Personalidad Antisocial Algunas concepciones Criminológicas

Jueves, 09 de julio de 2015

 

Personalidad Antisocial

Algunas concepciones Criminológicas

 

Autor: Abg. José Sebastián Cornejo Aguiar.

 

Introducción

Previo a concentrarnos, en el análisis pormenorizado de este tema, debemos mencionar, que para la determinación de la personalidad antisocial, se debe limitar, que esta comprende a una persona con una marcada inestabilidad en todas sus conductas que se traduce especialmente en la relación interpersonal agresiva.

Debido a que presenta dificultades en el pensamiento, en especial en relación a un pensamiento lógico debido a que se mueve en un plano bastante inmaduro e infantil.

Aspecto, que puede ser deducido, en algunas ocasiones, mediante la comunicación, por ser esta un tanto inestable, ya que en ocasiones predomina un contenido verbal sádico e infantil.

Por otro lado, otro aspecto, de suma importancia, dentro de esta determinación, tiene que ver en la afectividad, el sentimiento de culpa, que  está muy disminuido, con escasa capacidad para experimentar emociones.

Después de ver estas características de la personalidad antisocial, es necesario mencionar que la personalidad social, se adapta a las normas más comunes de convivencia y desarrollo,  y que no busca destruir la sociedad, sino más bien por otra parte surge lo que se conoce como desviación de la personalidad, la misma que carece de contenido social, es decir no tiene una relación con las normas de convivencia y se aísla.

Esto para el Dr. Orellana Wiarco se constituiría, que  ?(?) No todos los estudiosos de esta materia; cuya sistematización es muy reciente, están totalmente convencidos de que la criminología deba ocuparse exclusivamente del estudio de las conductas delictuosas, o sea de aquellas que realizan los individuos y que quedan perfectamente encuadradas o tipificadas en las descripciones que la ley Penal contiene (?)? (ORELLANA WIARCO, 2005).

Es por eso que la personalidad antisocial tiene una inestabilidad en todas sus conductas, ya que proyecta una personalidad conflictiva, con dificultades de pensamiento lógico, debido a que se mueve en un plano inmaduro, por lo que los juicios de racionalidad se encuentran en total desconexión con la realidad posibilitando así, que existan fantasías y ansiedades por realizar actos hostiles, debido a que su comunicabilidad es inestable y predomina un contenido verbal sádico, debido a la causa de afectividad que impidió experimentar emociones con relación a los demás, por ende el antisocial  destruye a la sociedad y busca hacer caso omiso a las leyes.

Entendidos todos estos aspectos, de la manera más simple posible es hora de proceder al  estudio de la criminología según diversas ópticas como son:

1.-Criminología del Paso al Acto.-  Estudia los fenómenos individuales y sociales por el cual el hombre da el paso hacia el acto delictivo.

Es decir esta se encamina, hacia la integración cada vez más pronunciada de las disciplinas es por ello que Jean Pinatel y Jacques Léauté ?afirman que la criminología como ciencia se basa por entero en la determinación de la especificidad criminal? (PINATEL, 1963). Ya que esta se alimenta de las investigaciones fundamentales realizadas de las ciencias médicas, psicológicas y sociológicas, plasmando una noción clásica de la pena y del aparato correccional.

A lo cual se concluye, que esta criminología del paso al acto, concentra sus esfuerzos en la reorganización de los servicios clínicos, en la reformulación de las políticas de tratamiento y de prevención.

Debido a, que los criminólogos, que sustentan esta criminología del paso al acto, se apoyan en la tradición neopositivista, ya que analizan las conductas y las poblaciones criminales.

2.- Criminología Interaccionista.- Parte del postulado de que la misma sociedad selecciona a sus delincuentes, ya sea por estereotipos de raza, posición social, cualidades o comportamientos que estos tengan.

