Reforma absurda e inconstitucional

Jueves, 24 de noviembre de 2005


Reforma absurda e inconstitucional

Por: Dr. Osvaldo Paz y Miño J.
EXPERTO EN DERECHO DEPORTIVO
EXPERTO EN DERECHO LABORAL
cpaz2@andinanet.net

 

Que haya pasado una reforma de que en la segunda categoría del fútbol profesional no participen jugadores mayores de 25 años, es una prueba de los rezagos esclavistas que aún quedan en ciertas mentes del fútbol ecuatoriano. Es una clara muestra de que ciertos dirigentes se consideran dueños de los destinos de los jugadores, a tal punto que violando toda norma constitucional, legal los dirigentes, limitan la edad productiva del jugador profesional. La discriminación es evidente. Dedicada a los futbolistas que pueden integrar los roles de los equipos de segunda categoría y contra esta propia categoría. Sostener que tan absurda resolución tenga "la intención de aumentar el nivel de competitividad en el torneo con jugadores de las Sub 20, es pura incoherencia, doble discurso, cuando en los planteles de primera categoría para los cuales se preparan, los jugadores juveniles, juegan deportistas que con largueza han superado los veinte y cinco años de edad.

Atentatoria es la medida deportiva que comentamos, contra los derechos laborales y humanos de un gran número de jugadores, por donde se la mire. El derecho al trabajo es intangible y los futbolistas trabajadores no pueden admitir que sus posibilidades de subsistencia sean borradas de un plumazo. En la cancha deben producirse las renovaciones y de hecho así sucede. La capacidad de cada jugador debe ser el filtro, no las atávicas ideas. Queda evidenciado que a algunos todavía les cuesta aceptar que los futbolistas no son cosas, de las que pueden disponer como le convenga. Son personas que deben recurrir a todos los tribunales cuando se les acosa en un derecho tan vital como el del trabajo.

La argumentación de que el fútbol profesional ser rige por sus propias normas es cierta, pero estas normas, no pueden estar por sobre las NORMAS CONSTITUCIONALES, NI LEGALES del Ecuador.

El fútbol no es un estado dentro de otro estado, por ello las los trabajadores del fútbol están amparados en el INTOCABLE DERECHO UNIVERSAL AL TRABAJO. Nadie en el fútbol, ni en ninguna otra actividad puede cambiar esta verdad constitucional, bajo ningún pretexto. Los afectados muchas opciones en instancias nacionales e internacionales para lograr que tan absurda resolución de la que se disputan la paternidad de creación algunos dirigentes del fútbol sea declarada inconstitucional y atentatoria contra los derechos humanos.

 

Change password



Loading..