Fijación de Honorarios a Liquidadores de Compañías

Martes, 01 de septiembre de 2015

Fijación de Honorarios a Liquidadores de Compañías

 

Designación del liquidador

 

Le corresponde al Superintendente de Compañías, Valores y Seguros la designación del liquidador de una compañía declarada disuelta u ordenada su liquidación, en los casos que la ley señala.

Tratándose de una disolución voluntaria, el nombramiento se efectuará acorde a lo dispuesto en el estatuto social de la compañía o a lo resuelto en la junta general de socios o accionistas. Sin embargo, si la junta general no designare liquidador, o si no surtiere efecto tal designación, de oficio o a petición de parte, el Superintendente lo designará dentro del término de treinta días contado desde la inscripción de la resolución de disolución.

Petición de designación

Los socios o accionistas que representen la mayoría del capital social pagado de una compañía, podrán sugerir a la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros que se designe a una persona diferente a la que consta en la resolución mediante la cual se declaró la disolución o se ordenó la liquidación de ésta; o que se reemplace al liquidador en funciones.

La petición mencionada en el artículo precedente deberá contener:

a. La declaración bajo juramento de que la persona sugerida tiene capacidad civil y mercantil.

b. La hoja de vida del candidato en la que conste, entre otros datos, los números de sus teléfonos personales y las direcciones de su domicilio, trabajo y correo electrónico, así como su idoneidad ocupacional para el cargo.

c. Certificado otorgado por el Departamento de Cuentas Corrientes de la Superintendencia de Bancos en el que se verifique que la persona sugerida para la liquidación se encuentra habilitada para la apertura y manejo de cuentas corrientes en el sistema financiero y puede ser firma autorizada.

Honorarios del liquidador

 La designación no le confiere al liquidador relación laboral con quien lo designa, sea la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros o la propia compañía, ni se le extenderá la responsabilidad establecida en el artículo 36 del Código del Trabajo, pero sí responderá por los actos ejecutados en el ejercicio de sus funciones.

 Si el liquidador perteneciere al personal de la Superintendencia, no percibirá honorarios adicionales a la remuneración que le corresponde dentro de la institución.

 Los honorarios de los liquidadores serán cancelados por la compañía y su monto deberá estar fijado de acuerdo a la tabla que se establece en el Reglamento para la fijación de honorarios a liquidadores de compañías, valores que los fijará el Superintendente de Compañías, Valores y Seguros o la junta general de socios o accionistas en los casos de disolución voluntaria, una vez que el liquidador concluya la primera etapa del proceso de liquidación.

 Cuando corresponda a la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros fijar los honorarios del liquidador, en la resolución pertinente se indicará desde qué fecha la compañía cancelará estos emolumentos.

Tabla para fijación de Honorarios

               

 ACTIVOS TOTALES

 

 

MONTO DE HONORARIOS

DESDE

(USD$)

HASTA

(USD$)

 

0

50,000.00

1 S.B.U

50,000.01

150,000.00

2 S.B.U

150,000.01

250,000.00

3 S.B.U

250,000.01

350,000.00

4 S.B.U

350,000.01

450,000.00

5 S.B.U

450,000.01

550,000.00

6 S.B.U

550,000.01

1?000.000.00

7 S.B.U

 

Cuando los activos totales superen 1?000.000,00 de dólares, se pagará además y por una sola vez, un diferencial de honorarios consistente en el 1% de cada una de las recuperaciones que se realicen por las acreencias que tenga la compañía.

El valor a considerar para la ubicación en la tabla de honorarios, se obtendrá del balance inicial presentado por el liquidador. No obstante, cuando la compañía no entregue al liquidador, mediante inventario, todos los bienes, libros y demás documentos, se tomará para la elaboración del balance inicial, los saldos contables de los estados financieros presentados por última vez a la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros. Los honorarios de los liquidadores se cancelarán mensualmente, se determinarán y mantendrán en función de los activos totales registrados en el balance inicial, de conformidad con la tabla.

