Los Gastos Públicos y el Derecho Presupuestario

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

Los Gastos Públicos y el Derecho Presupuestario

Dr. Alex Nieto Gallegos

PARA PODER COMPRENDER LA INCIDENCIA que tienen los Gastos Públicos dentro de una política pública determinada, es necesario analizar como están reglamentados y cuales son sus limitaciones, en varios ordenes: políticos, económicos, financieros, pero sobre todo limitaciones en el orden legal y jurídico puesto que esta reglamentación está dada al más alto nivel jurídico como son las normas constitucionales sobre el Presupuesto.

El Presupuesto como institución:

El Presupuesto, visto como una institución, puede ser analizado desde muy diversos puntos de vista, así por ejemplo, para un economista, lo primordial del Presupuesto, es que representa "el plan económico de la actividad financiera", es decir una distribución de recursos, por lo general muy escasos, con los que se pretende cubrir la mayoría de las necesidades públicas que estén al alcance de dichos recursos, en base a la decisión adoptada en un plan determinado y un ordenamiento establecido; de otro lado, desde la perspectiva política, el Presupuesto es una herramienta con la cual se pueden poner en práctica ciertas políticas y decisiones que de una u otra manera afectan al desenvolvimiento de la sociedad y al mantenimiento del Estado, en general; de sus instituciones y de las relaciones que se producen entre ellas.

Importancia del Presupuesto:

De esta manera, es tan importante el Presupuesto, que es suficiente analizar su estructura para poder observar, las políticas que se están desarrollando en un Estado, las áreas primordiales que se están alentando o cuales son las prioridades a nivel nacional que se tienen que llevar a cabo; es decir, que con el estudio de la conformación del Presupuesto, en un determinado período histórico podremos ver si se ha podido cumplir o no, con las finalidades y metas impuestas.

Objetivos Presupuestarios:

 1.-  Que el Estado establezca las condiciones necesarias para lograr un desarrollo sostenido a través de la utilización racional de sus recursos.
 2.-  La búsqueda del pleno empleo.
 3.-  El desarrollo de las áreas deprimidas; y
 4.-  La reducción de la tasa de inflación, entre otros objetivos.

Con lo cual podemos decir que el Presupuesto se convierte en el principal instrumento de política económica, con el que se puede planificar no solo para el presente, sino para mediano y largo plazo. En conclusión; por medio de él prevén los Estados el conjunto de sus gastos e ingresos para un período determinado, es decir, anticipadamente calculan cuál va a ser su actividad en ese espacio de tiempo y de qué recursos se van a valer para hacer frente a la misma . Esto no es ni más ni menos que decir cual va a ser su política, pues si la política es el arte del buen gobierno y gobernar es gastar, conocer el cuadro de gastos de un Estado es contemplar como un libro abierto la política que él mismo intenta desarrollar.

Podríamos afirmar, como lo dice el doctor Eusebio González: " Un Presupuesto es el reflejo de las fuerzas tributarias de un país, del estado de su cultura, de la situación de su Hacienda, hasta de la forma de sus instituciones políticas y sociales, como que en él se reúnen todos los servicios públicos y todas las cargas que pesan sobre el contribuyente. El presupuesto es sobre todo un instituto histórico, cuyas características se perfilan merced al influjo de varias circunstancias de tiempo y lugar."

Naturaleza y destino de las Leyes Presupuestarias:

Por lo que es necesario observar que, tanto la naturaleza como el destino de las leyes presupuestarias son: las de proporcionar los recursos económicos suficientes al aparato estatal para que pueda cumplir con sus fines públicos cuando sean requeridos por los correspondientes poderes políticos. Objetivos, por otra parte, repetidamente presentes en las normas presupuestarias españolas y comparadas que ponen de manifiesto que la función de estas leyes va mucho más allá de una mera previsión "normal" u "ordinaria" de estas Leyes, en cuanto resultan tareas innovadoras de la realidad jurídica.

Sin embargo, al analizar el contenido de las Leyes de Presupuestos, hay que hacerlo desde dos puntos de vista, el cualitativo y el cuantitativo, es decir en quién o en qué se va a gastar y cuanto se va a gastar, observándose que lo cualitativo prima sobre lo cuantitativo, lo que viene a significar que están más condicionados los gastos corrientes que los gastos de inversión.

Campo de estudio del Derecho Presupuestario y aspecto jurídico del Gasto Público.-

El Derecho Presupuestario se encarga de estudiar las relaciones jurídicas que se dan fundamentalmente entre los ingresos y los gastos, de ahí que dicha ordenación sobre gastos públicos sea una de las principales funciones del Derecho Presupuestario, debido a que todo lo que tenga que ver con el manejo y destino de estos recursos están regulados por normas y leyes permanentes, en las cuales los ingresos representan una parte muy reducida, pues su tratamiento es de una mera previsión, mientras que respecto a los gastos, el Presupuesto retiene y conserva el valor de una "autorización cuantitativa, cualitativa y temporal" .

Dentro de lo que respecta al Gasto Público, desde un punto de vista jurídico, se lo podría considerar como una función, ya que para poder realizar y poner en práctica este gasto, es necesario de un procedimiento administrativo que cause un efecto jurídico, como es el pago de las obligaciones constantes en un Presupuesto y que han sido previamente planificadas por el Ejecutivo y autorizadas por el Legislativo. Quedando de esta manera vinculadas las obligaciones pecuniarias del Estado al procedimiento del gasto público. Sin que esta interrelación implique que la teoría jurídica de uno y de otro se confundan en un único cuerpo o en un mismo discurso lógico.

CONCLUSION:

Debido a la magnitud actual del gasto público, se pone de relieve la necesidad de que se garantice que su realización produzca al menos unos beneficios sociales y económicos equivalentes como mínimo a la cuantía del gasto.

Obviamente, la decisión final sobre la magnitud y contenido del gasto público, aunque se apoye en análisis y proyecciones sociológicas e incluso macroeconómicas, es en último término de decisión política, es por ello que esos gastos deben ser eficaces y eficientes; siendo aquí donde se deben implementar mecanismos de control, tanto a nivel de eficiencia de los gastos como mecanismosjurídicos de control de la legalidad del gasto.

Change password



Loading..