Violencia contra la Mujer en el COIP Análisis de la Norma

Lunes, 05 de diciembre de 2016

Violencia contra la Mujer en el COIP

Análisis de la Norma

 

Autor: Dra. María Hernández L.

 

Dentro de las infracciones penales que establece el COIP están los delitos de violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar.  En los  artículos 156 al 158  están tipificados los delitos de violencia contra la mujer y miembros del núcleo familiar, actos de  violencia física, sicológica y sexual, determinándose  en los delitos de violencia física  penas previstas para el delito de lesiones que se castiga al agresor de acuerdo al grado de violencia ocasionado a la víctima  con penas privativas de libertad  desde de 30 días a 7 años aumentadas en un tercio. En delitos de violencia sicológica con pena privativa de libertad así mismo de acuerdo al daño ocasionado desde  30 días a 3 años; y, los de violencia sexual, sancionados con las penas previstas en los delitos contra la integridad sexual y derechos de reproducción penas privativas de libertad  desde los 5 años a 22 años. Y en el Artículo 159 el legislador prevé como infracción de tipo  contravencional  en casos de violencia que no pase de tres días el agresor será sancionado con pena privativa de libertad de siete a treinta días de libertad.

 

Mediante los artículos citados tenemos la violencia contra la mujer y miembros del núcleo familiar en los que cabe señalar:

1. Se trata para casos en que las víctimas de violencia son la mujer y miembros del núcleo familiar 2. El agresor es miembro del núcleo familiar de acuerdo a la consideración señalada en el Artículo 155 del mismo cuerpo legal.

 

En los actos de violencia que resultan con la muerte de la víctima ejecutado en contra de la mujer por el hecho de serlo o por su condición de género se configura el delito de femicidio.

 

Con los presupuestos jurídicos de ser una conducta típica ,antijurídica y culpable que ocasionó la muerte  como resultado  de relaciones de poder  manifestadas en cualquier tipo de violencia el artículo 141 del mismo cuerpo legal sanciona al agresor  con penas privativa de libertad de 22 a 26 años ,cabe destacar que dentro de este delito se ha tipificado tomando en cuenta  la violencia contra la mujer por el hecho de serlo o por  su condición de género y toma en cuenta también otros  entornos además del intrafamiliar donde  la mujer también es víctima de la violencia y es así que los enumera en el Artículo 142  dentro de las circunstancias agravantes  del femicidio  como son el laboral , amistad , compañerismo , escolares o cualquier otra que implique confianza, subordinación o superioridad . y extrapolando los artículos tipificados de violencia nos llama la atención respecto de   La tipificación de  los delitos  de violencia  que la mujer también sufre y que no ha sido tipificada no ha sido tomado en cuenta la violencia patrimonial y en estos no se ha incorporado  otros entornos  solo constan  delitos de violencia contra la mujer en el ámbito intrafamiliar, que si bien es este último que se gestan actos de violencia  como el entorno más proclive e inmediato debemos señalar que muchas de estas conductas  de violencia contra la mujer por el hecho de serlo también se dan en los otros ambientes donde se encuentre la mujer como en los laborales sociales políticos etc.

 

Y decimos que solo se ha tipificado para sancionar las violencias dentro de casa o del entorno familiar  que de por si son muy complejas la aplicación judicial para sancionarlas porque en, el artículo 155 se señala que el agresor es un miembro de la familia que ejecuta violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar.

 

Las activistas feministas hacen una reflexión de porque determinar  los delitos de la violencia contra la mujer circunscribiéndola únicamente  al ámbito familiar lo que implica una óptica reduccionista porque si bien ese es su entorno natural en el que si es víctima  de violencia y  donde más se fragiliza la mujer  porque desde que nace  le someten a paradigmas morales religiosos económicos y sociales bajo  valores de protección y cuidado para sus hijos y de su familia , bajo el concepto androcéntrico  aunque en la mayoría de hogares en realidad es ella la que asume las responsabilidades de padre y madre  siendo que deben ser compartidas por los dos  progenitores , estructuras de relación de poder en desnivel, a ello  se suman las etiquetas sociales de que la mujer es el símbolo de La Paz , de la Unión , de la protección etc., todo ello constituye una  fuerte carga emocional para no denunciar al agresor, no debemos quedarnos en la contemplación jurídico-social ,sin un acompañamiento y protección oportuna a las víctimas  ,no debemos quedarnos  en la tipificación de delitos de violencia contra la mujer que no produjeron su muerte y/o únicamente y en forma inadecuada para abordar y atacar las raíces de este mal endémico que debe ser detenido con apropiadas reformas constitucionales, legales y reglamentarias pues la realidad es que desde la ley y para las víctimas de violencia no se ha propiciado eficientes  protocolos de seguridad , asistencia y reinserción para la mujer que ha sido violentada en cualquiera de los diversos espacios  ya que la mujer puede ser y llega a ser víctima  de ella en todos los ámbitos  y no solo en el intrafamiliar.

