Las Reservas de la Biósfera y los Servicios Ecológicos

Martes, 10 de julio de 2012

LAS RESERVAS DE LA BIOSFERA Y LOS SERVICIOS ECOLÓGICOS

altAutor: Dr.  Wilson Torres Espinosa*

Antecedentes

Actualmente en el mundo, principalmente auspiciado por el Protocolo de Kioto, se están montando mecanismos económicos compensatorios, tendientes a pagar contribuciones o aportes a los países tenedores de recursos naturales, por la captura de carbono, a fin de disminuir o controlar el efecto invernadero o el cambio climático en el planeta. 

Estos cánones monetarios por parte de los países industrializados, que son responsables de los mayores impactos ecológicos o ambientales, es decir de la 

más grande contaminación atmosférica mundial, están siendo negociados en forma bilateral.

 

Como el Programa Internacional ?El Hombre y la Biosfera? de la UNESCO, registra actualmente de más de quinientas sesenta   áreas reconocidas, a propuestas de sendos gobiernos soberanos y que representan un número significativo de kilómetros cuadrados, en donde se privilegia la conservación, sin descuidar el desarrollo sustentable,  es impostergable pensar  que esta extensión geográfica, sea tomada en consideración prioritariamente para ser objeto de estos beneficios.

 

Que son las Reservas de la Biósfera?

 

Son áreas geográficas significativas, poseedoras de importantes recursos naturales, representativos de ecosistemas terrestres, costeros y marítimos, propuestos por los Estados Miembros de la UNESCO y aprobados por    el Programa Internacional ?El Hombre y la Biosfera?. Han sido galardonas más de quinientas áreas con estas características sobresalientes en todo el mundo, incluyendo obviamente  a los seres humanos que las habitan y que participan activamente en su gestión,   

 

Que son los Servicios Ecológicos o Ambientales

 

Son funciones y procesos ecológicos que se convierten en  prestaciones  ambientales que ofrecen  las áreas naturales, sean estas de bosques, pasturas, e inclusive de cultivos; que actualmente  no son valorados, en su mayor parte, y que benefician a centros poblados y ciudades; como por ejemplo: aire limpio, servicios hidrológicos, captura de carbono, bellezas escénicas, conservación de la biodiversidad, interrelaciones entre organismos, estructura y funcionamiento de ecosistemas y  otros que deben puntualizarse,  establecerse y valorarse.

 

Entre otros, según las definiciones técnicas son funciones y procesos como: la continuidad evolutiva y genética de la parte biótica de los ecosistemas es decir de los organismos  vivos. Los procesos ecológicos (sucesión: desde los inicios de los ecosistemas has su madurez), los ciclos biogeoquímicos, el equilibrio ecológico. Los habitas,  nichos ecológicos y rutas para las interacciones entre la parte abiótica y biótica de los sistemas ecológicos. La estructura ecosistémica, que incluye la estratificación y la bioarquitectura de la foresta. La variabilidad intraespecífica y la diversidad inter especifica. Es decir identificar y valorar en su aporte para la vida a toda función o proceso natural que contribuya a perpetuar la vida en el planeta, con el objetivo fundamental de preservarlos.  

 

Hasta ahora han sido elegidos, en algunos países,  solamente los bosques, los que indudablemente tienen grandes aportes, pero no se deben descuidar, inclusive la vegetación de  frutales y otros cultivos, con la valoración que ameriten estas compensaciones, a demás de los servicios para la provisión de alimentos, que llevan implícitas.

 

PROPUESTA ESPECÍFICA

 

Como las Reservas de la Biosfera representan un número significativo de kilómetros cuadros en el Planeta y están dedicadas en su mayor extensión a la conservación, no solamente sus núcleos, sino también, proporcionalmente sus zonas de amortiguamiento y de transición, considero que debería  proponerse, inicialmente,  a nivel del Programa Internacional ?El Hombre y la Biosfera?, con la influencia política y prestancia de la UNESCO, para que, por ejemplo:  la Comunidad Europea y/o Japón, entre otros,    suscriban convenios globales o bilaterales, para aportar beneficios económicos, a las Reserva de la Biosfera, que serían entregados proporcionalmente, según su extensión y calidad, a estas unidades internacionales de conservación, lógicamente en base a la negociación diplomática  de sus respectivos gobiernos, recursos económicos que serían canalizados   en su mayor parte a las  instituciones representativas  y a las comunidades  que habitan y laboran en estas áreas protegidas.

 

También se destinarán parte de esos recursos, para programas de gestión y remediación de estas áreas.

 

Adicionalmente, utilizando un esquema con visión general, proporcionado por la   sede del Programa en París, se realizarían negociaciones  nacionales,  por parte de los Consejos de cada una de las Reservas de Biosfera,    para obtener rendimientos económicos por los servicios puntuales y específicos que presten cada una de ellas  a sus entornos próximos, sean estos purificación del aire, provisión de agua: para uso doméstico, riego o recreación,  paisajes, ecoturismo, entre otros que se los ha puntualizado anteriormente.

