INCUESTIONABLE LIDERAZGO

Jueves, 24 de noviembre de 2005

DOCTRINA JURISPRUDENCIA LEGISLACION REGISTROS OFICIALES CONTACTOS

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

 
Buscadores Jurídicos
 
Diccionario Jurídico
 
Doctrina Jurídica
 
Estudios Jurídicos
 
Facultades de Derecho
 
Instituciones
 
Jurisprudencia
 
Legislación
 
Libros Jurídicos
 
Links Jurídicos
 
Organismos
 
Poderes del Estado
 
 TEMAS


INCUESTIONABLE LIDERAZGO
La imagen del Ministerio Público

Por: Dr. Juan Terán Puente,

 

EL MINISTERIO PÚBLICO obtuvo su total autonomía a partir de marzo de 1997, pero adquiere su protagonismo verdaderamente en la administración de justicia del país, cuando se constituye en el titular de la acción penal que ejerce para combatir el delito, en representación de la sociedad, a partir de la plena vigencia del Código de Procedimiento Penal, esto es desde el 14 de junio de 2001, que le otorgó este deber y atribución.

El radical cambio de sus funciones, concomitante con la implementación del sistema acusatorio oral, suscitó ciertas corrientes de oposición y pese a las deficientes condiciones iniciales de infraestructura, el Ministerio Público ha ido afianzando y perfeccionando el nuevo ejercicio de sus funciones, y adquiriendo la confianza y el beneplácito de la ciudadanía y de los abogados que patrocinan a los usuarios, llevando en este proceso un incuestionable liderazgo y mérito la Señora Ministra Fiscal General del Estado, cuya intervención y esfuerzo fueron decisivos para la expedición del nuevo código e implementación del nuevo sistema procesal penal en el Ecuador, que así se puso a tono con los demás países y con los convenientes y tratados internacionales que lo exigían.

La imagen del Ministerio Público

En esta perspectiva, resulta absolutamente inexplicable y censurable a la vez, el afán de algún ente aún desconocido, al haber propiciado la grabación de un video, que se ha difundido por un medio de televisión, con ocasión del concurso que se realiza para llenar la vacante de Ministro Fiscal Distrital de Pichincha, y concretamente respecto de las pruebas escritas rendidas en el mismo.

Los concursos de oposición y merecimientos

En efecto, sin tomar en consideración que el concurso es de oposición y merecimientos, y que en el mismo se evalúan por igual la trayectoria y distinciones alcanzadas a lo largo de su vida profesional por los concursantes, como las pruebas escritas y oral, el reportaje en referencia hace fisga de manera burda e irrespetuosa, de los concursantes e inclusive de una presunta actitud de copia de uno de ellos, tratando de estigmatizar a todos, sin tomar en cuenta, como queda dicho, los demás elementos de concurso y mucho menos el carácter de las preguntas formuladas para la prueba escrita, que a todas luces correspondan a un ámbito ajeno al profundo y vasto campo de especialización que está obligado a conocer el Fiscal, y que efectivamente lo conoce y lo aplica a diario en el desempeño de sus funciones delicadas y de altísima responsabilidad. Esto sin contar con la ambigüedad y ambivalencia de dichas preguntas.

Para ilustrar mejor lo manifestado, y tomando en cuenta que la casi totalidad de concursantes somos Agentes Fiscales en funciones, resulta imprescindible mencionar los numerosos cursos de capacitación que el mismo Ministerio Público supo impartirnos, siempre por la acuciosa preocupación de la Señora Ministra Fiscal General, con anterioridad a la vigencia del nuevo código y después de ella, a través de seminarios, cursos, paneles, conferencias, que en tratándose de los primero tuvieron duración de hasta seis meses, y lo que es más contaron con las enseñanzas inmejorables maestros nacionales y extranjeros, tanto en el ámbito doctrinario como en el de la aplicación práctica que la impartieron inclusive Ministros Fiscales de Francia y de Costa Rica, así como altos oficiales de la Policía Judicial del país primeramente nombrado.

Por lo contrario, cualquier prueba que no tenga en cuenta los amplios conocimientos específicos y de especialización del Fiscal, solo puede producir un resultado de bajas calificaciones y dar por lo mismo una imagen distorsionada de la verdadera capacidad de los Fiscales concursantes, y por ende afectar inclusive la imagen del Ministerio Público, como en efecto y muy lamentablemente ha ocurrido.

La dignidad de los Fiscales

A quien entonces, le interesa afectar y dañar la buena imagen del Ministerio Público, conseguida con tanto esfuerzo y capacidad de nuestra primera Autoridad ya mencionada y por todos los señores Fiscales y personal que lo conforman?
Es esta la interrogante justa e inquietante que todos nos formulamos, y que quienes nos suscribimos la hemos recogido y la manifestamos expresamente, como un acto de defensa de la dignidad de los Fiscales, y de la imagen y bien ganado prestigio del Ministerio Público en general, y especialmente del Ministerio Fiscal de Pichincha.

 
 
Avisos Judiciales
 
Cursos y Seminarios
 
Registros Oficiales
 
Defensoría del Pueblo
 
Tribunal Constitucional
 
Ministerio Público
 

 

Comentarios
 

 Diseñado por Diario LA HORA Quito - Ecuador
Editor: José Luis Pérez Solórzano
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 judicial@uio.satnet.net

Change password



Loading..