 

 

Etapas de cumplimiento de funciones del liquidador

 

Los parámetros que el liquidador debe observar en el cumplimiento de sus funciones en el proceso de liquidación, y por los cuales, el pago de sus honorarios se realizará en tres etapas y en un tiempo proyectado; son:

 

PARÁMETROS

 

ETAPAS

TIEMPO ESTIMADO

1.    Acta de entrega y recepción de Libros Sociales. Balance Inicial.

Informe y Plan de Trabajo del liquidador especificando como llevará la liquidación en el tiempo proyectado.

 

 

60 días

2.    Aviso de Acreedores.

Gestiones a efectuar en la realización de los activos y extinción del pasivo, de ser el caso.

 

 

 

30 días

3.    Informe de gestión del liquidador a la Junta, Balance final.

Distribución del haber social, de ser el caso. Cancelación.

 

 

 

60 días

 

Una vez que el liquidador cumpla con las situaciones previstas en cada etapa, se pagará sus honorarios por el trabajo ya realizado. De incumplirse con los parámetros señalados en el cuadro que antecede, el liquidador deberá presentar un informe con los correspondientes justificativos, a consideración y evaluación de la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros o de la junta general de socios o accionistas. Tratándose de procesos de liquidación de compañías con litigios pendientes u otros casos especiales, el Superintendente podrá expedir una resolución determinando un método diferente de pago de honorarios al previsto en el reglamento.

 

Imposibilidad para ser liquidador

 

No podrán ejercer las funciones de liquidador las siguientes personas:

 

a. Quienes no tienen capacidad civil y mercantil.

b. Los acreedores de la compañía en liquidación.

c. Quienes figuren como deudores en los registros contables de la compañía.

d. Los banqueros de la compañía.

e. Los comisarios ni los miembros del consejo de vigilancia de la compañía.

f. Los auditores internos y externos de la compañía.

g. Los administradores de la compañía cuando la disolución haya sido una consecuencia de su negligencia o dolo, hecho que debe haber sido probado judicialmente.

 

h. Quienes mantuvieren un litigio con la compañía que vaya a ser liquidada o esté en proceso de liquidación.

 

Renuncia del liquidador

 

La persona designada como liquidador de una compañía, cuyo nombramiento ya conste inscrito en el Registro Mercantil, podrá en cualquier tiempo, renunciar a su cargo, siempre y cuando presente un informe detallado de su gestión y del estado de la compañía a la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, debiendo adjuntar un balance general cortado a la fecha de su dimisión.

 

Remoción del liquidador

 

El liquidador estará sujeto a una evaluación permanente de sus funciones y actividades, estando el Superintendente de Compañías, Valores y Seguros o su delegado facultado a removerlo en cualquier momento, por incumplimiento de sus funciones, sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal a que hubiere lugar.

 

El liquidador designado por la compañía puede ser removido:

 

1. De acuerdo con las normas del contrato social;

2. Por decisión de la junta general;

3. De conformidad con la ley; y,

4. Por decisión del juez a pedido de los socios o accionistas que representen, por lo menos, el veinticinco por ciento del capital social pagado.

 

El liquidador designado por el Superintendente de Compañías, Valores y Seguros puede ser removido de oficio o a petición de socios o accionistas que representen, por lo menos el veinticinco por ciento del capital social o pagado, cuando se hubieren producido alguno de los siguientes casos:

 

1. Mal manejo de los bienes de la compañía en liquidación.

2. Negligencia o desacierto en el desempeño de sus funciones.

3. Por la causa establecida en el penúltimo inciso del artículo 37 del Reglamento sobre inactividad, disolución, liquidación, reactivación y cancelación de las compañías anónimas, de economía mixta, en comandita por acciones y de responsabilidad limitada y cancelación del permiso de operación de sucursales de compañías extranjeras.

4. Por no haber presentado el informe que justifique el cumplimiento de los parámetros señalados en el artículo 9 de este reglamento.

 

El liquidador es responsable de cualquier perjuicio que, por fraude o negligencia en el desempeño de sus funciones, o por abuso de los bienes o efectos de la compañía, resultare para el haber social, los socios, accionistas o terceros.

 

En el caso de comprobarse alguna omisión, negligencia o dolo del liquidador, será sustituido, sin que pueda reclamar el pago de retribuciones atrasadas y responderá personal y solidariamente por el pago de daños y perjuicios causados, con independencia de la respectiva acción penal.

 

Boletín Jurídico de la Cámara de Comercio de Quito

 

 

 

Change password



Loading..