución de sus propios conflictos, mediante la
utilización de instrumentos flexibles, ágiles, efectivos y económicos que
conduzcan al saneamiento de las controversias sociales y contribuyan a la
realización de valores que inspiran un Estado social de derecho, como son la
paz, la tranquilidad, el orden justo y la armonía de las relaciones sociales
(Cfr. Preámbulo, arts. 1º y 20 C.P.); además de que persigue la descongestión
de los despachos judiciales, reservando la actividad judicial para los casos en
que sea necesaria una verdadera intervención del Estado?.

El
Dr. Jairo Enrique Bulla Romero, en su obra Justicia Alternativa, Mecanismos
Facultativos de Resolución de Conflictos, Conciliación Administrativa,
publicada poir Ediciones Nueva Jurídica, 2010, Bogotá Colombia, manifiesta: ?La conciliación es un procedimiento
mediante el cual un número determinado de individuos, trabados entre sí por
causa de una controversia jurídica, se reúnen para componerla con la
intervención de un tercero neutral ?conciliador- quién, además de proponer
fórmulas de acuerdo, da fe de la decisión de arreglo y el imparte su aprobación.
El convenio al que se llega como resultado del acuerdo es obligatorio y
definitivo para las partes que concilian?
; esto respecto a la legislación
colombiana, pues el Código Orgánico Integral Penal en nuestro país, establece
la existencia de facilitadores para
que intervengan en este mecanismo de solución de conflictos, que tengo
entendido están siendo formados por el Consejo de la Judicatura, institución
que debe acreditar dicha calidad.

Reseña Histórica de la Conciliación

El
tratadista citado señala, que: ?El origen
de la conciliación se remonta a los sistemas jurídicos de las primeras
sociedades, al tiempo que fue desarrollado por los regímenes legales más
evolucionados, como el romano. Su importancia como herramienta de control
social y pacificación de la comunidad ha sido reconocida por casi todas las
culturas en todos los tiempos. La Ley de las XII tablas, por ejemplo, otorgaba
fuerza obligatoria a lo que conviniera las partes al ir a juicio. En el régimen
judicial de la antigua China, la mediación era considerada como el principal
recurso para resolver las desavenencias, tal como lo planteaba Confucio al
sostener que la resolución óptima de las discrepancias se lograba mediante la
persuasión moral y el acuerdo, pero no bajo coacción?.

Añade:
?En algunas partes de África, la asamblea
de vecinos constituye el órgano de mediación cooperativo para solucionar
contiendas comunitarias, al igual que en la religión judía el Beth Din actúa
como consejo de rabinos para mediar en la solución de los conflictos. La
iglesia católica también ha facilitado la solución concertada de las disputas
al disponer a los párrocos como mediadores. Rastros de instituciones semejantes
se hallan en el medioevo, para conciliar los asuntos que enfrentaban intereses
de gremios, mercaderes y gitanos; a la vez la legislación portuguesa, en el
Código Manuelino de 1521, se ordena acudir a la conciliación como requisito
previo antes de presentar la demanda?.

El
Código de Procedimiento Civil francés de 1806, también contempla la
conciliación como procedimiento obligatorio.

En
los Estados Unidos de América, existen diferentes comunidades que han integrado
sistemas de resolución de conflictos a partir de la decisión de autoridades
locales.

En
la República de Colombia, se ha implementado la conciliación de manera amplia
en materia civil, especialmente en la jurisdicción de familia.

Principios que debe cumplir la conciliación

El
Art. 664 del COIP, establece que la conciliación se regirá por los siguientes
principios:

1. Voluntariedad
de las partes;

2. Confidencialidad;

3. Flexibilidad;

4. Neutralidad;

5. Imparcialidad;

6. Equidad;

7. Legalidad;
y,

8. Honestidad.

Insisto
que estos principios y su análisis jurídico lo haré en el tercero tomo de la
obra ANÁLISIS JURÍDICO TEÓRICO PRÁCTICO DEL CÓDIGO ORGÁNICO INTEGRAL PENAL.

Delitos son susceptibles de conciliación

Los
delitos que son susceptibles de conciliación lo señalan el Art. 663 Nos.1,
2 y 3 del COIP. Mientras que los delitos
que no son susceptibles, se encuentran en el inciso final de dicho artículo,
cuyo texto consta en líneas anteriores.

Clases de conciliación en el COIP

El
Art. 665 del COIP, establece dos clases de conciliación:

1. La
regulada en los Nos. 2 y 3, esto es si el pedido de conciliación se realiza en
la fase de investigación; y,

2. Si
el pedido de conciliación se realiza en la etapa de instrucción, la cual se
encuentra regulada en los Nos. 4, 5, 6 y 7 del Art. 665 del COIP.

En
ambos casos el pedido de conciliación debe ser presentado ante la o el fiscal
por escrito, por parte de la víctima y de la persona investigada o del
procesado.

El
análisis detallado sobre este importante jurídico lo haré en el tomo tercero de
mi obra ANÁLISIS JURÍDICO TEÓRICO
PRÁCTICO DEL CÓDIGO ORGÁNICO INTEGRAL PENAL.

Dr.
José García Falconí

DOCENTE,
FACULTAD DE JURISPRUDENCIA,

CIENCIAS
POLÍTICAS Y SOCIALES, UNIVERSIDAD

CENTRAL
DEL ECUADOR

Correo:
[email protected]