Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

El Jubileo

DEFENSORIA DEL PUEBLO

 

EL CONGRESO NACIONAL DEBERÁ decidir los próximos días la procedencia del Proyecto de Ley de Condonación de Penas, con ocasión del Gran Jubileo. La Ley , que fue elaborada por la Defensoría del Pueblo, establece la rebaja de un año calendario para todos los presos.

El Jubileo

El jubileo está recogido en el libro bíblico de Levítico, que este año ha sido invocada por el Papa Juan Pablo Segundo, para perdonar las faltas de las personas privados en libertad en todo el planeta.
Por pedido de los internos del ex Penal García Moreno, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se pronunció a favor del Jubileo y pidió, el 20 de enero pasado, que el Congreso conceda el perdón para las personas recluidas en Centros de Rehabilitación Social del país. Puso especial énfasis en la liberación inmediata de grupos vulnerables de mujeres que viven con sus hijos en prisión, de enfermos terminales y de personas de la tercera edad.

Proyecto de Ley de Condonación de Penas

Para articular el pedido, la Defensoría del Pueblo acaba de elaborar el Proyecto de Ley de Condonación de Penas que será puesto en consideración del Congreso los próximos días.
Gustavo Araujo, coordinador para la Fuerza Pública de la Defensoría, comenta que el proyecto responde íntegramente a la misión de la institución que es la encargada de velar por la garantía de los derechos fundamentales de todos los ecuatorianos y ecuatorianas. "El perdón es indispensable-subraya- ante la carencia de una verdadera política criminal que permita reinsertar al infractor a la sociedad."
En esencia, la Ley otorga la rebaja de un año calendario de la pena impuesta o pena por imponerse, en delitos sancionados con prisión y reclusión, de los privados de libertad hasta el 31 de diciembre de 1999, excepto los presos por delitos contra la administración pública.

¿Cuál es la factibilidad del proyecto en el Congreso?

El diputado de la Democracia Popular José Cordero sostiene que la rebaja debe estar plenamente justificada y reglamentada. Debería establecerse requisitos, como la participación previa de los beneficiarios en programas educativos de rehabilitación.
Para el legisladsor socialista León Roldós la rebaja no debe ser otorgada con carácter general. La reducción de las penas debería beneficiar a los internos que hayan sido detenidos por problemas relacionados directamente con la crisis socioeconómica del país, destaca.
Pese a que en el contexto internacional las respuestas a la invocación del Sumo Pontífice no se han hecho esperar, en Ecuador la propuesta aún no ha tenido eco efectivo entre las autoridades gubernamentales.

El indulto en otros países

El indulto para los privados de libertad ya ha sido concedido en Colombia, Bolivia, Perú, Italia, México, Argentina y Venezuela. El impacto del Jubileo incluso supera la geografía de los países cristianos. En algunas naciones musulmanas, como El Líbano, Kuwait y Jordania, el gobierno fue el encargado de promover y aprobar el indulto.
En Ecuador, la iniciativa nació en el ex Penal García Moreno.
En octubre de 1999, la Asociación de Familias y Amigos de los Prisioneros empezó a impulsar la propuesta, a la que luego se sumó la Defensoría del Pueblo.
En el centro carcelario los internos se organizaron en grupo para analizar detenidamente los antecedentes del Jubileo y la forma de aplicarlo en el país. Parte de este trabajo fue un estudio integral que indica que el Estado ahorraría 780 dólares anuales por gastos de manutención de cada interno.

El perdón es gratuito

Libardo Uviano, presidente de la Asociación de Familiares de los Prisioneros, observa la pertinencia de que se conceda un indulto y la liberación inmediata de las personas de la tercera edad, enfermos terminales y madres con hijos. El perdón no es gratuito. Muchos internos son parte en la actualidad de programas de crecimiento humano, que son impulsados por su propia iniciativa, con la cooperación de ONGs y la Defensoría del Pueblo, comenta Uviano.

Change password



Loading..