Personalidad Psicótica

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

Personalidad Psicótica

Dr. Fabián Mensías Pavón
PROFESOR DE PSICOLOGIA JURIDICA UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR - UNIVERSIDAD SEK INTERNACIONAL - MIEMBRO DE LA SOCIEDAD IBEROAMAERICA DE PSICOLOGIA JURIDICA

 

ESTA PERSONALIDAD SUFRE GRANDES ALTERACIONES, presenta una franca enfermedad mental, denominada psicosis, que lo conduce a desadaptación del medio, trastornos de la conciencia, atención, sensopercepciones, memoria, pensamiento, voluntad, inteligencia y lenguaje.
Los trastornos psicóticos según el DSM-III-R., son: la esquizofrenia, trastornos delirantes, trastornos mentales orgánicos, trastornos afectivos y los trastornos psicóticos no especificados.

LA ESQUIZOFRENIA

Kraepelin, la designó "demencia precoz" y la definió como una serie de síndromes clínicos, cuya característica común era la destrucción de la personalidad. Bleuler, le dio el nombre de "esquizofrenia", que significa mente dividida.
La esquizofrenia, presenta alteraciones características en algunas de las siguientes áreas: contenido y curso del pensamiento, percepción, afectividad, sentido del yo, voluntad, relación con los demás y conducta psicomotora. Ninguno de estos síntomas están siempre presentes o se encuentran únicamente en ésta enfermedad.

1. Contenido del pensamiento: la mayor alteración implica ideas delirantes persecutorias e ideas autoreferenciales.

2. Curso del pensamiento: existe incoherencia de la ideas, pérdida de la capacidad asociativa, lenguaje incomprensible, pobre, exceso de abstracción o concreción y repetitivo.

3. Percepción: presencia de alucinaciones, son frecuentes las de tipo auditivo (voces insultantes). Las órdenes procedentes de las alucinaciones pueden ser obedecidas por el sujeto, lo cual resulta peligroso para él y para los demás.

4. Afectividad: es frecuente un embotamiento de la afectivo, reducción en la intensidad de la expresión de los afectos, con una voz monótona y la cara inmóvil. Puede presentarse ambivalencia afectiva.

5. Sentido del yo: su orientación espacio temporal está con frecuencia alterado.

6. Voluntad: presenta alteración de la actividad dirigida hacia metas concretas, lo cual deteriora la actividad laboral u otro tipo de actividad.

7. Conducta interpersonal y relación con el mundo externo: sus relaciones se dificultan, se observa retraimiento social y distanciamiento emocional. Se habla de "autismo" cuando el sujeto está profundamente preocupado con sus ideas ilógicas y distorsiona o excluye el mundo externo.

8. Conducta psicomotora: puede haber disminución de la reactividad al entorno, con una reducción de los movimientos espontáneos y de la actividad. Puede mantener posturas rígidas (catatónica), movimientos estereotipados, actitudes inapropiadas o extrañas, flexibilidad cérea, muecas o manierismos extraños.

Personalidad Premorvida.- Los sujetos con esquizofrenia, pueden tener inicio en un trastorno paranoide, esquizoide, esquizotípico o límite de la personalidad.

Tipos de Esquizofrenia.- Tenemos: tipo catatónico, tipo desorganizado (hebefrenia), tipo paranoide, tipo indiferenciado y tipo residual.

APORTE AL CAMPO JURÍDICO

No son aptos para el servicio militar. No deben portar armas. En el brote esquizofrénico, son inimputables penalmente por los delitos cometidos, incluido el período de remisión. No deberán ser encarcelados, sino más bien internados en centros de salud para recibir tratamiento especializado en forma obligatoria.

TRASTORNO DELIRANTE

Su sintomatología básica consiste en la presencia de ideas delirantes no extrañas pero persistentes. Los temas delirantes más frecuentes son: Ideas de tipo erotomaníaco, ideas de grandeza, celos, ideas de persecución y las de tipo somáticas. El tipo de trastorno delirante se determina a base de los temas predominantes.

