Viernes, 25 de septiembre de 2009

 

Por: Dr. Bolívar G. León O.

DIRECTOR ACADERMICO

POLITÉCNICA JAVERIANA

 

Con la entrada en vigencia de la nueva Constitución de la República, la educación superior ecuatoriana enfrenta muchos retos por delante, en un tablero de juego con nuevas reglas y condiciones. El sistema de educación superior estará articulado al sistema nacional de educación y al Plan Nacional de Desarrollo. En este sentido el proyecto de Ley Orgánica de Educación Superior presentado por SENPLADES se estructura rigiéndose por los principios de autonomía responsable, cogobierno, igualdad de oportunidades, calidad, pertinencia, integralidad, autodeterminación para la producción del pensamiento y conocimiento, en el marco del diálogo de saberes, pensamiento universal y producción científica tecnológica global, establecidos en el artículo 351 de la Constitución.

 

Este trabajo pretender dar un vistazo al proyecto de Ley Orgánica de Educación Superior LOES, incluyendo algunas apreciaciones que pueden clarificar el verdadero alcance que tendrá la norma.

 

PRINCIPIO DE AUTONOMIA RESPONSABLE

 

En el proyecto de la LOES el Estado reconoce a las universidades y escuelas politécnicas autonomía académica, administrativa, financiera y orgánica, acorde con los objetivos del régimen de desarrollo y los principios constitucionales.

 

Tal como se redacta el artículo 15 del proyecto de LOES, deja un vacío legal, que permitiría al Ejecutivo, fijar el alcance de “la autonomía responsable”, ya que el término “responsable”, puede ser visto desde varios parámetros, más aún si observamos que en el nuevo Consejo de Educación Superior, de sus 10 integrantes, 5 serían del Ejecutivo, y el representante del Presidente de la República tendría voto dirimente.

 

La autonomía responsable, tal y como se la plantea en el proyecto, tiene muchas limitaciones, por los vacíos legales que presenta, de ser aprobada tal y como está redactada.

 

En este punto se puede resaltar el artículo 32 del proyecto de LOES, que dispone la obligación de conceder licencias gratuitas de programas informáticos a las universidades y escuelas politécnicas, para fines educativos.

 

PRINCIPIO DE COGOBIERNO

 

El artículo 43 del proyecto de LOES lo define como: “el principio contraparte de la autonomía universitaria responsable. Consiste en la dirección responsable y compartida de las universidades y escuelas politécnicas, por parte de los diferentes sectores de la comunidad de esas instituciones: profesores, estudiantes, graduados, servidores y trabajadores”.

 

En este principio, al igual que en los otros seis, no se establece un diferencia clara entre universidades o escuelas politécnicas públicas o privadas, es decir, se ésta mezclando papas con peras (Expresión utilizada por el Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo, René Ramírez, en una entrevista realizada en Teleamazonas el 3 de septiembre del 2009, a las 07h00), eso sí con consideraciones especiales para las universidades católicas y militares, en el artículo 53 del proyecto de LOES.

 

Algo novedoso en este punto, es la exigencia de título de doctorado o PHD para ejercer el cargo de Rector y para el cargo de Vicerrector Académico, lo que no es una garantía de que sea un excelente administrador o pueda gerenciar una institución de educación superior. La transitoria décimo sexta, establece que este requisito será exigible en un plazo de cinco años a partir de la promulgación de la Ley.

 

En el artículo 69 del proyecto de LOES, se establece que los miembros de todos los órganos de gobierno de instituciones de educación superior serán personal y pecuniariamente responsables por sus decisiones, lo que traería graves consecuencia, ya que cualquier decisión podría acarrear dolo, cuando en nuestra normativa, este tipo de cargos acarrean culpa leve o levísima, ya que toda resolución se la toma por mayoría de votos y no de forma individual.

 

Otro aspecto a tomar en cuenta, es el hecho de que para el cogobierno se establezcan las mismas reglas para universidades públicas y privadas, cuando es perfectamente conocido, el cáncer que ha sido la intervención de grupos políticos entre estudiantes y docentes, en universidades públicas y el perjuicio que provoca a la educación.

 

PRINCIPIO DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

 

Por este principio se garantiza a todos los actores del sistema de educación superior las mismas posibilidades en el acceso, permanencia, movilidad y egreso del sistema, sin discriminación alguna, considerando una pauta distributiva basada en el mérito.

 

En este principio se establece que las instituciones de educación superior particulares deberán beneficiar con becas o ayudas económicas, a por lo menos el 15% del número total de sus estudiantes.

 

Por otra parte la educación superior pública es gratuita (derecho establecido en la Constitución), tomando en cuenta que el estudiante debe tomar por lo menos el 60% de todas las materias/créditos que permite la malla curricular en cada período, ciclo o nivel; no se cubren los arrastres ni segundas o terceras matrículas, o pérdidas de nivel; cubre una sola carrera y exclusivamente rubros de escolaridad.

 

Sin duda, un tema que llama la atención son los exámenes libres de suficiencia, para aquellas personas que no hayan obtenido el título de bachiller o su equivalente, a fin de certificar conocimientos y habilidades requeridos.

 

Change password



Loading..