Legalización
de las drogas

Autor:
Dr. José García Falconí

Introducción

La legitimación o la no prohibición de las drogas,
constituye uno de los grandes interrogantes de estos tiempos, por cuya razón es
fundamental que el mundo entero y, por supuesto la sociedad ecuatoriana entre a
analizar en un franco debate sobre la legalización de drogas ilícitas;
reconociendo que esto ya lo solicitó el Parlamento Andino, al clausurar su
Décimo Octavo período de Sesiones en la década pasada, pues señalaba: ?Tenemos que
dejar de hablar a media voy a afrontar el tema con franqueza. Hay opiniones
autorizadas inclusive en los Estados Unidos de América que están planteando la
legalización y no es posible que en la región Andina seamos más papistas que el
Papa?, señaló el congresista peruano Carlos Infante, y esto recalco, se lo hizo
hace casi trece años atrás.

Debemos reconocer, que sin duda alguna, el narcotráfico
se ha convertido en el problema número uno del mundo, hoy luego del terrorismo
y, sus alcances son tan extraordinarios, que ningún país ha quedado al margen
de su nefasta influencia y amenaza, pues este delito destruye la familia,
corrompe a la sociedad y socava el sistema de vida en libertad; pero también
hay que reconocer, que le mal que causa la droga es porque está prohibida, y al
solución se die, está en legalizar todas las drogas, en todas las partes y
totalmente, esto es: la producción, la distribución y el consumo. Los
estudiosos en esta materia señalan que solo así desaparecería este negocio
fatídico que hoy lo es.

El punto de mayor importancia, al proponer la política
criminal en materia de drogas, es distinguir
claramente entre consumo y tráfico ilícito,
reconozco que ambos están
estrechamente relacionados, sin embargo las acciones eficaces para reducir uno
y otro son distintos, pues mientras el tráfico ilícito de drogas es problema
legal, la droga es un problema de salud, conforme lo señalo en líneas
posteriores.

Se dice en doctrina, que mientras los trasgresores
penales son perseguidos y tratados coactivamente en la justicia, el tratamiento
eficaz para recuperar a los adictos debe consistir en legislar por parte de los
países el reconocimiento de su enfermedad y su consiguiente voluntariedad para
someterse a la terapia, pues lo cierto es que hay un aumento mundial de consumo
actualmente.

De este modo, la pregunta que se plantea en el presente
artículo, es: ¿se deben o no legalizar
las drogas?;
recalco es uno de los temas polémicos y controvertidos de los
últimos tiempos, que constan en los tapetes de reuniones internacionales y que
hoy toma actualidad ene l mundo entero, pues sin duda alguna millones de
personas han probado la marihuana en algún momento de sus vidas e incluso la
encontraron placentera y no particularmente adictiva, y se pregunta ¿Por qué no
se legaliza el uso de marihuana si todos conocemos que causa menos daño y
peligro que el alcohol que sí está legalizado?.

Insisto, es una pregunta dura, compleja y crucial, si hay
que legalizar o no la marihuana con todos sus riesgos o hay que mantenerla proscrita
y perseguida a pesar de todos sus inconvenientes como voy a tratar analizar en
el presente artículo, aclarando que en el presente artículo me voy a referir
exclusivamente al consumo de drogas.

Antecedentes
de la prohibición de drogas

La prohibición de las drogas es reciente en el mundo, más
aún la hoja de coca o el opio era y son consumidos desde tiempos inmemoriales.
En el siglo XIX, ninguna droga estaba prohibida y, la noción de drogas como
estupefacientes, la noción de drogas como estupefacientes, solo empezó a surgir
ene laño de 1860, y recién en los primeros 42 años del siglo XX, fueron
declaradas ilegales.

Francia fue el primer país que promulgó una ley contra el
uso de drogas en 1916, mientras que las anfetaminas son prohibidas solo desde
el año 1969. Debo reconocer, que el presidente

Richard Nixon de los Estados Unidos de América, en su
primer mandato, lanza una guerra contra las drogas, que sus sucesores
continuaros ¿Po qué razón? Se dice por su costo económico, pues un kilo de
cocaína, 40% pura se vende en unidades de menos de 100 miligramos por más de
290.000 dólares en los Estados Unidos de América, y esto implica una salida de
divisas de dicho país.

