La agonía de los partidos políticos

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

La agonía de los partidos políticos

Por: Dr. Bayardo Moreno-Piedrahita

 

Falta de Ideologías

Los Partidos Políticos en el Ecuador jamás han dado importancia a la ideología. Los enunciados demasiado superficiales han desaparecido de sus idearios, manteniéndose únicamente su membrete en los llamados programas de acción en la última campaña electoral.
Los Partidos Políticos en ésta época de elecciones han perdido mucho espacio, para dar paso a las listas electorales en forma general. ¿Será el fin del tradicional sistema de Partidos Políticos como instrumento de llegar al Gobierno del Poder Político del Estado?.

Participación de Independientes

La Constitución Política del Estado, en la actualidad ampara la participación de los independientes de filiación partidista en la elección de las dignidades del gobierno nacional y de los gobiernos seccionales. Los grupos electorales que participan en la Campaña electoral, por esta razón ni siquiera mencionan los nombres de los Partidos Políticos a los que representan, por temor a perder una gran masa de electores, o para no disminuir simpatizantes.
La facultad constitucional que permitió a los independientes participar en las elecciones, constituye una de las causas para que el sistema tradicional de los partidos políticos se encuentre en agonía como fórmula de conquistar la conducción del Gobierno del pueblo del Ecuador a nivel nacional y seccional.

Agonía de los Partidos Políticos

La causa principal de la agonía y del comienzo y el fin de éste sistema de partidos políticos, es su descrédito, su falta de ideología y el repudio de la sociedad que no puede soportar más la débil asociación de personas, únicamente con la ambición del beneficio personal. Con grave perjuicio para la colectividad en nombre del pueblo.
Sin embargo el Estado no ha podido liberarse de la obligación que él mismo se impuso con los partidos políticos, como es la entrega de fondos económicos a estas agrupaciones; que constituye una carga muy pesada y de poca trascendencia social a cambio de nada, porque el Estado jamás les ha exigido cuentas; y, esos aportes han sido manejados en medio del escándalo y el lucro personal del jefe o cacique del grupo humano llamado Partido Político.
La causa de que el Estado no haya podido liberarse de esa innecesaria obligación con los partidos políticos, se encuentra en total influencia que los partidos políticos ejercen en el Gobierno y porque, aún mantienen influencia y poder político en la conducción del país, frente a los independientes que constituyen grupos aislados, que jamás podrán ser poder supremo, también por falta de ideología, engranaje social, programas de acción común y respaldo económico, siempre en desventaja de los membretes de los partidos políticos.

Replanteamiento del Sistema

La solución para este mal que soporta el pueblo del Ecuador está en el replanteamiento del sistema al que deben sujetarse y a los requisitos que deben reunir los partidos políticos tradicionales, para que se enrumben con un nuevo enfoque y una nueva visión de la utilidad y el bienestar social, con la consiguiente reforma de la Constitución de la República. La Ley Orgánica de la Función Legislativa, Reglamento Legislativo, Ley de Elecciones y la Ley de Partidos.
En verdad el "Número" que se le ha impuesto a cada una de las listas electorales, ha sustituido a la razón social de los partidos políticos en el Ecuador, porque estas agrupaciones humanas, parece que tienen vergüenza de sus propios nombres y de sus protagonistas, en especial de quienes los dirigen sin formación política, cívica, ni moral.
Un grupo político sin ideología, sociológicamente constituye una asociación humana bárbara o salvaje y políiticamente una agrupación muerta, como sucede en el Ecuador en donde los grandes comités electorales, con el nombre de partidos políticos no exhiben ninguna filosofía ni programa de acción, escondiéndose más bien tras el nombre de algunas personas que los dirigen. Las listas de las agrupaciones políticas han sustituido a los partidos políticos; estos tienen vergüenza de sus nombres y sus protagonistas, sin ninguna formación y sin ideología y hoy se esconden tras las listas que les ha impuesto un Tribunal Supremo Electoral, sin ninguna consideración filosófica de identificación social. Es el resumen a gritos del pueblo ecuatoriano.- ¡ El Pueblo no se equivoca en éste análisis!.

Estilo Populista

Los popularistas jamás se han guiado por la ideología, el estatuto o el programa de acción, su actividad política se afianza únicamente en la voluntad del caudillo. Su vida siempre comenzó con el interés de un hombre, extinguiéndose indefectiblemente con la muerte de su fundador.
La mentablemente ninguno de los llamados partidos políticos en el Ecuador, afines del siglo XX, ha podido escaparse del estilo populista en su accionar político. Ninguno de los partidos políticos exhibe una filosofía política definida en la que fundamenten su acción, limitándose tan sólo a vender la imagen de tal o cual candidato como mercancía barata en una devaluada democracia.
Los affiches con fotografías descomunales, frías e inertes pretenden reemplazar a la filosofía y al programa de acción.
La forma de hacer política de todos los partidos no trasmite, ningún mensaje, ni expresan un aliento de esperanzas al pueblo.

No hay Líderes Políticos

Es que no hay quías sociales ni lideres políticos de verdad, parece que llegamos al fin de un sistema de partidos políticos para dar comienzo a una nueva forma de agrupación humana que tenga como objetivo fundamental la guía y la conducción de una sociedad cada vez más exigente.

Change password



Loading..