1. Tipo Erotomaníaco.- El individuo con este delirio cree que una persona de un nivel socio-económico alto, o un personaje famoso, está enamorado de él. En realidad puede tratarse de una persona totalmente desconocida.
Los afectados con este trastorno, sobre todo los hombres, entran en conflicto con la ley, en su afán de acusar a la persona que es objeto del delirio, o en un intento equivocado de rescatarle de algún modo imaginario.

2. Tipo Grandioso.- Las ideas de grandeza se centran en el convencimiento de que el sujeto es capaz de algo grande, con exageración de su capacidad, poder, conocimiento, o conexión con una persona valiosa.

3. Tipo Celotípico.- Estos sujetos tienen ideas delirantes de celos. Están convencidos, sin razón alguna, de que su pareja le es infiel. Esto es causa de enfrentamientos, lo que le lleva a tomar medidas insólitas y acabar con la infidelidad imaginaria.

4. Tipo Persecutorio.- Son frecuentes las ideas delirantes de tipo persecutorio. Se sienten a menudo resentidos y furiosos y pueden manifestarse violentos con las personas que cree les están perjudicando, a tal extremo que pueden llevar sus quejas a los tribunales.

5. Tipo Somático.- Las ideas delirantes de tipo somático se centran en la convicción de que el sujeto tiene algún defecto, trastorno o enfermedad corporal.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. Normalmente la actividad intelectual y laboral son satisfactorias, aún en los casos crónicos. En cambio, suelen deteriorarse la conducta social y las relaciones de pareja. Es característico de los sujetos con trastorno delirante la aparente normalidad de su conducta y su aspecto físico, mientras sus ideas delirantes no sean objetadas ni discutidas.

2. Son inimputables de aquellas conductas punibles derivadas de su delirio, es decir, en las que hay una relación de causalidad con su idea delirante. Cuando está afectado de delirio persecutorio, puede ser inimputable de homicidio, pero no de una violación o de un robo. Por su idea delirante no es capaz de comprender que es falso que lo persigan y lo ataquen, y, por consiguiente, él se defienda matando; por el mismo delirio que lo impulsa a defenderse no es capaz de autocontrolarse, de autorregirse.

3. A nivel laboral hay la posibilidad de que lleguen a perseguir a sus compañeros de trabajo, implicándoles en su delirio, haciéndolos víctimas de sus ideas y venganzas. No deben desempeñar jefaturas ni puestos de autoridad, porque su arrogancia, sus juicios parcializados, omnipotencia se constituyen en verdaderos peligros para los demás.

4. No son aptos para el servicio militar, porque una mente delirante y un arma en las manos forman una mezcla peligrosa; especialmente corren peligro sus jefes, a quienes los consideran sus perseguidores; por la misma razón no deben ser celadores, policías, guardaespaldas, etc.

TRASTORNOS MENTALES ORGANICOS

Estos trastornos se agrupan en tres categorías:

A. Demencias de Inicio Senil y Presenil (Alzheimer y por Infarto Múltiple).

B. Trastornos Mentales Orgánicos Provocados por Sustancias Psicoactivas.

C. Trastornos Mentales Orgánicos de Causa Desconocida.

A. DEMENCIAS DE INICIO SENIL Y PRESENIL

Tradicionalmente ciertas demencias degenerativas fueron denominadas demencias seniles y preseniles. Se distinguen fundamentalmente por su inicio a partir de los 65 años de edad. Casi todas estas demencias están asociadas a los cambios histopatológicos de la enfermedad de Alzheimer.

1. DEMENCIA DEGENERATIVA PRIMARIA TIPO ALZHEIMER

La sintomatología fundamental de este trastorno es la presencia de una demencia de inicio insidioso y curso deteriorante progresivo. La demencia determina una variada pérdida de capacidades intelectuales y modificaciones en la personalidad y conducta.
El deterioro de la memoria puede ser el único déficit cognitivo aparente. En los cambios de la personalidad puede observarse apatía, falta de espontaneidad y retraimiento. A medida que la enfermedad avanza, el déficit cognitivo es evidente. En el último estadio de la enfermedad el sujeto puede estar completamente mudo e incapaz de fijar su atención, autocuidarse. Esto le conduce inevitablemente a la muerte.