Efectos
negativos del consumo de drogas

Puedo señalar en resumen, los siguientes:

1. La destrucción
de la moral, de la parte social y física del consumidor y su familia; y,

2. Es
un mal que se ocasiona a la sociedad, pues produce corrupción y asesinatos,
entre otros delitos.

Efectos de la marihuana y de las anfetaminas

Los entendidos en la materia señalan, que estas drogas no
son psicológicamente adictivas, mientras que la heroína sí lo es, pues uno de
cada tres consumidores son dependientes, mientras que el 80% de los fumadores
son adictos al cigarrillo, por esta razón los peligros de la droga no deben ser
subestimados, pero tampoco exagerados, a excepción de la heroína; las drogas
causan muerte entre sus usuarios igual que la nicotina y el alcohol, más aún el
tabaco mata más que la heroína, y el alcohol mata más a bebedores que la
cocaína a sus devotos, manifiestan los entendidos en esta materia. Se dice que
el 52.6% de personas que probaron la droga marihuana, señalan que es menos
dañina que el tabaco, y así lo ratifica la ciencia médica. Las anfetaminas son
drogas sintéticas más poderosas y adictivas que la cocaína.

¿Cuáles
son las drogas causantes de dependencia?

Son aquellas que pueden producir en un organismo vivo, un
estado de necesidad física o psíquica o de ambos tipos, por su consumo, pero
también hay que tener en cuenta que estas drogas pueden utilizarse con fines
médicos, sin que necesariamente produzcan estado de dependencia.

La doctrina señala a manera de ejemplo las siguientes
drogas que causan dependencia:

1. Tipo
alcohol- barbitúrico;

2. Tipo
anfetamina;

3. Tipo
cannabis: ejemplo marihuana;

4. Tipo
cocaína;

5. Tipo
opiáceo: morfina, heroína, etc.; y,

6. Tipo
solvente volátil: acetona, etc.

¿Qué
es fármaco dependencia?

Es el estado psíquico, y a veces físico, causado por la
interacción entre un organismo vivo y un fármaco.

La fármaco dependencia se caracteriza por modificaciones
del comportamiento y otras acciones, que comprende siempre un impulso
irresistible a tomar el fármaco en forma continua o periódica, a fin de
experimentar sus efectos psíquicos y, a veces para evitar el mal producido por
la privación. El Manual de Toxicología Clínica de Camilo Urbine González, del
cual he recogido estos conceptos médicos, manifiestan que la dependencia puede
ir o no acompañada de tolerancia. Una misma persona puede ser dependiente de
uno o más fármacos.

¿Qué
es dependencia psíquica?

Es el estado en que el fármaco produce una sensación de
satisfacción y un impulso psíquico, que lleva a tomarlo periódica o
continuamente para experimentar placer o evitar uno o más fármacos.

¿Qué
es dependencia física?

Los síndromes de interrupción o abstinencia, se manifiestan en forma de conjunto de
síntomas y signos de naturaleza psíquica y física, que son características de
cada tipo de fármaco.

El
tratamiento a consumidores de drogas

El tratamiento está encaminado a corregir sus efectos
tóxicos a nivel sistémico, esto es, los trastornos de personalidad, de orden
psicoterapéutico o psicológico ocasionados por el consumo de estos fármacos por
medio del proceso terapéutico que mejor
convenga a cada paciente.

En este tratamiento como dice la ciencia médica,
interviene un equipo humano interdisciplinario conformado por: médicos,
toxicólogos, psiquiatras, psicólogos, psicopedagogos, terapeutas ocasionales,
trabajadores sociales, enfermeras, etc., que desarrollan un plan dividido en tres
etapas que son:

1. Etapa
de desintoxicación;

2. Etapa
de deshabituación; y,

3. Etapa
de rehabilitación.

Despenalización
del consumo de drogas en el Ecuador

La despenalización del consumo de drogas ene l Ecuador,
es uno de los grandes cambios legislativos de año 1997, y es así que en dicho
año se señala que los consumidores de drogas deberán ser considerados personas
enfermas y sometidas a tratamiento de rehabilitación, porque l consumidor es
una persona enferma y víctima del narcotráfico; por esta razón se dictó la Ley
Reformatoria Nº 25 a la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas,
promulgada en el Segundo Suplemento del Registro Oficial Nº 173 del 17 de
Octubre de 1997, que reformó el Art. 65 de esta última ley y, de esta forma se
despenalizó el consumo de drogas.

En nuestro país, si bien el consumo está despenalizado,
la ley 108 no precisa la cantidad de droga máxima que debe tener un consumidor
y como señalaré luego el CONSEP acaba de establecer en el mes de junio de 2013,
tablas en las que regula las dosis máximas para considerar como consumidor a
una persona.

En la práctica, el criterio que se utilizaba y sigue
utilizando el juez para determinar si una persona es o no consumidora, es a
base del examen psicosomático del
detenido, realizado por los médicos legistas de la Procuraduría General del
Estado, al sana crítica en la valoración de la prueba, y el informe policial
que sirve de inicio a la investigación penal.

