Lo bueno, lo malo y lo feo

Jueves, 24 de noviembre de 2005


Lo bueno, lo malo y lo feo

Por: Dr. Oswaldo Paz y Miño J.
EXPERTO EN DERECHO DEPORTIVO

 

Lo bueno:

El Primer Festival Olímpico que arranco en la ilustre y Castellana el ciudad de Cuenca el viernes pasado. El COE sigue trabajando, marcando el paso y dejando huella positiva, que hace país. Los frutos pronto se cosecharan. Propicias fechas para un evento deportivo inédito que se nutre del espíritu y filosofía del Olimpismo: juego limpio, solidaridad, tolerancia, en resumidas cuentas: Paz, amor por la humanidad, fraternidad. El deporte como instrumento de unión entre los hombres, como elemento de desarrollo de los estados. Destacable también sin duda, la premiación a los mejores organizada por esta casa, Diario Expreso, que con aplicación clara de la justicia deportiva, sin excogitar por regiones, ha otorgado los premios según la capacidad y brillo de cada deportista.

Lo malo:

Actitudes desproporcionadas de personajes, que parece más se preocupan de lo que le sucede al equipo vecino de patio, que de sus causas propias. El universo tiene leyes inexorables y una que se cumple a la entrada, o a la salida: Como es arriba, es abajo. No desees a otro lo que te pueda pasar a ti mismo. Igualmente reprochable es la actitud de quienes motivan a ganar a sus dirigidos, en la última fecha, no tanto por su propia gloria deportiva, sino para de esa manera cobrarse resentimientos pendientes, con quien tiene grandes aspiraciones y además, justas. El máximo trofeo puede llegar a uno de los tres que han hecho los meritos necesarios. Que pobreza de espíritu. El pretender que un partido de fútbol se convierta en revancha, que satisfaga a tal o cual persona o colectivo mal encaminado. Que bochorno censurable. Seguro estoy que los jugadores no caerán en esa propuesta y quienes por algún medio han repetido el sonsonete, como campana llamando a misa, ojala no tengan que arrepentirse por la violencia que su viseras acto pueda traer. El país lo tiene muy claro. Jesús decía:Señor perdónalos porque no saben lo que hacen: O si.

Lo feo: El doble discurso:

Se pretende sancionar a tres de los miembros de un cuerpo colegiado por haber levantado una sanción, afirmando que tal resolución fomenta la violencia. Más por el otro lado, pocos días después, dejando de lado la violencia como punta de lanza, se logra levantar la sanción de un jugador que actúo violentamente con el argumento, de en su trayectoria no habían antecedentes de mal comportamiento. En los dos casos, es nuestro criterio de que el Comité Ejecutivo actuó de acuerdo con sus facultades apreciando las pruebas en su conjunto y resolviendo de acuerdo con la sana crítica y en todo caso bajo su responsabilidad.

Los dos causas tienen el común denominador de la VIOLENCIA. El público el primero, y el jugador el segundo. No cabe entonces, por una parte, combatir la violencia y arremeter contra el juez y por otra justificarla, ante el mismo juez que se intenta cuestionar.

Todos los actos violentos dentro y fuera de la cancha deben ser sancionados.

ESTA DICHO. FELIZ NAVIDAD A TODOS.

Change password



Loading..