FORMAS DE EXTINGUIR LAS OBLIGACIONES De la Compensación y de la Confusión

Martes, 23 de febrero de 2016

FORMAS DE EXTINGUIR LAS OBLIGACIONES

De la Compensación y de la Confusión

 

 

Autor: Dres. Iván Torres Proaño y Cecilia Salazar Sánchez

 

 

1.    De la compensación

 

Definición

 

La compensación es una figura que garantiza la eficiencia dentro de varios vínculos obligacionales, porque mejora la situación de dos personas que están en las mismas condiciones y evita costos de transacción innecesarios.

 

Esta figura ocurre, a decir del artículo 1671 C.C., cuando dos personas son deudoras una de otra, de tal forma que entre ellas opera un cruce de obligaciones que las extingue o como dice Llambías, es la neutralización de dos obligaciones recíprocas[i].

 

Características

Opera por el solo ministerio de la ley[ii], aún sin el consentimiento de los deudores.

 

Requisitos

 

Fungibilidad.- Ambas obligaciones deben ser de dinero o cosas fungibles o indeterminadas, de igual género y cantidad.

 

Por definición quedarían excluidas las obligaciones de cuerpo cierto, así como las obligaciones de hacer, y obviamente las denominadas intuito personae.

 

Exigibilidad.- Ambas obligaciones deben ser actualmente exigibles.

 

- Quiere decir que las dos obligaciones deben ser de plazo vencido y que no penda ninguna condición suspensiva y tampoco la obligación puede ser natural, porque ésta no es exigible, en virtud de lo cual las obligaciones naturales no pueden ser compensadas.

 

- El artículo establece además, que los plazos (esperas) otorgadas o concedidas al deudor impiden la compensación; pero esta disposición no se aplica al plazo de gracia[iii] concedido por un acreedor a su deudor.

 

Liquidez.- Ambas deben ser líquidas, esto es, ser definidas en cantidad[iv].

 

Reciprocidad.- Que las dos partes sean recíprocamente deudoras, así el deudor principal no puede oponer a su acreedor, por vía de compensación, lo que el acreedor deba al fiador. Ni requerido el deudor de un pupilo por el tutor o curador, puede oponerle, por vía de compensación, lo que el tutor o curador le deba a él. Ni requerido uno de varios deudores solidarios, puede compensar su deuda con los créditos de sus codeudores contra el mismo acreedor, salvo que éstos se los hayan cedido (artículo 1673 C.C.).

 

- Excepción a esta regla constituye la disposición del artículo 1674 C.C., por la cual el mandatario puede oponer al acreedor del mandante, no sólo los créditos de éste, sino sus propios créditos contra el mismo acreedor, prestando caución de que el mandante dará por firme la compensación.

 

- Pero no puede compensar con lo que el mismo mandatario debe a un tercero lo que éste debe al mandante, sino con voluntad del mandante.

 

 

Disponibilidad.- La compensación no puede tener lugar en perjuicio de los derechos de terceros. Así, embargado un crédito, no podrá el deudor compensarlo en perjuicio del embargante, por ningún crédito suyo adquirido después del embargo.

 

Alegabilidad.- La compensación debe ser alegada, porque si bien opera por el ministerio de la ley, en caso de que uno de los acreedores demande a su deudor, éste deberá ser recurrida por el deudor para que el juez deje constancia de que ella se ha producido, en ese sentido consta el artículo 1676 C.C., que a la letra dice: ?Sin embargo de efectuarse la compensación por el ministerio de la ley, el deudor que no la alegare, ignorando un crédito que puede oponer a la deuda, conservará, junto con el crédito, las fianzas, privilegios, prendas e hipotecas constituidas para su seguridad?.

 

- Las obligaciones deben ser pagadas en el mismo lugar, siguiendo la regla general de las obligaciones, pero el artículo 1680 C.C., introduce la excepción al decir que a menos que una y otra deuda sea de dinero, y que el que opone la compensación tome en cuenta los costos de la remesa.

 

Efectos

 

- Ambas obligaciones se extinguen recíprocamente en sus respectivos valores, esto es, la compensación llegará hasta la obligación de menor valor.

Podría cuestionarse esta figura, en el sentido de que se le está obligando a uno de los acreedores a recibir parcialmente el pago, pero esta figura no contraría este principio, porque es mandato de ley.

 

- El orden de las compensaciones sigue la regla de la imputación al pago, según el artículo 1679 C.C.

 

 

2.    De la confusión

 

Definición

 

El artículo 1681C.C., indica que cuando concurren en una misma persona las calidades de acreedor y deudor, se verifica de derecho una confusión que extingue la deuda y surte iguales efectos que el pago.

 

La confusión a pesar de no estar definida es una de las formas de extinguir la obligación cuando una misma persona pasa ser acreedora de su propia deuda como cuando el deudor pasa a ser heredero de su acreedor; o cuando el acreedor pasa a ser heredero del deudor, etc.

 

Alterini sostiene que el término confusión tiene un sentido equívoco y que más bien es la expresión del fenómeno llamado consolidación, que se da cuando se reúnen en un mismo sujeto calidades contradictorias e indica que el fenómeno de la consolidación se da también en otras instituciones como son el usufructo, el uso y habitación, la hipoteca[v].

 

Efectos

 

- Siguiendo el aforismo de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal, el artículo 1682 C.C., manda que la confusión que extingue la obligación principal extingue la fianza; pero la confusión que extingue la fianza no extingue la obligación principal.

 

Así por ejemplo, si A es fiador de la obligación de B, pero se extingue por confusión la obligación de B, entonces A dejade ser fiador.

 

Pero si la confusión extingue la fianza, esto es, ahora A es el sujeto de la confusión, la obligación de B se mantiene intacta, pero pierde la fianza respecto del acreedor.

 

- La confusión de una parte de la obligación, extingue la parte que corresponda, y la otra subsiste. (artículo 1683)

 

- Los artículos 1684 y 1685 C.C. siguen las reglas de la solidaridad en este sentido: si opera la confusión entre un acreedor con uno de sus deudores solidarios, el primero podrá repetir contra sus codeudores solidarios bajo las reglas de las obligaciones mancomunadas.

 

- Si la confusión se da entre el deudor y uno de sus acreedores solidarios, éste último está obligado mancomunadamente con el resto de los coacreedores solidarios.

 

- El beneficio de inventario impide la confusión, a raíz de lo dispuesto en el artículo 1685 C.C.

 

 

 

Artículo publicado en el Libro ?De las Obligaciones y Contratos Civiles?.  Editorial Corporación de Estudios y Publicaciones

 



[i] Llambías, Jorge y otros, Manual de Derecho Civil, Obligaciones, Editorial Lexis Nexis, Abeledo Perrot, Décima Cuarta Edición, Buenos Aires, Argentina, 2005, página 489.

[ii] Calvo Costa, Carlos, Derecho de las Obligaciones, Teoría General de la Obligación, Tomo I, Editorial Hammurabi, José Luis de Palma, Buenos Aires, 2009, página 545, refiriéndose a este punto menciona que doctrinariamente se reconoce al menos cuatro formas de compensación: legal, facultativa, convencional y judicial. Nuestro Código Civil, solo trata la compensación legal.

[iii] Alessandri, Arturo, Teoría?, Ob. Cit., página 418, indica que este plazo de gracia es distinto del francés, el cual éste es concedido por el juez al deudor para que cumpla su obligación.

[iv] Llambías, Jorge y otros, Ob. Cit., Página 493.

[v] Alterini, Atilio, Ob. Cit., página 687.

 

Change password



Loading..