EL CÓDIGO ORGÁNICO DE LA FUNCIÓN JUDICIAL Y EL COGEP Leyes Supletorias del Código Orgánico Integral Penal

Viernes, 03 de febrero de 2017

 

 

EL CÓDIGO ORGÁNICO DE LA FUNCIÓN JUDICIAL Y EL COGEP

Leyes Supletorias del Código Orgánico Integral Penal

 

 

 

Autor: Dr. José García Falconí

 

Debo señalar que el COIP publicado en el Registro Oficial Suplemento No. 180 de 10 de febrero de 2014, en su disposición general primera, manifiesta: ?En lo no previsto en este Código se deberán aplicar lo establecido en el Código Orgánico de la Función Judicial y el Código de Procedimiento Civil, si es aplicable con la naturaleza del proceso penal acusatorio oral?.

El COGEP publicado en el Suplemento de Registro Oficial No. 506 de 22 de mayo de 2015 señala en su disposición reformatoria primera, en la parte pertinente: ?En todas las disposiciones legales o reglamentarias vigentes, sustitúyase en lo que diga:

1. Código de Procedimiento Civil (?), por Código Orgánico General de Procesos?.

El distinguido amigo y compañero de la Fiscalía, Dr. Fabián Salazar, PHD, Presidente de AFEMPE, en el mes de julio de 2016, promovió un seminario nacional e internacional, sobre la ponencia de COGEP como ley supletoria del COIP, en el cual participé como conferenciante y mantuve la posición de que el COGEP es ley supletoria del COIP; sin embargo reconozco que ilustres tratadistas como el Dr. Hermes Sarango, MSC en derecho procesal penal y profesor de la Universidad Metropolitana mantenía el criterio contrario, fundado especialmente en lo que señala el Art. 1 del COGEP, que dice: ?Ámbito.- Este código regulará la actividad procesal en todas las materias; excepto la constitucional, electoral y penal, con estricta observancia del debido proceso?.

También debo reconocer que antes del mes de septiembre de 2016, existía inseguridad jurídica sobre este planteamiento, pues varias cortes provinciales aplicaban al COGEP como ley supletoria del COIP, y otras no lo hacían; frente a esta duda, el Pleno de la Corte Nacional de Justicia, por mayoría de votos (12 a 7) dicta la resolución que a continuación analizo, señalando de manera obligatoria que el COFJ y el COGEP son leyes supletorias del COIP.

El compañero estudiante Jonathan Rosero, presidente de la Asociación Escuela de Derecho, de la Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Central del Ecuador, acaba de abrir un concurso público, con varios premios monetarios (primer premio USD. 500.00, segundo USD. 300.00 y tercero USD. 100.00), además de los diplomas y publicaciones correspondientes sobre el tema del presente artículo; esto es el COFJ y el COGEP como leyes supletorias del COIP, y en la que pueden intervenir los estudiantes de derecho.

Me permito hacer las siguientes consideraciones, no sin antes manifestar que sería interesante que esta labor académica también la realice el Consejo de la Judicatura a través de la Escuela Judicial, el Pleno de la Corte Nacional de Justicia, las Academias de los colegios de abogados del país, por lo que es muy interesante y digno de felicitación esta brillante iniciativa de mi compañero, amigo y ex estudiante del alma mater.

 

Consideraciones sobre la Supletoriedad del COFJ y el COGEP

 

Como he manifestado, la resolución dictada por el Pleno de la Corte Nacional de Justicia en el mes de septiembre de 2016, establece que el COFJ y el COGEP son leyes supletorias del COIP, por lo que considero que hay que tener en cuenta lo siguiente:

a) Para entender que el COFJ y el COGEP como leyes supletorias del COIP, es menester tener una idea cabal de lo que es la naturaleza del proceso penal acusatorio oral, pues el artículo único de la Resolución 04-2016, dictada por el Pleno de la Corte Nacional de Justicia, el 10 de agosto de 2016 y publicada en el Suplemento de Registro Oficial No. 847 de 23 de septiembre de 2016, dice al respecto: ?En lo no previsto en el Código Orgánico Integral Penal, se deberá aplicar de manera supletoria lo establecido en el Código Orgánico de la Función Judicial y en el Código Orgánico General de Procesos, si es aplicable con la naturaleza del proceso penal acusatorio oral (?)?

