La sociedad en la actualidad reclama una reacción más rigurosa por parte de la administración de justicia en torno al acatamiento de los derechos reconocidos a las mujeres en contra de los agresores por casos de violencia de género