Reglas
Generales de Ejecución

Autor: Ab. José Sebastián Cornejo Aguiar.[1]

Es
necesario tener en claro, que la ejecución
es el conjunto de actos procesales para hacer cumplir las obligaciones contenidas
en un título de ejecución,[2] en
donde el título es el documento que permite proceder con la ejecución; siendo
necesario efectuar el análisis de este tema de la siguiente manera:

1.-
Títulos de ejecución
.- Son títulos de ejecución los
siguientes:

1.1.
La sentencia ejecutoriada: Esta surte efectos irrevocables
con respecto a las partes que intervinieron en el proceso o de sus sucesores en
el derecho, en consecuencia, no podrá seguirse nuevo proceso cuando en los dos
procesos hay tanto identidad subjetiva, constituida por la intervención de las
mismas partes; como identidad objetiva, consistente en que se demande la misma
cosa, cantidad o hecho, o se funde en la misma causa, razón o derecho.[3]

1.2.
El laudo arbitral: Ejecutoriado el laudo las partes
deberán cumplirlo de inmediato; cualquiera de las partes podrá pedir a los
jueces ordinarios, que ordenen la ejecución del laudo o de las transacciones
celebradas, presentando una copia certificada del laudo o acta transaccional, otorgada
por el secretario del tribunal, el director del centro o del árbitro o
árbitros, respectivamente con la razón de estar ejecutoriada.

Los laudos arbitrales
tienen efecto de sentencia ejecutoriada y de cosa juzgada y se ejecutarán del mismo
modo que las sentencias de última instancia, siguiendo la vía de apremio, sin
que el juez de la ejecución acepte excepción alguna, salvo las que se originen
con posterioridad a la expedición del laudo.[4]

1.3.
El acta de mediación: Consta el acuerdo, tiene efecto de
sentencia ejecutoriada y cosa juzgada y se ejecutará del mismo modo que las
sentencias de última instancia siguiendo la vía de apremio, sin que el juez de
la ejecución acepte excepción alguna, salvo las que se originen con
posterioridad a la suscripción del acta de mediación[5]

1.4.
El contrato prendario y de reserva de dominio:
Por el contrato de prenda se entrega una cosa mueble a un acreedor, para la
seguridad de su crédito, en donde esta cosa entregada se llama prenda.[6]

Destacándose
que el deudor no podrá reclamar la restitución de la prenda, en todo o parte,
mientras no haya pagado totalmente el capital e intereses, los gastos
necesarios que haya hecho el acreedor para la conservación de la prenda, y los
perjuicios que le hubiere ocasionado la tenencia.[7]

Con
respecto a la reserva de dominio esta es aquel pacto que suele incluirse en
ciertos contratos de compraventa por el que el vendedor se reserva la propiedad
de la cosa vendida hasta haber recibido la totalidad del precio, normalmente
aplazado; de este modo, el vendedor no transmite la propiedad del bien, sino
sólo su posesión.

1.5.
La sentencia, el laudo arbitral o el acta de mediación expedidos en el
extranjero, homologados, en donde la sala competente de la Corte Provincial
deberá verificar: Que tengan las formalidades externas necesarias para ser
considerados auténticos en el Estado de origen; Que la sentencia pasó en
autoridad de cosa juzgada conforme con las leyes del país en donde fue dictada
y la documentación anexa necesaria está debidamente legalizada.; Que de ser el
caso, estén traducidos; Que se acredite con las piezas procesales y
certificaciones pertinentes que la parte demandada fue legalmente notificada y
que se haya asegurado la debida defensa de las partes; Que la solicitud indique
el lugar de citación de la persona natural o jurídica contra quien se quiere hacer
valer la resolución expedida en el extranjero.[8]

1.
6. Las actas transaccionales.[9]

2.-
Facultades del Juzgador y de las Partes:

La
ejecución se circunscribirá a la realización o aplicación concreta de lo establecido
en el título de ejecución, en donde las partes actuarán en plano de igualdad,
pero se limitarán exclusivamente al control del cumplimiento del título de
ejecución.[10]

De lo cual es necesario indicar que la o el
juzgador tendrá la facultad de acceder de oficio o a petición de parte, a los registros
públicos de datos de la o del ejecutado, para recabar información relacionada
con sus bienes. Además, brindará a la o el ejecutante todo el apoyo y
facilidades para la realización de los actos necesarios dentro de la ejecución.[11]

3.-
Clases de Ejecución de Obligaciones:

3.1.-
Obligaciones de dar especie o cuerpo cierto: Cuando se
trate de una obligación de dar especie o cuerpo cierto y el objeto se encuentre
en poder de la o del deudor o terceros, la o el juzgador dictará mandamiento de
ejecución ordenando que la o el deudor lo entregue en el término de cinco días.
Salvo oposición fundamentada del tercero, la o el juzgador ordenará que la
entrega se haga con la intervención de un agente de la Policía Nacional,
pudiendo inclusive descerrajar el local donde se encuentre.

