La Función Judicial Frentea a la Ley y la Sociedad

Jueves, 24 de noviembre de 2005


La Función Judicial
Frentea a la Ley y la Sociedad

Dr. Fernando E. León Quinde

 

Los Arts. 1 y 2 de la Ley Orgánica de La Función Judicial en forma Textual Expresan: ¨La Justicia se administra por los Tribunales y Juzgados establecidos por la Constitución y las Leyes¨...¨Para ser Juez se requiere ser ecuatoriano por nacimiento, en goce de los derechos de ciudadanía, doctor en jurisprudencia o Abogado y reunir las demás calidades exigidas por la Constitución y las leyes¨. Siendo la propia ley la que concede al juez la potestad de administrar justicia, otorgando jurisdicción y competencia, otorgándole jurisdicción y competencia para la aplicación de la misma, entendiéndose por justicia al supremo ideal que consiste en la voluntad firme y constantes de dar a cada uno lo suyo, según el pensamiento de Justiciando ¨Constans ex perpetua voluntas jus suum cuique tribuendi¨, recto proceso conforme a derecho y razón, como lo expresa Guillermo Cabanellas en su Diccionario jurídico Elemental.

Papel fundamental

Por tanto el juez es quien posee autoridad para instruir, tramitar, juzgar, sentenciar y ejecutar el fallo en un pleito o causa: disposiciones jurídicas que explican y dan a conocer el papel fundamental que juegan un Juez dentro de nuestra legislación, existiendo jueces determinados para las diversas áreas del que hacer jurídico, así tenemos: Jueces Civiles, que tratan y conocen asuntos relativos al honor, a la libertad de las personas; Jueces de Tránsito, resuelven sobre problemas originados por accidentes de tránsito; Jueces de Trabajo, conocen litigios de carácter laboral que devienen de la relación obrera-patronal siendo un dereho netamente de carácter social; Jueces de Inquilinato, resuelven litigios provenientes del arrendamiento: jueces sujetos a leyes generales y especiales de acuerdo a la materia que les toque resolver jueces - seres humanos con conocimiento y preparación necesaria para resolver los diversos problemas de la ciudadanía, en aplicación de la ley, haciendo honor al principio de justicia, aplicando en sus resoluciones los principio universales de la sana crítica, la lógica jurídica y la equidad , haciendo la correcta y debida apreciación de las pruebas aportadas por las partes, evidenciando naturalidad en los acontecimientos, por tanto constituyendo las pruebas de los litigantes en la base fundamental para la resolución de los juicios, resolviendo el Juez conocedor de la técnica jurídica.

Moral y rectitud en sus actuaciones

La Función del Juez es importantes ya que sus resoluciones justas dependen de la armonía y bienestar de la colectividad y la confianza absoluta en sus actuaciones, de darle como dijo Cristo ¨al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios¨, es decir darle a cada quien lo que le corresponde, debiendo tener e Juez siempre presente la moral y rectitud en sus actuaciones para mantener la estabilidad del orden jurídico establecido, para así avanzar en el proceso de civilización y desarrollo en que se desenvuelven los pueblos sujetos a la ley.

El Juez también es Abogado

Ante esta situación se hace necesario que se tome conciencia en nuestros días de quien es la persona del juez, de quien es ese ser que se halla revestido de justicia y del respeto y consideraciones que se le debe dar y más no vilipendiarlo y predisponerlo en situaciones denigrantes en determinadas ocasiones, cuando a sabiendas que no se tiene la razón se lo ataca, se lo ofende por simple capricho o por no saber con quien desquitar nuestra derrota o equivocado ¨derecho¨ sin los sustentos jurídicos del caso: debe guardársele por este imperio de la ley el debido respeto que se merece y que los profesionales del derecho en libre ejercicio tengan presente de que el Juez también es Abogado, es un paladín de la justicia, un representante auténtico en la aplicación de la ley por sus conocimientos y experiencia en la resolución de los asuntos contenciosos que conoce, pero no por esto considerarlo como un ser infalible.

Respeto a los representantes de la ley

Lo importante es, ante este respecto que se debe al juez litigar con altura como corresponde a un profesional del derecho haciendo honor a sí mismo y a tan honrosa profesión, conociendo las instancias correspondientes e interponiéndole los recursos que franquea la ley: es necesario que en los pueblos exista ese respeto a los representantes de la ley en vista de que el orden público precisamente depende del marco jurídico establecido en una nación, basado ese respeto del juez en sus actuaciones honestas y apego estricto al derecho, a la justicia y sustentar sus resoluciones en bases jurídicas y justas, para así ser dignos de la majestad de la justicia que se hallan investidos. Al respecto se hace necesario citar un gran pensamiento ¨El cielo esta por encima de todo y allí se sienta un Juez, a quien no hay rey que pueda corromper¨


[ JUDICIAL]

Change password



Loading..