De lo anotado se desprende, que en el Ecuador antes se
sancionaba a los consumidores de drogas y se los apresaba, y con esto resultaba
que muchas personas enfermas por estar
presas salían de la prisión más dañadas y dañinas de lo que entraban.

Enfoque
internacional: cantidad de droga permitida

En el Ecuador, actualmente se establece como tenencia
legal para consumo: 10 gramos de marihuana; 2 gramos de pasta de base de
cocaína; un gramo de clorhidrato de cocaína; 0,1 de heroína; 0,015 éxtasis; y,
0,040 de anfetaminas.

De lo que pude investigar, debo manifestar que en el
Ecuador hace más de 15 años, ya se planteó un proyecto de ley en el que se
permitía la tenencia a los consumidores de 2 gramos de cocaína, heroína o
morfina, y 10 gramos de marihuana, pues se decía que estas cantidades mínimas
harían la diferencia entre un consumidor
y un traficante.

En Venezuela, en la Gaceta Oficial Nº 4636 de 30 de
septiembre de 1993, se señalaba como dosis personal: 2 gramos de cocaína y
derivados y 20 gramos de marihuana. En Colombia se señaló 20 gramos de
marihuana y 5 gramos de Hachís, 2 de metacolomía y un gramo de cocaína. En la
República Dominicana, la ley 50 de 1998, establecía un gramo de cocaína, 20
gramos de marihuana y 5 de hachís, para considerar a una persona como
consumidora.

En Italia, desde el año 1993, se despenalizó el consumo,
pero existen sanciones administrativas para consumidores y medidas de
rehabilitación, pero no de represión. En España se castigaba el consumo si se
lo hace en lugares públicos, con multas económicas y el retiro del permiso de
conducir.

Es fundamental señalar, que sobre la despenalización de
la droga, el maestro Milton Friedman, premio Nobel de Economía de 1976, señaló:
?Al despenalizar el consumo de estupefacientes, se acabaría con la delincuencia
y la violencia que conlleva el tráfico ilícito?.

En la década pasada, el asesor jurídico del CONSEP, Dr.
Cosme Ponce, decía: ?El Estado debe ayudar al consumidor a superar su
enfermedad, debe tratarlo y para ello establecer un sistema de distribución de
droga para los enfermos, porque el mal se cura con la disminución gradual de
dosis de drogas?.

Los Estados Unidos de América, el país más altamente
industrializado del mundo, es donde más se consume droga y, por tal dicho país, es el que debe tomar más acciones
contundentes contra las drogas, pues como se dice, la lucha contra el
narcotráfico pone a prueba la civilización, y el país del norte debe entender,
el magnetismo dela demanda sobre la
oferta, o sea que los Estados Unidos de América, debe luchar en su propio
territorio, que es donde está la demanda para el consumo de drogas,
especialmente a través de la educación y prevención para reducir el consumo.?

¿Qué
es la legalización de las drogas?

Debo aclarar, que es diferente la legalización a la
despenalización, pues la legalización es permitir que al droga se venda en los
mercados, en forma libre y legal.

Hay que reconocer, que
muchas personas consideran que la legalización de la droga, es la forma de
hacer frente al flagelo de la drogadicción que sigue creciendo a pesar de los
millonarios gastos que hacen los gobiernos para intentar su decrecimiento, y
así tenemos que Vicente Fox, en su calidad de
ex presidente de México, dice: ?La legalización de las drogas servirá
para acabar con la delincuencia que genera el negocio y para eliminar las
ganancias y la violencia causada por el tráfico ilegal?.

El ex presidente de Uruguay,
Jorge Batle, decía: ?La solución para la prolongada guerra civil en Colombia es
legalizar la droga y convertirlo en miembro del tratado norteamericano de libre
comercio (TNLC), el cual incluye a Estados Unidos de América, México y Canadá?;
agrega si este negocio mueve alrededor de 600.000,000 de dólares cada año, creo
que estamos de acuerdo en que el interés de la humanidad tiene más fuerza que
el interés del dinero y, hay que acabar esa actividad ilícita con la
legalización; así, casi todos están de acuerdo que la cantidad de dinero que se
invierte para combatir el tráfico puede destinarse a otros menesteres
positivos, como la educación, salud, vivienda, etc.

Se recalca, que el comercio
de las drogas, es la manera más fácil para que un muchacho joven tenga tanto
dinero en su bolsillo sin hacer mucho, sin saber nada, sin respetar o mirar
ningún valor. Todo eso podría acabar si se termina con este negocio, decía el
ex presidente de Uruguay antes mencionado.