Para Durkheim, esta fisiología y morfología de la sociedad, puede ser aprehendida mediante descripciones y análisis de rasgos sociales presentes en las estadísticas de funcionamiento de cada colectividad, es decir mediante el análisis de la criminalización, de la aparición de las conductas extraviadas con relación a los valores y normas aplicables a todos los grupos o clases sociales, explicables a través de dos paradigmas:

1. Paradigma Macrocriminológico: Se caracteriza por la labor taxonómica y su referencia al mismo tiempo, a una sociedad global y una evolución histórica, con rasgos comunes y particulares, que deben desprenderse de los factores específicos y las características universales del control social y judicial, es decir este equivale al estudio de la aparición y funcionamiento de las normas sociales y legales, en relación a la protección del hombre y sus bienes.

2. Paradigma Microcriminológico: Parte del proceso de estudio entre valores y normas determinando, el grado de autoridad de la norma, medida por su aceptación.

Y estableciendo una dicotomía entre los denominados miembros extraviados que son aquellos que perciben con claridad las normas, que los agentes y organismos de control imponen y por otra parte están las sociedades cuyas normas son ambiguas y perciben de modo diferente a la de los extraviados.

Dentro de este paradigma, es de suma importancia destacar que existen ciertos grados tales como son:

? Grado de coherencia del control social: Existe  un grado de homogeneidad de los organismos de control, permitiendo que esta variación, de cómo consecuencia una inconsistencia,  en la aplicación de las reglas derivadas de las normas de conducta.

? Grado de accesibilidad de las culturas: Representa una alternativa viable, para quienes se adhieren a conductas extraviadas, en donde a las sociedades simples se sanciona con la eliminación física, a los que no quieran someterse a las reglas dictadas por la moral, y a las sociedades complejas que forman subculturas se las controla a través de la legitimidad de un orden social dominante.

? Grados de definiciones estigmatizantes de los agentes de control: Se da principalmente en las sociedades preindustriales y en las culturas tribales, en donde se produce la aceptación de ser delincuente, por ende este recibe un castigo legítimo por el reconocimiento de su delincuencia.

Es decir este paradigma es aplicable en sistemas socioculturales cuyas diferencias y tipologías han sido determinadas gracias a la diligencia macrocriminológica, así como a la sociología del derecho y la moral. (SZABO, 1980).

3.- Criminología Radical.- Relega a un segundo plano el estudio de los factores endógenos y exógenos de la criminalidad, a fin de responder interrogantes.

Concentrándose en la búsqueda de un universo,  en donde el denominador común pueda efectuarse por la elección de temas de discusiones, que reconozcan toda la complejidad de los problemas.

Partiendo del estudio de la inhumanidad, de las condiciones de detención que lo único que logran es deteriorar la personalidad, sin resocializar al detenido, otro aspecto de suma importancia que aborda esta criminología radical, es el problema de la criminalidad y su control dentro de las zonas metropolitanas, ya que el aumento de los índices de criminalidad es alarmante especialmente en las grandes ciudades, lo que se propone al respecto, es reorganizar el aparato de justicia penal, así como las leyes que lo rigen, concepto que se encuentra en evolución en estos tiempos, ya que no solo se resuelve con la tipificación de nuevas conductas, ya que por una parte se ha dado el aumento de la violencia a nivel colectivo, junto con la violencia individual, que debe ser contrarrestada por los policías mismos que tienen como función la de mantener el orden y repeler la criminalidad.

No solo la criminalidad va enfocada a la medición del fenómeno criminal, a nivel macro sociológico y su control socio institucional con la severidad de las sentencias para delitos definibles, ya que también existe una covariación entre los índices de desadaptación individual y social como son los suicidios y divorcios, que se constituyen como el rompimiento de normas y valores culturales netamente arraigados en una sociedad.

4.-Criminología de la Reacción Social.-  Pretende integrar y superar las tendencias interaccionistas y radicales, en cuanto constituyen esfuerzos incompletos.

Su finalidad no es modificar al delincuente sino a la ley, o al sistema de una manera efectiva eliminando la desigualdad, que refleja el sistema penal, en su modo de proteger los intereses satisfaciendo las necesidades de los individuos y de la comunidad.

