El crimen y la justicia en el siglo XXI

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

El crimen y la justicia en el siglo XXI

Dr. Jorge A. Acosta Cisneros

 

GRANDES AVANCES QUE SE PONDRÁN AL SERVICIO de la Criminología se espera para el Siglo XXI, Ingeniería Genética, Robótica, Química, entre otras. Se volverán más amplias las maneras de enfrentar la problemática social y más abundantes los conocimientos sicológicos.

¿Cómo serán los criminales del futuro?

En lo básico, los criminales de este siglo serán parecidos a los del XX y a los que hemos tenido siempre, pero, sin ser idénticos, por que las sociedades cambian, su tecnología evoluciona y con ellas los delitos que se cometen.

Los avances tecnológicos

Se está definiendo la sociedad del futuro y debe hallarse lista para enfrentarse a los que transgreden el ordenamiento jurídico. Para tener una visión fidelísima de lo que será este siglo es necesario ubicarse en el contexto social, tecnológico y humano totalmente distinto al actual en donde vemos todavía rezagos de lo que fue una sociedad incipiente en tecnología y de transición y ya vamos en esa dirección, con dificultad los que somos hijos de la palabra impresa, con soltura aquellos del Internet. Tecnológicamente hemos avanzado más de lo que se hallaba proyectado.
Hace poquísimos años, los laboratorios policiales se hallan utilizando el AND ( especialmente en EE UU y en Europa ) como el método de identificación criminal más efectivo que jamás haya existido y hallado a disposición de la justicia. La identificación genética de una gota de sangre, un cabello, una uña, etc. - que actualmente ya es procedimiento rutinario - ofrece un sistema perfecto de identificación de los sospechosos.

La Ingeniería Genética

Pasos agigantados, hallamos en la Ingeniería Genética y, es una realidad que se desarrollará más en el futuro inmediato; en estos instantes se está determinando la manera de computarizar el código genético de los recién nacidos como forma rutinaria de identificación que los técnicos hospitalarios deberán llevar a cabo en el momento del nacimiento. La partida o certificado de nacimiento, aún cuando el parto se produzca fuera de instalaciones hospitalarias, deberá incluir la identificación genética del sujeto ( única e infalible ) la que será almacenada en una computadora.

La aplicación de la computación a la Criminología

Las computadoras tienen actualmente vital función en la búsqueda de criminales, pueden identificar huellas dactilares en segundos, establecer perfiles de los delincuentes analizando varios factores como:

- Forma de actuación
- Características personales de sus víctimas
- Lugar y hora que escoge para cometer el delito

Otros matices que revelen datos concretos sobre posible edad, sexo, constitución física posición social.

Ya mismo podremos predecir la conducta de un criminal dado a medida que vayan perfeccionándose los programas de computadora y aplicándose a todas las ramas de la ida.

Hallaremos que la aplicación de la computación a la Criminología será excitante y efectiva.

No basta analizar la conducta criminal en todas sus facetas, sino hay que hacerlo con sus ejecutores. Se ha comprobado que hay criminales que muestran daños fisiológicos cerebrales y en su cuerpo tienen elementos químicos y procesos anormales. En los próximos años, a aquellos criminales que muestran alteraciones mentales y fisiológicas se les tratará como lo que son enfermos con necesidad de tratamiento.

La sociedad del futuro en marcha

Se tratará a esos criminales con hormonas y medicinas en lugar de llevarlos a sitios de reclusión penal. La Ingeniería Genética tendrá un papel valioso para identificar anticipadamente a aquellos niños o jóvenes que vayan demostrando una conducta pre delictiva o pre criminal. De este modo podrán recibir ayuda no con castigos y represiones que, como sabemos, no son modificadores de conducta, sino de una manera científica, médica, sicológica que les de oportunidad cierta de adaptare a la sociedad en la que viven sin delinquir.

En la sociedad del futuro, avanzado este mismo siglo XXI, no habrán prisiones (espero) la Electrónica se hará cargo de eso, quienes pongan en vigor el cumplimiento de las leyes, serán policías especializados en ciencias sociales, sicología y computación. Por supuesto que lo más importante es encontrar medios para prevenir el crimen y enseñar a los individuos e instituciones la manera de evitarlo y protegerse de él pero, cuando se piensa con mentalidad futurista hay que abarcarlo todo, no se puede dejar de lado ninguna arista del problema.

Actualmente estamos en un callejón sin salida en el sistema jurídico, la mayoría de agencias criminalísticas actúan cuando ya ha ocurrido el hecho punible y allí es que empiezan a buscar al individuo causante y las pruebas para poder imponerle una condena; por otro lado, el concepto de justicia en las cortes es altamente simple: en un lado está el acusado que aspira a ser declarado inocente o lograr la menor condena posible, de otro lado, la víctima que procura por todos los medios que se condene al acusado a la pena máxima; no ha términos medios, esa es la forma en que se trabaja. Sin embargo, el sistema de justicia del futuro no podrá darse ese lujo, los cambios sociales y tecnológicos que traerán nuevos conceptos de crimen y delito, implicarán la necesidad de evitar que ocurra el crimen para lo cual habrá que desarrollar estructuras de profilaxis que detecten al criminal en potencia con la mayor anticipación al momento en que decida asestar su primer golpe.

