Tipos de Sistema Nervioso

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

Tipos de Sistema Nervioso

Dr. Fabián Mensías Pavón
PROFESOR DE PSICOLOGIA JURIDICA UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR - UNIVERSIDAD SEK INTERNACIONAL - MIEMBRO DE LA SOCIEDAD IBEROAMAERICA DE PSICOLOGIA JURIDICA

 

LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES de La Actividad Nerviosa Superior, radica en los dos procesos fundamentales de excitación y de la inhibición; y las variantes patológicas se debe, ante todo, a la movilidad de los procesos y al predominio de su fuerza y equilibrio.
La combinación individual de las tres cualidades: movilidad, fuerza y equilibrio, que tengan los procesos de excitación y de inhibición, forman el tipo de sistema nervioso.

Resumiendo los tipos de sistema nervioso, tenemos:

1. Tipo Fuerte Equilibrado Rápido (Sanguíneo).
2. Fuerte Equilibrado Lento (Flemático).
3. Fuerte Desequilibrado (Colérico).
4. Tipo Débil (Melancólico).

Esta clasificación realizó Pavlov, sobre la base fisiológica de los temperamentos clasificados por Hipócrates. En realidad, además de estos cuatro tipos de sistema nervioso, se encuentran muchos individuos que pertenecen a tipos intermedios o combinados.

1. Tipo Fuerte, Equilibrado, Rápido (Sanguíneo).- Hay predominio sanguíneo, característica física color rojo. Reacciona con gran excitación a todo lo que le llama la atención, es muy impresionable. La actividad y reactividad son equilibradas, disciplinables, es capaz de resistir las reacciones y manifestaciones de sus sentimientos. Sobresale su elevada plasticidad de su modo de actuar, se adapta fácilmente a nuevas situaciones y personas. Es extrovertido, lo que determina gran sensibilidad ante las impresiones externas directas.

2. Tipo Fuerte, Equilibrado, Lento (Flemático).- Es de constitución pequeña, frente estrecha, nariz ancha, labios gruesos, cuello pequeño y grueso, tórax estrecho, abdomen ancho, miembros inferiores cortos y gruesos. Psíquicamente existe una lentificación, son perezosos, indiferentes, aburridos, se presenta poca plasticidad, gran rigidez e introversión.

3. Tipo Fuerte Desequilibrado (Colérico).- Se caracteriza por una constitución corporal fuerte y desarrollada. Fácilmente entra en estado de excitación extrema, está presto a contestar preguntas sin haber reflexionado. Cuando se irrita sale rápidamente de sus cabales y se va a las manos, es irascible, impaciente y fácilmente pierde el control. Da el aspecto de una persona calmada y serena.

4. El Tipo Débil (Melancólico).- Es de constitución delgada. Presenta baja reactividad propia de este temperamento, ríe poco, no tiene confianza, pierde el control y no culmina el trabajo. Su ritmo psíquico es inhibido. Sus movimientos son débiles y habla lentamente, son inestables y soñadores.
Los tipos de sistema nervioso propensos a la aparición de psicopatías, enfermedades psicógenas y psicosis, son dos: los tipos fuertes desequilibrados y los tipos débiles. Así:
Las cuatro variantes patológicas del tipo débil son: la forma histérica, hipocondríaca, parabólica y psicasténica.
Las cuatro variantes patológicas del tipo fuerte desequilibrado son: la forma hipertímico-circular, la hipertímico-explosivo, paranoica y la perversa.
Como podemos ver en estas formas de psicopatía no entran las formas esquizoide, cicloide y epileptoide. Los psiquiatras soviéticos se niegan a incluir estas formas porque los conceptos fundamentales de su clínica no corresponden a hechos clínicos.

PRINCIPIOS BASICOS DE LA TEORIA REFLEJA DE PAVLOV

Pavlov se apoya sobre tres principios básicos de la investigación científica:
1. El Principio del Determinismo, implica que la vida psíquica como todos los fenómenos de la naturaleza tienen su causa para el efecto de la situación dada.

2. El Principio del Análisis y la Síntesis, es decir, la separación inicial del todo en sus unidades y, luego, la reconstrucción paulatina del todo a partir de los elementos.

3. El Principio de Relación entre Estructura y Función, es decir la relación material que existe entre una función psíquica y su base estructural.

 

APORTES DE LA ACTIVIDAD NERVIOSA SUPERIOR AL CAMPO JURIDICO

1. La concepción neuro-reflexológica explica la ineficacia de las sanciones (penas, castigos) para evitar la reincidencia; esta requeriría la formación de un reflejo condicional negativo, ante la situación delictógena, y para ello los estímulos inhibidores habrían de aplicarse de un modo que estuviese de acuerdo con las leyes de formación y extinción de dicho tipo de reflejos.

2. Es importante mencionar la influencia de los estudios de Pavlov en los trabajos de algunos criminólogos soviéticos, en particular de Shakharov, se apoyó en uno de los principios fundamentales de la Teoría Pavloviana para el tratamiento del delincuente: el principio causa-efecto. De este modo se tendría una resultante lógica y racional.

3. Los cambios inhibitorios en la corteza cerebral permiten explicar muchos fenómenos patológicos observados en las enfermedades del cerebro que se acompañan de un estado de inhibición prolongada y muchas particularidades de la conducta en las personas sanas. Así: en el cansancio y el sonambulismo donde existe un estado de inhibición de la corteza.
El fenómeno de la inhibición de las ideas debe tomarse en cuenta al valorar la razón del testimonio, al igual que la espontaneidad de éste, y no debe confundirse con la reticencia en el testigo que puede llegar a asumir los caracteres de un delito, Art. 137 del C.P.P.

4. Pavlov llama a la fase paradojal, fase sugestiva. Desde el punto de vista fisiológico, la sugestibilidad viene determinada por el grado de disminución del tono de la corteza cerebral en un momento dado y esta disminución de tono puede ser condicionada no sólo por la inhibición somnífera difusa, sino también por el factor general, representado por el tipo débil de sistema nervioso, o debilitado por agotamiento y extenuación de las células corticales por emociones negativas prolongadas, sobre todo cuando el estado de inhibición de las células corticales se prolonga por mucho tiempo por estas emociones.

5. A través de la teoría refleja pavloviana, utilizada en forma sistemática, planificada podemos incrementar la frecuencia de conductas deseables y disminuir o eliminar las indeseables. Para tal actividad, debemos trazarnos metas, objetivos, registro de los datos preliminares, selección de una estrategia de cambio de conducta, la implantación de esa estrategia, la evaluación y alteración del programa en curso.

6. Los tipos de sistema nervioso predispuestos a la aparición de psicopatías, enfermedades psicógenas y psicosis, son dos: los tipos fuertes desequilibrados y los débiles.

Change password



Loading..