Las Compañías Extranjeras

Martes, 08 de julio de 2014

 

LAS COMPAÑÍAS EXTRANJERAS

 

Legislación Aplicable a las Compañías Extranjeras

De conformidad con la Ley de Compañías existen tres situaciones para las compañías extranjeras.

a)        Sociedades extranjeras que ingresan al país para ejercer determinados actos jurídicos que tienen la calidad de esporádicos o aislados.

b)        Sociedades extranjeras que ingresan al país con el fin de ejercer en el Ecuador actividades como ejecución de obras públicas, prestación de servicios públicos o explotación de recursos naturales del país.

c)         Sociedades extranjeras que ingresan al país a ejercer directa y habitualmente sus actividades económicas en el Ecuador.

En los dos últimos casos, las compañías extranjeras para poder operar o adquirir obligaciones, requieren previamente domiciliarse en el Ecuador, es decir, establecer una sucursal en el país.

En el primer caso, en cambio, según lo establecido en el art. 6 de la ley, no requieren domiciliación pero si deben contar con un Apoderado o Representante en el Ecuador, que pueda contestar demandas y cumplir con las obligaciones adquiridas.

Proceso de Domiciliación

Para que una compañía constituida en el extranjero pueda ejercer habitualmente sus actividades en el Ecuador deberá:

1.         Comprobar que está legalmente constituida de acuerdo con la ley del país en el que se hubiere conformado.

2.         Comprobar que, conforme a dicha ley y a sus estatutos, puede acordar la creación de sucursales y tiene facultad para negociar en el exterior, y que ha sido válidamente adoptada la decisión pertinente.

3.         Tener permanentemente en el Ecuador, cuando menos, un representante con amplias facultades paras realizar todos los actos y negocios jurídicos que hayan de celebrarse y surtir efectos en territorio nacional. Y especialmente para que pueda contestar las demandas y cumplir las obligaciones contraídas. Igual obligación tendrán las empresas extranjeras que, no siendo compañías, ejerzan actividades lucrativas en el Ecuador.

Si el representante fuera un ciudadano extranjero, deberá tener en el Ecuador la calidad de residente.

4.         Constituir en el Ecuador un capital destinado a la actividad que se vaya a desarrollar, y que según resolución de la Superintendencia de Compañías No. 00.Q.IJ.004, publicada en el RO. 46 de 29 de marzo de 2000, actualmente vigente, no podrá ser menor a dos mil dólares de los Estados Unidos de Norteamérica ($ 2000.00).

 

La reducción de esta inversión solo podrá hacerse observando las normas de la Ley de Compañías para la reducción del capital.

Requisitos:

Para justificar estos requisitos se presentará a la Superintendencia de Compañías los documentos constitutivos y los estatutos de la compañía, un certificado expedido por el Cónsul del Ecuador que acredite estar constituida y autorizada en el país de su domicilio y que tiene facultad para negociar en el exterior.

Deberá presentar también el poder otorgado al representante y una certificación en la que consten la resolución de la compañía de operar en el Ecuador y el capital asignado para el efecto.

La Superintendencia calificará, para sus efectos en el Ecuador, los poderes otorgados por las compañías y luego ordenará su inscripción y publicación.

Apoderado o Representante

La Ley de Compañías en su art. 415 dispone que una compañía extranjera que negocia o adquiere obligaciones en el Ecuador, aunque no esté obligada a domiciliarse en el país, deberá tener en la República un apoderado o representante que pueda contestar las demandas y cumplir las obligaciones respectivas, mismo que si tuviere ciudadanía extranjera, deberá contar en el Ecuador con la calidad de residente.

En tal caso, las facultades conferidas al apoderado no podrán tener limitación alguna.

Régimen Legal

Toda compañía extranjera que opere en el Ecuador esta sometida a las leyes de la República en cuanto a los actos y negocios jurídicos que hayan de celebrarse o surtir efectos en el territorio nacional.

 

Vigilancia y Control

Las sucursales de compañías extranjeras que operen en el país, están sujetas a la vigilancia y control total por parte de la Superintendencia de Compañías.

