El Estado de Derecho en Ecuador

Jueves, 24 de noviembre de 2005


El Estado de Derecho en Ecuador

Por: Fundación Hacia La Seguridad - Imperio de la ley

 

LA RUPTURA DEFINITIVA DEL ESTADO DE DERECHO, ocurrida en las dos últimas semanas, fue analizada por Blasco Peñaherrera, jurista, ex Vicepresidente de la República y ex embajador ante la OEA y por el doctor Edgar Terán Terán, presidente de la Fundación Hacia la Seguridad-Imperio de la Ley, en el programa Justicia para Todos, el domingo pasado.

Para Terán, todo lo que ha ocurrido, es decir la destitución de vocales de Tribunales Constitucional y Electoral y la cesación de la Corte Suprema de Justicia, es antijurídico. Indicó Terán que hemos perdido el Estado de Derecho en el país.

Blasco Peñaherrera dijo que parafraseando a García Márquez, lo ocurrido es: "La historia de un asalto debidamente anticipado". Es que el coronel Gutiérrez, durante su campaña y desde el inicio de su gestión ya lo había anunciado: "La insistencia en hablar de la reforma política, aquello de reducir el número de diputados, reducir el número de Magistrados, denotaba que quería llevar a cabo la misma estrategia que ha liquidado a Venezuela, es decir, avanzar hacia la concentración del poder, hacia la intimidación de la sociedad, hacia la destrucción de todos los principios que limitan la acción del gobernante y que conceden libertad de acción a los ciudadanos", dijo.

Coincidieron ambos juristas en que para consumar los atropellos jurídicos hubo un señuelo llamado León Febres Cordero. Con agudeza limitada dentro de la visión política, se comprendió que podía conmoverse a la ciudadanía con el argumento de que todo lo que se hacía era para restarle poder a este personaje que ha sido tan trascendente en la vida política de los últimos 30 años y mucha gente cayó en el engaño y, entre ellos, cayó la prensa, indicaron. Pero es claro que la cuestión de fondo es la concentración de poder, la ruptura del orden jurídico.

De acuerdo con Edgar Terán, no tiene justificación alguna el quebrantar el derecho del individuo, de la sociedad, de la ciudadanía por pretexto alguno. Los dictadores, los tiranos, siempre han justificado en cualesquiera razones que parecen de valor, lo que está oculto detrás de sus acciones.

Blasco Peñaherrera, desde su experiencia como ex miembro de la OEA indicó que este organismo aprobó la denominada Carta Democrática, la cual fue motivada por lo ocurrido en el Perú, cuando su Presidente utilizó recursos seudo Constitucionales para concentrar su poder.

Ante este acontecimiento se elaboró la carta señalando dos faltas a la democracia. En su artículo 18 señala la carta una tradicional, o sea la del gobierno democrático que es asaltado por la Fuerza Armada o la insurrección civil y la otra cuando el gobernante por si o por intermedio (en este caso de un grupo de diputados), viole la constitución a fin de concentrar su poder y de convertirse realmente en un dictador. Para Peñaherrera la OEA debe actuar. Si existe algún sentido de responsabilidad en los gobernantes democráticos de América, no deberían permitir que esto prospere, que esto se consolide en el Ecuador, porque puede ser un detonante para que se reproduzca en el resto del continente.

¿Qué instituciones se han quebrantado?

El Congreso con acto administrativo reorganizó el Tribunal Constitucional y el Tribunal Electoral, dos Tribunales que adolecían en su conformación y en su acción de errores, pero que estaban constituidos de acuerdo a la constitución. Con una resolución se quiebra o altera la constitución y la ley.

La conformación de la Corte de Justicia, de acuerdo a la ley debe ser a través de ternas e intervención de la sociedad civil, como ya se hizo. Además los Magistrados debían ser vitalicios para evitar la manipulación. Finalmente, para llenar las vacantes del que muere, del que se va, del que renuncia, existe el sistema llamado "cooptación", Pero con la resolución que tomó el Congreso se ha vuelto a la designación de ministros de la Corte, por decisión de los políticos del Congreso.

Blasco Peñaherrera pidió a las instituciones morales del país como la iglesia Católica que tiene tanta importancia y las demás que igualmente tienen su prestigio, poner énfasis en la necesidad de salir de esta mísera sima a la que nos están enviando estos señores dictadorzuelos y los sirvientes de la dictadura. Y Además que la ciudadanía mantenga, se incorpore a la militancia en defensa del país.

Edgar Terán por su parte, dijo que todo ciudadano que tiene sentido moral, como base de su conducta humana y que tiene lógica como la norma de aplicación de sus actos diarios, debe sentirse angustiado conmovido e inquieto. Es el momento de restaurar el orden jurídico. En definitiva los juristas llamaron a la sociedad para hacer restaurar el orden jurídico que se ha destruido.


 

 

Comunidad Sudamericana

 

Yo tengo la preocupación dijo Edgar Terán de que esta declaración, que ya la vamos a analizar, que es de los actos meramente declarativos no vinculantes de conducta en la práctica se convierta en un vademécum de procedimientos que suprima la capacidad de Ecuador de manejar su política exterior.

De acuerdo con Blasco Peñaherrera, es ideal hablar de la Sudamérica desde Simón Bolívar hasta la fecha es tema que tiene una muy buena audiencia. Y esto seguramente es lo que indujo a que se haga este planteamiento de transformar estos dos grupos, Comunidad Andina y MERCOSUR en una Sudamérica unida. Pero el proponente que es el senador boliviano Enrique Urquidi, presidente del Parlamento Andino en este periodo, dijo pues de que la idea es formar una gran nación de naciones. Por supuesto aclaró que aquello no va a ocurrir enseguida sino tal vez después de 15, de 20, de 50 años o tal vez nunca dijo, lo que revela pues el carácter más bien vaporoso de la idea.

Se dice que se trata de conformar una gran unidad que tendrá 361 millones de habitantes, es decir, 70 millones más que Estados Unidos y 19 millones menos que la Unión Europea, que tendrá un Producto Interno Bruto de 973.613 millones de dólares, entonces suena eso como la gran cosa y el Presidente Toledo ha dicho "ahora sí, vamos a conquistar el mundo". Pero ese Producto Interno Bruto de 973.613 millones equivale a un PIB per cápita (por habitante) de apenas 2.696 dólares. Significa 14 veces menos que el de Estados Unidos, la mitad del producto per cápita de Chile, la mitad del producto per cápita de México, es decir, somos 361 millones de pobres. Debemos pensar sensatamente en enfrentar la realidad del mundo, un mundo que es del intercambio abierto, el mundo que es de la globalización a lo que no nos podemos oponer, y seguir adelante con proyectos y estrategias que son las únicas que nos pueden rescatar de la postración.

Change password



Loading..