Cooperación internacional

Imprescindible que la cooperación internacional se de a través del intercambio de información entre las agencias policiales del mundo porque será vital para impedir la delincuencia y la perpetración de crímenes violentos. Los seres se motivan por una gama compleja de estímulos que determinan su conducta partiendo de factores genéticos, predisposiciones hereditarias, condicionamientos sicológicos y sociales y otros factores exógenos y endógenos. El bien o el mal absoluto no existen; la historia nos cuenta el caso de criminales sumamente crueles y empedernidos, con algunas tendencia buena asimismo de personas extremadamente buenas con deseos malos insatisfechos. Hay que percatarse de que las leyes no son para separar a los buenos de los malos, sino para que sean mediadores entre las personas de diferente cultura, formación social y personalidad. Esto, nos lleva a entender que solamente una simbiosis de culturas en un mundo cada día más integrado por las comunicaciones es lo único que puede conducirnos a una sociedad libre de delitos y crímenes donde sus miembros vivan en armonía, arreglando sus disputas de manera amistosa y justa.

Nuevos sistemas de solución de conflictos

Ha de haber un sistema que se encargue de conciliar los pequeños litigios (cortes menores o de mediación, como las que hoy ya están funcionando en nuestro país con no poco éxito ) esto es, un sistema que concilie pequeños pleitos entre familiares, vecinos, amigos tratando de solucionarlos sin mayor trascendencia legal "La Mediación consiste en poder enfrentar a todas las partes involucradas en una disputa, frente a una tercera entrenada en el are de la conciliación" explica Gene Stephens " Mediante la discusión viva, la puesta a la luz de las consideraciones personales, y el asesoramiento efectivo, se trata de sacar a flote hostilidades y rencillas, llegando a compromisos sólidos algo similar a lo que ocurre en las conversaciones".

Conforme la sociedad se ha vuelto más compleja se han ido complicando sus leyes, y, mas que todo, su cumplimiento y el procedimiento de los criminales que las violan, cada vez más numerosos. Una de las crisis más conocidas es la falta de espacio para albergar a los delincuentes, las cárceles están super pobladas a pesar de que se construyan más y más prisiones lo que acarrea la necesidad de soltar criminales antes de tiempo (aunque sea mal aplicado el 2x1) y que regresan a las calles a cometer los mismos delitos por los que fueron sentenciados, o como lo prueban las estadísticas, por crímenes peores.

Sistema mejor integrado

La sociedad debe reconocer que en el siglo XXI que para tratar con criminales más sofisticados, la justicia ha de formar parte de un sistema mejor integrado, donde las funciones del cumplimiento de la ley, las cortes, el sistema correccional o penal y otras agencias, estén bien relacionados, para lo que ha de ser vital que la información de todas las áreas del sistema están integradas mediante la sistematización computarizada. Las computadoras mantendrán en sus memorias al modus operandi de los criminales, incluyendo una lista de sospechosos o incluso !al mismo culpable¡.
A mediar este siglo, habrán dos tipos básicos de criminales

El delincuente múltiple impulsado por la falta de conciencia y de valores que necesita la gratificación inmediata de sus propios deseos aún a costa de los demás y que no repara en nada una persona antisocial o de conducta sociópata.

El criminal múltiple impulsado por la avaricia, el poder y el éxito material.

El primero, no hace distinción entre el bien y el mal, el segundo no solo sabe que lo que está haciendo es considerado por la sociedad como moralmente malo sino que acepta el crimen como una forma de alcanzar una meta, éste, podría ser miembro de un poderosos grupo, un sindicato, un gremio, un narcotraficante o hasta un político, un ejecutivo, o administrador de mediano nivel para el que el fin justifica los medios -Maquiavelo-.

Los crímenes de tecnología aumentarán, y, especialmente la creación venta de niños probeta ( ¡un posible comercio de verdaderos esclavos el siglo XXI! ) la hibridación de animales, todo ello, será difícil de controlar mientras la tecnología se haga cada vez más accesible y se disemine por todo el mundo la manufactura de armas láser estos son problemas reales que nos afectarán en el futuro inmediato y es menester desarrollar métodos eficaces, sofisticados, de control en estas áreas por que la supervivencia de la sociedad misma está de por medio.

Con el avance de la tecnología biónica el esperado androide ( si ya no lo hay ) estará disponible para desempeñar una gama de trabajos desagradables y peligrosos incluyendo el cumplimiento de la ley y la custodia de los presos. Esta nueva especie de robot unida a computadoras de inteligencia artificial será efectiva y eficiente.

Todo eso está sobre la mesa de estudio y en proceso de desarrollo. Será un juego diferente al que palpamos actualmente y del que solo conocemos a través de películas y novelas de ficción.
¡Todo eso ya está aquí!, hay que modernizar la visión sobre el delito y la justicia en este siglo XXI para poder reflexionar sobre el presente y estar preparados para el futuro.

Change password



Loading..