Obligaciones

El art. 23 de la Ley de Compañías y conforme a este, el Reglamento que establece la información y documentos que están obligadas a remitir a la Superintendencia de Compañías, las sociedades sujetas a su control y vigilancia, determinan que las sucursales u otras empresas extranjeras organizadas como personas jurídicas y las asociaciones o consorcios que formen entre sí, empresas extranjeras debidamente autorizadas para operar en el país y que estén sujetas a la vigilancia y control de la Superintendencia de Compañías, enviarán a esta en el primer cuatrimestre de cada año y de acuerdo al cronograma establecido, la siguiente información:

a)        Estados Financieros debidamente suscritos por el apoderado o representante y el contador, de acuerdo al siguiente detalle:

a.1.     Compañías que se encuentran obligadas a presentar su información financiera conforme al Cronograma de Aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera ?NIIF?: Estado de Situación Financiera, Estado del Resultado Integral que incluye otros resultados integrales, Estado de Flujos de Efectivo, Estado de Cambios en el Patrimonio, Notas a los Estados Financieros en formato Word y grabadas en un CD, y, las Conciliaciones de las Normas Ecuatorianas de Contabilidad ?NEC? a las Normas Internacionales de Información Financiera ?NIIF?, de acuerdo a lo determinado en el párrafo 24 de la NIIF 1, siendo este el punto de partida para la contabilización según NIIF, por una sola vez en el año de adopción. Se exceptúan de la presentación de la conciliación, aquellas empresas que no cumplen el principio de negocio en marcha en el período de transición, situación que será verificada en la inspección de control que esta institución efectúe;

 

a.2.     Compañías que se encuentran obligadas a presentar su información financiera aplicando las Normas Ecuatorianas de Contabilidad ?NEC?: Balance General y Estado de Resultados;

b)        Copia autorizada del anexo sobre el movimiento financiero de bienes y servicios, del respectivo ejercicio económico;

c)         Informe de auditoría externa, si en función del monto total del activo del ejercicio económico anterior están obligadas a contratarla, de acuerdo a las resoluciones emitidas por esta Superintendencia;

d)        Nómina de apoderados o representantes con la indicación de los nombres y apellidos completos y denominación del cargo. Se deberá adjuntar copia legible a color de: certificado de votación, cédula de ciudadanía/identidad o pasaporte en caso de que el Administrador sea extranjero;

e)        Formulario suscrito por el apoderado o representante certificando los siguientes datos de la compañía: dirección postal, número telefónico, correo electrónico, provincia, ciudad, cantón;

f)         Copia legible del Registro Único de Contribuyentes (RUC);

g)        Impresión del comprobante de digitación del estado financiero en el portal web de la Superintendencia de Compañías;

h)        Número y clasificación del personal ocupado, que preste sus servicios en la empresa.

Cancelación de Permisos de Operación de Sucursales de Compañías Extranjeras

El Superintendente de Compañías podrá cancelar el permiso de operación concedido a una compañía extranjera que tenga sucursal en el Ecuador, en los siguientes casos:

Si la matriz, en su lugar de origen, se extinguiera o dejare de operar por cualquier motivo.

Si la sucursal establecida en el ecuador quedare sin representante debidamente acreditado,

Si la sucursal registrare pérdidas de más del cincuenta por ciento del capital asignado y no se lo aumentare dentro del plazo concedido por el Superintendente, para tal efecto.

Por la conclusión de actividades para las que esta se estableció, u obtuvo posteriores autorizaciones, o por la imposibilidad manifiesta de cumplirlas.

Por resolución del órgano competente de la matriz de la compañía extranjera y a solicitud del representante de la sucursal, siempre que estuviere facultado expresamente para ello, y,

Por violación de la ley, del régimen de tratamiento común a los capitales extranjeros o de la normatividad ecuatoriana, o por inobservancia grave de los reglamentos o de las resoluciones dic­tadas por la Superintendencia, siempre que atentaren contra el normal funcionamiento de la sucursal o puedan ocasionar perjuicios a terceros.

El Superintendente de Compañías ordenará que de la resolución por la que se cancela el permiso de operación, se siente razón al margen de la protocolización de los documentos originalmente presentados, que se la inscribe y publique en uno de los diarios de mayor circulación en el domicilio de la sucursal.

De la resolución o providencia que declare la cancelación del permiso de operación se podrá recurrir ante el respectivo Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo, dentro del término de quince días, que se lo contará a partir de la publicación mencionada en el artículo anterior.

Mientras se tramita el recurso, la sucursal no podrá realizar nuevas operaciones o negocios en el Ecuador.

Liquidación de la Sucursal

Una vez cancelado el permiso de operación, el Superintendente dispondrá la liquidación de la sucursal, para lo cual designara un liquidador, cuyas funciones y procedimiento se sujetarán a lo establecido en la Ley de Compañías.

                        

Boletín Jurídico Cámara de Comercio de Quito

                                                                       CCQ

 

Change password



Loading..