Categorías de riesgo en las titularizaciones

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

TITULARIZACION

Categorías de riesgo en las titularizaciones

Dra. María Antonieta Ponce Posso
MIEMBRO DE NÚMERO
ACADEMIA DE ABOGADOS DE QUITO

 

Riesgo Colateral

En el riesgo de pérdida de cartera que respalda la emisión, por tratarse de una cartera totalmente independiente, que es vendida en propiedad a la titularizadora y afecta directamente al pago de la emisión, lo primero que se analiza en un proceso de titularización es la calidad crediticia de esa cartera.

El análisis se centra en dos aspectos:

a) La evaluación de los flujos de caja que recibirán los inversionistas durante toda la vida de la emisión, lo que dependerá en última instancia, de la porción de cartera que se van a perder; y,
b) La evaluación de la secuencia, es decir el timing de esos flujos de caja, lo que dependerá, entre otras cosas, de los patrones de morosidad mostrados por la cartera.

Este es un problema muy importante a considerar, sobre todo en el tramo final de la emisión. La evaluación de la secuencia permite que los flujos de caja se recojan y coloquen en la emisión a través de los mecanismos de apoyo crediticio.
La calidad de la cartera titularizada, siempre se refleja en la calificación de la emisión. Cuando la calidad de la cartera titularizada es deficiente y se percibe que no van a cumplir con lo prometido en cuanto a pago de principal e intereses, la calidad de la cartera se puede complementar a través de los mecanismos de apoyo crediticio que se incorporan a la emisión.
El apoyo crediticio depende de dos factores:

a) El riesgo calculado de pérdida de cartera. Se toma el bloque y estadísticamente se puede predecir que monto de cartera se va a perder; y,
b) La calificación deseada. Depende del tipo de cartera, puesto que, para cada caso se han desarrollado técnicas distintas para hacer la evaluación de la pérdida.

Riesgos estructurales

La forma como se haya estructurado una titularización influye en la calificación final de la emisión.
Los flujos de caja que deben llegar del bloque de cartera, de los pagos de los deudores, de los beneficios del fondo común y de la utilización de apoyos crediticios, fluyen a través de un mecanismo bastante complejo, en el cual puede haber inconvenientes que impiden que lleguen a los inversionistas los flujos de caja completos, Estos son los denominados riesgos estructurales.
Dentro de la estructura se debe analizar los apoyos crediticios, los mismos que pueden ser los siguientes:

- La emisión subordinada
- El exceso de colaterización de cartera.
- Los excesos de flujo de caja.
- Las amortizaciones aceleradas en determinadas estructuras de titularización.
- Los apoyos crediticios que pueden ser una garantía bancaria de una compañía de seguros.

Es importante considerar que los apoyos crediticios tienen un comportamiento distinto a lo largo de la vida de la emisión y que mientras más estrictas sean las condiciones de éstos apoyos más calidad tendrá la emisión.

Riesgos legales de la titularización

Estos riesgos surgen de los contratos de una titularización, la cesión de cartera, la constitución del patrimonio autónomo, el prospecto de emisión, la venta y colocación de los títulos, la administración de la cartera, entre otros.
Los principales aspectos que se deben analizar para la calificación del riesgo legal son:

- La venta en firme de los activos
- La posibilidad de liquidación del originador
- La posibilidad de transferencia fraudulenta de los activos.

Riesgos institucionales

Estos riesgos tienen que ver con las entidades que participan directamente en el proceso de titularización. Como primera medida está la calidad crediticia y capacidad administrativa del originador o administrador de la cartera titularizada. La titularización no es una opción de salvamento de entidades que están por liquidarse, puesto que da lugar a la existencia de riesgo de calidad crediticia de la cartera titularizada.

Riesgos eventuales

Esta clase se presenta en determinadas clases de titularizaciones y tomando en cuenta la clase de cartera, su plazo, amortización, etc.
Analizando brevemente el mecanismo de la titularización conviene puntualizar que la elección de la forma de financiamiento más adecuado corresponde determinar a cada empresa, dependiendo de las relaciones crediticias, calidad de sus activos, etc. La titularización constituye una opción de financiamiento interesante para el sector empresarial, ya intervenga como originador del proceso o como inversionista. Lo importante es destacar que el sector productivo cuenta con una herramienta novedosa que contribuirá en el desarrollo de procesos de globalización e integración del mercado nacional e internacional.

Change password



Loading..