El objetivo principal del Derecho Administrativo sancionador consiste en garantizar a la colectividad el correcto desarrollo de las funciones reguladas por leyes administrativas