Martes, 23 de abril de 2013

FEMINICIDIO

EN BUSCA DE LA VERDAD HISTÓRICA DEL DELITO

altAutor: Marlon Oviedo Ramírez

Protocolo y Campañas en contra de la violencia de género

El mes pasado se llevó a cabo en Brasilia el Taller para la Creación del Modelo de Protocolo de Investigación Eficaz de la Violencia Extrema contra la Mujer-Femicidio o Feminicidio.Disminuir las altas tasas de impunidad debido a la falta de persecución y castigo en los casos de femicidio es uno de los grandes retos que tiene la región. Para ello se han implementado campañas en contra de la violencia de género y se está intentando visibilizar los casos de feminicidio- femicidio, así como crear nuevos tipos penales en la legislación, pero poco se ha hecho a favor de la investigación técnico científica. Bajo esa premisa, se convocó a expertos y expertas regionales, a fin de materializar el modelo de protocolo antes mencionado.

 

Diana Russsell y Jane Caputi definen al feminicidio como ?el asesinato de mujeres realizado por hombres, motivado por odio, desprecio, placer o un sentido de propiedad de las mujeres?. Es, sin duda, la expresión más extrema de la violencia en contra de las mujeres.

 

Investigación técnico- científica del delito

 

Para poder perseguir este tipo de delitos es importante instituir una red de información cuyos colaboradores tienen que ser los servicios de salud, la Fiscalía, la Policía Judicial y todas las instituciones públicas o privadas donde acudan las personas agredidas a presentar sus denuncias por actos de violentos. En los casos de violencia intrafamiliar, estos antecedentes sirven para valorar el riesgo vital de las personas agredidas, tomar medidas preventivas y, finalmente, prevenir su muerte. Esto se conoce como tentativa de femicidio y se caracteriza por agresiones físicas, psíquicas o sexuales, de intensidad progresiva, cometidas en lugares privados y públicos.

 

En la reunión de Brasil los participantes acordaron no redactar un protocolo, sino más bien un documento que recogiera varias recomendaciones referentes al campo jurídico y la investigación técnico- científica, tales como el procesamiento de la escena, el manejo de vestigios, indicios y evidencias, la obtención de pruebas irrefutables del delito.

 

Escena del crimen y cadena de custodia

 

La escena del crimen debe ser protegida para evitar la contaminación voluntaria o involuntaria, de la que depende la acción de la justicia para encontrar la verdad de los hechos y sus partícipes.

 

La escena ?es el sitio relativo a la comisión de un delito en alguna de sus fases, y en él debe haber quedado alguna huella o signo del autor o algunas de las características propias del incidente?. Este concepto hace que el estudio tenga que ser diferenciado, para dar relieve a casos en que se sospeche de femicidio, aguzando los sentidos para no dejar de lado  vestigios o indicios que servirían como pruebas ene l proceso penal.

 

En el femicidio, al igual que en todos los delitos, pueden haber escenas abiertas o cerradas,  que deben ser analizadas por profesionales expertos; estas últimas tienen límites claramente demarcados, por lo que la búsqueda de indicios y evidencias se facilita, mientras que en las que son abiertas se recomienda que el estudio se inicie en un foco central, que casi siempre es el cadáver, y se expanda en círculos concéntricos divergentes.

 

Otra recomendación importante es el cuidado en la cadena de custodia para que los indicios y evidencias merezcan ser reproducidos en juicio como pruebas suficientes y válidas para sancionar al delincuente. Cabe precisar que la cadena de custodia garantiza la autenticidad de los elementos recolectados y examinados, vela por la integridad de esos elementos e impide que las evidencias se confundan, se adulteren o sean sustraídas.

 

Para la autopsia médico legal se recomienda usar el Protocolo de la Comisión Europea, y obedecer el precepto técnico de que el examen sea completo, metódico e ilustrado.

 

El protocolo en cuestión debería servir para que los Estados cuenten con una guía de directrices generales y prácticas idóneas con la investigación de los delitos de violencia extrema contra las mujeres por razones de género, permitiendo el acceso de las víctimas a la justicia en escenarios precarios, garantizar la tutela judicial efectiva y el debido proceso, al tiempo de mejorar la capacidad de investigación de los operadores de justicia en América del Sur en los casos de femicidio, así como la profesionalización de los diferentes actores de la investigación técnico- científica. Todo esto garantizará la solidez de las pruebas para que den consistencia al fallo judicial contando con la proyección hacia metodologías idóneas de investigación y unificación de criterios.

 

 

Publicado en P. Criminológico Nº 4

 

 

Marlon Oviedo Ramírez

Jefe Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la Fiscalía General del Estador

Change password



Loading..