Su combate contra la corrupción

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

 

 

LA TERCERA VUELTA DE GUTIÉRREZ
Su combate contra la corrupción

 

Dr. Manuel Posso Zumárraga
Consultor en calidad, productividad y seguros sociales

 

LA CORRUPCIÓN POLÍTICO - ADMINISTRATIVA en el Ecuador, es un fantasma de verdad, que recorre el mundo, y que ha sentado raíces en el Ecuador, que es capaz de romper con el orden constituido, cambiar el curso de la Historia, destruir sociedades, quebrantar conciencias, sustituir la escala de valores y aún instalar y derribar gobiernos.
Cuando la corrupción llega al grado de globalización, opera como una red de vasos comunicantes que penetran tanto en el sector público como en el privado y aún en la institucionalidad informal, conduciendo a los estados al caos total, antesala de las guerrillas y del narcotráfico internacional.
En el caso Ecuatoriano, los medios de comunicación acríticos, a diario publicitan, sin ningún reparo, innumerables escándalos o denuncias fundadas o infundadas de actos de corrupción, que casi siempre quedan en la impunidad jurídica, que van desde simples acciones no culposas o leves hasta verdaderos ilícitos de transaccionales.

Sistemas de corrupción en el Ecuador

El amplio espectro de mecanismos de corrupción político administrativa en el Ecuador, ha desarrollado 600 formas de corrupción, que podemos resumirlas en dos sistemas:

1. - En el primer sistema, están todos aquellos actos u omisiones que en la Constitución, y en las leyes de la República, estas descritos y tipificados como inhabilidades, incompatibilidades, delitos comunes e infracciones disciplinarias, que por falta de un efectivo control de la legalidad, siguen en la impunidad jurídica.
2.- En el segundo sistema de corrupción, están todas aquellas acciones, que frente al derecho positivo, tienen una apariencia de legalidad, pero con consecuencias nefastas para el Estado y para los particulares, tales como los gastos reservados, la administración de partidas presupuestarias infladas, el hombre del maletín, los cambios de camisetas, las coimas, los feriados bancarios, los sobreprecios en contrataciones de varias Secretarias de Estado, los presupuestos desfinanciados, etc.

Corrupción e inmunidad

Ambos sistemas de corrupción antes enunciados, por desgracia, están protegidos por un cinismo extremo de los gobernantes de turno, administradores de la cosa pública, estamentos de control jurídico y tortuguismo de la administración de justicia politizada, y principalmente por la vocación suicida de los politiqueros, motivados por su ambición desmedida de poseer bienes y riquezas sin trabajar.
De igual forma, resulta contradictorio e irónico, que casi todos los países, en sus Constituciones, en forma expresa reconocen el principio de que "el interés general debe prevalecer sobre el interés personal" y que hábilmente trastocado, llega con tal grado de hipocresía y cinismo a que un mismo gobernante, político, servidor público, privado dirigente sindical o gremial, iglesia, milicia, con excepciones, en un mismo momento y ante unas mismas circunstancias, pueda abrigar en la intimidad de su ser o en su espíritu, tres actitudes diferentes:
Una cosa es lo que piensa, otra es lo que dice demagógicamente, y otra diametralmente opuesta es lo que hace o ejecuta, es decir, siempre opera la escuela el doble discurso y de la doble moral.

Conceptualizaciones jurídico doctrinales sobre corrupción

1- Acto ilegal, ilícito e ilegitimo por medio del cual una persona al servicio o no del Estado, obtiene resultados o decisiones que le satisfaga ambiciones económicas y de poder político.

2- Utilización ilegitima del poder político, administrativo, público y privado.

3- Manejo incorrecto de recursos públicos por parte de empresas estatales y /o particulares.

La corrupción, vista desde la perspectiva de gran parte de la opinión pública y de la prensa acrítica, lo conceptúan como un flagelo importado, que viene del sistema capitalista globalizado o como un asunto meramente religioso, moral y de falta de leyes represivas.

Esta es una concepción errada, la corrupción del Estado en el manejo de la cosa pública, no es una simple aberración o perversión espiritual del individuo o del gobernante, político o mal empresario, nadie se corrompe porque sí, o porque en un momento dado nace en su alma o en su corazón, un deseo malévolo de mancillar su sentimiento puro o transparente, el asunto es más de fondo, en este tema más que en otros, se tiene que analizar a profundidad sus orígenes y su causalidad. , la corrupción en esencia, es un problema educativo, político, sociológico y naturalmente económico, que ha dejado de ser una simple desviación de la conducta personal, para convertirse en un sistema de oprobio que en el Ecuador a tocado fondo, que se hace presente en la falta de credibilidad y en la desmedida ambición de poder de los Gobernantes de turno, abortados de partidos políticos en decadencia moral, que nos están llevando el caso total, de no mediar la imposición de una serie de medidas correctivas que van desde la "GRAN CRUZADA DE HABLAR SIEMPRE CON LA VERDAD, HASTA LA FORMACIÓN DE UN NUEVO HOMBRE DE ESTADO", (Lideres proactivos) pasando por adoptar sistemas de control horizontal que rinda cuentas de todos nuestros actos públicos y privados, tomando conciencia que la corrupción existe y que no es solo privativo del Ejecutivo de un Gobierno, también esta asentada en el sector privado y aún en la endeble institucionalidad informal de los ecuatorianos.