b) Para que exista un verdadero sistema acusatorio son tres funciones que se deben desarrollar en todo juicio penal: acusación, defensa y decisión; de tal manera, cuando cada una de estas tres funciones están encomendadas a tres organismos diversos e independientes, estamos en el tipo denominado sistema acusatorio; mientras que si estas tres funciones están radicadas en un solo organismo, estamos en el sistema inquisitivo, pues es el juez quien toma a su cargo las tres funciones.

c) Debo recalcar, que en la actualidad y ante la nueva tendencia del derecho procesal penal, conforme señalo en mis trabajos de análisis jurídico teórico práctico del COIP y del COGEP, el sistema acusatorio oral, se base en los principios de: concentración, contradicción, publicidad, oralidad, inmediación, que permite que el proceso penal sea más ágil, pues como manifiesta el tratadista Eugenio Florian, sobre el proceso penal, es el conjunto de actividades y formas, mediante las cuales, los órganos competentes, prestablecidos en la ley, observando ciertos requisitos, provee, juzgando,  a la aplicación de la ley penal en cada caso concreto: trata de definir la relación jurídica penal concretamente y, eventualmente, las relaciones jurídicas secundarias conexas.

En resumen, en un sistema democrático de procedimientos orales (COGEP Y COIP), con audiencia frente al resto de la ciudadanía, existe equilibrio entre acusación y defensa; de tal modo, que de la forma como el Estado impone un sistema jurídico punitivo, sus funcionarios judiciales actúen frente al ciudadano procesado, se concluye el grado de desarrollo sociocultural y político de esa comunidad; o sea que la naturaleza del proceso penal acusatorio que señala el Pleno de la Corte Nacional de Justicia, impone formas precisas de actuación que responden al ritmo de un tiempo exacto, es un tiempo que implica conclusiones irrepetibles y el rol del fiscal y del juez de garantías penales son diferentes, pues el uno investiga y el otro juzga; además como señala el COIP en su Considerando el proceso penal acusatorio es adversarial, lo que le convierte al fiscal en un sujeto procesal que actúa en representación de la sociedad, esto es, es parte activa y necesaria del proceso en los delitos de acción penal pública, pues tiene interés en los resultados finales del mismo, lo cual demanda en su actuación que tanto las normas como los jueces de garantías penales, propendan a la existencia de la denominada ?igualdad de armas? entre el ejercicio de la acción penal y el derecho a la defensa, así lo señala la Corte Constitucional en una sentencia que se encuentra publicada en el Suplemento de Registro Oficial No. 159 de 26 de marzo de 2010;

d) Recalco que en el sistema procesal acusatorio, el procesado tiene conocimiento de los casos que se le formulan, las pruebas que lo incriminan, el contradecir las pruebas en su contra, con publicidad y oralidad;

e) Para entender el tema del presente artículo, es fundamental como lo trataré en un próximo trabajo, tener muy en cuenta que el COFJ y el COGEP no son leyes complementarias del COIP, sino suplementarias; además es fundamental tener en cuenta el principio de integración de la norma procesal y que la Constitución de la República del 2008 establece la reforma sistémica del proceso en nuestro ordenamiento jurídico, cuestión que lo estudio en el trabajo titulado ANÁLISIS JURÍDICO TEÓRICO-PRÁCTICO DEL COGEP, en dos tomos.