2. DEMENCIA POR INFARTO MULTIPLE (ARTERIOSCLEROSIS)

Su sintomatología consiste en un lento deterioro del funcionamiento intelectual (lacunar). Hay un franco trastorno de la memoria, del pensamiento abstracto, de la capacidad de juicio, del control de los impulsos y de la personalidad. Estos sujetos son inimputables.

B. TRASTORNOS MENTALES ORGANICOS PROVOCADOS
POR SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

La ingestión de sustancias psicoactivas afectan al sistema nervioso central (SNC) provocando trastornos de conducta. Estos trastornos son provocados por once sustancias utilizadas con frecuencias fuera del contexto de la prescripción médica. Ellas son: alcohol, alucinógenos, anfetaminas y sustancias afines, cafeína, cannabis, cocaína, fenciclidina (PCP) y sustancias afines, inhalantes, nicotina, opiáceos y sedantes, hipnóticos o ansiolíticos.
Los siguientes tipos de sustancias comparten muchos síntomas similares:

a. Alcohol y sedantes, ansiolíticos, o hipnóticos;

b. Cocaína y anfetaminas y sustancias afines;

c. Alucinógenos y fenciclidina y sustancias afines.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. Mientras el sujeto tenga dependencia de las drogas, no es apto para el servicio militar por el riesgo y peligros que representan.

2. Los actos delictivos realizados bajo el efecto de las drogas no son imputables por estar el paciente confuso, a pesar de la hipervigilancia psíquica y de lucidez que este pueda aparentar.

TRASTORNOS MENTALES ORGANICOS PROVOCADOS POR EL ALCOHOL

Dentro de esta gama de sustancias psicoactivas, analicemos el alcohol y sus repercusiones en la personalidad.
Sabemos que el alcohol es muy utilizado en nuestro medio. Es fácil apreciar cómo el alcohólico malgasta su dinero, o es despedido del trabajo, no cumple con sus obligaciones familiares, da mal ejemplo a sus hijos, protagoniza incidentes en su casa, en el trabajo, en la calle, abandona el hogar. Se debe tener en cuenta que el estado de inferioridad física, mental y social del alcohólico crónico lo coloca a las puertas del delito; que el deseo de adquirir bebidas embriagantes induce a hechos delictuosos. Así, tenemos determinadas categorías, tales como las lesiones personales, el homicidio, el incesto, los abusos deshonestos, la violencia carnal, etc., pues su ingestión crea los trastornos orgánicos y psicológicos que propician la comisión de tales hechos. Clases de alcoholismo:

1. INTOXICACION ALCOHOLICA

Su sintomatología consiste en cambios conductuales desadaptativos, debido a la ingesta de alcohol. Estos cambios pueden manifestarse con agresividad, deterioro de la capacidad de juicio, atención, irritabilidad, euforia, depresión, labilidad emocional y deterioro en la actividad laboral o social.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. Aunque el alcohol es depresor del sistema nervioso central, sus efectos conductuales iniciales son desinhibidores. Una mayor intoxicación puede producir depresión, lentitud motora, retraimiento, torpeza e incluso pérdida de conciencia.
2. La duración de la intoxicación alcohólica depende de factores como la cantidad y tipo de bebida ingerida, rapidez de la ingestión y si ésta ha sido acompañada o no de comida. Muchos sujetos se intoxican con niveles de alcohol en la sangre entre los 100 y 200 mg/dl. Entre los 400 y 700 mg/dl puede producir la muerte.
3. La mayor complicación de la intoxicación alcohólica son los accidentes de circulación, accidentes industriales y domésticos, actos criminales, suicidios. Puede suprimir los mecanismos inmunológicos y predisponer a infecciones.

2. INTOXICACION ALCOHOLICA IDIOSINCRASICA (Intoxicación Patológica)

Presenta un cambio conductual, generalmente con agresividad, producido por la ingestión reciente de una cantidad de alcohol insuficiente para provocar intoxicación en la mayoría de los individuos; normalmente, hay amnesia posterior que abarca el período de intoxicación. La conducta del sujeto es atipica, porque no aparece durante la abstinencia.
Un sujeto tímido, retraído y de modales correctos, puede volverse irritable, violento y beligerante después de haber bebido alcohol durante una semana.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. En un pequeño porcentaje se ha relacionado este trastorno con la presencia en el electroencefalograma (EEG) de ondas-punta en el lóbulo temporal, después de haber ingerido pequeñas cantidades de alcohol.
2. Durante el período intercrítico, la epilepsia del lóbulo temporal puede acompañarse de cambios de naturaleza destructiva.