Si la especie o cuerpo
cierto no puede ser entregado a la o el acreedor por imposibilidad legal o material,
la o el juzgador, a pedido de la o del acreedor, ordenará que la o el deudor
consigne el valor del mismo a precio de reposición, a la fecha en que se dicte
esta orden.

Si la cosa se encuentra
en depósito judicial, la o el juzgador ordenará que la o el depositario la entregue
a la parte acreedora, disposición que será cumplida de inmediato bajo
responsabilidad personal de la o del depositario.

Si la demanda ha
versado acerca de la entrega material de un bien inmueble, la o el juzgador ordenará
que la o el deudor desocupe y ponga a disposición de la o del acreedor el
inmueble, bajo prevención que de no hacerlo, la fuerza pública entregará el
bien a la o al acreedor, coercitivamente de ser necesario, pudiendo inclusive
descerrajar el inmueble. Si en el mismo hay cosas que no sean objeto de la
ejecución, se procederá al lanzamiento, bajo riesgo de la o del deudor.[12]

3.2.-
Obligaciones de dar dinero o bienes de género: Cuando
se trate de deuda de género determinado, la o el juzgador dictará mandamiento
de ejecución ordenando que la o el demandado, consigne la cantidad de bienes
genéricos o deposite el importe de dichos bienes a su precio corriente de
mercado a la fecha que se lo dictó, bajo prevenciones de proceder al embargo de
bienes suficientes en la forma prevista por este Código.

La ejecución propuesta
por el pago de pensiones periódicas, por el cumplimiento de obligaciones que
debían satisfacerse en dos o más plazos, podrá comprender las pensiones y
obligaciones que se hubiesen vencido en los períodos o plazos subsiguientes, aún
cuando el juicio se hubiese contraído al pago de una sola pensión, o a la que
debió darse o hacerse en uno de los plazos.[13]

3.3.-
Obligaciones de hacer: En la obligación de hacer si la o
el acreedor pide que se cumpla y ello es posible, la o el juzgador señalará el
término dentro del cual la o el deudor deberá hacerlo, bajo prevención que de
no acatar tal orden, la obligación se cumplirá a través de una o un tercero designado
por la o el acreedor, a costa de la o del ejecutado, si así lo ha pedido.

Si por cualquier motivo
no se obtiene la realización del hecho, la o el juzgador de la ejecución determinará
en una audiencia convocada para tal efecto y sobre la base de las pruebas
aportadas por las partes, el monto de indemnización que la o el deudor debe
pagar por el incumplimiento y dispondrá el respectivo cobro siguiendo el
procedimiento previsto para la ejecución de una obligación de dar dinero.

El mandamiento de
ejecución contendrá la orden para que la o el deudor pague los valores correspondientes
a la indemnización de daños y perjuicios a que haya sido condenado.

El mandamiento de
ejecución señalará la suma de dinero que deberá satisfacer el deudor, cuando ha
rehusado el cumplimiento de la obligación que se manda cumplir por un tercero,
para compensar a este último por lo hecho.

Si transcurrido el
término concedido por la o el juzgador para que cumpla con la obligación, la o
el deudor no lo hace, la o el juzgador dictará embargo de sus bienes, en un
valor suficiente para cubrir el costo del cumplimiento de la obligación por la
o el tercero designado por la o el acreedor.

Si el hecho consiste en
el otorgamiento y suscripción de un instrumento, lo hará la o el juzgador en representación
del que deba realizarlo, de este acto se dejará constancia en el proceso.[14]

3.4.-
Obligaciones de no hacer: Si la ejecución se refiere a no hacer
algo y si ya se ha efectuado, la o el juzgador ordenará la reposición al estado
anterior y que la o el deudor deshaga lo hecho, concediéndole un término para
el efecto, bajo prevención que, de no hacerlo, se autorizará a la o al acreedor
para que deshaga lo hecho a expensas de la o del deudor y señalará la suma de dinero
que la o el deudor deberá pagar por tal concepto.