f) los distinguidos juristas ecuatorianos Dr. Ernesto Guarderas Izquierdo, Ab. María Belén Cañas, y Ab. Ricardo Hernández González , en su obra Manual Práctico y Analítico del COGEP, manifiestan los siguientes argumentos que nos van a servir para entender el tema del presente artículo;

g) Que en materias no penales hay necesariamente dos teorías del caso, una de la parte actora y una de la parte demandada ?las cuales entran en una franca competencia cuando se introduce en la audiencia de juicio o en la audiencia única. En materia penal en cambio solo existe una teoría del caso que es la propuesta por el fiscal y a la que la parte procesada busca desvirtuar, creando en el juzgador más allá de una duda razonable respecto de su formulación, para que ratifique su estado de inocencia. Algunos autores sostienen que también  el procesado cuenta con una teoría del caso, criterio que no lo compartimos?;

h) Señalan que la construcción de la teoría del caso en materias no penales, la realiza el propio abogado con su cliente, en cambio en materia penal la realiza el fiscal;

i) En materias no penales la recolección de información y medios de prueba se las realiza en forma privada, mientras que en materia penal el fiscal tiene, para tal efecto, todo el aparataje estatal a su alcance.

j) Terminan señalando al referirse a que la teoría del caso debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse o comprender los posibles desarrollos del proceso sin cambiar radicalmente, porque el cambio de teoría del caso minimiza la credibilidad del litigante que la formuló ?Esta afirmación es más atinente al procedimiento penal, en el cual el fiscal o el juez en el desarrollo de la audiencia podrían acusar al procesado por otro tipo penal. En materias no penales esto no es posible, no obstante, a veces en el desarrollo de la audiencia, ya sea de juicio, en el procedimiento ordinario, ya sea en la audiencia única en los demás casos, se pueden dar sucesos inesperados en la estrategia, especialmente en el ámbito probatorio, que pueden provocar cambios inesperados en la forma de presentar nuestros alegatos al juzgador. El litigante con su cliente deben estar suficientemente preparados para ajustar su teoría a estos casos, sin que ella cambie radicalmente, minimizando estos sucesos?.

De lo anotado se desprende, que es ardua la investigación que deben realizar los estudiantes de derecho, ante la Convocatoria al Concurso Público, promovido por la Asociación Escuela de Derecho, de la Universidad Central del Ecuador, pues tienen que analizar las normas del COFJ, que son aplicables al COGEP; especialmente los nuevos principios rectores que se encuentran regulados en los Arts. 4 al 31, y que fueron motivo d análisis amplio en el Tomo Primero de mi obra ANÁLISIS JURÍDICO TEÓRICO-PRÁCTICO DEL COGEP; además deben analizar las normas del COGEP que son aplicables al COIP, teniendo muy en cuenta la supletoriedad de estas: ?Si es aplicable con la naturaleza del proceso penal acusatorio oral?; o sea tienen que dominar la dogmática jurídica de estas tres importantes materias que son la base del nuevo ordenamiento jurídico del país, que tenemos a partir de la Constitución de la República del 2008, que como lo he manifestado reiteradamente: un nuevo Estado, un nuevo ordenamiento jurídico, un nuevo derecho; de tal manera, que muchas de las enseñanzas que nos dieron en pregrado son reseñas históricas para comprender este nuevo ordenamiento jurídico, especialmente con la implementación del COIP en materia penal y del COGEP en materia civil.

 

 

Conclusiones

 

Termino este artículo recalcando que la implementación del COGEP, implica:

a) Una nueva forma de administrar justicia.

b) Una nueva forma de ejercer la profesión de abogado.

c) Revoluciona totalmente la forma en la que se hacía el derecho, pues se debe enseñar el derecho procesal por instituciones.

Invito al amable lector de la Revista Judicial de Diario La Hora a participar en este debate jurídico, organizado por la Asociación Escuela de Derecho de nuestra alma mater, sobre el tema tan importante, como lo es: el COFJ y el COGEP como leyes supletorias del COIP.

 

 

Dr. José García Falconí

Correo: josegarciafalconi@gmail.com

 

 

 

 

Change password



Loading..