Una sociedad sin Ley

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

Una sociedad sin Ley

Por: Dr. Víctor Hernán Aguiar

 

Clase populista

Ecuador, siempre fue un país en el Derecho, la Justicia y las buenas costumbres, se ha sostenido siempre en un marco de dignidad humana, pero en el trópico se fue incoando una clase populista, que tomó cuerpo, y llegó a convencer que ser pobre, era sinónimo de "Bruto", de mediocre, de protegido de inculto y patán, ese es el sinónimo de hombre pobre o de pueblo al que ofrecen casa propia, al que le ofrecen cilindro de gas especial, y al que le prohiben la Televisión por Cable, al que le quitan ver a su seleccionado de fútbol por la televisión convencional, o le privan de escuchar las sesiones del Congreso Nacional por radio, ahora hasta esto está en cable.

¿ Gobierno para pobres ?

Miren ustedes se grita que es un Gobierno de pobres, para pobres, pero se le entrega miserias, se le mantiene en el subdesarrollo y se les priva de algunos elementos valiosos para la evolución cultural del sujeto, a éste hombre pobre lo vuelven violento y le nombran guardaespaldas, asesor con pistolas y garrotes, relacionadores, tramitadores, mensajeros y ellos felices porque son brazo derecho del Jefe, unos cuantos futbolistas ocupando cargos técnicos y cientos de profesionales "rascándose la barriga".
Esa grotesca forma de actuar no es muy propio de un gobierno de pobres, porque los pobres no somos altaneros, nosotros tenemos dignidad y eso es muy valioso, los pobres enfrentamos los problemas casa adentro y en nuestros trabajos no pateamos, tampoco castigamos a nuestros empleados prevalidos del derecho a la fuerza, porque se encuentran muy bien protegidos.

Los bravucones pretenden imponerse

Los bravucones han llegado al Congreso; la mañana del miércoles 13 de noviembre acudí por situaciones profesionales al Congreso Nacional y fui testigo de la Bronca Medieval de unos sujetos enternados, que se desafiaban en las narices de los policías de la escolta, hablaban basura y se cuadraban desafiantes, no les importaba nada que la gente les mire, y los policías, con tono de madre soltera, -señores calmen sus hormonas-, que hormonas estos patanes debieron ser recluidos, castigados, suprimidos de sus trabajos, no me vengan con el mal ejemplo o con el hecho de ser super machos, patanes de boca sucia, no pueden seguir insultando ni peleándose en las instituciones que nosotros financiamos, porque nosotros si pagamos impuestos, para que estos vagos bravucones se peleen en la puerta del Congreso. A los Diputados se los pasa por alto porque al fin y al cabo han logrado una elección mediante voto, y además gozan de prevendas, pero estos salvajes, prevalidos del patrocinio de algún partido que los ha llevado, no pueden presentarse así en la puerta principal de un Congreso, las cosas andan muy mal en nuestro país.

Queremos Justicia

No puede ser posible que se hayan inventado tantos requisitos para que el pobre tendero de barrio cumpla, ya con el Municipio, con la Dirección de Rentas y con la Intendencia, los agentes se han multiplicado en la Intendencia y vaya a ver que caritas tienen y que quieren, feita está la cosa.
Medio peligrosa se torna la forma de administrar nuestra patria, no buscamos esta forma de Gobierno, así es, pero que rectifiquen y no amenacen, no pateen, que no se crean muy machos, porque los serranos si lo somos de verdad, no hablamos por hablar queremos Justicia, amamos nuestra patria y no queremos patrones tampoco capataces, queremos hombres libres que piensen y discutan los problemas nacionales, queremos una patria nueva, llena de auténticos compromisos.

Ya basta de tanta amenaza

La búsqueda de mejores días es para el país, no solo para los pobres, cuatro años, no son suficientes para un grupo social, todos los gobiernos deben gobernar para los once millones de ecuatorianos.
Este país está compuesto por indios, mestizos, cholos, inmigrados, negros, chinos, serranos, costeños, galapagueños, en fin es una mezcla de razas, de culturas, sus clases sociales son diversas, su radicalismo también está dado, pero el gobierno es de todos, no solo de guasmos, de suburbios, de tierra de nadie, es de todos del norte, sur, este, oeste; para todos se debe gobernar, porque sino es así no se podrá gobernar.
Que mal se ve la prepotencia de estos jóvenes sin cultura promovidos por funcionarios públicos, se les ve muy mal, incapaces, prepotentes, el hombre pobre bien cultivado en su colegio y universidad es un cúmulo de capacidades, pero el avispado, el avivado ese es otro, un aventurero, un luchador por conquistar el cielo de un sólo toque.

Interés común

Esperamos entonces una respuesta para todos y la Justicia radicada en el equilibrio, no en el oportunismo.
Nunca hemos creído en las condecoraciones, galardones, preseas, órdenes, porque no siempre se los hace llevar a gente que se merece, esas insignias no cuadran en algunos pechos impuros, pero se dan, esperamos que el Ecuador se guié a través del interés común en donde ricos y pobres hablen se entiendan se facilite la vida, no en un marco de odio, sino de inte-relación.
Las actitudes violentas que vayan a parar en el ring, en la callejuela de mala vida, por allá muy lejos en donde la vida no vale nada.

Change password



Loading..