La Seguridad Social que los ecuatorianos necesitamos

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

La Seguridad Social que los ecuatorianos necesitamos

Dr. Manuel Posso Zumárraga
Consultor en Calidad y Productividad

 

A PROPOSITO DE LOS PROYECTOS INCONSULTOS que se conocerán en el Congreso Nacional, por la falta de estudios técnico actuariales financieros y contables que carece nuestro sistema ecuatoriano, poco es lo que cambiara, cualquiera de los proyectos que se aprueben (1) Comisión Interventora (2) Comisión Multipartidista del mismo Congreso.

Sin embargo, las siguientes son las pautas que deben contemplarse tanto para cumplir con los mandatos de la Constitución Política del Estado en cuanto al ámbito de aplicación y a la protección de los objetivos básicos de todo régimen de seguro y seguridad social en los campos de pensiones y salud.

¿ Qué es la Seguridad Social ?

Es la garantía que el Estado Ecuatoriano debe a las personas que por razón de sus actividades, sea en relación de dependencia o informales, debe proporcionar en forma integral, en las contingencias de enfermedad, accidentes de trabajo, carencia de empleo, otorgando una asistencia sanitaria (prestación médica integral) y unas prestaciones económicas sustitutivas de las rentas dejadas de percibir, con base a las aportaciones patronales y personales que debidamente invertidas y financiadas, sean servidas en forma obligatoria, por el Estado y subsidiariamente por empresas privadas o mixtas conforme a la Ley.

Campo de Aplicación

Un verdadero sistema de seguridad social debe comprender prestaciones contributivas para todos los ecuatorianos, cualquiera que sea su sexo, estado civil y profesión, edad (viejos y jóvenes), así como para los extranjeros que residan legalmente en el país de conformidad con lo que dispongan los Tratados, Convenios, Acuerdos o Instrumentos ratificados por el Ecuador.

Categorías ocupaciones del régimen obligatorio de la Seguridad Social

 a)
 Trabajadores por cuenta ajena que presten servicios retribuidos dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica.

 b)
 Trabajadores por cuenta propia, titulares o no, de empresas individuales o familiares, mayores de 18 años de edad.

 c)
 Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado.

Régimenes Especiales:

Por la naturaleza de la actividad profesional, sus peculiares condiciones de tiempo y lugar o por la índole de sus procesos productivos, necesariamente deben coexistir los regímenes especiales debidamente financiados, que se encuentren en los siguientes grupos:

 a)
 Trabajadores dedicados a las actividades agrícolas, forestales y pecuniarias

 b)
 Trabajadores del mar

 c)
 Trabajadores por cuenta propio o autónomos

 d)
 Empleados del hogar

 e)
 Estudiantes

 f)
 Funcionarios públicos, civiles y militares

 g)
 Funcionarios de entidades estatales autónomas

 h)
 Personal civil no funcionario dependientes de establecimientos militares

 i)
 Artistas

 j)
 Representantes de comercio

 k)
 Ferroviarios, de artes gráficas y todos los grupos ocupaciones que laboran en condiciones insalubres.

La afiliación de los trabajadores antes citados, debe considerarse como un acto administrativo que reconozca la condición de incluidos en el sistema integral de la reforma de seguridad social ecuatoriana, es decir la afiliación tiene que reunir las siguientes características:

 a)
 Debe ser obligatoria para todas las personas ecuatorianas bajo su modalidad contributiva.

 b)
 Debe ser única y general para todos los regímenes del sistema.

 c)
 Debe extenderse para toda la vida.

 d)
 Debe ser exclusiva.

En resumen los Honorables desde sus primeros artículos de los proyectos deben ir pensando que el ámbito de aplicación de las personas protegidas, debe ser sustancialmente modificado, porque los textos actuales son tomados y plagiados de una realidad ajena a la forma de vida y actividades productivas de los ecuatorianos, que estamos cansados de proyectos parches, o direccionados a favorecer a determinadas aseguradoras que privilegian en sentido de lucro, en lugar de la solidaridad intergeneracional y el cambio en la atención de calidad a favor o al servicio del usuario, que es el verdadero dueño de la Institución aseguradora, que se debate en una crisis económica, y en una corrupción interna generalizada sin precedentes, agravada por la gestión anómala y cuestionada de la Comisión Interventora en el IESS.

Change password



Loading..