ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

 

 

“Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la Mujer, no será humana”:  

Henrik Johan Ibsen.

 

Autor: Dr. Augusto Durán Ponce.

 

Violencia de género

 

La  violencia es toda conducta desadaptada; una agresividad y un atropello a la cultura, la razón y la sociedad.  Por lo tanto  la violencia dirigida a la Mujer, busca afectarle en forma desproporcionada y que inhiba su capacidad de gozar de sus derechos y libertades, en igualdad de condiciones con el hombre. 

La violencia contra la Mujer es todo acto, agresión o hecho violento, que tiene como soporte las absurdas desigualdades conservadas por un marco de relaciones de dominación del Hombre sobre la Mujer.

La Violencia de género es una cobardía, que no tiene justificación de ninguna naturaleza; es una violación de los derechos humanos.

 La Violencia de género expresa las relaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres y por eso la Mujer ha sido agredida en todas las épocas. Existe un vínculo entre violencia y agresividad, ya que las dos son un fenómeno que responde a diferentes valores sociales.   

Según la ONU, violencia de género es “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada


 Características 

La violencia de género tiene las siguientes características:

Sistemática, porque no se trata de un hecho aislado y se produce en forma sistemática.       

 Engranaje, toda vez que es la consecuencia de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Invisibilidad. La violencia es escondida por la Mujer, por temor de exponer esta realidad.                 

Falsa imagen. Resulta complicado explicar la violencia contra la Mujer debido a que el agresor presenta una imagen irreal e irreconocible en la sociedad.   

Criterio equivocado. La víctima supone que la violencia que padece no es algo que deba ser comunicado a los demás, lo que hace imposible brindarle algún apoyo.                                                         

 Astucia. El agresor emplea mecanismos de control y siempre sostiene que la culpa es de la Mujer, quien se vuelve susceptible, temerosa e incapaz de presentar alaguna denuncia.                       

 Consecuencias

La violencia de género produce estas consecuencias:

Psicológicas. Una Mujer víctima de violencia padece el síndrome de “estrés postraumático”, que es la impotencia para reaccionar contra los abusos y atropellos del agresor; baja autoestima; depresión y ansiedad; sentimientos de vergüenza y culpabilidad; inseguridad, trastornos en la alimentación; tristeza; y, alteraciones en el sueño.

Físicas. Afecciones cardíacas; afectación de la salud reproductiva; matrimonio infantil; dolores en la espalda o pelvis; trastornos ginecológicos; enfermedades por transmisión sexual.

Antecedentes

- La “Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, considera que “violencia contra la mujer es todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, como la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en el vida pública como en la privada”.

 “La Declaración sobre Eliminación de la Violencia contra la Mujer” obliga a los Estados “proceder con la debida diligencia a fin de prevenir, investigar, castigar y, conforme a la legislación nacional, castigar todo acto de violencia contra la mujer, ya se trate de actos perpetrados por el Estado o por particulares”.

 - El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer reconoce que la violencia de género es una forma de discriminación que anula o menoscaba el pleno goce y ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales, como el derecho a la vida; derecho a no ser sometida a torturas o penas crueles, inhumanas o degradantes, el derecho a la libertad y a la seguridad personal; el derecho a la igualdad ante la ley; y, el derecho al más alto nivel de salud física y mental.

- La Asamblea General de las Naciones Unidas, en el año 1979, aprobó la “Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer”, buscando incorporar a la Mujer al campo de los derechos humanos, pero sin definir lo que es violencia contra la mujer y refiriéndose, ligeramente, a este problema. La “Conferencia Mundial del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer”, celebrada en Copenhague, aprobó la “Resolución sobre la Mujer  Maltratada y la Violencia en la familia”. 

- En las “Estrategias de Nairobi”, en su párrafo 288, se fijan orientaciones hacia el futuro en beneficio de la Mujer.  

- La Organización de Naciones Unidas encargó a sus diferentes organismos especializados como la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer; el Consejo Económico y Social; la División para el Adelanto de la Mujer; la Oficina de Estadística; y, el Comité de prevención del Delito y lucha contra la delincuencia”, atender el problema de la Violencia contra la Mujer.  

 - En el año 1989, el “Comité para la Eliminación de las Discriminación contra la Mujer” recomendó a los Estados Miembros informar sobre la violencia contra la Mujer y las medidas aplicadas a nivel gubernamental para erradicarla.

- En el año 1991, el “Grupo de Expertos sobre violencia contra la Mujer” notificó que los instrumentos vigentes sobre no violencia contra la Mujer no se habían aplicado en forma correcta; que no habían considerado la violencia de género y que tampoco se ha definido este delito, por lo que se elaboró un proyecto declarativo sobre la eliminación de la violencia contra la Mujer, el mismo que fue conocido y analizado por la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en su trigésimo período sexto período de sesiones para resolución de la Asamblea General.            

                               

 - En el año 1993, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos relieva la importancia que los Estados deben otorgar a las acciones que contribuyan al reconocimiento y práctica de los derechos de la Mujer; su participación en la vida nacional, en condiciones de igualdad de oportunidades; a la erradicación de toda forma de discriminación evidente u oculta contra la Mujer, y, sobre todo, a eliminar la violencia de género.

- La Asamblea General de las Naciones Unidas ratifica la Declaración sobre Eliminación de la violencia contra la Mujer, por medio de la Resolución 48/104, reconociendo que toda forma de violencia de género viola los derechos humanos. Esta Resolución se tramitó por la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la Mujer, en base a la propuesta de la Organización de Estados Americanos, por intermedio de la Comisión de la Comisión Interamericana de Mujeres-CIM-. 

 - El 9 de julio de 1994 la Asamblea General de la OEA, realizada en Belén do Pará, Brasil, en la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la Mujer, elaborada por la Convención Interamericana de la Mujer, establece que violencia contra la Mujer es toda acción o conducta basada en su condición, que produzca la muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la Mujer.  

- El 5 de marzo de 1995 se adoptó la “Convención Interamericana para prevenir, sancionar y evitar la violencia contra la Mujer”.    

Día Internacional De La Eliminación De La Violencia Contra La Mujer

 

 El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante Resolución 54/134,  invitó a los gobiernos y organizaciones sociales a ejecutar actividades de sensibilización de las personas sobre el problema de la violencia contra la Mujer y designando el 25 de noviembre “Día Internacional De La Eliminación De La Violencia Contra La Mujer”, para conmemorar el asesinato de las hermanas María Teresa; Minerva; y, Patria Mirabal, crimen que tuvo lugar el 25 de noviembre de 1960, en República Dominicana, por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo.    

  Esta fecha tiene que ser recordada con respeto a la Mujer, renovando el compromiso de trabajar cada instante para prevenir, investigar y castigar a los autores, cómplices y encubridores de la violencia contra la Mujer en el mundo.                                                                                                              Cuando en el mundo se elimine la violencia contra la Mujer, la sociedad se habrá humanizado.

Ban Ki- Moon decía “La violencia contra las mujeres en el mundo y las niñas es una violación de los derechos humanos, una pandemia de salud pública y un grave obstáculo para el desarrollo sostenible…Sale muy cara a las familias, las comunidades y las economías…El mundo no se puede permitir pagar ese precio”.  

José Martí afirmaba que “Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa del hombre”.                                   

La Asamblea Nacional se comprometió a entregar al país, antes del 25 de noviembre de 2017, la “Ley Orgánica para la Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres”.

 

Change password



Loading..