Problemas jurídicos en el sector eléctrico

Jueves, 24 de noviembre de 2005

Por: Fundación Hacia la Seguridad
Imperio de la Ley

 

 

LA SITUACIÓN DEL SECTOR ELÉTRICO, su manejo y fijación de tarifas fue tratada el pasado domingo en el programa Justicia para Todos de TC. El programa contó con Alfredo Mena, Eduardo Villarreal, ambos ex gerentes de INECEL y Edgar Terán, presidente de la Fundación Hacia la Seguridad-Imperio de la Ley, como analistas.

El negocio eléctrico toca el bolsillo de los ecuatorianos pues representa en ventas diarias más de 700´000.000 de dólares al año y por ello se hace tan necesario analizar el tema. El doctor Edgar Terán recordó que la mayoría de ciudadanos pagamos estas tarifas, aunque se lamentó de que un 25% de gente que tiene electricidad no la paga.

En una primera descripción sobre el sector eléctrico, Alfredo Mena, ex gerente de INECEL, dijo que actualmente observamos que aparecen dos instituciones, al igual que en todas partes del mundo que se encargan del manejo del sector: el regulador que es el CONELEC y el operador y administrador del mercado que es el CENACE.

Entre tanto, Eduardo Villarreal, aseguró que en la actual era de la globalización el llamado sector eléctrico debe ser considerado como una industria eléctrica. Sin embargo, actualmente esta industria no tiene liderazgo en el país, "no existe el menor asomo de una autoridad gubernamental que tenga un plan de lo es la industria eléctrica como sucede en otros países del mundo", afirmó.
De acuerdo con Villarreal actualmente, tenemos un sector eléctrico monopólico, y con un solo comprador que es el Estado. Además los compradores son insolventes, y los compradores insolventes son también, de propiedad del Estado en su totalidad. Estos son problemas que deben resolverse.

Tarifa extremadamente alta

De acuerdo con el análisis de Alfredo Mena, la tarifa que tiene el Ecuador es extremadamente alta. La estructura de la generación en los países cercanos como Colombia, Perú y Venezuela, es distinta a la del Ecuador pues la cantidad de energía hidroeléctrica en porcentaje, es del 70% para arriba. Ecuador tiene un 50%. El problema es que el combustible DIESEL para producir electricidad aquí en el Ecuador es carísimo. Actualmente, el 11% de la energía se produce con DIESEL, alrededor del 28% se produce con búnker, y menos del 2% se produce con gas orgánico.

En los países vecinos el DIESEL no se lo usa para la producir electricidad porque es un combustible extremadamente caro, y el búnker, o los residuos, se utilizan en pequeñas proporciones. En cambio se utiliza mucho más gas y carbón. En Ecuador el precio de la generación en la tarifa al consumidor final es más o menos el 60%, pero este porcentaje está basado en esta estructura absurda, en esta estructura mala en la cual estamos teniendo los costos de generación altísimos.

Eduardo Villarreal, por su parte, planteó que la estructura de generación de electricidad en Ecuador es perversa, aún más si se considera que no se ha utilizado el potencial hidroeléctrico que tiene el Ecuador, distribuido en toda la geografía nacional y que representa 30 veces el consumo anual.

¿Cómo bajar las tarifas?

Para Alfredo Mena, el problema de la baja de tarifas es de largo plazo, lo cual significa que no hay soluciones de hoy para mañana. Comentó que necesitamos tener energía más barata, es decir inversión en centrales de generación hidroeléctricas pequeñas o medianas. Ese tipo de centrales son las que van a hacer que los costos de la energía a nivel de generación se reduzcan sustancialmente.

El otro punto es que para hacer esas plantas, para hacer esas obras se necesita alguien que venga con inversiones, con capital de fuera, o capital de dentro también. Por ello, opinó Mena que hay que generar la confianza suficiente en este mercado: "hay que sacar las manos del sector eléctrico, sacar literalmente las manos o las garras, para que pueda salir este sector eléctrico adelante generando confianza", dijo.

De su parte, Eduardo Villarreal comentó que si se adopta el criterio de que en vez de que paguemos 6 centavos por la generación paguemos 3.5 centavos, la transmisión debe valer 0.5 centavos y el valor agregado de la distribución subir a 3.5 centavos con lo cual tenemos 7.2 centavos, 2 centavos de diferencia que nos serviría como colchón.

De acuerdo con Terán, el éxito de las propuestas de los panelistas expertos en el tema económico se basa en que exista seguridad jurídica, "no hay quien invierta, nacional o extranjero, en este país en negocios donde intervenga el Estado si mantiene, de acuerdo a la experiencia, la convicción de que el Estado es tramposo".

Injerencia política

Alfredo Mena, por su parte, denunció que dos capitanes que están a cargo del sector eléctrico, como presidente del CENACE el uno, y como director ejecutivo del CONELEC el otro, se encuentran violando la ley. Ellos violan el reglamento hecho por el presidente de la República que establece que debe tener 5 años de experiencia el uno y en el otro caso 10 años de experiencia en el sector eléctrico. Opinó que por sentido lógico, si alguien tiene que dirigir el sector eléctrico, debe ser un conocedor.

