El Derecho en el Deporte

Jueves, 24 de noviembre de 2005

 

 

 

El Derecho en el Deporte

 

Dr. Víctor Hernán Aguiar A.


EL DEPORTE ES UNA MANIFESTACIÓN de la cultura ancestral, que ha ido evolucionando hasta lograr objetivos, que se han convertido en actividades lucrativas, en esta parte del mundo Ecuador, es un país con precaria legislación deportiva, a pesar de haber excelentes exponentes en esta materia especialmente en Pichincha, sus conceptos, sus doctrinas son muy poco apreciadas, por este regionalismo absorbente y un poco tropical, y en este juego estamos cayendo especialmente la prensa especializada de Quito en el ámbito deportivo, cuando se trata de defender los intereses de algún club apergaminado.

Terrible fragilidad

Este campeonato de fútbol a demostrado que los Reglamentos y ese cuaderno que contiene disposiciones reglamentarias no lo entienden los Dirigentes, los jugadores, y por cierto la prensa deportiva, reflejo de una terrible fragilidad en el ámbito deportivo profesional.
Las entidades del deporte, la Ecuatoriana de Fútbol, no ha podido hasta el momento ejercer en el ámbito nacional una verdadera legislación, y permite las interpretaciones extensivas de la norma.

Cultura deportiva

Un grupo desarrolla una serie de reglas y procedimientos que permite satisfacer sus necesidades. Este conjunto de reglas y procedimientos, juntamente con las ideas y valores que lo sustenta, es lo que se llama la Cultura, qué nos falta entonces la cultura del deporte profesional, hacer fútbol profesional en nuestra querida Patria lo han entendido los sabios tropicales, el hecho de contratar futbolistas viejos, entrenadores con chupón, y las inversiones ostentosas con paquetes foráneos, que no representan una manifestación de cultura para nuestra Patria.
De nada ha servido la contratación del señor Maturana , destacado Técnico de Fútbol del País vecino, si lo único que está haciendo es poner condiciones muy personales, darse un paseo por Sur y Norte América, para ver jugar a unos muchachos que salieron al extranjero a precio de "huevo", ese trato que se da al futbolista nacional es el resultado de una casi nula legislación, aquí no hacemos respetar a nuestra gente, y es hora de hacerlo, cada seleccionado por el hecho de cobijarle la Tricolor Nacional debe ser tratado con respeto.
De qué diablos puede servirnos el hecho de llegar a Francia con un seleccionado estéril, con un equipo sin historia, sin temperamento, sin carácter con un equipo de resultados, lo único que va a llenar esa aspiración es la vanidad de un dirigente.
Queremos llegar al mundial no con un equipo ficticio preparado a la fuerza, nuestros jugadores profesionales deben ser respetados, su convocatoria no puede ser una dádiva, es vergonzoso que el goleador de un campeonato no sea tomado en cuenta, que jóvenes que se proyectan sean apapados por viejos fracasados, o estrellas rutilantes.

Falta de organización

Por culpa de dirigentes malos, de árbitros sabidos y de vanidosos secretos de creer que nuestro fútbol recién está aprendiendo con el señor Maturana, y eso no es verdad, nuestro fútbol siempre ha sido alegre, inteligente bondadoso en figuras.
Qué nos ha faltado, organización, ahora se piensa reducir el número de equipos, es una tontería, cuando van a tener oportunidad de salir nuevos jugadores y buenos seleccionados, si no hay equipos en donde jugar, esta cultura no material; que se ha enquistado en nuestro medio es terriblemente poderosa.

El fútbol nace y se hace con el hombre

Satisface solo a unos, la cultura no material consiste en la palabra que emplea la gente, las creencias, las ideas, y costumbres que sustentan, y los hábitos que han adquirido, esos señores entrenadores foráneos no me convencen, por su cultura material que tienen son triunfadores, allá ellos, pero no debe alegrarnos como se alegran algunos cuando viene un Sócrates (Brasileño), filosofo y acaba con Liga, cuando viene un señor Maturana, gana unos partiditos y se va a darse la vuelta al mundo para ver a nuestros internacionales del balón, nos preguntamos que gana el País con eso, el futbolista aprende en la cancha, contacto con el balón y sus compañeros, la gambeta no se hace con vídeos, el fútbol nace y se hace con el hombre , el que gusta del fútbol ama la pelota, si es posible duerme con ella, me disgusta el futbolista plástico, el mimado, este juego es de hombres, este deporte es para las multitudes no entiende de idiomas porque el suyo es universal.

Leyes absurdas

Los dirigentes y sus precarias leyes están matando el juego, este campeonato a sido el gran desafío para la crisis del fútbol profesional, no se puede matar a este deporte con legislaciones absurdas.
Legislen para que los equipos de asociaciones pequeñas se nutran con jugadores de su terruño y que no sean depositarios de jugadores envejecidos, relegados y marginados, es bueno que en Riobamba, en Cuenca, en Manabí y en todas las provincias aparezcan jóvenes con talento y que sus comprovincianos les vean triunfar, los equipos de provincia son equipos de fogueo y eso es una mentira, luego los clubs les retiran sus refuerzos y esos equipos quedan despedazados. Ejemplos todos los días.
Para los vegetes ya existe otro campeonato "Fútbol Sala", dejemos el paso libre para los nuevos, nuestro campeonato se parece mucho a la laguna de los Cubillines, lugar al que acuden aves de todo el planeta para morir, aquí vienen viejitos cansados a terminar su carrera, viva la fiesta, nuestro fútbol se muere por culpa de los dirigentes vanidosos, es que la selección si es nuestra, pero la queremos con gente de virtud y no con plásticos amortiguados, que se achican, o se agradan porque han dado unas cuantas patadas en el exterior, queremos gente convertida y no gente inepta.

Change password



Loading..