Causas que dan origen a la corrupción

1.- Politización de la justicia, de sus organismos de control interno y externo, de la vindicta pública, y falta de colaboración de las instancias burocráticas públicas en el manejo y entrega de información oportuna que en varios casos producen excitativas dirigidas, inoportunas, injustas e in jurídicas.

2.- Existencia de monopolios del poder público y privado en las mismas clases dominantes de siempre (cámaras, sindicatos, gremios, comunicadores acríticos, partidocracia, bancocracia corrupta, iglesia con raras excepciones ).

3.- Abuso en el sector público o de la autoridad pública del principio administrativo de la discrecionalidad y del silencio administrativo.

4.- Iniquidad en la aplicación del principio de igualdad jurídica para todos los ecuatorianos

5.- Inexistencia de mecanismos que permitan la rendición de cuentas del sector público en forma horizontal.

6.- Proliferación de la institucionalidad informal no legalizada (fundaciones, cooperativas, y hasta instituciones de voluntariado fantasmas) que ha pretexto de un servicio social comunitario desarrollan un estatus de vida, falso y corrupto, que trafican el servicio ( tramitadores) a cambio de favores, subsidios, coimas, o contratos públicos.

7.- El clientelismo electoral que instala y tumba gobiernos, caso del bucaramismo y de la era Mahuad y de sus íntimos de la corrupción. (Ojo- Nuevos Presidenciables )

8.- Gobernar con los perdedores, con el pretexto de concertación nacional, o pagos de favores de campaña, es como dormir con el enemigo (serruchos).

9.- La inseguridad jurídica, por la vigencia innecesaria de casi 80 mil leyes, inconsultas contradictorias entre si y obsoletas, que en su conjunto se les denomina " basura jurídica no reciclable"

Delitos más notorios sin sanción en el Ecuador

Allí están los ilícitos sin sanción como los famosos feriados y congelamientos bancarios, las violaciones a la Carta Fundamental del Estado, porque en casi toda las leyes aprobadas por el Congreso existe manipulación e intereses creados, (las famosas reelecciones de los Honorables que ni fiscalizan ni legislan solo mercadean) la gestión sin transparencia en la Modernización del Estado(CONAM) y en la gestión de la Comisión Interventora del IESS, que a pesar de la vigencia de la nueva ley de seguridad social y del Consejo Directivo, sigue en funciones prorrogadas en forma ilegal, el experimento o camisa de fuerza de la dolarización sin un plan económico definido que apuntale este modelo cambiario, el juego de las tasas de interés dirigida, los sobornos de las transnacionales para ganar licitaciones públicas, la evasión tributaria de más de 10 mil de empresas, que mantienen doble contabilidad, la defraudación tributaria, la manipulación de la educación laica y particular, las extradiciones ficticias de los corruptos, la financiación de campañas electorales para pagar favores políticos, las huelgas y paros legales e ilegales, las concesiones y privatizaciones sin transparencia de las empresas consideradas estratégicas a favor de las élites de poder político económico, derogando toda clase de controles, las sentencias politizadas las defraudaciones de las aduanas, las concesiones petroleras, las consultorías a dedo a favor de los mismos monopolios de siempre, los delitos contra el medio ambiente y sistema ecológico, la manipulación de la información por gran parte de la prensa, los contratos leoninos de adhesión, la reprogramación de pasivos, los tenedores de la deuda política interna y externa, los saqueos de los dineros de los asegurados al IESS, bajo el eslogan de la Modernización y el cambio, por la Comisión Interventora, etc.,

Con este espectro de la corrupción institucionalizada en nuestro país, los delitos más comunes de carácter económico y político administrativo contra el Estado y los particulares, que deben ser definidos y revisados del sistema de penalización son:

El peculado por apropiación, por extensión, la concusión, el cohecho, el tráfico de influencias, el enriquecimiento ilícito, la utilización indebida de información reservada, el prevaricato por acción y omisión, malversación de fondos públicos, delitos de imprenta, el control del gasto electoral, las condiciones de la Base de Manta, el Plan Colombia, etc.

Estas reformas especificas y la eliminación de la basura jurídica, de cerca de 80 mil leyes obsoletas, son un mínimo de lo que constituiría "la gran cruzada contra la corrupción " que se complementaría con un nuevo sistema de control público y privado, y, lo que a mi juicio resulta lo más importante, si queremos extirpar la corrupción político administrativa de raíz, y empezar a formar un nuevo Hombre de Estado, es hablar con la verdad en todos nuestros actos políticos y privados, porque si los gobernantes o los mismos políticos de siempre, que pretenden liderar el país, sienten vergüenza de decir la verdad y no lo predican con su ejemplo a sus administrados, cualquier intento o proyecto de erradicar la corrupción será " nula de nulidad absoluta."

Recomendación

Sin embargo de este contexto negativo, siempre habrá un resquicio de esperanza de que el cambio se produzca, porque es la hora de ser proactivos, constructivos, de mente analítica, y aportar desde cualquier trinchera para que los nuevos Gobernantes triunfen en su gestión, para que el Ecuador salga de país de la corrupción, al país de la transparencia, de país de la incertidumbre, al cambio con visión de futuro y valor agregado.

Change password



Loading..