Además la o el juzgador
ordenará a la o al deudor que pague los valores correspondientes a la indemnización
de daños y perjuicios a que haya sido condenado.

Si no es posible
deshacer lo hecho, se ordenará que la o el demandado consigne la cantidad correspondiente
al monto de la indemnización, la que se fijará en una audiencia.[15]

4.-
Procedimiento de Ejecución:

Si
se trata de la ejecución de un título que no sea la sentencia o auto
ejecutoriado, se deberá presentar una solicitud que, además de los requisitos
de la demanda, contenga la identificación del título de ejecución que sirve de
habilitante para presentar la solicitud.[16]

Admitida
la solicitud o directamente si se trata de ejecución de sentencia ejecutoriada,
la o el juzgador designará una o un perito para la liquidación de capital,
intereses y costas en el término concedido para el efecto. Previamente la o el
actor tendrá el término de cinco días para presentar los comprobantes de
respaldo de gastos.

Sin
embargo, en los procesos laborales, las y los juzgadores y tribunales de
instancia, cuando condenen a una de las partes al pago de indemnizaciones u obligaciones
no satisfechas, están obligados a determinar en el fallo la cantidad que se
debe pagar.[17]

Recibida
la liquidación, la o el juzgador expedirá el mandamiento de ejecución que
contendrá: 1. La identificación precisa de la o del ejecutado que debe cumplir
la obligación; 2. La determinación de la obligación cuyo cumplimiento se pretende,
adjuntando copia de la liquidación, de ser el caso; 3. La orden a la o al
ejecutado de pagar o cumplir con la obligación en el término de cinco días,
bajo prevención que de no hacerlo, se procederá a la ejecución forzosa.

Cuando
se trate de ejecución de títulos que no sean la sentencia ejecutoriada, la
notificación del mandamiento de ejecución a la o al ejecutado se efectuará en
persona o mediante tres boletas.

De
cumplirse con la obligación se la declarará extinguida y se ordenará el archivo
del expediente.[18]

También
se podrá presentar fórmula de pago propuesta por parte de la o del ejecutado,
misma que no suspende la ejecución y deberá incluir una garantía que asegure el
cumplimiento de la obligación cuando sea a plazo, salvo que la o el ejecutante
no lo requiera.

Podrá
también proponerse como fórmula de pago la dación de cualquier bien aceptado
por la o el ejecutante.

Aceptada
la fórmula de pago y siempre que la o el ejecutante o los terceristas no se
opongan, la o el juzgador levantará el embargo que pese sobre los bienes de la
o del ejecutado o en su defecto, dispondrá medidas sobre otros bienes que
aseguren el cumplimiento de dicha fórmula de pago.

Si
la fórmula propuesta, es aceptada parcialmente la o el juzgador continuará la
audiencia única de ejecución con respecto a la parte no acordada.

La
o el ejecutante estará obligado a entregar a la o al ejecutado las constancias
escritas de los pagos efectuados.

En
caso de que la o el ejecutado incumpla con la fórmula de pago, se procederá a
la ejecución de las garantías o al embargo de los bienes que se hayan entregado
en garantía real y de manera inmediata se realizará su avalúo para iniciar el
remate.[19]

De
no cumplirse con la obligación, la o el juzgador ordenará que se publique en la
página web de la Función Judicial el mandamiento de ejecución para conocimiento
de terceros, a fin de que, todos aquellos que tengan interés en la ejecución
concurran a la audiencia con todas las pruebas necesarias para hacer efectivos
sus derechos.

Adicionalmente
se ordenará el embargo de los bienes de propiedad de la o del ejecutado
conforme con la documentación certificada proporcionada por la o el ejecutante
o la obtenida por la o el juzgador, los que se entregarán a la o al depositario
de acuerdo con la ley.

Practicado
el embargo, la o el juzgador ordenará el avalúo de los bienes con la
intervención de una o un perito. El informe se presentará con los sustentos
técnicos que respalden el avalúo y la firma de la o del depositario judicial a
cargo de los bienes en señal de su conformidad.

