CONCLUSIÓN DEL PROCESO SEGÚN EL COGEP

Lunes, 18 de julio de 2016

CONCLUSIÓN DEL PROCESO SEGÚN EL COGEP

 

Artículo: Dr. José Carlos García Falconí

El COGEP, regula estas cinco formas extraordinarias en el Libro III, Título III, en los Arts. 233 al 249, cuyo texto con las concordancias correspondientes, transcribo a continuación, aclarando que estas formas se fundamentan especialmente en el principio dispositivo, que es una de las bases del COGEP, según dispone el Art. 5.

BASE LEGAL

Art. 233.- Oportunidad. Las partes podrán conciliar en cualquier estado del proceso. Si con ocasión del cumplimiento de la sentencia surgen diferencias entre las partes, también podrán conciliar. La conciliación se regirá por los principios de voluntariedad de las partes, confidencialidad, flexibilidad, neutralidad, imparcialidad, equidad, legalidad y honestidad.

Concordancia artículos: 55LaMed.

 

Art. 234.- Procedimiento. La conciliación se realizará en audiencia ante la o el juzgador conforme a las siguientes reglas:

1. Si la conciliación se realiza en audiencia preliminar o de juicio, el juez la aprobará en sentencia y declarará terminado el juicio.

2. Si la conciliación se presenta con ocasión del cumplimiento de la sentencia, la o el juzgador de la ejecución señalará día y hora para la realización de la audiencia en la que resolverá la aprobación del acuerdo.283

3. Si la conciliación recae sobre parte del proceso, este continuará con respecto a los puntos no comprendidos o de las personas no afectadas por el acuerdo.

Concordancia artículos: 55 La Med.

 

Art. 235.- De la transacción. La transacción válidamente celebrada termina el proceso y el juez autorizará la conclusión del proceso cuando le sea presentada por cualquiera de las partes. Tratándose de transacción parcial, se estará a las reglas que sobre la conciliación parcial prevé el artículo anterior. En caso de incumplimiento del acta transaccional podrá ejecutarse forzosamente, según lo dispuesto en el Artículo 363.

Concordancia artículos: 363, 373.2 COGEP.

 

CAPÍTULO II

RETIRO DE LA DEMANDA

Art. 236.- Retiro de la demanda. La parte actora podrá retirar su demanda antes que esta haya sido citada, en este caso la o el juzgador ordenará su archivo. El retiro de la demanda vuelve las cosas al estado en que tenían antes de haberla propuesto, pudiendo la parte actora ejercer una nueva acción.

Concordancia artículos: 142 COGEP.

 

CAPÍTULO III

DESISTIMIENTO

Art. 237.- Desistimiento de la pretensión. En cualquier estado del proceso antes de la sentencia de primera instancia, la parte actora podrá desistir de su pretensión y no podrá presentar nuevamente su demanda. La o el juzgador se limitará a examinar si el desistimiento procede por la naturaleza del derecho en litigio y por no afectar a intereses de la contraparte o de terceros.

La parte demandada que haya planteado reconvención, igualmente podrá desistir de su pretensión o renunciar al derecho, para lo cual se procederá en la forma señalada en el inciso anterior.

Concordancia artículos: 142, 236,238 al 240 COGEP.

 

Art. 238.- Desistimiento del recurso o de la instancia. Se podrá desistir de un recurso o de la instancia, desde que se interpuso aquel y mientras no se haya pronunciado sentencia definitiva, lo que producirá la firmeza de la providencia impugnada, salvo que la contraparte también haya recurrido, en cuyo caso requerirá que ella también desista.

Concordancia artículos: 142, 236,238 al 240 COGEP

 

Art. 239.- Validez del desistimiento. Para que el desistimiento sea válido, se requiere:

1. Que sea voluntario y hecho por persona capaz.

2. Que conste en los autos y se halle reconocida la firma de quien lo realiza ante la o el juzgador.

3. Que sea aprobado por la o el juzgador.

4. Que si es condicional, conste el consentimiento de la parte contraria para admitirlo.

Concordancia artículos: 237,238, 240 COGEP; 1462, 1463 CC; 7 LOPGE.

 

Art. 240.- Inhabilidad para desistir. No pueden desistir del proceso:

1. Quienes no pueden comprometer la causa en arbitraje.

2. Quienes intenten eludir, por medio del desistimiento, el provecho que de la prosecución de la instancia pudiera resultar a la otra parte o a un tercero.

3. Quienes representen al Estado y no cuenten con la autorización del Procurador General del Estado, en los términos previstos en la Ley Orgánica de la Procuraduría General del Estado.

4. Quienes sean actores en los procesos de alimentos.

Concordancia artículos: 237,238, 240 COGEP; 1462, 1463 CC; 7 LOPGE

 

CAPÍTULO IV

ALLANAMIENTO

Art. 241.- Allanamiento a la demanda. La parte demandada podrá allanarse expresamente a las pretensiones de la demanda, en cualquier estado del proceso, antes de la sentencia. La o el juzgador no aceptará el allanamiento cuando se trate de derechos indisponibles. El allanamiento de una o uno o de varias o varios demandados, sobre una obligación común divisible, no afectará a las otras u otros y el proceso continuarán con quienes no se allanaron. Si la obligación es indivisible, el allanamiento deberá provenir de todos.