Esta se preconiza, de la restitución del estudio del extravió, a perspectivas globalistas de la sociología, en donde el control social, del que el judicial es sólo un aspecto fraccionario, ya que esta criminología es originaria de las fuentes de investigación realizadas a nivel sociológico, dentro de una ciencia política y en especial psicológica y social ya que se estudia al poder en razón y beneficio de la aplicación de una sanción.

Es entonces, que la criminología de la reacción social tiene una notoria preferencia por las relaciones entre las normas vividas y las normas impuestas.

Finalmente cabe mencionar que la reacción social, permite explicar un problema teórico importante respecto de las variaciones de las conductas proscritas, toleradas y aceptadas dentro de una sociedad, marcando posibilidades de poner al servicio la creación de una planificación apropiada de servicios de protección social, con altos índices de colaboración tanto de los policías, tribunales, servicios correccionales y legisladores.

5.- Criminología según su desarrollo.- La misma que estudia, la evolución de los seres humanos desde el nacimiento hasta la ancianidad, y que según Mario Bunge y Rodríguez Manzanera nos daría una revisión de los siguientes puntos:

a.    Es real en cuanto parte de hechos antisociales;

b.    Se extiende de los hechos ya que los analiza, acepta y explica;

c.    Es abierta ya que no limita el conocimiento;

d.    Es ordenada ya que estudia todos los elementos que lo componen;

e.    Es metódica ya que requiere de ciertos pasos para su estudio;

f.     Es especializada ya que se interesa por describir al crimen, criminal y criminología;

g.    Es explicativa porque describe, clasifica y explica los hechos;

h.    Es revisable ya que comprueba a través de la investigación y la observación;

i.      Es útil ya que busca la verdad a través de la aplicación de conocimientos criminológicos, y;

j.      Es comunicable ya que da a conocer los conocimientos criminológicos.

(V. Zaffaroni E. R., 2003).

6.- Criminología Clínica.- Consiste en el estudio, a detalle de la historia familiar, la interacción social, procesos de adaptación, comportamiento, autoridad y conflicto.

Surgiendo así, los llamados factores criminogénicos  que para Louis Phillipe Pinel ?No son más que aquellos que estudian la criminología de la Anormalidad referente a las conductas desadaptadas, antisociales y delictuosas? (V. Zaffaroni E. R., 2003).

Clasificándolos de la siguiente manera como factores criminógenos que favorecen a un resultado antisocial constituido por factores endógenos y exógenos:

a.    Sociales: Pobreza, condiciones de Vida, carencia en el hogar.

b.    Familiares: Padres Inmaduros, perturbados mentales.

c.    Psicológicos: Estrés, poca inteligencia.

d.    Biológicos: Defectos genéticos, cuidado prenatal deficiente.

 

7.- Criminología de la Personalidad.- Analiza la personalidad que según Vidales y Leal ?Se constituirá a partir de algunas características con las que debe contar una persona? (V. Zaffaroni E. R., 2003).

 

a)    Autoconocimiento: Aprecia de una manera realista virtudes y defectos.

b)    Autoestima: Posibilidades de acción en la vida social como por ejemplo el trabajo.

c)    Sentimientos de Seguridad: Es decir actuar libremente sin inhibiciones dentro del marco de la normalidad.

d)    Capacidades para aceptar y dar afecto: Sensibilidad para interactuar con los demás.

e)    Satisfacción de los deseos corporales: Saber usar adecuadamente su cuerpo en los deportes y en los placeres sin caer en excesos.

f)     Capacidad para ser productivo y feliz: Saber fijarse metas y objetivos.

g)    Ausencia de tensión e hipersensibilidad: Es una persona tranquila, equilibrada, ecuánime y justa.

 

Abg. José Sebastián Cornejo Aguiar.

Abogado por la Universidad Internacional Sek

Correo: scor1719 @hotmail.com

Change password



Loading..