3. ABSTINENCIA ALCOHOLICA NO COMPLICADA

Sus síntomas característicos son: temblor de manos, lengua o párpados, náuseas o vómitos, malestar o debilidad, taquicardia, sudoración, hipertensión, ansiedad, estado de ánimo deprimido o irritabilidad, alucinaciones transitorias o ilusiones, dolores de cabeza e insomnio.

Estos síntomas aparecen después de algunas horas de dejar o reducir la ingestión alcohólica en un sujeto que ha estado bebiendo alcohol durante días, semanas o meses.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

Puede presentarse crisis epilépticas de gran mal. Es frecuente que sujetos con predisposición a la epilepsia desarrollen crisis epilépticas durante la abstinencia.

4. DELIRIUM POR ABSTINENCIA ALCOHOLICA (Delirio Tremens).

Su trastorno consiste en un delirium que aparece a los pocos días de haber interrumpido o reducido el consumo de alcohol. Es frecuente la taquicardia, sudoración e hipertensión. Puede presentarse crisis epilépticas.

5. TRASTORNO AMNESICO ALCOHOLICO (Síndrome de Korsakov).

En este trastorno existe un síndrome amnésico debido a deficiencia vitamínica (tiamina), asociada al uso prolongado de grandes cantidades de alcohol. El deterioro es muy grave y es preciso cuidado continuo.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. Mientras la persona tenga dependencia al alcohol, no es apto para el servicio militar por el riesgo del uso de ellas dentro del servicio, con los peligros consiguientes.

2. Los actos delictivos realizados bajo el efecto del alcohol drogas no son imputables por estar el paciente confuso, a pesar de la hipervigilancia psíquica y de lucidez que este puede aparentar.

 

C. TRASTORNOS MENTALES ORGANICOS DE CAUSA DESCONOCIDA

Son aquellos que no se encuentran encasillados en los anteriores.

TRASTORNOS DEL ESTADO DE ANIMO (Maníaco-Depresivo)

La sintomatología principal de este trastorno consiste en alteración del estado de ánimo, que se acompaña de un síndrome depresivo o maníaco parcial o completo. Este estado de ánimo corresponde a un estado emocional permanente que colorea a la vida psíquica, tanto en el sentido de la depresión como de la euforia. Este tipo de diagnóstico se denominó trastorno afectivo.
El trastorno de ánimo se determina según el tipo de episodio que lo configuren, así tenemos:

1. EPISODIO MANIACO

Los afectados con este trastorno presentan una sintomatología caracterizada por período delimitado de tiempo en que exhibe un estado de ánimo inconfundible con predominio tanto de la euforia, como de la irritabilidad que se hace evidente cuando se los contraría. Debe ser hospitalizado en prevención de posibles daños personales y contra los demás.
Los síntomas que acompañan al síndrome maníaco incluyen autoestima excesiva o grandiosidad, que puede ser delirante. Puede dar consejos sobre asuntos de los que no tiene un conocimiento específico. Son habituales los delirios de grandeza, incluyendo una relación especial con Dios o un personaje conocido en la política, religión etc. Existe disminución de la necesidad de dormir, permanecer despierto y lleno de energía durante más horas de lo habitual. Puede pasar varios días sin dormir y sin sentir cansancio. Hay fuga de ideas, lenguaje acelerado e incoherente. La distraibilidad es frecuente con cambios rápidos en el lenguaje y la actividad, en respuesta a diversos estímulos de poca importancia. Se evidencia un aumento de las actividades con excesiva planificación y participación en múltiples actividades (sexuales, laborales, políticas, religiosas etc.).

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. Es desordenado, gasta dinero en juergas, conduce imprudentemente, invierte en negocios absurdos, practica conductas sexuales inhabituales; puede llegar a cometer delitos. Las actividades tienen características incoherentes.