La
o el juzgador notificará a las partes el informe pericial, que será discutido
en la audiencia de ejecución, que deberá llevarse a cabo en el término máximo de
quince días. A esta audiencia comparecerá la o el perito a fin de sustentarlo.[20]

La
audiencia seguirá, en lo que sea pertinente, los lineamientos generales para el
desarrollo de audiencias, debiendo además cumplirse con lo siguiente: 1.
Conocer y resolver sobre la oposición de la o del ejecutado por extinción de la
obligación o pagos parciales posteriores al título de ejecución, debidamente
justificados; 2. De ser procedente aprobar fórmulas de pago, incluso cuando
impliquen la suspensión del procedimiento de ejecución; 3. Conocer sobre las
observaciones de las partes al informe pericial de avalúo de los bienes y de
ser el caso designar otra u otro perito; 4. Señalar de entre los bienes
embargados, los que deben ser objeto de remate, con base a su avalúo y al monto
de la obligación; 5. Resolver sobre la admisibilidad de las tercerías y sobre
reclamaciones de terceros perjudicados.

A
la audiencia podrán concurrir otras personas por invitación del ejecutante o el
ejecutado, los asistentes podrán proponer cualquier forma de realización de los
bienes de la o del deudor y presentar a terceros que, previa caución de
seriedad de oferta, se ofrezcan a adquirir dichos bienes por un precio
previsiblemente superior al que pueda lograrse mediante venta en pública
subasta, en este caso, la o el acreedor que ha vencido en el proceso podrá solicitar
a la o al juzgador una prórroga para hacer acudir a la o al tercero adquirente,
para lo cual se deberá contar con el acuerdo de la o del deudor y de la o del
acreedor.

En
todo caso la o el acreedor que ha vencido no podrá oponerse si el precio
ofrecido es mayor al monto de la obligación.

La
audiencia terminará con el auto que resuelve los asuntos planteados y que
ordene lo que corresponda para la continuación del procedimiento.

Si
continúa la ejecución, la o el juzgador señalará la fecha y la hora en que se
realizará el remate electrónico, ordenando la publicación en la página web del
Consejo de la Judicatura de un extracto que contendrá el detalle e imágenes de
los bienes a ser rematados y su valor.[21]

Debiéndose
puntualizar que cuando alguna de las partes no asista a la audiencia de
ejecución, la o el juzgador señalará por una sola vez un nuevo día y hora para
llevarla a cabo en un término máximo de diez días. En la segunda convocatoria
la audiencia de ejecución se realizará con las partes que concurran.

Si
no concurre ninguna de la partes el procedimiento únicamente continuará a
petición de parte, que justifique su inasistencia y solicite la realización de
la audiencia de ejecución.[22]

Finalmente
es necesario indicar que si a la audiencia de ejecución comparecen terceros que
demuestran documentadamente su derecho, la o el juzgador deberá ordenar lo
siguiente: 1. Si se trata de una tercería de dominio fundamentada
exclusivamente en un título inscrito, la o el juzgador deberá resolver sobre su
admisibilidad y de creerla justificada dispondrá que se mantenga el embargo del
bien hasta que se resuelva sobre la tercería en el procedimiento ordinario,
dejado a salvo el derecho de la o del acreedor de solicitar el embargo de otros
bienes de la o del ejecutado; 2. Si se trata de la tercería coadyuvante, la o
el juzgador resolverá sobre su admisibilidad y en caso de aceptarla, ordenará
que sus créditos sean considerados en la prelación. Obtenido el producto del remate
el juez convocará a audiencia y de existir acuerdo de los interesados ordenará
que se cumpla lo convenido. A falta de acuerdo, se resolverá sumariamente y en
cuaderno separado sobre la prelación.[23]

5.-
Oposición de la o del deudor:

La o el deudor únicamente podrá oponerse al
mandamiento de ejecución dentro del término de cinco días, por las siguientes causas:

1. Pago
o dación en pago: El pago es la prestación de lo que se
debe,[24]
mismo que se hará, en conformidad al tenor de la obligación; en donde el
acreedor no estará obligado a recibir otra cosa que lo que se le deba, ni aún a
pretexto de ser de igual o mayor valor la ofrecida.[25]

Destacándose
que para que el pago sea válido, debe hacerse, o al acreedor mismo, bajo cuyo
nombre se entienden todos los que le hayan sucedido en el crédito, aún a título
singular, o a la persona que la ley o el juez autoriza a recibir por él, o a la
persona diputada por el acreedor para el cobro.[26]

2. Transacción:
Es la acción y efecto de transigir (acordar voluntariamente con otra parte
algún punto litigioso para compartir la diferencia de la disputa, consentir a
fin de terminar con una diferencia.

