Cómo decirle a tu hijo que es adoptado

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

Cómo decirle a tu hijo que es adoptado

Dr. Alfredo Barragán M.
Especializado en Adopciones
Miembro Fundador y Presidente de FAFECORP

 

AL INGRESAR A LA UNIVERSIDAD CONOCÍ a una joven que decidió ella mismo inscribirse y al requerírsele la partida de nacimiento se enteró que era adoptada, habían pasado 17 años de su vida con la creencia de que sus padres eran naturales. Su frustración fue tan grande que la depresión paso al intento de suicidio, ¿ por qué mis padres me negaron el derecho de saber mi real condición, por qué me ocultaron mi pasado ?.
Para muchos padres se les hace muy difícil decirle a su hijo que es adoptado.
Las razones que que tuvieron para no hacerlo durante dos años de convivencia son de variada índole, cuando les he preguntado el por qué me contestaron que tenían temor, que no sabían como hacerlo, que quizá la sociedad les señalaría con el dedo, que tenían hijos propios y que no querían hacer diferencias, que estaban convencidos que era lo mejor para mantenerlo en secreto, etc.

Preparar a los padres adoptivos

Las cosas entre ayer y hoy han cambiado mucho, por ello en la Corporación Familias Felices que regento dedicamos el tiempo suficiente a preparar a los potenciales padres adoptivos para que lleguen a la adopción conscientes del rol que les espera, la forma cómo tienen que relacionarse con su hijo adoptivo, cómo tratarle los primeros años de su vida respecto de este tema de la adopción y cómo contestar las preguntas que el menor en su momento les harán. ¿ Mamita de dónde vengo ? ¿ Por qué no me parezco tanto a mi papá ?¿ Mis primos me dicen que yo soy adoptado, qué significa esto ?.

Amparados por la Ley

Para empezar es necesario sentirse amparados por la Ley que no hace diferencias entre los hijos propios y los ajenos, la adopción es plena, absoluta, incondicional e irrevocable, para siempre. La partida de nacimiento del menor adoptado debe desaparecer, debe ser cancelada en el registro civil y el menor se desvincula absolutamente de su familiar biológica perdiendo la patria potestad y todos sus derechos y obligaciones que pasan a la familia adoptiva.

Seguros de su decisión

Después de saber aquello es importante sentirse seguros de que la decisión de la adopción fue la más acertada, por ello debemos dejarnos guiar por los expertos para que aprendamos como actuar en su momento. El peor mometo del menor es entre los 12 y 16 años ( la edad del "burro", para usar un término de moda en las esferas gubernamentales ) en esta etapa de formación las preguntas son muchas y las respuestas pocas.

Evitar la mentira

No es conveniente utilizar la mentira tradicional de que los hijos los trae la cigüeña.
Los hijos son fruto de las relaciones sexuales de los padres motivados por su amor y que se traduce en las respuestas biológicas posteriores cómo el germen, semen o semilla fecunda, el óvulo y el desarrollo en el vientre hasta el rebote universal del nacimiento.
Tú hijo mío eras huérfano y nosotros te amparamos en aquella soledad. Tu hijo mío tuviste tus padres que decidieron darte mejores oportunidades porque ellos eran extremadamente pobres para cubrir tus necesidades y te permitieron que nosotros te demos lo ellos quisieron pero no pudieron darte. Tu hijo mío estuviste con tu madre que por carecer de hogar y su corta juventud inocencia y soledad decidió compartirte con nosotros, ella no estaba preparada para guiarte, respuestas de esta índole debe conocer el menor desde el momento mismo que es adoptado.
Pero al menor desde que pasa a su familia adoptiva hay que decirle que ustedes son sus padres del alma, del espíritu, del amor, que el es fruto carnal de otros seres pero que son padres también quienes los crían, quienes los acompañan durante su vida en su formación en su angustia, en su dolor, en su crecimiento, en su andar, no solo son padres quienes los procrean.

"Hijo mío eres adoptado"

Desde los primeros años hay que usar la frase correcta "hijo mío eres adoptado" pero para mí no hay diferencia pues te amo mas que si fueras mi propia sangre porque me brindas alegrías, me llenas de felicidad, das fundamento a mi vida, te amo sobre todas las cosas en este mundo, déjame vivir y morir a tu lado.
La adopción hijo mío significa que por alguna razón que tal vez algún día aceptemos, tu y yo estábamos desamparados, estábamos abandonados y Dios nos unió para felicidad mutua.
Que hubiera sido mi vida sin tí, hijo mío, yo antes de que tu vengas a mi vida estaba abandonado errante y solo, ahora gracias a tí tengo calor y compañía tengo por quien luchar y morir.

 

Legado de una hija adoptada


Habían dos mujeres que nunca se conoceiron
Una de ellas no la recuerdas y a la a otra la llamas mamá

Dos vidas diferentes juntas para hacer tu vida
Una se convirtió en tu estrella y la otra en tu sol

La primera te dió la vida y la segunda te enseño a vivir la vida
la primera te dió necesidad de amor y la segunda estuvo ahí para darte amor

Una te dió nacionalidad, la otra te dió su nombre
Una te dió la semilla de talento, la otra te dió el futuro

Una te dió emociones, la otra calmo tus temores
Una vio tu primera sonrisa, la otra seco sus lagrimas

Una se separó de ti, era lo único que podía hacer
la otra rezó por una hija y Dios la guió directo a ti

Y ahora tu me preguntas entre sus lagrimas
la pregunta más común desde los años

Herencia o naturaleza
¿ de cuál eres tu el producto ?

De ninguna, mi amor, ninguna
solo dos tipos diferentes de amor..."

Change password



Loading..