Si el allanamiento es parcial o condicional deberá seguirse el proceso con respecto a lo que no ha sido aceptado.

Concordancia artículos: 242, 243,244 COGEP.

 

Art. 242.- Ineficacia del allanamiento. El allanamiento será ineficaz:

1. Cuando la o el demandado sea incapaz, excepto cuando se trate del allanamiento de personas jurídicas.

2. Cuando el derecho no sea susceptible de disposición de las partes.

3. Cuando los hechos admitidos no puedan probarse por medio de la declaración de parte.

4. Cuando la sentencia deba producir efecto de cosa juzgada con respecto a terceros.

Concordancia artículos: 241,243, 244 COGEP.

 

Art. 243.- Allanamiento de las instituciones del Estado. Para que el Estado y sus instituciones puedan allanarse será requisito que la o el Procurador General del Estado lo autorice expresamente. De no constar esta autorización, el allanamiento carecerá de valor.

Concordancia artículos: 212, 241, 242,244 COGEP; 5 LOPGE

 

Art. 244.- Aprobación del allanamiento. La o el juzgador aprobará el allanamiento mediante sentencia, la que causará ejecutoria.

Concordancia artículos: 90 al 95,241 al 243 y  COGEP.

 

CAPÍTULO V

ABANDONO

Art. 245.- Procedencia. La o el juzgador declarará el abandono del proceso en primera instancia, segunda instancia o casación cuando todas las partes que figuran en el proceso hayan cesado en su prosecución durante el término de ochenta días, contados desde la fecha de la última providencia recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos.

Concordancia artículos: 246 al 249 COGEP

 

Art. 246.- Cómputo del término para el abandono. El término para el abandono contará desde el día siguiente de la última notificación de la última providencia dictada o si es el caso, desde el día siguiente al de la última actuación procesal.

Concordancia artículos: 245, 247,248, 249 COGEP.

 

Art. 247.- Improcedencia del abandono. No cabe el abandono en los siguientes casos:

1. En las causas en las que estén involucrados los derechos de niñas, niños, adolescentes o incapaces.

2. Cuando las o los actores sean las instituciones del Estado.

3. En la etapa de ejecución.

Concordancia artículos: 245,246, 248, 249 COGEP; 1463 CC. 

 

 

Art. 248.- Procedimiento para el abandono. Sentada la razón que ha transcurrido el término señalado, la o el juzgador mediante auto, se limitará a declarar de oficio o a solicitud de parte, que ha operado el abandono. Declarado el abandono, se dispondrá que se cancelen las providencias preventivas que se hayan ordenado en el proceso. El auto interlocutorio que declare el abandono podrá ser impugnado siempre que se justifique exclusivamente, en un error de cómputo.

Concordancia artículos: 245 al 247, 249 COGEP.

 

Art. 249.- Efectos del abandono. Declarado el abandono, se cancelarán las providencias preventivas que se hayan ordenado en el proceso. Si se declara el abandono de la primera instancia, no podrá interponerse nueva demanda. Si se declara el abandono en segunda instancia o en el recurso extraordinario de casación, se tendrá por desistida la apelación o dicho recurso y por firme la resolución recurrida, y se devolverán las actuaciones al tribunal o a la judicatura de donde procedieron.

Concordancia artículos: 245 al 248 COGEP.

 

INTRODUCCIÓN

El evangelio de San Juan, dice ?Y al romper el día volvió al templo y como todo el pueblo concurrió a él, sentándose, se puso a enseñarlo. Cuando he aquí que los escribas, y fariseos traen a una mujer cogida en adulterio; y poniéndola en medio dijeron a Jesús: Maestro, esta mujer acaba de ser sorprendida en adulterio. Moisés en la Ley nos tiene mandado apedrear a las tales; Tú ¿Qué dices a esto? Lo cual preguntaban para tentarle y poder acusarle?

 ?Pero Jesús como desentendiéndose, inclinose hacia el suelo y con el dedo escribía en la tierra, mas como porfiasen ellos en preguntarle se enderezo y les dijo: El que de vosotros se halle sin pecado, tire contra ella el primero la piedra?

?Y volviéndose a inclinarse otra vez, continuaba escribiendo en el suelo? ?Mas oída tal respuesta, se iban escabullendo uno tras otro, comenzando por los más viejos, hasta que dejaron solos a Jesús y a la mujer que estaba en medio?.

Entonces Jesús enderezándose le dijo ?Mujer, ¿Dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado? Ella respondió: Ninguno, Señor y Jesús compadecido le dijo: ?Pues tampoco yo te condenaré, anda y no peques más en adelante?.

 

¿QUÉ ES EL PROCESO?