3. Remisión:
La remisión o condonación de una deuda no tiene valor, sino en cuanto el
acreedor es hábil para disponer de la cosa que es objeto de ella,[27]
destacando que la remisión que procede de mera liberalidad, está en todo sujeta
a las reglas de la donación entre vivos; y necesita de insinuación en los casos
en que la donación entre vivos la necesita.[28]

4. Novación:
Es la sustitución de una nueva obligación a otra anterior, la cual queda, por
lo tanto, extinguida,[29]
misma que puede efectuarse de 3 modos: 1. Sustituyéndose una nueva obligación a
otra, sin que intervenga nuevo acreedor o deudor; 2. Contrayendo el deudor
nueva obligación respecto de un tercero, y declarándole, en consecuencia, libre
de la obligación primitiva el primer acreedor; y, 3.
Sustituyéndose un nuevo deudor al antiguo, que, en consecuencia, queda libre.[30]

5. Confusión:
Cuando concurren en una misma persona las calidades de acreedor y deudor, se
verifica de derecho una confusión que extingue la deuda y surte iguales efectos
que el pago.[31]

6. Compensación:
Cuando dos personas son deudoras una de otra, se opera entre ellas una
compensación que extingue ambas deudas, del modo y en los casos que van a
explicarse,[32]
debiéndose destacar que para que haya lugar a la compensación es preciso que
las dos partes sean recíprocamente deudoras.[33]

7. Pérdida o
destrucción de la cosa debida: Cuando el cuerpo
cierto que se debe perece, o porque se destruye, o porque deja de estar en el
comercio, o porque desaparece y se ignora si existe, se extingue la obligación,[34] para
el caso de pérdida o destrucción de la cosa debida, el ejecutado deberá
demostrar el caso fortuito o fuerza mayor, de lo contrario la o el juzgador en
la audiencia de ejecución ordenará el pago del valor de la cosa o indemnización
que correspondan según la ley.

La
causa que se invoque deberá estar debidamente justificada, así como el hecho de
haberse producido luego de la ejecutoria de la sentencia o de la exigibilidad
del título de ejecución respectivo, destacándose que la oposición no suspende
la ejecución y será resuelta en la audiencia de ejecución.

De
aceptarse alguna causa de oposición, que demuestre el cumplimiento total de la
obligación contenida en el título, la o el juzgador deberá declarar terminada
la ejecución disponiendo su archivo definitivo.[35]

Es necesario indicar que la parte referente al embargo
será analizada en una próxima publicación a fin de complementar este tema.



[1] Abogado,
conferencista y escritor.

Correo:
[email protected]

[2] Código Orgánico General de
Procesos
,
s. f.,
Art. 362.

[3] Ibíd., Art. 101.

[4] Ley de Arbitraje y Mediación, s. f.; Art. 32

[5] Ibid.; Art. 42

[6] Código Civil,
s. f.; 2286.

[7] Ibid.; Art. 2298.

[8] Código Orgánico General de
Procesos
.; Art. 104.

[9] Ibíd.; Art. 363.

[10] Ibid., Art. 364.

[11] Ibid., Art. 365

[12] Ibid., Art. 366.

[13] Ibid., Art. 367.

[14] Ibid., Art. 368.

[15] Ibid., Art. 369.

[16] Ibid., Art. 370.

[17] Ibid., Art. 371.

[18] Ibid., Art. 372.

[19] Ibid., Art. 374.

[20] Ibid., Art. 375.

[21] Ibid., Art. 392

[22] Ibid., Art. 393.

[23] Ibid., Art. 394.

[24] Código Civil., Art. 1584.

[25] Ibid., Art. 1585.

[26] Ibid., Art. 1592.

[27] Ibid., Art. 1668.

[28] Ibid., Art. 1669.

[29] Ibid., Art. 1644.

[30] Ibid., Art. 1647.

[31] Ibid., Art. 1681.

[32] Ibid., Art. 1671.

[33] Ibid., Art. 1673.

[34] Ibid., Art. 1686.

[35] Código Orgánico General de
Procesos
., Art. 373.