2. Existe deterioro considerable de la actividad social y laboral.

3. El sujeto no reconoce que está enfermo; por tal razón provoca la hospitalización involuntaria. Es importante el internamiento en prevención de posibles daños personales y de los demás.

4. Generalmente se complica con el abuso de sustancias tóxicas y las consecuencias que se derivan del deterioro de la capacidad de juicio, con pérdida en los negocios y actividades ilegales.

2. EPISODIO HIPOMANIACO

Su sintomatología consiste en el predominio, durante un período de tiempo, de un estado de ánimo elevado, expansivo o irritable con síntomas del síndrome maníaco, sin llegar a ser lo suficientemente grave como para provocar un deterioro social o laboral importante o como para que el paciente requiera hospitalización.
No aparecen ideas delirantes y todos los demás síntomas tienden a ser más leves que en el episodio maníaco.

3. EPISODIO DEPRESIVO MAYOR

Su sintomatología principal consiste en un estado de ánimo deprimido o pérdida de interés o placer en casi todas las actividades, con síntomas asociados durante 2 semanas como mínimo.
Los síntomas incluyen la alteración del apetito generalmente disminuido, cambio en el peso, insomnio; a veces, hipersomnia, agitación o lentitud psicomotora, se observa una incapacidad para permanecer sentado, deambulación continua etc. Disminución del nivel de energía, sentimientos de inutilidad o culpa, puede tener proporciones delirantes. Las ideas de muerte son habituales o puede haber ideas de suicidio, con o sin plan específico.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. En este episodio depresivo mayor existe interferencia en la actividad laboral o social, incluso el sujeto puede ser totalmente incapaz de llevar a cabo estas actividades.
2. Este episodio puede aparecer tras un estrés psicosocial, como la muerte de un ser querido, la separación conyugal o divorcio. En ocasiones el parto.

4. TRASTORNOS BIPOLARES

La sintomatología principal de este trastorno consiste en uno o más episodios maníacos, acompañados de uno o más episodios depresivos mayores.

5. CICLOTIMIA

La sintomatología principal de este trastorno consiste en una alteración crónica del estado de ánimo, de dos años de duración como mínimo, incluye episodios hipomaníacos alternado con períodos deprimidos con pérdida de interés para el placer.
Durante los períodos de depresión, hay siempre un deterioro en la conducta social o laboral, aunque no tan grave como en el episodio depresivo mayor.

APORTE AL CAMPO JURIDICO

1. Son inhábilis para el servicio militar ya que si entran en depresión fácilmente pueden suicidarse, y si están maníacos el peligro es mayor para él y para los demás, especialmente para los superiores, ya que el maníaco es peligroso cuando lo contradicen.

2. Penalmente son inimputables, si cometen delitos durante la fase maníaca o de agitación. Son frecuentes las contravenciones de las normas de circulación y tránsito, las alteraciones del orden público, las agresiones e insultos, las conductas sexuales en público, los intentos de violación y de seducción de mujeres casadas, los abusos del poder, los homicidios, la piromanía alegre y festiva, etc.

3. En la depresión se presentan suicidios y, en ocasiones, el suicidio ampliado. Son frecuentes las autodenuncias ante las autoridades que investigan crímenes. Invadidos de sentimientos de culpa y autoacusaciones, se presentan ante las autoridades y se declaran culpables de crímenes y delitos no cometidos por ellos.

4. Son también posibles los abortos, infanticidios y abandonos cometidos por mujeres en profunda depresión, movidas por la patológica idea de que el hijo de una mujer tan mala como ella no debe existir porque será un desgraciado; para evitarle males mayores decide abortar, o si ya nació lo mata; o, en el mejor de los casos, lo abandona.

5. Laboralmente, durante las fases deben ser incapacitados, especialmente si su oficio implica algún peligro.
Durante los períodos de normalidad son totalmente imputables, según el Código Penal. Es importante aclarar que estos pacientes son conscientes de sus actos, aún durante las fases evolutivas de la enfermedad; lo que ocurre es que son impotentes para controlar la impulsividad. Si se les pregunta, ellos saben qué hicieron, pero no porque lo hicieron. Son esclavos de su impulsividad durante las fases maníacas y de su tristeza o desgracia e impotencia ante el mundo, durante las fases depresivas.

Change password



Loading..