Además de Milton Friedman,
el ex presidente Vicente Fox y otros presidentes de América Latina, 630
intelectuales de todo el mundo presentaron hace años atrás ante el Comité
Antidrogas de la Asamblea General de la ONU, una petición en este sentido, y
esta carta fue firmada por ocho premios noble y decenas de personajes a nivel
mundial, considerando que el alto costo de vías humanas que se pierden en la
guerra antidrogas; y, que en los Estados Unidos de América, la lucha contra las
drogas ha tenido más efectos devastadores que de las drogas por sí mismas.

También señalan varias
estudios en esta materia, que se gasta entre 35 mil y 40 mil millones de
dólares al año en este infructuoso combate, en el cual e han fortalecido los
criminales, quienes han corrompido a los gobiernos en los tres poderes, se ha
erosionado la seguridad nacional y, se ha estimulado la violencia.

En cuanto a la
despenalización de la droga, también se dice que el Estado no tiene derecho
para intervenir en la prevención individual de algo que afecta a una persona
?sobre sí mismo?, esto es sobre su propio cuerpo y mente, así, el individuo se
dice, es el único soberano igual que se hace respecto al alcohol y al tabaco
para decidir si consume o no, y el fundamento de estos e encuentra en el Art.
66 Nº5, de la Constitución de la República, que dice:

?Art. 66.- Se reconoce y
garantizará a las personas:

(?) 5. El derecho al libre
desarrollo de la personalidad sin más limitaciones que los derechos de los
demás?.

Sin embargo, existen otras
disposiciones constitucionales y legales que en cambio, garantizan el derecho a
la salud, como lo indica la Ley Orgánica de Defensa del Consumidor, Código de Salud entre otras.

Argumentos
a favor de la legalización

Se señalan los siguientes:

1. Permite
conocer que drogas se consume, y su calidad, de tal manera que se evitan las
adulteraciones;

2. Acaba
con el narcotráfico, pues suprime el flujo del dinero y el poder de los grupos
de mafias que hoy lo tienen;

3. Se
limita o evita la corrupción que hoy existe en
caso todo el aparato estatal;

4. Se
limitaría inclusive la conculcación de los derechos individuales, como la
intercepción de la correspondencia, de los teléfonos y del domicilio,
establecido en el Art. 66 Nos. 20, 21, y 22 de la Constitución de la República;
y,

5. Se
dice que en determinados casos, la droga ya no tendría valor o disminuiría su
precio.

Pero la clave del problema,
como es de conocimiento general y, así lo señala la prensa nacional e
internacional, no es causado por los países que producen, sino por quienes consumen,
debiendo señalar que en los Estados Unidos de América, actualmente son más
5?000.000 de personas, los dependientes de diversas clases de drogas.

Holanda, ha sido e primer
país que legalizó el consumo de drogas, de tal modo que está permitido ene se
país el consumo para uso personal y, hasta 5 gramos para drogas duras: heroína,
cocaína, etc., y 30 gramos para los demás, como el hachís y la marihuana.

Como caso especial, tenemos
a Suiza, que reparte droga entre personas adultas de manera gratuita e inclusive
se proporciona jeringuillas, y como producto de este programa, el número de
drogadictos y de muertos por consumo de drogas ha bajado, señalan las
estadísticas de dicho país.

Argumentos
en contra de la despenalización

Se señalan las siguientes:

a) Georgio
Giacomelli, que fue Director del Programa de la ONU para la fiscalización
internacional de las drogas, señaló: ?Se trata de un falso dilema porque la
cuestión de qué tipo de control se establecerá sobre las drogas, pero
cualquiera debe contribuir a disminuir o eliminar su consumo. Quienes hablan de
legalizar el narcotráfico caen en un simplismo absurdo, al no aclarar si se
permitirá por ejemplo que cirujanos o pilotos, aviadores (entre otros),
tuvieren permiso de drogarse.

b) Además
se dice, que mucha gente se vuelve dependiente, porque las drogas ofrecen una
experiencia de placer, por lo que las personas buscan repetir;

c) Se
señala que los gobiernos no pueden sucumbir ante poderes que se reproducen al
margen de la ley; y,

d) Que
las drogas ilegales matan a los consumidores, especialmente a los jóvenes
usuarios.

Al respecto, el Dr. Joffre
García Jaime, jurista guayaquileño, conocedor de esta materia, dice que
legalizar el tráfico y consumo de drogas psicoactivas, esto es estupefacientes
y psicotrópicas, como la morfina, la heroína, la cocaína, el cannabis,
anfetaminas, etc., las personas que propician esto, sufren de un
desconocimiento de los trastornos mentales que ocasionan dichas drogas, y que
llevan a los humanos al hospital o a la muerte, por estas razones se oponen a
su legalización.

Dr. José García Falconí

DOCENTE, FACULTAD DE JURISPRUDENCIA

CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES, UNIVERSIDAD

CENTRAL DEL ECUADOR

Correo: [email protected]