Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

DESDE LA ACACIA

 

 

Porca Miseria

 

Dr. Oswaldo Paz y Miño J.
ASESOR COMITE OLIMPICO ECUATORIANO
ASESOR FEDERACION ECUATORIANA DE FUTBOL

LA IRACUNDA E INJUSTA REACCIÓN de los italianos en contra de Byron Moreno, no sorprende, era previsible, si no clasificaban, independientemente de que el fantoche Toti se haya tirado en el área, para provocar un penal, trampa en la que no cayo el colegiado ecuatoriano.

Antecedentes

Existen antecedentes no muy lejanos, recordemos el odio destilado contra Maradona cuando el mundial sé jugo en la tierra de los tallarines. En 1998, la Asamblea Nacional Italiana interrumpió sus trabajos, no por las curvas, de la diputada Ciciolina, sino por causas del fútbol, ya que no se había, cobrado un penalti a favor del Inter de Milán, lo que ocasiono que los "honorables diputados" se líen a trompadas. En este episodio también intervino el clero y el cardenal Fiorenzo Angelini, suelto de huesos se pronuncio que la "grave falta de Iuliano sobre Ronaldo, la habría visto hasta un ciego." Claro el casi invidente, al que hostigaba el púrpura, era él arbitro.

Honor y dignidad

Acusan a Byron Moreno, para ocultar su impotencia, su falta de certeza, y sobre todo por vanidosa prepotencia, la que les llevo a menospreciar a los Koreanos. Se habrán creído los itálicos que por su pasado, iban a ganar el partido así de fácil; pues se dieron con la pizza en los dientes, no contaron con que la preparación oriental, tiene una mistica diferente a la de ellos, que incluye la meditación y trabajo espiritual, para superar adversidades, con valores que no son los que los resentidos azzuri profesan. En Oriente cuenta mucho el honor, la dignidad de defender la camiseta nacional, sin aspirar a recompensa que no sea la honra de vestir la camiseta, y no por el mercenariato al que se han acostumbrado las "estrellas" que agreden a Byron Moreno.

Porca Miseria

La actitud torpe, fanática, dogmática, primitiva, del dueño del Peruggia, de excluir de sus registros al jugador Ahn marco el gol de oro que los echa a casa, es una muestra de la PORCA MISERIA, de una revancha absurda. El jugador de korea hizo, cumplió con su deber moral, y como él lo haría, cualquier bien nacido que ame a su país.

Byron Moreno, cumplió con honor, sin amilanarse, con conocimientos y varonía. Unos cuantos racistas, lo atacan, estos, no representan, sino a los males que han sido la plaga de la humanidad: el fanatismo, el dogma y la ambición. Los que lo atacan, lo juzgan según la condición propia de ellos, que habrán perdido al ser eliminados, cuanta pasta ha quedado fuera del calzone, PORCA MISERIA.

Change password



Loading..