Contravenciones de Tránsito: El procedimiento Expedito en el COIP

Martes, 04 de noviembre de 2014

Contravenciones de Tránsito

 

El procedimiento Expedito en el COIP

 

Autor: Abg. Daniel  Andrés Pérez Y.

 

 

La celeridad procesal que se busca aplicar en la administración de justicia, ha dado como resultado una contundente reforma a los procedimientos penales conocidos hasta la publicación del Código Orgánico Integral Penal, especialmente en cuanto se refiere a las infracciones contravencionales, lo que se pretende es resolver la causa de manera ágil, obviando trámites y diligencias que únicamente dilatan la tramitación del proceso, complicando el mismo y convirtiéndolo en un verdadero averno para los usuarios.

 

El procedimiento Expedito

 

El artículo 641 del COIP, establece el procedimiento expedito de forma general, manifestando que: ?Procedimiento expedito.- Las contravenciones penales y de tránsito serán susceptibles de procedimiento expedito. El procedimiento se desarrollará en una sola audiencia ante la o el juzgador competente la cual se regirá por las reglas generales previstas en este Código. En la audiencia, la víctima y el denunciado si corresponde podrán llegar a una conciliación, salvo el caso de violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar. El acuerdo se pondrán en conocimiento de la o el juzgador para que ponga fin al proceso.?

 

En este sentido, el procedimiento expedito se presenta como un nuevo paradigma dentro del procedimiento penal, en el cual se pretende resolver el conflicto penal de una forma ágil y eficaz, al mismo tiempo que garantiza una tutela judicial efectiva y sobre todo el respeto al debido proceso, y los principios penales establecidos en el COIP.

 

Garantías dentro del proceso Expedito

 

El procedimiento expedito  está concebido como un alternativa sumarísima de juzgamiento a las contravenciones, en este sentido lo que se pretende es agilitar la administración de justicia mediante la aplicación directa de algunos principios constantes en el Código Orgánico Integral Penal,  principalmente los establecidos en el artículo 5 del mencionado cuerpo legal.

 

Concretamente el numeral 11 del artículo 5 del COIP manifiesta: ?Oralidad: el proceso se desarrollará mediante el sistema oral y las decisiones se tomarán en audiencia; se utilizarán los medios técnicos disponibles para dejar constancia y registrar las actuaciones procesales; y, los sujetos procesales recurrirán a medios escritos en los casos previstos en este Código.?

 

El procedimiento expedito es quizás uno de los más fieles al principio de la oralidad procesal, esto es, la obligación que se tiene de sustanciar el proceso de forma oral dentro de las audiencias, y además de eso, conceder la facultad al juzgador de emitir su resolución de forma oral en la misma audiencia.

 

Además, el numeral 12 del mismo artículo dispone la contradicción en las audiencias, en estos términos: ?Concentración: la o el juzgador concentrará y realizará la mayor cantidad de actos procesales en una sola audiencia; cada tema en discusión se resolverá de manera exclusiva con la información producida en la audiencia destinada para el efecto.?

 

Este principio es el que da origen al procedimiento expedito, por cuanto la naturaleza de dicho procedimiento es la de concentrar los actos procesales en una sola actuación judicial, es decir, los alegatos, la presentación y práctica de las pruebas, así como su valoración y finalmente la resolución del Juez, el principio de concentración afecta directamente al procedimiento expedito ya que todas las diligencias, incluyendo aquellas relacionadas con la prueba se evacúan en una sola audiencia, haciendo indispensable que las partes procesales cuenten con todos los elementos con que se crean asistidos para poder defender su posición ante el Juzgador.

 

Como tercer punto haré referencia al principio de contradicción enunciado en el numeral 13 ibídem que reza: ?Contradicción: los sujetos procesales deben presentar, en forma verbal las razones o argumentos de los que se crean asistidos; replicar los argumentos de las otras partes procesales; presentar pruebas; y, contradecir las que se presenten en su contra.?

 

Para esto es que la audiencia de procedimiento expedito requiere la presencia tanto del supuesto infractor como la del agente citador, para que los criterios, los alegatos y las pruebas puedan ser controvertidos en la audiencia a fin de guiar al juez en su resolución, estos elementos deberán ser introducidos por las partes, y debatidos en la audiencia, sin dilaciones, y eliminando el término de prueba que contemplaba la parcialmente derogada Ley de Tránsito.

 

Contravenciones de Tránsito

 

El Código Orgánico Integral Penal, no define directamente a las contravenciones, y aunque la obligación de una ley no es definir términos, trabajo que recae sobre los reglamentos, al no existir un reglamento que permita obtener definiciones legales a términos usados en la ley, es tarea de la doctrina y de la praxis definir estos términos para precisar su dimensión y alcance, en este sentido se puede entender como contravenciones a los actos u omisiones  de carácter menor que atentan contra lo legalmente establecido y que por lo tanto pueden representar un peligro inminente tanto para quien los lleva a cabo como también para terceras personas.