 

La violencia contra la mujer no es una cuestión biológica ni doméstica sino de género y en el COIP solo  es en el delito del femicidio en que se señala  que es víctima de violencia  por el hecho de serlo o por su condición de género , así como también se señalan otros ámbitos  como son el entorno laboral escolar etc. Hemos de preguntarnos que prevé la ley y como protege a la mujer que está siendo víctima de violencia considerando que hay mucho riesgo de que su victimario entre en delito continuo de ejercitar aumento  de  violencia  hasta ocasionar la muerte a su víctima , de lo enunciado debemos preguntarnos si en la formulación del proyecto de leyes contra este tipo de delitos de violencia contra la mujer en el Ecuador por ser una pandemia social ,si se cumplió o no con los elementos constitutivos que la ciencia jurídica prevé para eficacia de la ley  pues  tal como está la misma vemos que debe modificarse e introducir otros elementos  jurídicos para que impidan la impunidad observando principios de racionalidad y proporcionalidad en los diversos estadios de la inconducta y de acuerdo a la cultura  de la sociedad ecuatoriana  en las determinantes de cuáles son los valores que defendemos y cuales los hechos sociales e institucionales públicos y privados que llevan el circulo vicioso de la violencia, cuales los  factores de su permisibilidad , de falta de políticas públicas ,y  que reglas o practicas definimos  para que  signifiquen reivindicación y reparación integral a las víctima como lo manda nuestra norma  suprema en Garantías  constitucionales de respeto al derecho a la vida a la integridad a la igualdad , que en la ciencia del derecho se deben asumir  para lograr   la objetivación de la ley esto es  que en ella se cumpla con la secuencia lógica de  las categorías del valor medio y del valor  fin , el primero se halla cumplido por la existencia de este contra valor en la sociedad de esta reprochable  conducta que para detenerla se establece la necesidad  de una apropiada ley que  mida la justificación del valor medio ,esto es la necesidad de la creación de ley adecuada puesto que las leyes se establecen para frenar la audacia de los hombres ,y la ley debe tener su camino y  debe cumplir con su finalidad a través de la sanción justa al infractor y  la reparación así mismo justa para la víctima. Facilitar el camino de su erradicación también  implica factores de afinamiento  establecer una jurisprudencia nacional con perspectiva de género ,  pero por ahora tal como están tipificados los delitos de violencia en que no se configura expresamente  para la violencia en otros ámbitos  en que en la víctima  no se produjo la muerte pero que el peligro de ella subyace para  la mujer que está siendo víctima de violencia ,ante esta omisión  los contenidos de la ley para evitar la violencia no son suficientes,  pues  es conocido que se han trabado los casos de violencia en las fiscalías ,y  en los delitos de violencia sicológica por el exceso de casos , la asistencia sicológica por parte del Estado se estanca porque no cuenta con suficientes profesionales para la asistencia a los víctimas  y respecto de los casos de violencia física la víctima no dispone de socorro inmediato ni puede ser  favorecida por oportunamente por otras personas para que le auxilie con los agentes de la policía , y el trámite judicial no se está observando   lo establecido en el Artículo 81 de la Constitución del Ecuador de que se aplique procedimientos especiales y expeditos necesarios para el juzgamiento y sanción de estos delitos de violencia.

 

El análisis jurídico para este tipo de delitos implica un extenso e inagotable estudio desde la  fuente de factores que lo ocasionan, el presente análisis es en el enfoque del reflejo directo de la actual tipificación en el COIP de los delitos de violencia contra la mujer.

 

No  podemos dejar de opinar en otros aspectos  desde la realidad ecuatoriana  que no obstante de la lucha histórica librada por muchos años que vienen haciendo las mujeres , lamentablemente vemos que pese a la modernidad , adelantos científicos y de desarrollo de las ciencias sociales de las comunicaciones  que ayuda al conocimiento de los derechos que se ha venido luchando históricamente por las reivindicaciones  a través del tiempo y en la mayoría de culturas,  de evidenció internacionalmente en la civilización occidental  desde la declaración de los DDHH a partir de la revolución francesa pero  todavía existen criterios limitantes en derechos de justicia de libertad de igualdad y de confraternidad , derecho a la vida y a su integridad ,producto de una cultura  androcentrista que no permite la concientización profunda y extendida sobre este mal que afecta a la sociedad , al desarrollo y a la misma paz.

 

Hay déficits en la educación y en la cultura falta que todos hombres y mujeres instituciones públicas y privadas nos empoderemos en  acciones tendientes a eliminar  todo lo que conduzca a la eliminación de prácticas violatorias  de DDHH, vemos que hay mal sentidos y contra valores pregonados  por  mujeres con educación superior y que han alcanzado ser  hasta representantes de las mujeres que se han expresado públicamente que .guardan la sumisión como virtud. cuando es en este recinto de la Asamblea Nacional símbolo del poder  del pueblo donde se acciona el servicio al pueblo con su obligación de emitir leyes que defiendan derechos en el ámbito de la democracia como los derechos de , la igualdad  de no discriminación porque la democracia se nutre con los principios de justicia , de libertad de igualdad de solidaridad , y respecto de esto último pues también hemos constatado  que algunas mujeres representantes del pueblo por expresar derechos de las mujeres  han sido increpadas por un poder  androcentrista que rige y atropella valores de convivencia justa.

 

En ocasiones de ser testigos o víctimas de violencia institucional verbal las mujeres y los hombres ni nos inmutamos , eso demuestra la indiferencia para defender principios o que no conocemos nuestros derechos ,o que tenemos miedo de defenderlos , una sociedad va en decadencia cuando ante estos hechos no reacciona o esta anestesiada , y preocupa mucho más  cuando en el recinto de la Asamblea  han sido acalladas algunas mujeres representantes que   se atrevieron a alzar la voz en la discusión de nuestros derechos y fueron increpadas e intimidadas institucionalmente , ante lo cual no hemos reprochado ni salido  a las calles en solidaridad , no hubo un significativo respaldo ni  de hombres ni mujeres a  .y eso también es permitir violencia .

 

Dra. María Hernández L.

PRESIDENTA DE " MUJERES HACIA EL DESARROLLO".

 

 

Change password



Loading..