También comentó que un coronel de la Policía retirado es miembro del directorio del CONELEC: "Es el señor coronel Braganza que no conoce el sector eléctrico, pero está sentado en el directorio del CONELEC que fija las tarifas, establece los precios y las reglas. De tal manera que la responsabilidad es inmensa en ese momento", aseguró.

 

Otros temas

Ecuador se queda sin institucionalidad

El doctor Edgar Terán Terán, presidente de la Fundación Hacia la Seguridad-Imperio de la Ley opinó que en Ecuador se están destruyendo sistemáticamente instituciones jurídicas.

Empezó poniendo por ejemplo la institución de la inmunidad parlamentaria; "columna vertebral de la existencia de una Función Legislativa, que se la ha destruido, violando la Constitución, llegando a subterfugios a maniobras bastardas pero lo de fondo es se ha destruido la inmunidad parlamentaria".

Pero, de acuerdo con Terán, esta no es la única institución que se destruye; pues para llegar a la destrucción de la inmunidad parlamentaria se ha dado un paso más en la destrucción de una institución fundamental como las Fuerzas Armadas. Las Fuerzas Armadas irrumpen en la Administración Pública, en la burocracia, aunque les está prohibido por la Constitución y la Ley.

Por ejemplo, dijo Terán no podemos tener militares en servicio activo ni en las telefónicas, ni en las Aduanas, ni en las eléctricas, ni en ninguna tarea burocrática. Los militares tienen que ser obedientes y no deliberantes por mandato constitucional. Sin embargo, las funciones públicas de gran relieve se están llenando con militares en servicio activo, a parte de la ola de pasivos. Además, las Fuerzas Armadas irrumpieron en la política al hacer lobby con los legisladores para destruir la inmunidad parlamentaria.

El jurista también comentó que el Ministro de Defensa se atrevió a plantear una querella, una acusación particular, en representación de las Fuerzas Armadas que, de esta manera, se están arrogando una personalidad jurídica que no tienen. No son persona jurídica, son servidores del Estado, órganos del Estado, empleados públicos a los que se confía armas. Es decir no son empresa autónoma, y, sin embargo presentaron la acusación contra el diputado Haro como si fuesen persona jurídica. Ahora el presidente de la Corte Suprema, que no puede dar trámite a esa acción, debido a que las Fuerzas Armadas no son persona jurídica, dijo.

Terán también reflexionó sobre una absurda ley que debe ser cambiada y por la cual la Policía, en cambio, sí tiene personalidad jurídica: "No puede ser que los policías sean autónomos, que no obedezcan al poder civil, que el Ministro de Gobierno sea un pobre señor que tiene que pedirles por favor que le informen lo que está pasando. Esta es una barbarie que nos lleva a la desconfianza absoluta que la ciudadanía tiene en la Policía. A los señores policías necesitamos verles, obedientes al poder civil dependientes del Ministro de Gobierno y en las calles de las ciudades previniendo con su presencia el delito".

De acuerdo con Terán, la Policía está tan desinstitucionalizada que el Comandante General de la Policía se atreve a intervenir en un acto político del cuñado del presidente, llevándose el único helicóptero de la Policía. El hecho es espantoso: el Comandante General de la Policía se atreve a inmiscuirse en un acto político y sigue en su cargo. Advirtió Terán que la gente ya no puede confiar en la fuerza pública y eso es dramático cuando tenemos la amenaza de un terrorismo colombiano.

Diplomacia e impuestos

El sistema recaudador de impuestos ha impedido que haya 4.000 millones de dólares de inversión en petróleo y que el país produzca para el año 2005, 850.000 barriles de petróleo diarios, de acuerdo con los cálculos de Terán.
Además se preguntó ¿Para qué sirven nuestros embajadores en el sistema de gobierno actual?. De acuerdo al jurista y ex canciller, han servido para abochornarnos, para ocupar sillas donde no saben sentarse y donde se gana 10.000 dólares al mes: "Lo del ex embajador en Argentina es uno de los bochornos terribles pero no es el único. La diplomacia no está para llenarla con parientes", dijo.

Manifestó que el Presidente no advierte que dentro de ese mal manejo de la diplomacia está esa negociación que el Ministro de Energía se atrevió a hacer con China el año pasado. No podemos permitir que el Ecuador entregue su patrimonio, petróleo, a China bajo esos convenios.

Finalmente Terán explicó que el país se desinstitucionaliza cuando se lo gobierna entre los 4 hermanos o cognados, hermano político, primo, el que se sube a los helicópteros, el que amenaza de muerte a otro, el que habla en el Congreso. El país se resiente de ser tratado con semejante desprecio, comentó.


Si desea contactarnos escríbanos al
e mail: hacialaseguridad@hls.org.ec o ingrese a nuestra
página web: www.hls.org.ec.
También puede llamar al 02 2 986 600.

 

Change password



Loading..