 

En materia de tránsito, estas violaciones menores se enmarcan en un ámbito especial, debemos entender que actualmente una conducta punible no es únicamente la que produce resultados dañosos, sino también la omisión del deber objetivo de cuidado, en este sentido, conductas como, conducir sin luces en horas reglamentarias, no utilizar el cinturón de seguridad, realizar maniobras peligrosas, hacer uso del teléfono celular mientras se conduce, son violaciones al deber objetivo de cuidado, por cuanto los conductores se convierten en garantes de la seguridad vial al momento de poner en marcha su vehículo, y al actuar de forma negligente o imprudente ponen en peligro tanto a sí mismos como a los demás usuarios de las vías.

 

En este sentido, una contravención de tránsito es una violación menor al deber objetivo de cuidado, que puede constituirse un riesgo tanto para el infractor como para los usuarios de las vías, sin embargo, estas violaciones no pueden entenderse como delitos, sino que, muchos de los delitos de tránsito son el resultado de estas violaciones, la conducta típica, antijurídica y culposa en materia de tránsito se configura como un resultado o efecto de una o más de estas violaciones menores, en un sentido práctico, violaciones de seguridad menores, o contravenciones pueden ser, conducir haciendo uso del teléfono celular, o realizar maniobras peligrosas, que por sí mismas estas conductas únicamente constituyen un peligro para los usuarios viales, sin embargo, los resultados de estas acciones, es decir, los accidentes de tránsito, son efectivamente, los delitos culposos sancionados en la ley.

 

El procedimiento expedito para contravenciones de tránsito

 

Los delitos y las contravenciones de tránsito son, como he manifestado, conductas diferentes con resultados diferentes, es por esta realidad que de igual forma no pueden ser juzgadas bajo un mismo procedimiento, es necesario entender que los delitos de tránsito pueden ser juzgados mediante el procedimiento directo, o el procedimiento ordinario, el procedimiento abreviado, que son procedimientos penales en los cuales fiscalía realiza investigaciones y en base a los elementos de convicción recabados acusa al infractor, en contraste en materia de contravenciones, no existe investigación de fiscalía por cuanto lo que se pretende en este caso es impugnar una sanción impuesta por una supuesta violación a las normas de tránsito, por consiguiente, fiscalía no puede investigar los vestigios de estas violaciones por cuanto los mismos no existen, es necesario entonces utilizar un procedimiento especial para el juzgamiento de estas contravenciones.

 

Para este fin, el artículo 644 establece la procedencia del procedimiento expedito para contravenciones de tránsito en los siguientes términos: ?Inicio del procedimiento.- Son susceptibles de procedimiento expedito todas las contravenciones de tránsito, flagrantes o no. La persona citada podrá impugnar la boleta de tránsito, dentro del término de tres días contados a partir de la citación, para lo cual el impugnante presentará la copia de la boleta de citación ante la o el juzgador de contravenciones de tránsito, quien juzgará sumariamente en una sola audiencia convocada para el efecto en donde se le dará a la o al infractor el legítimo derecho a la defensa.(?.)?

 

Este procedimiento establece tres aspectos principales del proceso de citación notificación juzgamiento y sanción de contravenciones de tránsito; el primero es el derecho a impugnar la boleta de citación, como he manifestado fiscalía no interviene directamente como titular de la acción penal en las contravenciones de tránsito, sino que el procedimiento inicia directamente con una sanción, es decir, la boleta contravenciones emitida por el agente de tránsito.

 

El segundo paso consiste en la impugnación de dicha boleta dentro de los tres días término que dispone la ley, para consecuentemente realizar la audiencia de procedimiento expedito en la cual se resolverá ratificar el estado de inocencia del citado o condenarlo al pago de la multa y a la reducción de puntos de la licencia como lo manda la Ley.

 

Dentro de esta audiencia se presentarán todas las pruebas de las que el presunto infractor se crea asistido,  y se receptará el testimonio del agente de Tránsito, elementos indispensables para que el juzgador tome su resolución con respecto a la materialidad de la infracción, así como la responsabilidad del citado.

 

Entonces el procedimiento expedito para contravenciones de tránsito se constituye en una herramienta para garantizar la celeridad procesal al mismo tiempo que permite respetar el derecho a la defensa y el debido proceso que debe primar siempre en los procesos penales

 

 

 

Abg. Daniel  Andrés Pérez Y.

Amanuense

JUZGADO TERCERO DE TRÁNSITO

TITULAR DE PICHINCHA

 

Change password



Loading..