 

 

FINANCIAMIENTO PARA LA REDUCCIÓN DE GASES DE EFECTO INVERNADERO

 

El Protocolo de Kioto es el principal esfuerzo de la comunidad internacional, como resultado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, para tratar de disminuir o en su defecto estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) a nivel que no representen una amenaza para el sistema atmosférico de la biosfera.

 

Este convenio impuso compromisos cuantificables de reducción e emisiones para los países desarrollados. En el Anexo B del Protocolo de Kioto está el listado de países y sus compromisos de reducción. También  contempla tres mecanismos de flexibilidad que permiten acciones accesorias por parte de los países del Anexo I para cumplir sus compromisos. Estos mecanismos son:

 

-          Intercambio de emisiones asignadas entre países que se han comprometido con reducciones.

-          Implementación conjunta que permite que un país Anexo I desarrollo proyectos de reducción de emisiones entre país del mismo Anexo.

-          Mecanismos de Desarrollo Limpio representa oportunidades de atraer inversiones extranjeras significativas para la realización de proyectos en países como Ecuador, con vocación o aptitud forestal y con enorme potencial para reducir emisiones en sectores como generación eléctrica, industria, transportes y agroindustria. Estos proyectos, adicionalmente, tienen beneficios asociados como conservación de la biodiversidad, manejo y protección de cuencas hidrográficas, generación de empleo, etc.

 

Paralelamente el Banco Mundial, a través del Fondo Prototipo de Carbono, ha institucionalizado un programa que reúne a inversionistas y países en desarrollo, creando un mercado para los Certificados de Reducción de emisiones de  carbono.

 

 

VENTAJAS DE ESTA NEGOCIACIÓN INTERNACIONAL

 

Permite garantizar la seguridad  y continuidad del programa, con el aval  del Programa Internacional  ?El Hombre y la Biosfera?  de la UNESCO. Indudablemente con el apoyo y  la aquiescencia de los países participantes.

 

Permitirá consolidar la equidad y eficiencia en la asignación de recursos económicos entre las Reservas de la Biosfera.

 

Tratará de conseguir igualmente la compensación económica por los  servicios ambientales por parte de los usuarios  (internalización de costos),

 

Distribución equitativa de los beneficios obtenidos de los ecosistemas entre los proveedores y los usuarios. Propone controles  para el uso eficiente y sustentable de esos recursos.

 

La distribución de los beneficios económicos obtenidos, se realizará de común acuerdo con los países participantes y en relación a los respectivos aportes de cada una de las Reservas de la Biosfera, tanto en extensión, como en calidad de los servicios ecológicos.

           

Esta propuesta deberá ser sometida a la aprobación de las instancias diplomáticas que ameriten; es decir en primer lugar asentimiento  a una invitación por parte del Consejo Internacional de Coordinación del Programa ?El Hombre y la Biosfera y luego en consulta con los países ( más de cien)  que son poseedores de esta figura de conservación y desarrollo sustentable: Reserva de la Biosfera.

 

No se descarta que los países, individualmente y por su cuenta,  puedan utilizar este mecanismo o figura, para incluir en convenios adicionales e individuales,  las Reservas de la Biosfera y otras áreas de conservación o regeneradas.

 

 

?LA INICIATIVA YASUNI?

 

Precisamente esta propuesta del Gobierno nacional se inscribe en esta figura,  de reconocimiento a la riqueza en diversidad biológica, protección a las culturas no contactadas y en definitiva,  a las funciones y procesos que se identifican ahora como Servicios Ecológicos o ambientales, porque se ha decidido mantener el crudo de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputine ?ITT-  indefinidamente bajo tierra,  y por lo tanto la comunidad internacional debería cooperar económicamente con el Ecuador, aportando por lo menos la mitad de las utilidades que recibirá el Estado por la explotación de ese crudo.

 

Esta iniciativa propone: a) ?una opción  innovadora para combatir el calentamiento global.

b) La protección de la diversidad biológica en el Ecuador y el apoyo al aislamiento voluntarios de las culturas indígenas. (Tagaeri y Taromenane).

c) El desarrollo social, la conservación de la naturaleza y la implementación de fuentes renovables de energía, por lo que en su esencia es una estrategia encaminada a consolidar un nuevo modelo de desarrollo equitativo y sustentables en el país.?, como lo enfatiza en numerosos foros la Ministra Coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa. 

 

Por estas y otras consideración el Grupo de ?Amigos del Yasuní?, que lo represento, el año pasado  propuso, por lo canales apropiados y en tiempo oportuno,  la candidatura de la ?Iniciativa Yasuní?, para que se le otorgue el Premio Sultán Qaboos, que se concede, con un apreciable estímulo económico, como reconocimiento a estos esfuerzos por conservar esta riqueza nacional, que es Parque Nacional y Reserva de la Biosfera, con sus ecosistemas, funciones y procesos naturales, que pueden ser valorados y que además, constituye un autentico banco de germoplasma, siendo totalmente  justo que pueda recibir una compensación que, inclusive, lo agradecerán las generaciones presentes y  venideras.

  

Dr. Wilson Torres Espinosa.- Cátedra UNESCO-UC

Catedrático e investigador de la Universidad Central del Ecuador. E-mail: witorres@panchonet.net

Change password



Loading..