El jurista uruguayo Eduardo Couture (1904-1956), uno de los tratadistas de derecho procesal más connotados, define que ?El proceso en una primera aceptación, es una secuencia o serie de actos que se desenvuelven progresivamente, con el objeto de resolver, mediante un juicio de la autoridad, el conflicto sometido a su decisión, pero en este acto constituyen en sí mismo una unidad; la simple secuencia, no es proceso, sino procedimiento, la idea de proceso es necesariamente teleológica. Lo que la caracteriza es su fin, la decisión del conflicto mediante un fallo que adquiere autoridad de cosa juzgada. En este sentido, proceso equivale a causa, pleito, litigio, juicio (?)?.

En cambio por relación jurídica, dicho autor dice, se entiende es el vínculo que la norma de derecho establece entre el sujeto de derecho y el sujeto del deber; la relación jurídica procesal consiste en el conjunto de ligámenes de vinculaciones, que la ley establece entre las partes y los órganos de la jurisdicción, recíprocamente las partes entre sí, esto es que los ligámenes y vínculos sean muchos, no obsta a que el proceso sea en sí mismo una unidad, una relación jurídica.

La complejidad del proceso como dice el tratadista Pacheco, ha llevado a referirse a él:

a)    Como un misterio, así lo dice Satta.

b)    Un juego, así lo dice Piero Calamandrei.

c)    La miseria de las hojas secas de un árbol, así lo dice Francisco Carnelutti.

d)    La búsqueda Proustiana en pos del tiempo perdido, dice Guiseppe Capograssi.

 

NATURALEZA JURÍDICA DEL PROCESO

Como dice el tratadista chileno Máximo Pacheco G., en su obra Teoría del Derecho, Segunda Edición, consiste en determinar si este fenómeno forma parte de algunas de las figuras conocidas del derecho, o si, por el contrario, constituye  por sí solo una categoría especial; y la doctrina ha dado diferentes respuestas a esta interrogante.

 

FUNCIÓN DEL PROCESO

El fin del proceso, es el de dividir el conflicto de intereses sometidos a los órganos de la jurisdicción; y satisface el interés individual comprometido en el litigio, y el interés social de asegurar la efectividad del proceso mediante la obra de la jurisdicción; de tal modo que hay dos funciones en el proceso: privada y pública en igualdad de condiciones ambas, pues el proceso es un instrumento de la tutela del derecho, pero como dice Pacheco: ?Lo grave es que a veces los derechos sucumben ante el proceso, y el instrumento de tutela falla en su cometido. Esto acontece con frecuencia, por la desnaturalización de los principios que deben constituir una garantía de justicia y en algunas oportunidades es la propia ley procesal la que, por imperfección priva de la función tutelar (esperemos que esto no suceda con el COGEP)?.

Las premisas fundamentales de estas previsiones constitucionales están señaladas fundamentalmente en nuestro ordenamiento jurídico, en los artículos 75, 76 y 77 de la Constitución de la República; recordando que el COGEP, en el artículo 1, manifiesta en su parte final sobre el ámbito de dicho Código: ?Con estricta observancia del debido proceso?, más aun el articulo 2, trata sobre los principios rectores al establecer: ?En todas las actividades procesales se aplicarán los principios previstos en la Constitución de la Republica, en el Código Orgánico de la Función Judicial y los desarrollados en este Código?, asuntos jurídicos que los trato con detalle en el I Tomo de la obra antes mencionada; pues el proceso, es un debate ordenado en el cual se garantiza a las partes igualdad de oportunidades de hacer valer sus derechos; por esta razón, el maestro Couture, señala los de: Igualdad, disposición, economía, probidad, publicidad y preclusión; esto es, en resumen:

a)    Principio de Igualdad.- Consiste que toda petición formulada por una de las partes en el proceso, debe ser comunicada a la parte contraria, para que esta pueda prestar su consentimiento o formular su oposición.

b)    Principio de Disposición.- Esto es el principio dispositivo que analizo ampliamente en la obra mencionada.

c)    Principio de Economía.- Pues el proceso que es un medio, no puede exigir un dispendio superior al valor de los bienes que están en litigio.

d)    Principio de Probidad.- Que es uno de los principales principios en que se sustenta el COGEP, y que ha sido motivo de amplio análisis en esta obra.

e)    Principio de Publicidad.- Que es la esencia del sistema democrático, pues el poder de administrar justicia radica en el pueblo, de tal manera que los jueces son fiscalizados por la ciudadanía; he aquí la importancia de la motivación de las resoluciones judiciales, que señala el Art. 76.7 letra l) de la Constitución; 130.4 del COFJ, e igualmente el COIP y el COGEP, cuyo análisis en detalle lo hago en el anexo del tomo primero de la obra tantas veces mencionada.

f)     Principio de Preclusión.- Que como dice Couture, está representado por el hecho de que las diversas etapas del proceso se desarrollan en forma sucesiva, mediante la clausura definitiva de cada una de ellas impidiéndose el regreso a etapas y momentos procesales ya extinguidos y consumados. La preclusión es la pérdida, extinción o consumación de una facultad procesal?, cuyo análisis igualmente lo hago en el primer tomo del trabajo mencionado.

 

En la Edición del 13  de Julio de esta revista Judicial, continuaré con el análisis de ?Algunas Formas Extraordinarias de Conclusión del Proceso?.

Change password



Loading..