Viernes, 12 de septiembre de 2014

 

La Plusvalía

Autor: Vladimiro Álvarez Grau

En los últimos días el Presidente de la República ha manifestado su voluntad de crear un impuesto a la plusvalía de las tierras, que se incluiría en el Proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial, Uso y Gestión del Suelo, que debatiría la Comisión de Gobiernos Autónomos de la Asamblea en septiembre próximo. Y se ha dicho también que si hay mucha oposición a la ?creación? de dicho impuesto, la alternativa podría ser ?la eliminación de la plusvalía?.

Parecería que ignoran lo que es ?plusvalía? y cuál es el tratamiento tributario que tiene como hecho generador de un impuesto, e ignoran lo que las normas legales vigentes disponen respecto a la recuperación que el sector público tiene por las obras de desarrollo que ejecuta y que beneficien a propietarios de inmuebles colindantes.

Deberían explicar por qué quieren dictar una Ley de Ordenamiento Territorial, Uso y Gestión del Suelo, si en este mismo Gobierno el 11 de agosto del 2010 se dictó el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) que derogó la Ley Orgánica de Régimen Municipal, que trataba de esos temas y reasignó competencias sobre ordenamiento territorial, uso y gestión del suelo.

Antes de plantear semejantes propuestas, deberían saber qué significa ?plusvalía?. Según el Diccionario de la Lengua Española, ?plusvalía? es el ?acrecentamiento  del valor de una cosa por causas extrínsecas a ella?. Y antes de proponer la ?creación? del impuesto sobre la plusvalía, deberían saber que ese impuesto existe desde hace mucho tiempo. Lo contemplaba la Ley de Régimen Municipal, y lo establece el artículo 556 del Cootad, que textualmente señala: ?Impuesto por Utilidades y Plusvalía.- Se establece el impuesto del diez por ciento (10%) sobre las utilidades y plusvalía que provengan de la transferencia de inmuebles urbanos, porcentaje que se podrá modificar mediante ordenanza?.

En cuanto a la preocupación del presidente de que no es justo que el Gobierno  nacional o los municipios hagan obras que mejoran la plusvalía de inmuebles  colindantes en beneficio de sus propietarios y que no haya reciprocidad por parte de estos, debería saber que el Cootad establece en su artículo 569 lo que se llama la Contribución Especial de Mejoras, cuyo hecho generador es ?el beneficio real o presuntivo proporcionado a las propiedades urbanas por la construcción de cualquier obra pública?, y cuyo sujeto pasivo (deudor) es el propietario del inmueble beneficiado. También existe contribución de mejoras para los predios rurales que se beneficien por una obra pública del Gobierno.

De tal manera que es de esperar que, luego de que los proponentes de crear un impuesto se enteren de que ya existe, si es que tanto necesitan de nuevos recursos, vean qué otra barbaridad inventan, pero no demuestren su ignorancia respecto a la plusvalía.

Artículo publicado en Diario Expreso de Guayaquil, en la Edición del 2 de Septiembre de 2014.

Change password



Loading..